November 23, 2022
De parte de Amor Y Rabia
0 puntos de vista

Somos miles de no vacunados que optamos por decir a nuestro entorno que nos habíamos vacunado de manera normal para no dar que hablar y que nos dejaran en paz.

Me recuerda mucho al ocultismo que sufren muchos homosexuales con su condición sexual hasta que un día salen del armario y lo cuentan a los cuatro vientos.

Con los no vacunados esta pasando igual, poco a poco se va contando a los amigos o la familia que tomamos la decisión de no vacunarnos porque pensábamos que todo era una farsa y que por miedo a ser marginados preferimos seguir el rollo a la mayoría vacunada que coaccionaba a quien no lo hiciera.

Ante el destape del fraude de Pfizer que ya va a ser investigado por la fiscalía de la UE la gente esta rompiendo las cadenas.

Y vosotros? Lo estáis contando ya o desde el primer momento dijisteis la verdad de que no estabais vacunados??

Yo si lo dije, es un buen filtro para librarse de papanatas, pinchauvas, hooligans y enanos mentales.

Han pasado el filtro de forma positiva muchos pinchados pero la mayoria no.

Pues menuda gilipollez y muy mal por tu parte. Demuestras cobardía y muchas ganas de victimizarte.

Los demás no nos victimizamos y dijimos siempre que no nos hemos pinchado, a quien sea, en el momento que sea.

Tu mentalidad no me resulta diferente de alguien que se pincha por presión social. Sólo os diferencia el pinchazo en sí. Pero ambos mostrais la misma falta de personalidad, ya que os preocupa más la opinión ajena que la vuestra propia.

Entonces la resistencia secreta del París nazi te parecían cobarde

Aquí lo más que te iba a pasar es que algún gilipollas te soltará alguna parida como me pasó a mi varias veces… Esconderte era lo fácil.

Desde el primer momento, tanto dentro de la familia como en el trabajo o en cualquier ocasión que surgiera el tema. No se me da bien comunicar a la gente pero intenté predicar con el ejemplo. Por desgracia apenas pude convencer a nadie.

Yo no me he callado ni debajo del agua.

No concebía no hacerlo. Que vieran los borregos que había otras opiniones y no solo la verdad oficial.

Se intentaba dar la idea de que éramos cuatro locos, y no era así.

El otro día en la fiesta de mi pueblo despues de 3 vermús dijo uno… “yo con la tercera ya paré de ponerme” y dije yo “pues anda que yo que no me he puesto ni la primera” y dice otro que no me esperaba (votante del PSOE acérrimo) “pues ya somos dos” justo antes de comerse una gamba.

En mi familia y entorno directo fui muy claro con que no me vacunaba.

Yo nunca oculté nada,

nadie ha tenido cojones de decirme nada, los fulminaba con argumentos que no podían rebatir.

Entorno laboral hostil, así que lo mantengo oculto, aún, pues esto me temo que no ha acabado.

En la familia lo saben, estuvieron planteándose si comíamos en mesa separada en navidad, al final no se atrevieron.

Yo no me he callado en ningun momento, muy al contrario ataque desde el primer momento y me estuve descojonando de los que iba a por vacunas.

Aquellos que os callabais o sobretodo los que deciais que estabais vacunados sin estarlo sois unos cobardes, miserables y ruines de la peor calaña, jamas se volvera a ver gente tan traidora y vil.

No solo desde el primer momento fui contando a los cuatro vientos y cada vez que podia sacando yo mismo el tema si no salia solo que no me iba a poner ninguna, ademas lo disfrute muchisimo.

Ahora son muchos y ademas cada vez mas los que me dicen que acerté, alguno incluso me envidia, me lo han dicho aunque sea en privado, alguno incluso escondiendose de que los escucharan otros.

Tienes razón, pero yo he sabido medir con quien hablaba y con quien no, porque al principio de la plandemia ya he visto que por simplemente decir que se venía un problemón me llamaron alarmista… que era lo que en ese momento estaban adoctrinando los medios

He visto que la gente estaba tan adoctrinada que tocar de refilon cualquier tema incomodo era motivo de burla o de desprecio inmediato

Despues en la fase temprana de vacunacion tampoco me hacian ni puto caso las personas mas despiertas

Incluso un amigo “despierto” con el que hablo a menudo de todo se pincho una puta dosis

Por ello determine que mi influencia era nula

Absolutamente irrelevante aunque muestre pruebas irrefutables

Las personas no van a escuchar

Por tanto lo unico que puedo hacer es que no me señalen

Llamame cobarde si quieres pero en mi caso particular no habria cambiado nada en positivo, solo en negativo. Tengo total y absoluta certeza al respecto

Si hubiera podido hablar lo habria hecho

No se puede hablar con fanáticos que se ofenden facilmente, es decir, la gran mayoria de la sociedad, borregos fácilmente manipulables por los medios

Yo ni lo he ocultado ni lo he dejado de ocultar porque no he hablado con ningún sobre esto aunque lo saben que no me he vacunado porque en estos pueblos pequeños que se conoce todo el mundo se sabe bien quien va a las cosas y quien no. 

Aparte de mi familia conozco otros cuatro que no se han vacunado. Alguno más habrá por ahí suelto pero poquitos porque en estos pueblos los aldeanos tampoco es que se caractericen por su grandísima inteligencia. Con el CI de una tortuga ya te puedes considerar el puto Einstein de toda esta comarca.

Yo pensé también ir con el farol de vacunado pero al final decidí que lo mejor era ir con la verdad por delante.

¿Por qué tengo que ocultarme ante una decisión personal que no hace daño a nadie?

Pero entiendo a los que por diferentes circunstancias decidieron mentir, porque seguramente tendrían un entorno bastante hostil.

En mi caso familiarmente no ha habido problemas.

Y en el curro la empresa ha respetado la ley y nunca ha dicho nada mas que extrememos las precauciones para evitar contagios. La vacunación siempre se trató como una decisión personal.

Eso si, después tenemos todas las campañas LGTBIQ en todas las esquinas, el derecho a salir del armario, derechos de las mujeres, derechos humanos, derecho del grillo asiático, igualdad ante la ley y toda la verborrea posible e imposible. 

Y si, estoy de acuerdo en todo eso pero es que hoy en día se reivindican cosas que ya la ley contempla desde hace eones. Todo esto es puro marketing.

DERECHOS PARA TODOS, MENOS PARA LOS QUE DECIDIERON NO VACUNARSE

Yo siempre lo dije.

Recuerden que al principio principio aún no era tabú decir que no te vacunarías….antes de llegar la kakuna se hablaba en la ofi y no había expectativa de que todo el mundo se kakunara.

