December 22, 2021
De parte de Nodo50
304 puntos de vista


La fot贸grafa francesa Sabine Weiss, de 97 a帽os, 煤nica representante viva de la generaci贸n que trabaj贸 en Francia en las d茅cadas de los 50 y 60 del siglo XX que hac铆an las conocida como 鈥渇otograf铆a humanista鈥, recibe a Pikara Magazine en su casa de Par铆s.

una mujer mayor sentada en una silla habla mientras hace gestos con la manos

Sabine Weiss en un momento de la entrevista. / Foto: Teresa Su谩rez

De una manera que Sabine Weiss no llega a explicar (o no quiere), esta se帽ora bajita, de mirada pizpireta en sus grandes ojos color gris verdoso, fue capaz de colarse en la historia de la fotograf铆a con el mismo disimulo con el que se mezclaba en las escenas de la vida cotidiana que retrat贸. Una fotograf铆a en blanco y negro que muestra la pobreza y supervivencia de las calles del los a帽os 50 y 60. Im谩genes llenas de vida, ternura y movimiento.

鈥淢e gustan las personas, conocerlas鈥, dice Weiss a sus 97 a帽os en su casa de Par铆s, un peque帽o estudio de dos plantas dentro de un patio interior. Su hogar es un almac茅n de souvenirs de todos los pa铆ses que visit贸 gracias a su trabajo como fot贸grafa, con una especial inclinaci贸n por las representaciones religiosas: v铆rgenes, estampitas e iconos ortodoxos conviven en abigarrada armon铆a con figuras de bailarinas y cientos de libros de pintura y fotograf铆a.

Sabine Weiss es la 煤nica representante viva de una generaci贸n de fot贸grafas y fot贸grafos francesas que en los a帽os 50 y 60 llenaron las revistas de im谩genes del d铆a a d铆a, de los comercios y de la espontaneidad impredecible de la calle. Junto a Robert Doisneau, Willy Ronis o Henri Cartier-Bresson, Weiss fue una representante de la llamada 鈥渇otograf铆a humanista鈥, que buscaba retratar al ser humano en su cotidianidad. A sus 97 a帽os, Weiss reh煤ye las etiquetas y el reconocimiento que le aport贸 su trabajo con la misma desenvoltura con la que esquiva las preguntas pretenciosas de los periodistas.

Nacida en Suiza en 1924, hija de un ingeniero qu铆mico y de una trabajadora del hogar, Weiss no se sent铆a muy atra铆da por los estudios, 鈥減ero hab铆a que vivir de algo鈥, cuenta. Su padre, bastante manitas, y su madre, que la llevaba a los museos, la fueron encaminando sin querer hacia su futura profesi贸n. As铆 cay贸 en sus manos su primera c谩mara y los primeros negativos. Con 11 a帽os sac贸 sus primeras fotos: unos retratos de su madre y de sus primas que a煤n hoy sigue teniendo en un 谩lbum en su casa.

Encima de la mesa de madera del sal贸n tiene una escultura articulada met谩lica, 鈥渕e la regal贸 el Duque de Baena en los a帽os 60, cuando fui a Espa帽a. No la he limpiado desde entonces, por miedo a romperla鈥. Durante su carrera, Weiss vivi贸 sobre todo de hacer retratos de personajes famosos como el rey Faruq de Egipto, para revistas francesas como ParisMatch, y fotograf铆as de moda para medios estadounidenses como Life, Vogue o Esquire. Un trabajo alimenticio que compaginaba con su fotograf铆a en blanco y negro de la vida en las calles: 鈥淓sas son mis fotos preferidas, las de moda no las ense帽o nunca鈥, confiesa.

En el sal贸n tambi茅n hay algunos cuadros de su marido, el pintor estadounidense Hugh Weiss (1925-2007), y un par de fotos suyas enmarcadas. Una casa llena de arte, aunque Weiss le quite peso a la pregunta de qu茅 fue la fotograf铆a para ella: 鈥淎lgo de lo que vivir鈥, responde mientras hace el gesto del dinero con su 铆ndice y pulgar.

portada de un libro

Detalle de uno de los libros publicados sobre el trabajo de Sabine Weiss a la ocasi贸n de la exposici贸n en el Jeu de Paume. /Foto: Teresa Su谩rez

Sabine Weiss rechaza explicarse. Habla con gusto de su vida o de las peripecias de sus viajes, pero habla poco de fotograf铆a o de su propio trabajo: 鈥淭ampoco estaba obsesionada con la fotograf铆a, no sal铆a de casa con la c谩mara en el bolso鈥. 鈥淭e hablar谩 con m谩s facilidad de la t茅cnica fotogr谩fica que de las emociones de la fotograf铆a, porque la fotograf铆a es algo muy 铆ntimo para ella y forma parte de s铆 misma鈥, afirma Laure Augustin, la persona que desde hace diez a帽os le ayuda a gestionar y ordenar todo su archivo fotogr谩fico.

Su fotograf铆a callejera forma parte, por la tanto, de encuentros casuales a lo largo de los a帽os, como cuando se paraba en una tienda o una carnicer铆a y les propon铆a cambiar un filete por un retrato, 鈥渆ra una forma de hablar con ellos鈥, confiesa Weiss. Como si, al final, le importaran las personas que se cruzaban en su camino gracias a la c谩mara que la propia imagen.

