March 17, 2023
De parte de Libre Pensamiento
1,783 puntos de vista

Mari 脕ngeles Garc铆a, David Jim茅nez y Miguel 脕ngel Mart铆nez. Fundaci贸n Salvador Segu铆.

El objetivo de este art铆culo es reflexionar sobre algunas de las ideas que Segu铆 comparti贸 sobre educaci贸n, y aquellas que termin贸 asimilando desde los grandes fil贸sofos y maestros anarquistas y racionalistas. Tras su asesinato, cabe preguntarse si esas ideas, si esa educaci贸n so帽ad, fue construy茅ndose o qued贸 en los m谩rgenes de la Historia.

Contexto educativo 1900-1923. Leyes. Tasas de analfabetismo

No son pocos los manuales de Historia de la Educaci贸n que obvian la influencia que la Escuela Moderna de Ferrer y un grupo numeroso de ense帽antes racionalistas tuvo en el devenir de la Pedagog铆a, en Espa帽a, durante las primeras d茅cadas del siglo XX. Es injustificable el desprecio con el que se silencia la enorme labor de maestros y maestras racionalistas,con multitud de escuelas naciendo al amparo de ateneos y sindicatos anarquistas bajo los principios de una pedagog铆a libertaria que puso en valor, hasta el fin de la Guerra Civil, planteamientos educativos de enorme calidad metodol贸gica.

Debemos comenzar situando la cuesti贸n educativa en Espa帽a durante la infancia de Salvador Segu铆 para comprender el abandono de la escuela y los posteriores planteamientos que hacia la cultura y la ense帽anza mantuvo el Noi del sucre.

La Ley de Instrucci贸n P煤blica de 9 de septiembre de 1857, conocida como Ley Moyano, se mantuvo en vigor hasta la Ley General de Educaci贸n de 1970.  La Ley Moyano, con rasgos de centralidad y de subordinaci贸n del Estado frente a la Iglesia, estableci贸 la gratuidad en primaria, pero solo para aquellos a quienes resultara imposible abonar una matr铆cula, y estructur贸 la ense帽anza desde la elemental y obligatoria hasta la universitaria y profesional. Ahora bien, no garantiz贸 el acceso a la ense帽anza primaria a la mayor铆a: continu贸 con la segregaci贸n de sexos 鈥 incluso ense帽ando materias muy diferentes a ni帽as y ni帽os-, y no impuls贸 ni la creaci贸n de escuelas ni la formaci贸n profesional a pesar de ser claramente causas del retraso y de la desigualdad social del pa铆s.

Con el inicio del siglo XX se crea, en 1900, para la modernizaci贸n y el progreso educativo del pa铆s, el Ministerio de Instrucci贸n P煤blica y Bellas Artes, as铆 como la Junta para Ampliaci贸n de Estudios de Investigaciones Cient铆ficas (1907), la Residencia de Estudiantes (1910) y la Residencia de Se帽oritas (1915), entre otras entidades.

La realidad es que ni la infancia, ni la juventud, ni la poblaci贸n obrera -incluyendo a las mujeres- se beneficiaron de un plan o de una legislaci贸n que no acomet铆a la necesidad de reducir las horas laborales para formarse, que se olvidaba de ofrecer soluciones al trabajo infantil, gracias al que miles de familias subsist铆an, que no regulaba la creaci贸n de m煤ltiples escuelas, que en la formaci贸n y modernizaci贸n del profesorado continuaba muy alejado de llegar a la totalidad, que segu铆a garantizando la presencia de los pilares f谩cticos, de la Iglesia y del Estado, reprimiendo aquellas escuelas modernas que no le eran fieles. Esta era la realidad escolar estatal con la que creci贸 Salvador Segu铆.

En cuanto al nivel educativo de la poblaci贸n, si consideramos los trabajos de Vi帽ao, Guere帽a, G贸mez, Tiana y otros[1],  al comenzar el siglo XX, sobre un total de 18.618.086 espa帽oles, la tasa de poblaci贸n analfabeta era 11.875.790, es decir un 63,78 % de la poblaci贸n no sab铆a leer ni escribir. Si a ello sumamos el de la poblaci贸n semianalfabeta (aprendi贸 a leer, pero no a escribir), el 铆ndice es abrumador y muy alejado de los principales pa铆ses europeos. Las consecuencias para el crecimiento cultural, la igualdad econ贸mica y de g茅nero, la formaci贸n profesional que permitiera la modernizaci贸n del pa铆s y la mejora en las condiciones de trabajo, as铆 como el acceso a formas democr谩ticas de expresi贸n y representaci贸n quedaban cercenadas irremediablemente. Esta inacci贸n del Estado llev贸 al movimiento obrero a buscar sus propias v铆as de formaci贸n.

