September 4, 2021
De parte de Indymedia Argentina
204 puntos de vista


A partir de inicios de agosto de este 2021 han impulsado una nueva etapa, más ofensiva y en diversos escenarios, denominada “Salvar Chile”, que tiene como característica la unificación de la extrema derecha a través del denominado “Movimiento de Resistencia Patriótica”, que involucra a varios ex uniformados, articulación de diversos canales de comunicación “patriótica” y ha integrantes de diversos colectivos políticos, algunos de ellos promotores y defensores de intereses de empresas neoliberales, como las forestales.

Existe una acción planificada desde el año 2020 de grupos de extrema derecha, incluidos neonazis, que han impulsado una operación/campaña con el único propósito de atacar el proceso constituyente que vive Chile este 2021, llamando la atención las acciones concertadas en el uso de las redes sociales con el fin de generar provocación, odio, denostaciones, tendencias y marcar pautas a los medios comerciales de difusión masiva, como parte de una estrategia que pretende debilitar, deteriorar, desgastar, deslegitimar,  si es posible anular o  en último caso, competir con mayor contundencia para la opción rechazo de salida frente a la propuesta de  una nueva Constitución Política para el país por parte de la Convención Constitucional.

Las acciones antidemocráticas se hacen a vista y paciencia del Gobierno de Sebastián Piñera, con pasividad absoluta a las campañas de odio, racismo e intentos de polarización que estos grupos vienen fomentando, quienes en una primera etapa, han denominado su actuar como “Resistencia Patriótica” y cuyas acciones principales se han concentrado en redes sociales.

A partir de inicios de agosto de este 2021 han impulsado una nueva etapa, más ofensiva y en diversos escenarios, denominada “Salvar Chile”, que tiene como característica la unificación de la extrema derecha a través del denominado “Movimiento de Resistencia Patriótica”, que involucra a varios ex uniformados, articulación de diversos canales de comunicación “patriótica” y ha integrantes de diversos colectivos políticos, algunos de ellos promotores y defensores de intereses de empresas neoliberales, como las forestales.

Foto: Alexis López.

Uno de los encuentros claves que ha tenido este proceso antidemocrático, es uno realizado el 20 de diciembre del 2020 por medio del canal “La Voz de Rubistein” (Ricky Rubistein), que contó con la participación de algunos de los canales de comunicación de la extrema derecha, entre ellos: Gonzalo Townsend Pinochet, sobrino del dictador Pinochet y del canal “Verdad Histórica”; Sebastián Izquierdo del denominado “Capitalismo Revolucionario” e integrante del colectivo político “Fuerza Nacional”. También el Neonazi Alexis López, uno de los principales impulsores a través del canal RST. Antonio Grandón del canal “Seguridad y defensa”, entre otros.

Sin embargo, la instancia articuladora de la extrema derecha contra el proceso constituyente reconocido por uno de sus impulsores, es la convocatoria que se hizo en abril del 2020 para iniciar el llamado “Movimiento Resistencia Patriota”.

Referentes políticos de la extrema derecha y la “operación” anticonstituyente

Fuerza Nacional: Agrupación que se presenta como proyecto de partido político, cuya primera presentación es “Reconocer el legado histórico del Gobierno militar que situó a Chile en las puertas del desarrollo”.  Entre sus directivos se encuentra como vicepresidente,  Hermógenes Pérez de Arce, abogado, periodista y escritor, ex Ministro de Augusto Pinochet y líder de este colectivo.  También lo integra, como tercer Vicepresidente: Augusto Pinochet Molina – Oficial (R) del Ejército y nieto del dictador Pinochet. Como miembro, se ubica aquí Sebastián Izquierda, de Capitalismo Revolucionario.

Patriotas por Chile: Otro proyecto político de sectores de la extrema derecha, el cual se presenta como “entidad política que busca representar los valores y principios esenciales del genuino pueblo de Chile. Libertarios, Republicanos y Patriotas”, dirigido por el coronel en retiro Christian  Slater Escanilla.

Partido Republicano: Partido constituido, en cuyas bases plantean: “Respetamos profundamente nuestra Patria hecha por quienes le han entregado su vida en el pasado, y promovemos y valoramos el compromiso con ella por parte de los chilenos de hoy y del mañana, defendiendo con orgullo nuestra historia, tradiciones y valores, las cuales precisamente son elementos constitutivos de nuestra identidad nacional”. Su líder es el candidato presidencial José Antonio Kast.

“Movimiento Resistencia Patriota”:  Es la instancia de articulación, organización, convocatoria, planificación contra el proceso constituyente que se vive en Chile, que reúne a diversos integrantes de las colectividades políticas señaladas y algunos vinculados a la Unión Demócrata Independiente (UDI), así como a independientes de extrema derecha que fueron parte del rechazo.

