January 9, 2022
De parte de ANRed
198 puntos de vista


El 3 de diciembre, en Argentina, m谩s precisamente, en Rosario, candomberos y cadomberas se reunieron para salir en 芦llamada de tambores禄 y conmemorar el D铆a del Candombe, la Cultura Afrouruguaya y la Equidad Racial. A partir del a帽o 2006, en Uruguay, se recuerda el 3 de diciembre de 1978, cuando, de manera espont谩nea, los tambores de candombe en 芦llamada禄 sonaron por 煤ltima vez en el Conventillo Medio Mundo en Montevideo, debido a su desalojo forzado, establecido por la dictadura c铆vico 鈥 militar que gobernaba el pa铆s. El 18 de agosto de 2021, un Grupo de Trabajo present贸 el informe: 芦Memoria y reparaci贸n integral de la comunidad afrouruguaya en tiempos de terrorismo de Estado; en particular, de las familias desplazadas forzosamente del conventillo Medio Mundo y el barrio Reus al Sur (Ansina) (1973-1985)禄, en el parlamento uruguayo, planteando la necesidad de una reparaci贸n integral de sus derechos. Texto y fotos por Edith L. Gauna para ANRed.


El pasado de 3 diciembre de 2021, en la ciudad de Rosario, un grupo de candomberes se reunieron para salir en 芦llamada de tambores禄 en conmemoraci贸n del 芦D铆a del Candombe, la Cultura Afrouruguaya y la Equidad Racial禄, en la esquina de Buenos Aires y Virasoro. Se pod铆a ver un grupo de personas alrededor de un fuego con tambores templ谩ndose, llegando en bicicleta con su tambor a cuesta que saludaban a quienes ten铆an a su lado, compartiendo momentos.

Tom谩s Alancay (Tom) cuenta: 芦Quienes hacemos candombe nos pusimos de acuerdo para hacer algo, nos fuimos enterando de boca en boca y nos encontramos禄. 芦Es una juntada libre, un rejunte entre comparsas. El 3 de diciembre fue el d铆a en que terminaron de desalojar al conventillo de Uruguay, Medio Mundo, que era el coraz贸n del Candombe, en los a帽os de la dictadura y pasado ese proceso, pusieron un d铆a conmemorativo del Candombe. Es una fecha importante y nos afecta禄, agrega Pedro. Por su parte, Migue expresa: 芦Se trata de un sentir que es dif铆cil ponerlo en palabras pero son espacios donde puede surgir cierta comuni贸n, donde se refleja esta sensaci贸n de ancestralidad o as铆 es como a m铆 me interpela禄.

芦El candombe lleg贸 a trav茅s de gente que eran familia de sangre directa de esta cultura, hijos de personas afrouruguayas que emigraron a la Argentina. Fue un nacimiento mismo dentro de uno. El candombe es un compromiso con una forma de ver la vida, conocer una historia. A m铆, particularmente, me toca como parte de identidad afrodescendiente argentina禄, cuenta Tom.

Candombe y Cultura  Afrouruguaya

芦Una cosa es el despliegue de los tambores, la m煤sica, el baile, lo que es la comparsa, y otra, la cultura del candombe afrouruguayo. Esta 煤ltima existe a causa de que hubo algo en la historia de la humanidad que fue la trata de personas, particularmente del continente africano que quedaron ac谩 y siguieron con sus cosmovisiones. En Uruguay hubo historias de familias,  de lucha, superaci贸n, historias no tan lindas. El candombe es una expresi贸n cultural dentro de todo eso, que nos llega y nos atrapa porque es lo m谩s visible y tenemos el primer contacto禄, explica Tom.

Identidad, Memoria y Derechos Humanos

Para los afrouruguayos el barrio es inseparable del candombe, el encuentro, la familia y la comunidad; y el conventillo era el hogar, constitu铆a el espacio comunitario de la escuela del candombe donde aprend铆an a tocar y bailar.

En 1956, en la ciudad de Montevideo (Uruguay), la comunidad afrouruguaya present贸 un proyecto al municipio, para que su cultura fuese reconocida separ谩ndose del carnaval, donde se realizar铆an fiestas de una semana, entre el 24 diciembre y el 6 de enero, D铆a de San Baltazar, el Rey negro, que comenzar铆an y culminar铆a con dos fiestas, una en Medio Mundo y la otra en Ansina. El municipio rechaz贸 la propuesta estableciendo las Llamadas Oficiales en Islas de Flores, despreciando de esa forma las tradiciones afrouruguayas. A pesar de ello, la comunidad decidi贸 mantener 芦las llamadas espont谩neas禄 como forma de visitarse en los diversos puntos donde se hallaban los conventillos mediante el recorrido por las calles, del intercambio musical en toques de candombe dentro y fuera del conventillo, de la convocatoria a encontrarse, circular y bailar por las calles.

Contra esa apropiaci贸n cultural, ante la situaci贸n de pobreza y las malas condiciones de vida, los propietarios de los edificios comenzaron a encausar desalojos violentos mediante la fuerza policial, lo que daba cuenta de la violencia a la que estaban expuestos quienes viv铆an en conventillos. Junto con el desalojo de la poblaci贸n afrouruguaya se iban los toques del candombe originales y desaparec铆an los espacios de origen de comparsas: la Fiesta Negra y Libertadores proven铆an de Ansina en Barrio Reus al Sur (Palermo) y Morenada del conventillo Medio Mundo (Barrio Sur). A pesar de su resistencia a ser expulsados, utilizando diversos mecanismos para poder permanecer, el proceso fue irreversible, y tuvo su punto m谩s violento en el per铆odo de la dictadura civil y militar uruguaya, entre 1973 y 1985.