Después llegó un momento donde noté que la gente asumía que todo el mundo se había kakunado.

La verdad que viendo como se puso la cosa después, y algunos comentarios o acciones de borregos en la oficina, si volviese a pasar creo que lo ocultaría.

Y no es necesariamente porque les tenga miedo o me importe lo que piensen de mí, es porque son borregos y no vuelvo a darles a esos subseres información privada de mi salud. El que se crea que tiene derecho a saber algún particular sobre mi salud, pues que vaya donde un juez a peticionar.

Yo nunca me he escondido, lo he dicho con mucho orgullo. Gran parte de mis vecinos los saben, en 2021 en vez de hablar del tiempo en el ascensor… Yo siempre sacaba el tema de las vacunas. Trabajo, familiares y los 3 amigos que me quedan también lo saben desde el primer momento en el que se produjeron los maratones vacunales.

Vivir con miedo es muy jodido señores.

En mi entorno varias personas no se vacunaron. Y no pasó absolutamente nada, ni nadie les persiguió ni siquiera intentó convencerles. Y lo dijeron con toda naturalidad. 

También hubo un par de casos de extremistas, uno de cada lado. Uno que iba pontificando los beneficios de la vacuna, y esos argumentos rastreros de que si no lo hacías eras insolidario y tal, que había que vacunarse por los demás, y otro tipo Miguel Bosé de alienígenas, papel albal en la cabeza y virus creado para controlar a la humanidad. 

Mi fisio me lo pregunto, le dije que era privado

Mi hermano me lo pregunto antes de las navidades y le dije que efectivamente no estaba, pedi respeto mutuo y ahi se quedo la cosa tras un intercambio de evidencias infructuoso

En una comida con conocidos me preguntaron que si tenia el pasaporte covid porque me lo pedirian, le dije “si si”, y ahi se quedo la cosa, no me hizo falta hacer mas

Si me lo hubieran pedido me habria ido

He sufrido mucha presion a la hora de presentarme a puestos de trabajo por pensar que me lo pedirian

Y me ha limitado mi busqueda de trabajo, pensando que por ejemplo por necesitar viajar en el trabajo, tarde o temprano me lo exigirian

Y en mi caso el impacto ha sido limitado pero no deja de ser extraordinariamente grave

Los nazis como el subnormal de cygnus no entienden a la barbaridad a la que se nos ha sometido a los novax. O peor, lo entienden y lo apoyan.

Ni olvido ni perdon

Pero si, reciente he visto un par de personas hablando de su condicion abiertamente

Yo no lo haré, no me fio de esta mierda de sociedad y lo que pueda pasar en un futuro

Yo mentí al principio, pero solo en el trabajo, por razones obvias.

Mi familia: todos revacunados excepto mi bigotuda, mis larvas y yo.

Tuve alguna discusión con mi cuñada que un día nos llamó “insolidarios”. Una que trabaja en el sector bancario, para más inri.

Con amigos, conocidos y tal tampoco me escondí en ningún momento. Tengo 40 y largos y francamente cada día me afecta menos la presión social y eso de “quedar bien”.

Por mí, como si les da una repentinitis a todos. Solo me dan pena los niños, a los que le inocularon una sustancia experimental porque sus padres así lo decidieron.

Yo desde el primer momento dije que no me pensaba pinchar esa puta mierda. Hice una buena limpia de subnormales en el entorno. Win-win.

yo se lo dije hace 2 años en la cara a todos los familiares (y al resto de la gente con la que me relaciono, me la pela sus reacciones) :

que esto era una PLANdemia, que “el coronavirus la muerte mundial” era una tomadura de pelo, y que esto eran armas biologicas de los satanicos globalistas para reducir la poblacion mundial, y que para conseguirlo usan el engaño y las hacen pasar por vacunas, y les di toda la informacion de medicos, catedraticos en medicina, virologos, premio Nobel, …, que hablaban en internet

la actitud de los borregos familiares fue de rechazo y rechazar toda esa informacion : ni la quisieron ver, y con unas u otras palabras , su respuesta fue decirme que la verdad es lo que dice la tele, y que yo estoy engañado con bulos de internet

el cortar de raiz el poco contacto que ya habia con todos los borregos de mi familia , para mi ha sido la salud

en TODA mi familia, gracias a Dios al menos mis padres tambien se dieron cuenta de todo este engaño, y no se inyectaron el veneno “vacuna” como yo tampoco.

el resto de TODA mi familia : inyectados porque se lo dijo la tele

1 año después empiezan con vomitos etc , que “no saben de donde vienen”, y de hecho dicen convencidos que “esto tiene que ser el coronavirus”

si es que no puedo ya mas que reirme ¿que voy a hacer si no?

Jamás lo he ocultado, recuerdo los caretos de asombro de los matasanos (…) cada vez que me lo preguntaban un día que tuve que ir a urgencias “eh…. Pero ni una sola???” NO. Así lo hicieron constar en el parte, en mayúsculas y sin tener ninguna relación con lo que me había llevado hasta allí, como un estigma, NO VACUNADO CONTRA LA COVIT. Inoculacion política, símbolo y gesto se sumisión al poder, al rebaño, a la voluntad de la mayoría. Resultado: NO APTO.

Yo NO me dejé de vacunar porque pensara que todo era una farsa, que lo llegué a pensar, sino por criterios estrictamente científicos y objetivos como por ejemplo el escaso tiempo de desarrollo y pruebas y por tanto la amplia incertidumbre sobre su eficacia y seguridad. Ademas con una tecnología de vacunas no aprobada nunca antes para humanos y cuyos experimentos y pruebas en animales en años anteriores no funcionaron nunca. Esto por sí solo ya basta para rechazar categóricamente un medicamento. Sin llegar a teorías de conspiración, negacionismos ni nada.

Exacto, igual que yo. Los experimentos, con gaseosa (o con incautos). Antes de que saliesen al mercado ya comentaba en YouTube que no me apetecía hacer de cobaya voluntariamente pero la gente, ¡de cabeza!

No sabía que iban a resultar tan perjudiciales contra la salud e inútiles contra esa infección causada por un virus que nadie tiene aislado pero era de esperar que algo saldría mal si se daba la oportunidad. La famosa Ley de Murphy.

Yo lo diré cuando vea que la gente no se pone la mascarilla para coger un puto ascensor.

Yo no es que lo dijera, es que advertí a quien pude de que no se pusiera esa mierda. Por cierto en la familia política rusa de mi hermano era al contrario que aquí, al que se vacunaba “para poder viajar” le caía una bronca de campeonato.

Pero si yo he oído hasta tías en los bares hablando de estar jodidas con la regla desde el pinchazo y que ya no se ponían más.