La formaci贸n en Segu铆. Autodidactismo.

Sabemos que Salvador abandona muy pronto la escuela, que le aburre, que no consigue quedarse quieto en las aulas mientras en la calle hay un mundo que le espera.  Una y otra vez, sus padres intentan que recapacite, pero al no lograrlo, aceptan que su hijo deje la ense帽anza y comience a trabajar. Ignoramos la escuela a la que asisti贸 en sus primeros a帽os, aunque sin duda, por las manifestaciones de apoyo al maestro Ferrer, en nada debi贸 parecerse a una escuela racionalista. Salvador, a los 10 a帽os empez贸 a trabajar encontrando un compa帽ero que le prestaba libros 谩cratas y filos贸ficos. As铆 aprendi贸 la importancia del saber. De manera que Segu铆 fue, como muchos anarquistas, un autodidacta que aprendi贸 de los libros, de los grandes pensadores, de los compa帽eros y asistiendo a las conferencias de los ateneos. As铆 se convirti贸 en un 鈥渂rillante orador鈥, en palabras de Viadi煤.

El posicionamiento educativo de Segu铆 es uno de los aspectos menos estudiado hasta el momento. Conforme a los planteamientos de Mella, m谩s que a los de Ferrer, considera que se trata de ense帽ar a lo largo de la vida, a la infancia y al movimiento obrero de forma permanente, pues sin formaci贸n no habr谩 un d铆a despu茅s de la revoluci贸n. Podemos comprobarlo en algunos art铆culos y entrevistas o conferencias en los que menciona la importancia de la educaci贸n, as铆 como en dos peque帽as novelas: El optimismo de Silverio Salgado, publicada en La Novela Roja en 1922 y Escuela de rebeld铆a, publicada formando parte de la colecci贸n La Novela Social.

Es transparente la voluntad de Segu铆 al situar en primer plano la toma de conciencia del proletariado mediante la formaci贸n, la reflexi贸n, el di谩logo entre compa帽eros, la asistencia a conferencias y con otros medios ajenos a las estructuras educativas y culturales de la oligarqu铆a y el Estado.

Segu铆 entiende la labor del sindicato como la herramienta para que las masas se eduquen manteniendo una actitud digna entre los trabajadores, donde se coloquen en primer lugar los valores que la escuela debe vivir desde edad temprana. La actitud en el sindicalismo es el compromiso, el ejemplo para educar, basta con unos pocos y no con miles no preparados鈥 鈥淣os interes贸 al principio tener diez trabajadores capacitados, dignos, conscientes de sus deberes y de sus derechos y no tener diez mil obreros que no supiesen resistir la persecuci贸n, el atropello, el hambre, la c谩rcel, toda esa lista de infamias con que se nos ha intentado amedrentar. Porque nosotros sab铆amos que el ejemplo de esos diez ser铆a bastante para educar a las masas en una escuela de mejoramiento social鈥 (El Heraldo de Madrid, 4 de octubre de 1919).

En la l铆nea de Kropotkin, sit煤a la solidaridad en la base de toda acci贸n: 鈥淪in la solidaridad no puede existir la sociedad鈥, de ah铆 el rechazo al individualismo capitalista, a una escuela competitiva y segregadora. Segu铆 aspiraba a la educaci贸n para todos, lo que 茅l no pudo tener: 鈥減orque la justicia no puede existir sin que se establezca una igualdad econ贸mica y se ofrezca a todos por igual los medios de una educaci贸n superior鈥 (Espa帽a Nueva 25 de octubre de 1920)

Ya en el encierro del Castillo de La Mola se pronuncia a favor de 鈥渃rear nuestras Universidades y nuestros Ateneos鈥. Es clave la identificaci贸n del sindicato con su papel educativo: 鈥淗emos comprendido que en el fondo todo es un problema de educaci贸n. Y con la educaci贸n desaparecer谩 en nosotros el sentimiento un poco mezquino de obreros para dar paso al m谩s amplio de hombres鈥. (Vida Nueva, 1 de mayo de 1922).

La CNT convoca una conferencia para discutir temas de educaci贸n. Segu铆 considera que la educaci贸n de la 鈥渃onciencia nueva鈥 debe preceder a la revoluci贸n: 鈥減ero s铆 afirmamos que mientras no se eduque no se podr谩 hablar de verdadera emancipaci贸n, y que sostener lo contrario es enga帽arse o enga帽ar a los dem谩s鈥 (Vida Nueva, 12 de junio de 1922). 