En su presentación, señala: “El Movimiento Resistencia Patriota es un Movimiento Político, Patriótico, no partidista. Cualquier Patriota se puede integrar sin tener que renunciar a sus propias ideas. Defenderá la Nación, la República y la Democracia. Su objetivo es “resistir la insurrección revolucionaria que estamos viviendo”.

Uno de sus principales impulsores, es Alexis López Tapia quien actualmente dirige el canal RST – Chile. Adquirió notoriedad en los medios de comunicación debido a que entre 1999 y 2010 lideró el movimiento neonazi “Patria Nueva Sociedad” y fue  uno de los organizadores de un denominado “Congreso Naz”»​ a finales de los años 90.

López, caracterizó el denominado “estallido social en Chile” del 2019 como parte de una “Revolución molecular disipada”, postura que popularizó al ser invitado a instancias conservadoras y militares de Colombia, incluso el ex-Presidente colombiano acusado de genocida y de redes paramilitares, Álvaro Uribe,  hizo mención de este término  para referirse a las protestas de 2021 en dicho país.

Durante un conversatorio en la Universidad Militar Nueva Granada en Colombia, explicó su teoría de «Revolución molecular disipada»: “llevar a cabo un nuevo modelo de acción revolucionaria horizontal, que normaliza de manera gradual y cotidiana disposiciones y conductas en orden de alterar el estado de normalidad social del sistema dominante, con el objetivo de ser derogado y sustituido”.

López, fue acusado desde julio de 1999 por haber extendido varios cheques sin fondos y en los meses posteriores acumuló 44 protestos y 25 denuncias por morosidades. Según las denuncias en los tribunales, las irregularidades del dirigente neonazi en términos de cheques sin fondos y deudas no cubiertas ascendieron a unos 10.000 dólares, consignó el medio IPS en la época.

Resistencia Patriótica

Es la primera parte de la campaña que comienza a gestarse desde antes de la instalación de la Convención Constitucional. Su impulsor, Alexis López, señaló en una transmisión de RST del 23 de mayo del 2021, lo siguiente: “En abril del 2020 se hizo una convocatoria del Movimiento Resistencia Patriota y estamos terminando un año de ese llamado y se sumaron otras personas también, comunicadores, youtuber, generadores de contenidos, algunas figuras también, y a un año de la convocatoria el movimiento tiene unos dos mil inscritos y está formando grupos de trabajo a nivel local y nacional para el desafío que vamos a tener el próximo año en agosto que va a ser este plebiscito de salida de la constituyente respecto a la nueva constitución”.

Agregaó en otro punto: “Como nosotros ya sabemos cómo a salir esa nueva Constitución y no necesitamos ser ni pitonisos ni nada por el estilo, las cosas ya están escritas. Usted Póngase a leer, haga el análisis, trabaje, se lo están diciendo en la cara y si no se da cuenta, quienes somos nosotros para decírselo, pero ya lo sabemos”.

Sobre los inicios de articulación, López indicó: “Estamos formando hoy día, los grupos de trabajo del Comando del Rechazo, quiero decir con eso, que queremos adelantarnos a lo que viene, porque no vamos a esperar a nadie, que mañana o pasado o a un mes se diga Uyy viene el plebiscito hagamos algo, no esta vez, NO esta vez. Vamos a armar los comandos del rechazo, los grupos de trabajo, de los comandos del rechazo, a nivel nacional. Necesitamos a todos los patriotas que quieran participar, a todos, aquí nadie sobra, todos son absolutamente importantes, todos (…) Necesitamos gente que tome la solución del problema y hacer su trabajo para la solución del problema, que deje de estar preocupada y comience a estar ocupada”.

Luego de destacar que había algunos cientos ya formados, también hizo el siguiente llamado: “Usted se hace responsable o no se hace responsable, no le pida a otro lo que usted debe responsabilizarse y lo que tiene que responsabilizarse es que no terminen por quitarle a Chile, a sus hijos, a sus nietos y condenarnos a un País de esclavos para el futuro. Es tan simple como eso ¿Lo entienden o no lo entienden? Usted puede elegir por la libertad o puede elegir ser esclavo (…) le dedica parte de su día en tiempo a esto, no vive de esto (…) Hemos hecho hartas cosas y lo más importante que estamos haciendo es que estamos formando a la gente que va a ser la verdadera resistencia al proceso en curso, ahí va a estar la resistencia, porque están formados, porque entienden, porque saben y porque además pueden y están comprometidos de hacer lo que sean necesario para evitar que se nos imponga la esclavitud que se nos quiere imponer. Patria o caos.