Yo dije que no me vacunaba desde el primer momento. Tras las miradas atónitas y el “está muriendo mucha gente”, yo les contestaba que no conocía a nadie que estuviese en el hospital por una pandemia terrible. Tras unos días de dar el coñazo, me dejaron en paz, porque todos acabaron poniéndose malos, menos yo y unos pocos que tampoco estaban chutados. La empresa vio el resultado de bajas y no bajas y está claro quien llevaba razón.

Como no veo la tele y en aquellos días dejé de escuchar a Pfizerico y a Luis del Covid (hasta la fecha y no los echo de menos) no seguí los insultos y propuestas de marginación y abandono de todos los no-vacunados. Igualmente, me libré de soportar las “recomierdaciones” de la caja tonta respecto a la cena de Nochebuena con tu cuñado no-vacunado. En mi familia, la mayoría eran vacuneros, con no sacar el tema o simplemente no verse, ningún problema (además, que descanso de tanta familia coñazo).

Yo me vacuné por cojones y me parecen cojonudos quienes no se vacunaron. ¡Olé ahí su polla!

Todo mi entorno sabe que no me puse la ponzoña, de mi trabajo de más de 100 trabajadores soy el único, no podría vivir mintiendo, y así he visto quién es de fiar y quién no.

Nunca lo he ocultado, me parece absurdo. Esa inoculación es una intrusión a tu cuerpo que ni es ni ha sido obligatoria, así que no hay motivo para mentir.

Deje claro desde el momento cero que no me vacunaba por una larga serie de razones.

Que la vacunacion obligatoria no era posible legalmente.. y que asumia las consecuencias de mi decision.

Y hasta hoy. Me han hecho el vacio en casi todas las esferas de la vida… pero a estas alturas me da igual.

De cara desde primera hora, casi todo el pueblo hostil, a día de hoy ya se van tornando esas miradas de puto psicópata ponte el mejunge que nos matas a joder pues al final tenía razón el zumbao este, anda y que les follen, ahora a disfrutar de lo votado digo pinchado.

Yo no me dejé meter las ponzoñas y no lo oculté en ningún momento. De hecho no paré de intentar convencer a familiares, amigos y compañeros de trabajo. Y fue un fracaso total. Ni uno me hizo caso.

Sólo tengo un pariente que yo sepa que no se puso las ponzoñas, pero a este no hizo falta intentar convencerlo. Este ya era antivacunas desde antes del coronatimo.

El nivel de estupidez de la gente es bestial.

En mi entorno cercano traté de convencer al máximo número que pude de que no se las pusieran (Sin mucho éxito.), con el resto, no lo oculté, pero tampoco iba diciéndolo a los 4 vientos. 

Llegó un punto en que pude percibir en la sociedad la psicosis de masas y el gregarismo que llevó a los diferentes democidios del s XX. No puedo evitar a día de hoy seguir sintiendo una gran decepción con el ser humano y la sociedad (en la que me incluyo.)

A mí me lo ponen en el papelote ese de la mutua de la revisión médica “Ninguna vacuna contra el Covid”. APTO.

Como me lo preguntaron al principio el viejales del médico apenas me tocó luego. Eso que me gané, que no me toque demasiado un sangre-sucia, un contenedor de sabe quién que bichos contra los que su sistema inmunitariono puede luchar, jodido por ser un paleto.

No se si lo saben en mi empresa, ni me importa. A la que me lo pregunte alguna charo le pregunto por su menstruación, vereis qué rápido cogen la indirecta de que no me someto a interrogatorios de mierda. El que la lleve puesta, que apechugue.

Los que no nos hemos vacunado lo hemos dicho SIEMPRE SIN COMPLEJOS, en el trabajo, a los amigos, a la familia. Renegar de ser purasangre era sacrilegio. 

Los que ahora salen del armario son emponzoñados avergonzados al ver como han jugado con ellos y como se han reído de ellos. Ha pasado el tiempo, se ha ido el miedo y han abierto un poquito los o viendo las subnormalidades que les forzaron a cometer. 

Ajora resulta que nadie se vacuno y nadie cumplió las leyes de represión jojob. Yo siempre lo mostré

Igual, salvo que logré convencer a la persona más importante de mi vida: mi hijo.

Mis padres, mi mujer, mi hermana o mis sobrinos cayeron, y de hecho un sobrino tiene secuelas desde entonces.

Pero mi hijo con 10 años demostró más madurez que todos ellos.

Joder, pues lo mismo que yo. A mi hijo y hace poco me enteré que a una sobrina. Todos los demás, esposa, padres, suegros, cuñados, etc emponzoñados hasta la tercera dosis

Aparte de pinchar con no se sabe qué a millones de borregos, han conseguido que el rebaño vaya contando su historial médico. In-creíble ble ble.

Queda claro que era un tiro al aire para jabalies

Te estaban diciendo “idiota” si te vacunabas… no al contrario

Un colega(buena gente, nada de covidiota) se pincho para viajar tambien. Acababa de traspasar el negocio (hosteleria) y nunca habia disfrutado mucho la vida (sobre todo viajes largos) se compró una autocaravana etc

Bueno pues en Enero se vinieron a Sri Lanka… (si estabas vacuando no tenias que hacer “cuarentena” en un hotel durante 8 dias) todo bien hasta el viaje de vuelta… 3 dias antes “tengo dolor de garganta y toso algo”… PCR obligatorio para salir del pais y entrar en España.

BOOM POSITIVO

No puede salir y tiene que hace una cuarentena de 7 dias… pierde el billete y a comprar otro

Nunca me lo calle. Aun recuerdo cuando compañeros y un encargado me decian que me iban a despedir por no vanukarme.

Valientes hijos de puta. Ahora, por supuesto, nadie dice nada. Cuando se repartieron las terceras dosis y era mas que evidente la estafa aun vino un subnormal a decirme que era un insolidario y un cabron.

En cambio, tengo un compañero, muy buena persona pero muy hipocondriaco, que siempre que estaba cerca mia se ponia la mascarilla… Me acabo confesando que no era por él, que era por mi, que tenia miedo a que me pasara algo por su culpa. Esa gente es por la que he sentido lastima de verdad.

Solo se lo conté a un par de familiares cercanos y mi novia, que ahora es ex, se metió dos dosis y desde entonces tuvo infarto e ictus.

De ese par de familiares, uno está con su herpes zóster que no se podía saber. 

El resto es que me la sudan.

En el trabajo pasé de puntillas, tan sólo le dije a una que si me había vacunado pero nunca le dije de qué. Es decir, no mentí.