Y es ah铆 donde la mirada de Weiss adquiere una importancia capital: sus trabajo en blanco y negro est谩 lleno de humanidad, movimiento y, sobre todo, ni帽os y ni帽as: 鈥淓n esos a帽os hab铆a muchos por la calle, ni帽os jugando, ni帽os pobres, sucios, solos鈥, recuerda, a los que la c谩mara de Weiss eleva a la categor铆a de sujeto del arte.

Weiss se ganaba la confianza de sus modelos hasta el punto de que sus retratos, como el de la artista Niki de Saint Phalle, parecen 鈥渞obados鈥 en la calle: 鈥淵 eso se ve en los negativos, no hay tres tomas de una escena鈥, explica Augustin.

El movimiento es otra de las claves de su trabajo: criaturas desternilladas jugando con pistolas, un c铆rculo en torno a una bailarina gitana. Tambi茅n hay fotos que parecen sacadas de un mundo de sue帽os, figuras l谩nguidas como las figuras de su amigo el escultor Alberto Giacometti, que huyen del objetivo tras un haz de luz. O esa foto de un caballo desbocado en un d铆a de nieve por los terrenos bald铆os que se extend铆an frente a las viviendas sociales de la periferia de Par铆s.

驴Si tuviera que quedarse con una? Weiss responde sin dudar: una foto en Andaluc铆a en la que una banda de chavales imitan con un palo y unas cuerdas la doma del caballo. 鈥淐reo que esa es mi fotograf铆a preferida, cuatro o cinco chicos representando toda una escena de la vida鈥.

foto en blanco y negro de unos ni帽os semidesnudos jugando en la calle

Foto tomada por Sabine Weiss en Espa帽a en 1954. / Foto: Sabine Weiss 漏

鈥淣o te interesaba fotografiar a los ricos鈥, le lanza durante la entrevista Augustin, su ayudante, a pesar de que Weiss se ganaba la vida fotografiando famosos y modelos. 鈥淢is fotos eran muy serias鈥, responde Weiss refiri茅ndose a los ni帽os de la calle y los vagabundos, 鈥溌orque estaba rodeada de gente muy seria!鈥

Aunque sus temas fueran sociales y pol铆ticos, Weiss rechaza hablar de una toma de posici贸n partidista. 鈥淣o me entusiasma. Yo soy suiza, en Suiza no somos as铆鈥, explicaba en febrero de 2021 en una entrevista en la radio p煤blica France Inter. Su compromiso no es con los partidos o los movimientos, sino con las personas.

Weiss era part铆cipe de un movimiento fotogr谩fico que, como toda vanguardia art铆stica, nunca se vio como un conjunto. A pesar de que los grandes nombres que se recuerdan de la fotograf铆a humanista han sido hombres, Doisenau, Andr茅 Kertesz o Marc Riboud. Las mujeres tambi茅n lograron imponer su mirada en los a帽os posteriores a la Segunda Guerra Mundial. Junto a Weiss, Dominique Darbois, Yvette Troispoux o Janine Niepce pateaban las calles del mundo para traer al papel la vida de esos a帽os.

En 2017, Weiss don贸 el conjunto de sus archivos, 200.000 negativos, al Museo del Elys茅e de Lausana (Suiza), donde le quieren hacer una retrospectiva cuando cumpla 100 a帽os: 鈥淓stoy aguantando hasta entonces鈥, afirma desde sus 97 a帽os. Su obra se podr谩 contemplar en Espa帽a en 2022, durante la Bienal de fotograf铆a Xavier Miserachs en Palafrugell (Girona), del 30 de julio al 9 de octubre.

Por el conjunto de su trabajo, Weiss fue galardonada en 2020 en uno de los festivales de fotograf铆a m谩s prestigiosos del mundo, Les Rencontres d鈥橝rles (en el sur de Francia), con el premio Women in Motion, que busca destacar la obra de mujeres fot贸grafas. Sus obras han formado parte de exposiciones individuales y colectivas desde los a帽os 50, pero su discreci贸n y modestia hacen de ella un personaje poco conocido de la fotograf铆a humanista: 鈥淟os museos compran mis fotos porque soy vieja鈥, sentencia.

Ante tantas preguntas, Weiss se revuelve en su sill贸n, a pesar de los 97 a帽os, interpel谩ndonos al periodista y a Teresa Su谩rez, la fot贸grafa, que despliega ante ella una vieja Yashica de medio formato: 鈥淓s un placer ver c谩maras como esas. 驴Ustedes hacen fotos?, 驴qu茅 les interesa? Y cuando hacen un retrato 驴qu茅 hacen para capturar el car谩cter de la persona?鈥.


M谩s temas de inter茅s:

Anna Zhekova, periodismo en gagauzo

Annemarie

芦El periodismo era un oficio que se aprend铆a haciendo lo que se ve铆a a los dem谩s, como la alba帽iler铆a禄

El Par铆s de 鈥楲adies Almanack鈥

Sabine Weiss, fotografiar la dignidad




Fuente: Pikaramagazine.com