El 3 de diciembre de 1978, el dispositivo represivo de la dictadura aliado al auge especulativo inmobiliario y de la construcci贸n, ejecut贸 un desalojo violento del Conventillo Medio Mundo y, fue en aquella fecha cuando los tambores de candombe en 芦llamada禄 sonaron por 煤ltima vez, como forma de resistencia.

Posteriormente, en enero de 1979, fue desalojado el Barrio Reus al Sur (Ansina). La poblaci贸n fue trasladada en camiones del municipio a una antigua f谩brica abandonada, Mart铆nez Reina, al Hogar Garibaldi y al Hogar Arenal Grande. As铆 fueron desterr谩ndolos de sus barrios tradicionales, espacios de pertenencia e identidad y trasladados a espacios de miseria y hacinamiento, sumadas a situaciones precarias de trabajo y alimentaci贸n por tiempo indeterminado, constituyendo una violaci贸n sistem谩tica de los derechos humanos. Reci茅n en 1995, fueron realojadas las 煤ltimas 100 familias que continuaban viviendo en Mart铆nez Reina, y cerrado el lugar.

A partir del a帽o 2006, se comenz贸 a conmemorar el D铆a Nacional del Candombe, la Cultura Afrouruguaya y la Equidad Racial, as铆 declarado por la Ley 18.059, recordando el 3 de diciembre de 1978 cuando, de manera espont谩nea, los tambores de candombe en 芦llamada禄 sonaron por 煤ltima vez en el Conventillo Medio Mundo en Montevideo, debido a su desalojo forzado, establecido por la dictadura c铆vico 鈥 militar que gobernaba el pa铆s.

A partir del a帽o 2009, comenzaron a realizar viviendas, preservando las construcciones patrimoniales que quedaban de los antiguos conventillos, para algunas de las familias desalojadas, otras pudieron volver a vivir en parte del edificio que a煤n continuaba en pie. Entre 2011 y 2014, se logr贸 recuperar una parte del Barrio Reus al Sur

El pasado 18 de agosto de 2021, un Grupo de Trabajo present贸 el informe: 鈥淢emoria y reparaci贸n integral de la comunidad afrouruguaya en tiempos de terrorismo de Estado; en particular, de las familias desplazadas forzosamente del conventillo Medio Mundo y el barrio Reus al Sur (Ansina) (1973-1985)禄, realizado en el marco de la ley 18.446, en el parlamento uruguayo, planteando la necesidad de una reparaci贸n integral que contempla: 芦una reparaci贸n de derecho a la vivienda, hacer efectiva, mediante medidas sistem谩ticas de reparaci贸n, la garant铆a de los derechos que recogen los Principios de Restituci贸n de Vivienda, a partir de los se帽alado por la Organizaci贸n de las Naciones Unidas, considerando que el Estado fue el causante del desplazamiento, por acci贸n o por omisi贸n鈥. As铆 recomienda a la Intendencia de Montevideo 鈥渆stablecer una cuota en el destino de las fincas en desuso o el suelo urbano que integran la cartera de tierras de esa comuna.禄 Esa reparaci贸n, se帽ala: 芦Adoptar medidas para la recuperaci贸n de las construcciones existentes y realizaci贸n de viviendas, promover en la normativa de Montevideo el reconocimiento de los barrios Sur y Palermo como un territorio simb贸lico afrodescendientes禄 y, se帽ala que m谩s all谩 de la 鈥渄iversidad de procesos en la experiencia de vivir el sufrimiento, el da帽o y la violencia sociopol铆tica  el deseo de regresar al barrio est谩 presente en todos y todas鈥 porque 鈥渆l barrio forma parte de s铆 mismos鈥. Adem谩s, plantea:  芦una reparaci贸n hist贸rica que remite a los da帽os perpetrados en el proceso de trata, tr谩fico y esclavitud y sus efectos estructurales y transgeneracionales considerados desde el 2001 como crimen de lesa humanidad; una reparaci贸n simb贸lica, reconocer como v铆ctimas de graves violaciones de derechos humanos a las personas que fueron desplazadas forzosamente, entregar la documentaci贸n referida a los desplazamientos, incluir en textos oficiales de sistema nacional de educaci贸n p煤blica, colocar placas de identificaci贸n como sitio de memoria el lugar que ocupaban como la f谩brica Martinez Reina, el Hogar Garibaldi y el Hogar Arenal Grande, donde hab铆an sido confinadas las personas v铆ctimas de desalojo forzados del Medio Mundo y Barrio Reus al Sur (Ansina); una reparaci贸n del da帽o de proyecto de vida; una reparaci贸n del derecho a la salud, garantizar  un espacio de salud integral que proporcione atenci贸n y acompa帽amiento psicol贸gico y, una reparaci贸n de los derechos culturales, reconocer que los desplazamientos forzados de los barrios tradicionales causaron da帽os en su cultura y la identidad de la poblaci贸n de Barrio Sur y Palermo de Montevideo, implementar programas de recopilaci贸n de testimonios, archivos fotogr谩ficos, documentos p煤blicos para digitalizarlos, conformar un acceso para visibilizar la existencia de la vulnerabilidad de derechos humanos de la comunidad afrouruguaya a trav茅s de muestras itinerantes, producciones audiovisuales e instalar un espacio de memoria en el marco del Museo de la Memoria禄





Fuente: Anred.org