En la familia y amigos nunca lo oculté, por eso he perdido el contacto con algunos y a otros simplemente los veo como escoria con patas. Y como ya no soy capaz de relacionarme con gente así me he convertido en un paria social. Y a mucha honra.

No hay día que no les torture con memes y noticias en RRSS, porque se que están ahí y me están leyendo agazapados. Me gusta recordarles lo escoria que son.

La mejor decisión que he tomado en mi vida. Desafortunadamente parece ser que las vacunas van a generar mucho dolor. Problemas cardíacos y cánceres

El no vacunado es el nuevo informático de la familia

Al que todo el mundo da de lado excepto cuando tiene un problema

Pues con los no vacunados igual, seguiremos siendo unos apestados hasta que necesiten nuestra sangre, nuestro semen, nuestros óvulos,…

En mi entorno saben desde el principio que no estoy vacunada ni lo estaré nunca. Les advertí, pocos escucharon.

Otra cosa es en el trabajo, que tendré que mantener la mentira hasta el infinito pues tuve que decir que me vacuné gracias a que tengo un jefe covilerdo.

Siempre que me preguntaron dije la verdad, hasta en el trabajo, sin estridencias, y aun así me tocó oír amenazas de muerte. 

Ahora bien, si hubiera tenido que ir a un hospital, hubiera mentido del todo, diciendo marca y lo que haga falta, que me juego la vida.

yo reconozco que oculté y oculto cosas. He confesado desde el principio en todos los ambitos, laboral, familiar, amistades mi no vacunación. Pero sólo he expuesto motivaciones estadisticas y noticias hipercontrastadas, actuales y de otras estafas como la gripe A.

Lo que pienso de las verdaderas razones del genocidio y posibles causas que han motivado este sinsentido, que aunque estoy convencido no tengo pruebas, no lo he hecho salvo con hermanos. Y estoy seguro que habrán mirado como internarme.

yo abiertamente dije que ni pa Dios me metía eso. Por suerte tampoco vivo en un entorno muy covidhooligan y sólo tuve un poco de movida con mi viejo (me acabé pirando a los 5 minutos de la cena de Noche Buena por jari con él) y una discusión acaloradilla con una amiga enfermera. A mi padre después de vacunado le salió un cáncer (por suerte remitiendo) y a mi amiga a los treintaytantos le descubrieron un problema cardíaco congénito (alegremente bien operado). No lo he usado en su contra porque los quiero, pero debo confesar que a veces a punto he estado.

También es verdad que soy autónomo y curro a mi bola, por lo que lo tenía menos chungo.

Joder, yo sacaba pecho, para mí era un orgullo, y muy pocos me preguntaron el por qué, a lo cual siempre la.misma.respuesta:

– No lo veo necesario.

– Me dan miedo los efectos adversos.

– Les han pillado mintiendo y en varios renuncios a los productores que me hace desconfiar.

Esta respuesta desembocaba en otras preguntas que lograban ver la luz al emponzoñado y ganarme el respeto que me quito la TV al tildarme de “negacionistas,egoísta” y otras bobadas.

Para mí era entretenido.

A mí la borregada ya me ha demostrado de qué pasta está hecha. Así que paso de andar contando nada por ahí.

Bueno lo que se ha visto es que la gente no tiene personalidad, y que dentro de cada ser humano hay un pequeño nazi.

Por motivos post 2GM en teoría estaba prohibido discriminar a nadie publicamente pero el tema de los no vacunados ha dado rienda suelta al anhelo de despreciar, condenar, señalar, denostar a otro ser humano por ser distinto o por asignarle una enfermedad inexistente o capacidad de contagio falsa.

Esto es lo que mas me ha molestado, ver a gente que yo creía humana y sensata sacar el nazi discriminatorio que llevaba dentro en secreto durante tantos años, mirarles y pensar, o sea que tú eras así y yo no lo sabía.

Estuvimos sin poder tomarnos un puto café en un bar, gastando pasta si teníamos que viajar y aguantando desprecios como si fuésemos miserables….hasta asesinos se nos llamó en prime time, se convocó a no invitarnos en navidad, se nos hizo estar acojonados por si nos echaban del curro y algún que otro politico de mierda, propuso multarnos con 60.000 nada menos. 

Si esas cosas fueron normales, sería en tus sueños porque los que nos negamos a ser cobayas, lo tuvimos bastante crudo.

nunca lo he ocultado ni tengo problema en decirlo. Es más, me siento orgullosa de ello

¿Cómo se puede revertir la psicosis masiva?

¿Se puede prevenir el totalitarismo? ¿Y se pueden revertir los efectos de la psicosis masiva? Sí, pero, así como el enfoque menticida es múltiple, también debe serlo la solución. Para ayudar a devolver la cordura a un mundo loco, primero debe centrarse y vivir de tal manera que proporcione inspiración para que otros lo sigan. Como señaló Jung:

“No en balde nuestra época clama por la personalidad redentora, por aquel que pueda emanciparse de las garras de la psicosis colectiva y salvar al menos su propia alma, quien encienda un faro de esperanza para los demás y anuncie que aquí hay al menos un hombre que ha logrado liberarse de la identidad fatal con la psique grupal”.

A continuación, es necesario compartir y difundir la verdad y la contraposición a la propaganda, lo más ampliamente posible. Dado que la verdad es más poderosa que la mentira, el éxito de la propaganda se basa en la censura de la verdad. Otra táctica es usar el humor y la burla para deslegitimar a la élite gobernante.

Una estrategia propuesta por Vaclav Havel, un disidente político que se convirtió en presidente de Checoslovaquia, es llamada “estructuras paralelas”. Una estructura paralela es cualquier tipo de negocio, organización, tecnología, movimiento o actividad creativa que encaja dentro de una sociedad totalitaria mientras está moralmente fuera de ella.

Una vez que se crean suficientes estructuras paralelas, nace una cultura paralela que funciona como un santuario de cordura dentro del mundo totalitario. Havel explica esta estrategia en su libro titulado: “The Power of the Powerless”.

Por último, pero no menos importante, para evitar el descenso a la locura totalitaria, la mayor cantidad posible de personas debe emprender acciones sensatas y racionales. La élite totalitaria no se sienta a juguetear con los pulgares para aumentar su poder y control. No. Toman medidas activas para aumentar su posición. Para defenderse de ellos, se debe ser igual de activos y decididos en su contraataque hacia la libertad.

Todo esto puede ser muy desafiante, ya que las personas que lo rodean sucumben a la psicosis colectiva. Pero como dijo una vez Thomas Paine:

“La tiranía, como el infierno, no se vence tan fácil, pero tenemos este consuelo con nosotros, que cuanto más duro es el conflicto, más glorioso es el triunfo”.