También se ha podido conocer que tienen un comando nacional y que uno de los canales de coordinación entre sus adherentes a través de aplicación de mensajería, es una cuenta Telegram desde donde coordinarían, señalado así por SJM quien indica haber sido expulsado del grupo.

El Equipo de Trabajo por Derechos Colectivos, señaló a El Ciudadano a fines de julio de este 2021, en el marco de las campañas racistas contra constituyentes que:  â€œLo ocurrido en estos casos, señalados como actos racistas, son parte de un contexto ideológico de sectores de extrema derecha que profesan el autoritarismo, el negacionismo, un falso patriotismo nacionalista, conservadurismo y populismo, cuyas acciones se instalan para alinear a grupos a través del manejo de sentimientos primarios y la irracionalidad”.

En efecto, en el denominado “Primer encuentro Patriota” por zoom y moderado por Ricky Rubistein, el miembro de Capitalismo Revolucionario y Fuerza Nacional, señalaba como principales mensajes que debía tener mensajes, sin hacer alusión directa a la constituyente: “Que todos nuestros mensajes sean de acción, que lleve al patriota que nos escuche, que lo lleve a una profunda indignación moral, que lo lleve a actuar en su vida cotidiana y entorno social y geográfico, imprimiendo nuestras consignas, en internet, en las calles, por la fuerza”.

La base principal de estos grupos ultras con respecto a esos sentimientos primarios que se señalan,  están relacionados con la defensa de: “La patria, la familia y la propiedad”.

Las campañas anticonstituyente y el uso de RRSS

Diversas aristas han tenido las acciones que buscan afectar el proceso constituyente que lleva adelante la Convención Constitucional, con acciones que han pretendido deslegitimar y denostar, incluido numerosos actos de provocación racista, mayoritariamente a través del uso de redes sociales.

Pedro Santander, Profesor titular de la Escuela de Periodismo PUCV y coordinador del grupo de investigación interdisciplinario Demoscopía del Espacio Público (DEEP), en una reciente publicación en Ciper, señaló que los ataques a la CC en redes sociales son claramente coordinados, no son espontáneos y siguen una lógica de agresión sistemática, quienes de acuerdo a una investigación, pudieron concluir que: “Ese procesamiento computacional nos ha permitido identificar poco más de ocho mil cuentas de usuarios únicos que, a su vez, fueron partidarios de la opción Rechazo en el plebiscito del año pasado, de acuerdo con sus explícitas expresiones dadas a conocer por ellos en redes sociales. Hoy esos partidarios del Rechazo forman parte activa de esta “tropa digital” que ataca coordinadamente a la Convención”. Destaca también que, además de coordinados, son ataques regulares: “no son cosa de un solo día, por el contrario, no cesan y muestran una dinámica activa durante todo el mes en Twitter”.

El martes 27 de julio nació un hashtag en Twitter en contra de la presidenta de la Mesa Directiva de la Convención, Elisa Loncón, que pedía su destitución. Según publicación de Plataforma Contexto, desde la Fundación Interpreta se hizo un seguimiento a la tendencia, analizando su ruta de inicio y difusión, junto a los usuarios que compartieron las palabras que, en su mayoría, se identifican con palabras como “Partido Republicano”, “Patriota”, “Anticomunista”, entre otros.

Al revisar el perfil del usuario a través del proyecto “Botometer” del Observatorio de Redes Sociales de la Universidad de Indiana, que tiene como finalidad entregar una pista acerca de la posibilidad de enfrentarse a un “bot” en Twitter, se encontraron datos que la Fundación Interpreta destaca con respecto a una cuenta difusora: “En suma, se le entrega un puntaje de 4.5 sobre 5, en donde 0 es lo más humano y 5 lo más bot: esta cuenta tiene un 87% de probabilidades de ser un bot. Al ser categorizado como un “echo-chamber” (cámara de eco), está en el espectro de las cuentas cuya finalidad es interactuar con contenido político y retuitear/eliminar publicaciones de este tipo en alto volumen”.

En Fundación Interpreta, definen a este tipo de usuarios como “cuentas anómalas”, aquellas con más de 500 publicaciones al mes sobre un mismo tema. Desde ese momento, el hashtag se comenzó a difundir e incluso fue utilizado por el diputado de la Unión Demócrata Independiente, Sergio Bobadilla.

Se identificaron 41 mil menciones sobre “Destitución de Elisa Loncón” o bien el #DestituciondeElisaLoncon, provenientes de 10.230 autores únicos. Es decir, en promedio cada usuario hizo cuatro tuits referentes al tema.

