July 28, 2021
De parte de Kurdistan America Latina
212 puntos de vista


La caracter铆stica m谩s importante que distingu铆a la situaci贸n de los kurdos en Siria con los de otras partes de Kurdist谩n, es que muchos kurdos ni siquiera ten铆an derecho a la ciudadan铆a bajo el r茅gimen sirio. Es decir, oficialmente no exist铆an, eran invisibles. Pero hoy en d铆a, con su voz, decisi贸n y hacer est谩n determinando su vida, su tierra, su trabajo, su libertad鈥

En 1962, el Estado sirio realiz贸 un censo dirigido directamente a los kurdos, pidi茅ndoles que demostraran que viv铆an y se hab铆an registrado en Siria antes de 1945. M谩s de 120 mil kurdos no hab铆an logrado probar esta situaci贸n con ning煤n documento oficial, porque cuando les impusieron las fronteras para colonizarlos nadie les hab铆a avisado a qu茅 pa铆s pertenecer铆an oficialmente. Y a estas personas, aunque constaban en el censo, les fue retirada su ciudadan铆a, los registraron como 鈥渆xtranjeros鈥, as铆 como tomaron sus identificaciones para darles un papel rojo que dec铆a 鈥渁jnabi鈥, en 谩rabe (singular: ajnabi, plural: ajanib).

Los que no participaron en el censo de 1962, fueron registrados como 鈥渕aktoumin鈥. En los a帽os siguientes, alrededor de 75 mil personas, de segunda y tercera generaci贸n, cuyo padre estaba registrado como ajnabi, continuaron siendo registrados como 鈥渕aktoumin鈥, es decir personas no registradas o invisibles. Muchos ni帽os kurdos nacidos despu茅s de este censo continuaron siendo 鈥渞egistrados鈥 como maktoum/maktouma, o maktoumin (singular masculino/singular femenino y plural). Un informe publicado en 1996 por Human Right Watch (HRW), explica que los ni帽os kurdos se convert铆an en maktoumin cuando se cumpl铆a una de las tres condiciones siguientes: si eran hijos de 鈥渆xtranjeros鈥 kurdos nacidos en Siria que se casan con mujeres que son ciudadanas sirias; si uno de sus padres era 鈥渆xtranjero鈥 y el otro maktoum (singular de maktoumin); o si ambos padres eran maktoumin (HRW, 1996, p谩g. 3).

El mismo informe se帽ala que las personas que han sido despojadas de la ciudadan铆a como ajnabi y maktoum representaban el 20% de la poblaci贸n total kurda estimada en Siria (HRW, 1996, p谩g. 3). Fuentes kurdas dicen que casi 200 mil o 225 mil personas estaban registradas como ajanib y maktoumin cuando empez贸 la revoluci贸n. En el informe publicado por Danish National ID Center, el 16 de enero de 2019, se indica que, en 2011, solo en la provincia de Hesek锚, el n煤mero de ajanib y maktoumin, que se definen como ap谩tridas (stateless), era de 300 mil personas (Center, 2019). Pero en realidad, los kurdos ya hab铆an dejado de registrar a sus hijos, porque, aunque su existencia no era aceptada con ciudadan铆a, documentarlos como ajanib o maktoumin hac铆a que fueran criminalizados y discriminados. Por eso, nadie sabe cu谩ntos eran, pero eran muchos.

Y las personas que perdieron su derecho a la ciudadan铆a y quedaron sin identificar tambi茅n perdieron los derechos b谩sicos, como el derecho a viajar, casarse o tener educaci贸n. Los ni帽os maktoumin, si eran aceptados en la escuela primaria no ser铆an certificados; en consecuencia, en este caso, no podr铆an seguir sus estudios universitarios y tener una carrera. Todos los derechos, como la adquisici贸n de propiedades o el pasaporte o el voto, ya no solo no era un derecho para muchos kurdos, sino que, adem谩s, eran proscritos. Y contrariamente a la pr谩ctica cl谩sica del Estado-naci贸n, las personas que no fueron consideradas ciudadanos sirios no fueron deportadas, sino que se vieron obligadas a permanecer en sus lugares; as铆 se fueron transformados en mano de obra barata, precaria y esclavizada.

Este proceso sigui贸 con muchas otras pr谩cticas del Estado, como la pol铆tica llamada 鈥淐intur贸n 脕rabe鈥 que despoj贸 a los kurdos, les prohibi贸 el idioma materno (kurdo) y las celebraciones culturales, como el Newroz, el a帽o nuevo de los kurdos y persas. El objetivo del Estado sirio, como todos los estados colonizadores, era destruir la presencia del otro, de los kurdos, y hacerlos invisibles.

Pero estos invisibles, en la noche del 19 de julio de 2012, un a帽o despu茅s de que empez贸 la guerra de Siria, salieron a las calles de Koban锚, Qamishlo y Afrin, tomando los silos de trigo y los edificios del Estado, y entonces declararon y realizaron una revoluci贸n inesperada. Este mes es el noveno aniversario de esta revoluci贸n y los kurdos de Rojava mientras siguen luchando, tambi茅n est谩n construyendo una autonom铆a democr谩tica que se basa en la convivencia de todos los pueblos de Rojava y el Norte de Siria, en paz.

Este a帽o, los kurdos no solo celebramos nuestra revoluci贸n, sino que tambi茅n levantamos la voz colectiva a trav茅s de #Status4NorthAndEastSyria para el reconocimiento de la autonom铆a de Rojava y el Norte de Siria. Porque los kurdos, desde que debilitaron militarmente al ISIS (Estado Isl谩mico) en Siria, se volvieron otra vez invisibles para la comunidad mundial. Es decir, desde que el ISIS ya no es una amenaza para el mundo, los kurdos de Rojava y sus avances pol铆ticos y sociales por la autonom铆a est谩n bajo implacables ataques, especialmente del Estado turco.

El reconocimiento de la autonom铆a de Rojava por la ONU es una herramienta, una protecci贸n para frenar estos ataques y tambi茅n permite, a trav茅s del derecho internacional, reclamar al Estado turco que se retire de las regiones (Afr卯n, Gir锚 Sp卯, Ser锚kaniy锚) que ha invadido en Rojava. Sin embargo, la demanda es contradictoria si solo se queda en limitar el reconocimiento de la ONU o de otros Estados. Porque como nos mostr贸 la Resistencia de Koban锚 en 2014, la voz colectiva de los pueblos, de las mujeres, de las rebeldes y de los dignos es el mejor reconocimiento y protecci贸n. Por eso, para que los kurdos otra vez no volvamos ser invisibles, necesitamos que los pueblos del mundo sigan reconoci茅ndonos, y sigan reconociendo nuestro derecho a la autodeterminaci贸n por el confederalismo democr谩tico. Porque como dicen los zapatistas, 鈥渄etr谩s del pasamonta帽as somos ustedes鈥.

FUENTE: Azize Aslan / Desinform茅monos / Edici贸n: Kurdist谩n Am茅rica Latina

<!–

–>




Fuente: Kurdistanamericalatina.org