Para revertir un proceso de terror, psicosis, odio o lavado de cerebro se necesitan generaciones, el daño se hace muy rápido pero la cura es lenta, el proceso de desnazificación en Alemania duró unos 15-20 años y aun se aplica hoy, mientras que Hitler creo el entorno social psicológico óptimo para el nacionalsocialismo en unos 3 años, con la plandemia se hizo en pocas semanas porque el miedo a la muerte siempre es muy superior.

Yo lo dije de primeras que me parecía una farsa y que no me iba a pinchar una puta mierda. Que me la sudaba no poder viajar ni salir por ahí.

Me duele porque no pude convencer a nadie y varios estuvieron jodidos después de dos o tres dosis menos yo.

Política y socialmente fue un fracaso absoluto y no interesa que eso se recuerde y se pueda tirar en cara.

Mucha gente morirá prematuramente y otros quedarán con el organismo dañado por culpa de las “vacunas” que hostigaron para que nos pusiéramos voluntariamente.

El resto a tirar del carro. 

El odio que han conseguido que tenga al actual gobierno por muchas razones va a ser imposible de olvidar.

Yo lo comenté a mi entorno y a quien me lo preguntase directamente.

Fue un win win de manual porque mi suegra no nos dejó ir a su casa más.

Yo ni lo he pregonado ni lo he ocultado.

Siempre que me lo han preguntado, he contestado. 

Pero en honor a la verdad me han hecho más veces la pregunta: “pero todavía no te has cogido el covid?”.

Y, por la cara que algún covilerdo ponía, debía pensar que yo iba de farol al decir que ni una cosa ni la otra.

yo sólo lo dije cuando me lo preguntaron, pero ya me quedé a cuadros hace unos meses en un puto curso cuando por una tontería se me pone a sangrar la nariz y sale la chorrada… “será de tantas pcr”…y salgo, “ni la primera me hice”…ya todo cristo mirándome como un bicho raro, que eso era imposible, que si unos todas las semanas (hostelería) otros que no sé cuantas…

si suelto lo del pinchazo, cortocircuitan fijo

Pues no es por generalizar pero por ejemplo mi esposa cuando lleva a la niña a clase de ballet y al nene a clase de piano, dice que se comenta mucho el tema. Que hay un grupo de señoras que hablan de ello, incluso una que tiene muchos efectos secundarios y su médico de cabecera le dijo que tiene varios pacientes así. Debido a la vacuna y que el por lo bajini recomienda que ya no se vacunen pero solo se los dice a sus pacientes de mayor confianza.

Así que si, podría decirse que el tema está en el aire. Hace poco menos de un mes, estuve en un evento para presentar el metaverso en la empresa donde curro, había gente de la india, china, España, Argentina, México, EEUU, Perú, chile, etcétera.

Y resulta que al momento de hacer unas demostraciones y todos interactuar en grupo pero con un avatar personalizado… También surgió el tema.

Fue muy curioso porque frente a frente nadie decía apenas cosas. . .

Pero en el momento que cada quien hizo su avatar virtual, con el nombre que quiso y tal. . Las personas se abrieron a muchos temas, algunos confesaron miedos, traumas, etc.

Muy revelador. Y básicamente 2 colombianos hablaron de los efectos secundarios, uno de usa y otro de argentina.

En fin, ahí queda. Menudo tocho

Da igual son los mismos que en su día defendían que los pisos nunca bajan , en dos dias estarán abducidos por otra cosa

De lo que puedo dar fe es de lo que se habla en mi presencia y afirmo que SÍ se habla de la ponzoña. Y si no saliera la conversación la sacaría yo, lo disfruto y mucho. Antes y ahora también.

De lo que NO pareces estar informado es que ya es oficial: nunca hubo datos fiables sobre la seguridad y eficacia de los pinchazos. Nunca evitaron la transmisión de virus alguno. Te engañaron y conculcaron derechos fundamentales en base a patrañas. Te engañaron y sigues en la fase de negación: NEGACIONISTA ERES TÚ.

Los que NO nos rejoneamos NO corrimos ningún riesgo mayor de enfermarnos. Los vacuñados no podéis decir lo mismo salvo, claro está, que seáis NEGACIONISTAS. Es lo que tiene enmierdarse el organismo con supuestas terapias genéticas experimentales., que NO se puede saber que puede suceder. Lo único completamente claro es que, en el mejor de los casos, no sirven para nada bueno.

En mi caso, mi entorno familiar lo sabe, algunos conocidos de los bares donde voy también les dije en su día que no me vacunas. Ante un director de obra covidiano tuve que practicar la taquiyya, cambié de empresa, y de estar solo en el trabajo me vi rodeado de gente. Mantuve el perfil bajo, rodeado de covitontos. Poco antes del apartheid, viendo que me iba a tener que delatar deje de ir a desayunar, me busque una excusa de desayunar en casa con mi mujer. Ahí creo que se olieron la tostada. Después, en el trabajo, cuando uno se puso la tercera, me preguntó si me puse la tercera, al contestar que no, me preguntó por las otras dos y ya salí del armario. Me llevo relativamente bien con la gente del trabajo, aunque ellos desde su ignorancia, pensaran que soy Miguelbosiano, pero buena gente.

Yo nunca oculté mi NO vacunación. Hacerlo me parece de cobardes.

Lo peor mi madre, durante meses continuamente dándome el coñazo.

En el entorno laboral siendo claro y con la cabeza bien alta.

Ahora esperando el momento de soltar las correspondientes puñaladas al que se lo merezca.

Yo nunca me oculté

incluso en el trabajo teniendo que viajar todas las semanas en avion – incluso durante la pandemia –

un dia dormi en el aeropuerto de Berlin por que no me dejaron dormir en el Hotel

al mes presenté mi dimisión

Los COBARDES DE MIERDA nunca en mi equipo.

Siempre dije lo que pensaba de ésta farsa pandémica y por supuesto que no me iba a meter esa mierda.

Hasta mi jefe me amenazó con despedirme:

-¡NOS ESTÁS PONIENDO EN PELIGRO A TODOS! -me llego a decir el muy subnormal. Me dio a entender que se estaba esperando a que sacasen una ley para facilitarlo (es decir: que le saliese GRATIS librarse de mi). Ya le dije que eso no iba a suceder: que el Estado no se va a hacer responsable de subsidiar a los dañados por la vacuna ni puede prohibirte el derecho básico y constitucional de trabajar.

Para mi desgracia, aquí sigo. Me habría llevado una buena indemnización.

Mi entorno y quien me preguntase siempre supo que no hablaba con una puta cobaya pero respeto a los que deban seguir disimulando entre los zombies.