Para Segu铆 no se puede llegar a la Revoluci贸n sin estar preparado para organizar el mundo del d铆a despu茅s, por ello ha de acudirse a la formaci贸n continua, incluso 鈥utilizar铆amos lo utilizable de la burgues铆a鈥, destruyendo todo cuanto en la cultura perjudique al obrerismo:  escuelas que perpet煤en la desigualdad social, Universidades sin acceso para la clase trabajadora, instituciones que garantizaban la distancia cultural y los privilegios socioecon贸micos.

Escuela Moderna y Escuela Neutral. La educaci贸n en los Congresos de la CNT

La Escuela Moderna fue fundada por Francisco Ferrer y Guardia en 1901, siendo asimiladas sus ideas por los grupos anarquistas que se identificaron con este modelo pedag贸gico. Las detenciones, el juicio y fusilamiento al que fue condenado el pedagogo catal谩n, a pesar de las protestas en Espa帽a y en otros pa铆ses, no impidieron que sus ideas y las de sus colaboradores, entre los que hay que destacar la inicial presencia de Clementina Jacquinet, se difundieran con la editorial en la que particip贸 Anselmo Lorenzo, el Bolet铆n de la Escuela Moderna y la publicaci贸n Humanidad Nueva.

Analicemos a continuaci贸n c贸mo se abord贸 la cuesti贸n de la ense帽anza en los congresos de la CNT durante la vida de Segu铆 y en los que 茅l particip贸:

En el Congreso de Constituci贸n de la CNT celebrado en Barcelona del 30 de octubre al 1 de noviembre de 1910, se present贸 una ponencia que incid铆a en la creaci贸n de escuelas dentro de los sindicatos, empleando como m茅todo de ense帽anza 鈥渓a divulgaci贸n racional de los conocimientos cient铆ficos y en la aplicaci贸n de la ense帽anza t茅cnico-profesional鈥. Las escuelas deb铆an sostenerse con las cuotas de los propios sindicatos o ateneos. Adem谩s, se hac铆a hincapi茅 en la ense帽anza b谩sica; en la formaci贸n t茅cnico y profesional y el empleo de la metodolog铆a racionalista, como la corriente pedag贸gica m谩s acorde a los principios del movimiento libertario.

En el Congreso de Sants de 1918, en la cuarta ponencia, se aborda directamente la cuesti贸n de la ense帽anza. El sindicalismo se asocia a la escuela racionalista, pero se requiere la formaci贸n del magisterio y la dotaci贸n de los recursos necesarios para las aulas. Adem谩s, se decanta por la actitud positivista y ut贸pica confiando en la educaci贸n como medio para la superaci贸n de la explotaci贸n de la masa trabajadora. Para conseguir estos fines, el sindicato ha de luchar para crear escuelas gratuitas; fomentar en el obrero la obligaci贸n y el derecho a formarse, optando por escuelas graduadas. La Ponencia finaliza con esta conclusi贸n: 鈥淓s indiscutible que la Federaci贸n Local de Barcelona cuenta un n煤mero suficiente de federados que permite, estableciendo una cuota mensual de 0鈥20 pesetas, la recaudaci贸n de 84.000 pesetas anuales que se destinar铆an a estas escuelas鈥.

En el Congreso de 1919, desarrollado en el Teatro de la Comedia estuvieron entre otros ense帽antes racionalistas S谩nchez Rosa, Ram贸n Ac铆n, Alberola, Eusebio Carb贸 y Quintanilla. La quinta ponencia concluye que hay que implantar escuelas racionalistas y crear un Comit茅 pro-ense帽anza con la finalidad de: 鈥渁) La creaci贸n de una Normal Nacional, donde se elabore la materia prima, bien sea perfeccionando a algunos compa帽eros ya iniciados en conocimientos pedag贸gicos o algunos disc铆pulos aventajados salidos de las escuelas racionalistas. b) Que en dicha citada Normal nacional sean recogidos y educados los ni帽os hu茅rfanos de las v铆ctimas de los atropellos e injusticias sociales, aprovechando para el profesorado los que demuestren inclinaci贸n y capacidad. c) Ayudar moral y materialmente a aquellos Sindicatos que, reconocido su esfuerzo m谩ximo para poner en pr谩ctica esta necesidad, no puedan llegar a su realizaci贸n. d) Para realizar todo lo cual se deber谩 implantar una cuota obligatoria, que pudiera ser de diez c茅ntimos mensuales o de una peseta anual, de cuyos ingresos se har谩 cargo el citado Comit茅 pro ense帽anza鈥 Se urge a la creaci贸n de escuelas por parte de los sindicatos que tuvieran ya la disponibilidad y las fuerzas suficientes para hacerlo; que las escuelas no estuvieran masificadas, limitando el n煤mero de alumnos; que los locales contaran con las adecuadas condiciones de 鈥渉igiene, ventilaci贸n y alegr铆a necesarias鈥. Mediante la 鈥渋mplantaci贸n de una escuela de adultos preparatoria para que los individuos re煤nan las condiciones necesarias para desempe帽ar los cargos administrativos y delegaciones, para desenvolver con acierto la propaganda, forma de llevar en buena norma las discusiones y ponerles en conocimiento de toda la legislaci贸n social internacional鈥, se extiende la cultura a todas las edades. 