Yo no lo he ocultado, tampoco lo he ido pregonando, pero he intentado convencer a toda la gente que aprecio, aunque he tenido cero de éxito, no he convencido a nadie aparte de mi mujera que es como una extensión después de tantos años.

Tampoco es que tenga mucho mérito, pues no recibí tampoco ninguna presión insoportable.

Me temo que ahora saldrán a toro pasado legiones de vacunados diciendo “si esto ya lo sabía yo”, o peor, para no sentirse gilipoyas…, “yo tampoco me la he puesto”

Yo no me he puesto ninguna vacuna, ni me la pondré. Pero no he visto a mi alrededor ningún muerto por ellas. 

No niego que esté habiendo muertes y que lo estén ocultando, pero la cantidad no tiene que ser muy grande, ya se sabría y habrían saltado las alarmas.

Aquí yo creo que se ha exagerado por ambas partes, tanto negacionistas (fatalismo) y como oficialistas (optimismo).

Yo no mentí, aunque sí que es cierto que antes no sacaba el tema si no me preguntaban y ahora ya hablo abiertamente de ello.

A mi modo de ver, casi fue peor no vacunarse y ocultarlo que vacunarse. La cobardía de unos ayudó a que se nos acorralara más a los que dimos la cara desde el minuto cero.

Muy mal

Yo nunca he tenido problema en decir que no me pincho esa mierda bajo ningún concepto. Pero solo si me lo preguntan, nunca saco el tema. Sacaba el tema hasta el verano del 2020, a partir de ahí me di cuenta que la inmensa mayoría a mi alrededor iba solo por un camino, el de obedecer sin rechistar.

Todavía es demasiado pronto.

No hay ninguna necesidad y no aporta nada.

Seguiré con la estrategia de la discreción.

Yo no lo lanzaba a los 4 vientos, pero si que lo saben todos o la mayoría de mi trabajo y familia.

Pero reconozco que lo pasé bastante mal, en especial a finales de 2021 cuando el único compañero de trabajo que junto a mi no estaba emponzoñado cedió. 

Solo tengo una amiga que no está emponzoñada, y la pareja de mi hermana pero hace un mes y algo se la puso por motivo laboral, no voy a entrar en detalles.

Si no llega a ser por este foro y varios usuarios de forocoches tal vez hubiese cedido.

Siempre estaré agradecido a los usuarios que han estado todo este tiempo en este subforo, les debo la vida por así decirlo.

Yo he visto cómo gente en el siglo XXI actuaría como en los tiempos de las quemas de brujas sin ningún tipo de contemplaciones y a nivel familiar también. 

Gente a las que le habría parecido bien que gaseasen en campos de exterminio a los no vacunados. Una creencia en las vacunas experimentales absoluta. 

La pandemia ha servido para saber cómo son aquéllos con los que convivimos.

Yo estuve dando la matraca en contra de la vacuna hasta que ví que iba a ser inevitable que todos nos la pusieramos para no ser expulsado de la sociedad. Quizas si hubiera sido yo solo le hubiera echado mas cojones y no haberlo ocultado pero siendo padre y para evitar que mi hijo sufrieda tambien cierto apartheid por tener unos padres ‘pirados y antivacunas’ decidimos decirle a todo aquel que nos preguntara que estabamos pinchados. 

En el caso de mis padres, mi madre se negó en redondo desde el minuto 1 y mi padre la acompaño, tambien mintiendo a todo su entorno. Han tenido que morderse mucho la lengua en su entorno, sobre todo mi padre, para no pegarle dos ostias a los que propugnaban hacerle la vida imposible a los novacs.

En mi entorno laboral soy un pinchado mas, dejé de hablar de las vacunas a mediados del año pasado pero aun recuerdan mis ‘soliloquios’ en contra de ellas. Yo ya dejé de opinar sobre ello, en vista de que nadie me estaba haciendo el menor caso y pasaba de gastar saliva en balde.

Hoy dia sigo (seguimos) ocultos y no hablamos de ello. Pienso que esto no se ha terminado y que nos tocará seguir escondidos en estos temas.

El mejor, un colega nuestro con el que a veces quedamos con los crios. No se ha callado ante nadie su condicion de novac y lo ha pregonado hasta en los peores momentos de la pandemia. Y lo peor es que yo soy un empozoñado mas para él, pero lo que no se puede es mentir a todo el mundo y luego ir diciendo ‘eh que no, que era broma, yo tambien soy un purasangre’.

Admito mi cobardía pero estoy seguro de que hicimos lo que teniamos que hacer. Y hemos pasado en casa muy malos momentos con este tema, sobre todo cuando pusieron el puto nazipass. Participé en varias manifas anti pase y denuncié a un chiringuito del gobierno vasco por exigirmelo a la entrada de un museo.

Yo siempre he defendido, desde mi condicion de falso vac, a los que libremente han elegido no pincharse. Con grandes discusiones incluso y teniendo que oir como practicamente la borregada pedir camara de gas para los no pinchados.

Hace un mes quedamos los amigos para cenar y aparte de mi y otro colega plandemista, salió otro colega admitiendo que tras ver lo jodida que se puso su madre decidiera no pincharse. 3 nopinchados de 12 que estabamos en aquella sociedad gastronomica. Y tengo una rabia tremenda por un colega de los que mas aprecio, que siempre ha sido critico con todo, tragandose la pandemia como un fakir el sable.

los no vacunados, que mintieron, no seran como los que se dejaron bigotito en el franquismo, simulando ser de la falange, sin serlo?

Eran valientes, o farsantes?

Casi preferiria un falangista con carnet, a un imitador que despues de la muerte de franco (caida del sistema de creencias), se jactaba de no haber pertenecido a un grupo, al que simulo pertenecer.

Prefiero un vacunado, que fue convencido y no dudo de sus gobernantes mentirosos, a uno que conociendo la verdad, la oculto a sus seres queridos y conocidos.

Las sociedades, suelen funcionar mas o menos asi, ante una nueva imposicion masiva de creencias:

30% de radicales irracionales (movidos por intereses de un grupo minoritario con poder)

50% de ovejitas que siguen el rebaño

20% de criticos, y de estos la mitad, 10% del total, activos.

Si los criticos, no callaran y mostraran a 1 o 2 de cada 10, de sus conocidos su punto de vista, ya tendrian tanta fuerza como los irracionales, y el rebaño quedaria protegido, al haber otro punto de vista, que rompiera el pensamiento unico.

Pero su cobardia, que ahora expresan con orgullo, permitió implantar el pensamiento unipolar.

3/12 es la proporción del 25% del Experimento de Asch. 

Hay alrededor de un 25% de positivistas en la sociedad y lo son incluso aunque hayan tenido que pincharse por la alta presión social y tener un trabajo del que no se pudieran escaquear. 

Ese 25% mayormente ha decidido ocultarse. Efectivamente, no hay nada que hacer y lo que ocurre es que se enfrentan. Prefieren caer con la mayoría a ser señalados.

Vivimos en sociedad. Se trata de presión evolutiva. Aquellas sociedades con mayoría positivista no sobrevivieron a aquellas sociedades capaces de convencer a los individuos de que hacer la guerra contra ellos era lo “bueno”

La proporción de 75%/25% de colectivistas/positivistas no es casual, es lo que ha permitido, para bien o para mal, ser la sociedad que somos. Renunciar al individualismo y a su proselitismo no es cobardía, es una retirada táctica que en tanto te proteja temporalmente a tí y a tu grupo cercano no es censurable. Quien resiste, gana.

Ya hay más arrepentidos de haberse vacunado que gente no vacunada.

Mi caso es diferente a la mayoría, pero lo contaré de todas formas. Es un tocho, como de costumbre, pero a lo mejor le sirve a alguien.

Como ya he explicado en otro hilo, a la vista de la crisis que se avecinaba, desde 2019 me esforcé en buscar trabajo en Suiza, y lo logré de milagro, salvándome de las consecuencias económicas del primer año de la “pandemia”. Al final de la primera semana tuve que salir corriendo de allí para no quedarme atrapado por el cierre de fronteras en ciernes. Previamente había habido una inundación de videos e informaciones sobre lo que pasaba en China, y era partidario de una linea no dura, lo siguiente.

Sin embargo, acabé dando un giro de 180 grados por varios motivos, como por ejemplo:

Analizando lo de Wuhan quedaba que no había por donde cojerlo: a pesar de que China comunicó a la OMS que había contagiados por todo el país (AQUÍ), sólo hubo confinamiento en Wuhan además de alguna medida en alguna región (AQUÍ); al cabo de unas semanas, el gobierno central intervino defenestrado a los gobernadores responsables de esas medidas (AQUÍ) y anunció que se había acabado la pandemia. Y, desde entonces, ni un contagio más según los datos oficiales convenientemente manipulados (AQUÍ). Y puuuunto.

Luego leí en la prensa australiana que había habido una conspiración por parte de EEUU y sus aliados a finales de 2019 para hacer creer a China que veía una pandemia muy peligrosa en la que participaron los jefes de gobierno de la alianza anglosajona de los Cinco Ojos (AQUÍ, sobre los Cinco Ojos AQUÍ).

Pero lo mejor fue que, cuando abrieron de nuevo la frontera suiza y pude volver a ir a trabajar. Me encontré en una situación surrealista: en Alemania, paranoia y restricciones brutales que, tras pasar la frontera, desaparecían. En Berna, donde estuve trabajando, no había ni rastro de restricciones, ni siquiera mascarilla, salvo algun anciano por la calle. Y tampoco había pilas de muertos por las calles.

Personalmente, lo que más me convence de lo que estamos viviendo es la tesis de Fabio Vighi, con el que me he puesto en contacto (sobre su tesis, AQUÍ, AQUÍ  y AQUÍ).

En octubre se me acabó el contrato, justo cuando empezaron a meter en Suiza las mismas medidas que en el resto de Europa.

Fue entonces cuando descubrí que tenía un cancer de colon muy avanzado.

En mi familia el cancer ha causado estragos; el de colon, en particular. El que me tocó. A todo el que se lo diagnosticaron acabó en el hoyo, salvo una excepción que recibió tratamiento en Cuba. Para mí quedó claro que me había llegado el final, me tocaba asumir que me iba, y decidir si contárselo a mi mujer y mis hijos o no. Decidí callar, para no vivir el tiempo que me quedaba en un ambiente de funeral.

Fue entonces cuando dijeron que habían logrado desarrollar milagrosamente una vacuna contra el Coronavirus de marras. Todo me parecía muy raro, por diversos motivos. Entre ellos:

▪ que los veterinarios contaban que nunca se había conseguido una vacuna contra un coronavirus por su velocidad de mutación,

▪ que las empresas farmacéuticas de prestigio se mantuvieron al margen de sacar medicamentos contra el Coronavirus,

▪ que las que sacaron vacunas eran una de las empresas más multadas del sector por sus practicas mafiosas (Pfizer) y otra que nunca antes había sacado una vacuna (Moderna)

▪ que la efectividad que se aseguraba tenían nunca se había logrado,

▪ y que nunca se había aprobado un medicamento basado en la tecnología ARNm porque no habían pasado los test reglamentarios…)

Pero lo definitivo vino más tarde, cuando dijeron que tenía que vacunarse todo el mundo. Yo sabía que a las personas con cáncer de colon siempre se las había recomendado evitar medicarse y no tomar ninguna vacuna (ni de la gripe), porque la enfermedad afecta directamente al sistema inmunitario. Además, al informarme sobre las “vacunas”, me enteré de que, para que el sistema inmunitario no rechazase el potingue ARNm, se inyectaba con otra sustancia que desactivaba el sistema inmunitario. En resumen, que se debilitaba el sistema inmunitario para poder inyectarse una sustancia que no daba garantías de efectividad, según avisaron revistas científicas que habían analizado los datos de Pfizer.

Entre tanto, yo empecé mi calvario personal. Tras lograr cita y hacerme un análisis, se confirmó que era cáncer y estaba en un estado muy avanzado, por lo que me tocó ingresar de inmediato en el hospital (de hecho, no me dejaron salir tras el análisis), y estuvieron haciéndome todo tipo de test durante una semana. A finales de mes me operaron y tuve suerte: todo salió bien y no me recomendaron hacer una quimioterapia. En definitiva, me había librado. De repente fui consciente de que iba a envejecer y que como estaba seguro que no llegaría a los 60, nunca me había preparado para ello (ahorros, jubilación…), pero eso es otra historia.

De manera paralela al desarrollo de mi historial clínico, desde mediados de 2020 ya me había posicionado claramente contra la dictadura hipocondríaca. Afortunadamente, en Amor y Rabia la opinión mayoritaria era de no tragarse el discurso hipocondríaco/pandemista, sin duda debido a nuestras raíces en la insumisión y la lucha contra otra mentira similar, la del SIDA, que también denunciamos (AQUÍ). Debido a ello, hemos sido posiblemente el único grupo anarquista de España que ha hecho una campaña constante contra la dictadura sanitaria, como puede verse en lo que hemos publicado desde el comienzo de esta locura (AQUÍ).