El asesinato de Salvador Segu铆 el 10 de marzo de 1923 y de sus compa帽eros no detendr谩 la labor de algunas escuelas racionalistas que ir谩n sorteando los l铆mites y la represi贸n durante la dictadura de Primo de Rivera; si bien, ser谩 durante la Rep煤blica y en plena Guerra Civil cuando el n煤mero de dichas escuelas crecer谩 en los ateneos y todas ellas contar谩n con el apoyo de las Federaciones Locales y Regionales de Escuelas Racionalistas.

La dificultad para crear escuelas continuadoras de una ense帽anza racionalista y el dif铆cil ejercicio de los principios de la pedagog铆a libertaria en la escuela p煤blica, son dos aspectos claves sobre los que reflexionar en la situaci贸n educativa que vivimos, donde la presencia de un modelo neoconservador est谩 convirtiendo la educaci贸n en el nuevo y lucrativo nicho de enriquecimiento, a costa de un pilar esencial para el desarrollo, la igualdad y el futuro de la sociedad. Necesitamos imbuir a la comunidad educativa del sentido solidario y del pensamiento cr铆tico que caracterizaba a Segu铆 y al profesorado racionalista.

BIBLIOGRAF脥A

Agust铆n Escolano (dir) Leer y escribir en Espa帽a. Doscientos a帽os de alfabetizaci贸n. Fundaci贸n Germ谩n S谩nchez Ruip茅rez, Madrid, 1992.

Narciso de Gabriel 鈥淎lfabetizaci贸n, semialfabetizaci贸n y analfabetismo en Espa帽a (1860-1991)鈥 Revista Complutense de Educaci贸n, vol. 8, n潞 1, 1997.

Mercedes Vilanova Rivas, Xavier Moreno Juli谩.  Atlas de la evoluci贸n del analfabetismo en Espa帽a de 1887 a 1981. Madrid CIDE, 1992.

Antonio Vi帽ao Fraga 鈥淎nalfabetismo y alfabetizaci贸n鈥 en Jean Louis Guere帽a, Julio Ruiz Berrio, Alejandro Tiana (eds.) Historia de la educaci贸n en la Espa帽a contempor谩nea. Diez a帽os de investigaci贸n (1983-1993). CIDE, Madrid, 1994.


[1] Antonio Vi帽ao Fraga 鈥淎nalfabetismo y alfabetizaci贸n鈥 en Jean Louis Guere帽a, Julio Ruiz Berrio, Alejandro Tiana (eds.) 1994, Historia de la educaci贸n en la Espa帽a contempor谩nea. Diez a帽os de investigaci贸n (1983-1993), Madrid, CIDE.; Mercedes Vilanova Rivas, Xavier Moreno Juli谩, Atlas de la evoluci贸n del analfabetismo en Espa帽a de 1887 a 1981, Madrid CIDE; Agust铆n Escolano (dir9, 1992, Leer y escribir en Espa帽a. Doscientos a帽os de alfabetizaci贸n, Madrid, Fundaci贸n Germ谩n S谩nchez Ruip茅rez; Narciso de Gabriel  鈥淎lfabetizaci贸n, semialfabetizaci贸n y analfabetismo en Espa帽a (1860-1991)鈥 en Revista Complutense de Educaci贸n, vol. 8, n潞 1, 1997 Universidad Complutense, Madrid, 1997

[Este art铆culo se public贸 en el Libre Pensamiento n潞 113, Primavera 2023]




Fuente: Librepensamiento.org