A nivel personal, me he negado a vacunarme: las “vacunas”, que el director de la Bayer para productos farmacéuticos reconoció que eran en realidad terapias genéticas (AQUÍ), me recordaban demasiado al AZT, un producto que, con la excusa de combatir el Síndrome de InmunoDeficiencia Adquirida (SIDA), provocaba inmunodeficiencia.

En casa, aunque evité hablar del tema, cada uno tomó por su cuenta la decisión de no inyectarse la terapia genética (lo cual me alegró porque somos todos muy tozudos). La única persona que lo tuvo que hacer, lo hizo debido a estar en otra ciudad, y no tardó en darse cuenta del error: una semana después de meterse la segunda dosis sufrió un bajón brutal, y tuvo que estar en casa sin poder hacer nada durante semanas; afortunadamente tenía alguien que ayudó y se hizo cargo de todo. Desde entonces ha sufrido catarros y gripes fuertes por primera vez en su vida, mientras anteriormente nunca tuvo ningún problema en invierno, al heredar mi sistema inmunitario. Añado aquí que he oido a varias personas -asesora fiscal, jefe de equipos en un proyecto, etc- que antes de la vacunación no tenían problema alguno (gripes o catarros), y desde entonces no lograban estar sanos del todo y enfermaban fácilmente, pero no se lo achacaban a la terapia genética. Más grave aún fue descubrir que estuvo a punto de sufrir un cáncer de colon pese a su juventud; afortunadamente, al ver lo que me pasó a mi, forzó al médico para lograr un análisis pese a su juventud, y aunque el médico dijera que no tenía sentido por ser tan joven. Resultado: pólipos en avanzado estado, que estaban a punto de pasar a la siguiente fase, lo que habría hecho necesaria una operación. En resumen, un turbocancer provocado por las “vacunas”, o así lo creo yo.

De esta locura yo he salido:

-Distanciado de la izquierda en general y del movimiento anarquista en particular. No solo por su colaboracionismo e irracionalismo, que podría entender en la primera etapa, sino por su negativa actual a reconocer que era todo mentira.

-Más convencido que nunca de que el sistema funciona a la perfección, ya que no hay el mínimo atisbo de resistencia o disidencia, aparte de alguna excepción carente de masa crítica.

-Contento de haber leido en mi juventud a Max Stirner, el filósofo alemán que defendió el individuo frente a la masa e hizo apología de la necesidad del egoísmo para defender los intereses individuales frente al discurso del “bien común” (AQUÍ).

Aprovecho para dar las gracias a quienes en este foro han luchado contra viento y marea contra las mentiras de los últimos años, tanto si estoy de acuerdo con (todo) lo que decían como si no, ya que me ayudó enormemente a darme cuenta de lo que estaba pasando.

Me alegro de que se halla recuperado usted. De acuerdo en lo de Fabio Vighi. La verdad es que ni la izquierda ni la derecha han dado la talla.

Y en otra situación… ¿habría motivos para mentir???

En ninguna, pero con la cantidad de HDLGP que hay pro vacunas que NO RESPETAN a los no vacunados tratándoles como apestosos, hay gente que si ha tenido que mentir solo para evitar discusiones e incluso peleas. Cuando hay gente que trata un tema como religión intentando además sentar cátedra sin haberse leído la letra pequeña, es cuando te das cuenta de la cantidad de gente que hay totalmente prescindible para el bien de la humanidad.

yo si lo oculte un tiempo a los amigos , pero con el tiempo dado que estos ya pinchados renegaban de la vacuna no pude ya aguantar mas y les dije lo que hay , “os he mentido yo no me vacunado, ni lo haré ni de coña”

creo que hice bien, odiaba ver a la gente haciendo la preguntita te has vacunado?,. y resulta que mis amigos tambien me hacen la preguntita .

no creo que ellos crean que yo sea un ser ,con mayor percepcion, o algo positivo ,no. creo que piensan que soy un egoista insolidario que solo piensa en si mismo, jajaja 

se que con el tiempo , a saber cuanto, me reconoceran sin duda que no solo no vacunarse es la decision correcta ,si no que es lo que hacen los aún libres pensantes

yo les decía: “si, estoy vacunado… del tétanos, la rubeola, el sarampión, etc.”

y si insistían. “estoy vacunado de lo que tengo que estar”.

Nosotros en nuestro entorno -familia, amigos- desde el primer momento hemos dicho la verdad, que estaba en contra de las vacunas, esto nos costó la cena de Navidad, ahora ya están haciendo planes para las fiestas navideñas y les hemos dicho que no cuenten con nosotros.

A los conocidos, vecinos, etc. no, no les hemos dicho ni pío.

Las pocas veces que se ha hablado del tema, ya sea con familiares o con cualquier amistad, yo nunca me he escondido. Sobretodo durante el año 2021 era un tema bastante recurrente: “¿y a ti cuándo te toca?” o los típicos: “está todo colapsado y no dan horas para el pinchazo”. Yo no soy de contar más de lo necesario, pero si me preguntan directamente no tengo nada de lo que esconderme. Así he actuado siempre y así seguiré actuando mientras siga vivo.

Yo estaba embarazada y oculté mi condición de no vacunada, excepto a mis padres y mi hermano. La presión era tal que también oculte el embarazo hasta que estaba de 5 meses, ya que a las embarazadas se les insistía todavía más. 

Ha sido todo lamentable, me sentí muy sola. Otra de mi trabajo es novac y seremos amigas para siempre.

Ni olvido ni perdón.

Asesinos, protege a tus abuelos, aislamiento en campos de concentración, por lo civil o militar, pagarte tus gastos médicos de la seguridad social, pegatina para identificarlos, despido laboral, no renovación contrato laboral, prohibición acceso a lugares públicos, etc….

Politico/as, medios de comunicación, familiares totalitarios, funcionarios sumisos, colegios oficiales médicos y enfermería, científicos , Empresarios, Sindicatos, hosteleros, profesorado cobarde, colaboracionistas policía nacional,.guardia civil, poli local y autonómica, etc…..

y por último, padres cobardes e irresponsables que colaboraron en el aislamiento y discriminación de niños no vacunados en las escuelas y actividades extraescolares.

Sólo faltó un llamamiento al linchamiento físico….y todo por enriquecimiento de unos malnacidos e implantación de recorte de derechos. 

Mucha rabia contenida y sufrimiento durante estos tiempos que nos ha tocado vivir.

Punto positivo a este experimento social es darse cuenta de cómo funciona nuestro entorno familiar, laboral y social.

Esto no ha acabado por desgracia. Ucrania es el nuevo covid.

Salud y fuerza para los valientes.




Fuente: Noticiasayr.blogspot.com