El director ejecutivo de la Fundación Interpreta, Tomás Lawrence, señaló al respecto: “Existe una estrategia detrás de un grupo de usuarios que lo que buscan es poder generar un copamiento dentro de la agenda, dando esta sensación de que hay muchas personas hablando sobre un determinado tema”.

Indicó que “entienden las dinámicas con las cuales pueden marcar la agenda. Hay estudios que señalan que el 40% de los Trending Topic que se generan en un día, al siguiente pasan a ser titulares de los medios. Por lo tanto, si ellos logran posicionar –por ejemplo– destitución de Elisa Loncón y pasa el filtro del 40%, se transforma en noticia y lo hablan en un matinal. Van a estar llegando a millones de personas que no tienen redes sociales, con un mensaje que dice que están pidiendo su destitución”.

El académico e investigador Pedro Santander también se refirió a estos hechos: “Se puede desprestigiar una posición o instancia minando simbólicamente su legitimidad, o, en tiempos de redes sociales, esparciendo fake news, instalando tendencias agresivas o difuminando discurso de odio en el contexto digital”.

Cabe consignar que en este último tiempo ha existido una selección de constituyente para una serie de ataques y denostaciones, varios con connotación racista y discriminatorios, como también una campaña de desprestigio replicados incluso al interior de la Convención por constituyentes de extrema derecha como Marcela Cubillos y Teresa Marinovic o incluso, la propia incursión provocativa del ex almirante, Jorge Arancibia, considerado un negacionista de las violaciones a los derechos humanos en la dictadura militar, ex edecán de Pinochet, quien se integró a la Comisión de Derechos Humanos de la Convención.

Diversas denominaciones al proceso se han instalado: Tiranía, neoinquisición, dictadura, autoritarismo, supremacistas, flojos, circo instituyente, incluyendo múltiples acciones de odio y racismo contra la Machi Francisca Linconao, la propia presidenta de la Convención, Elisa Loncón, entre otras personas, considerando que este tipo de campañas lo que hacen, entre otras acciones, es dirigir ataques a personas determinadas que pueden ser emblemáticas en el proceso.

El Equipo de Trabajo por Derechos Colectivos, señaló a El Ciudadano, que estas acciones: “Son parte de un contexto ideológico de la extrema derecha, con una campaña orquestada desde antes de la instalación de la Convención y que busca aportillar el proceso constituyente. Llama la atención la campaña desplegada en redes sociales a través de lo que se podría denominar un ejército digital, incluyendo a ex uniformados y quizás en servicio activo, con directrices pre formateadas, con deslegitimaciones, maquinaciones, cizaña y denostaciones. Llama también la atención que estos grupos acusen por ejemplo a la mesa directiva de la Convención y a convencionales de Pueblos Originarios, de Movimientos sociales o de la llamada nueva izquierda, con denominaciones de totalitarismo, supremacistas, tiranía, dictadores, autoritarismo y de censuradores a la libertad de expresión”.

Las campañas anticonstituyente también ha llevado a algunas provocaciones por parte de grupos en las inmediaciones de la Convención y ya se van incorporando nuevas formas complementarias que busca la deslegitimación y la cizaña.

Una de las acciones de deslegitimación, ha sido evidenciada por el Constituyente Bernardo Fontaine, con respecto a un gráfico sobre “sensación de confianza a la Convención Constitucional” de Cadem que muestra que más de un 50 % tiene poca o nada de confianza, publicado el 29 de agosto.

“Esta es una alerta! La mitad del país tiene poca o nada de confianza en la #ConvencionConstitucional   La respuesta a esto debe ser abandonar la politiquería, la pelea ideológica y la intolerancia, y concentrarse en redactar un proyecto constitucional entre todos y para todos”, planteó.

Con respecto a la instalación de cizaña, en una publicación La Segunda del 30 de agosto, sobre la posición del empresariado en la constituyente y la llegada ante esa instancia, el empresario Juan Sutil de CPC, expresó lo siguiente: “Tenemos varias estrategias para llegar a la CC, pero no las voy a ventilar públicamente porque me las pueden invalidar. Tenemos canales, hemos contactado a varios convencionales desde la centroderecha hasta la centroizquierda, alguien del Frente Amplio y de la Lista del Pueblo, pero aún es incipiente”, cuenta Sutil.

Salvemos Chile

Es el nombre de la segunda parte de la campaña del “Movimiento de Resistencia Patriótica”, la cual establece que: “El Movimiento llevará a cabo toda acción que implique y signifique la defensa de Nación, la República y la Democracia en el marco de la Constitución, las Leyes y el Estado de Derecho”.

Uno de los puntos que están intensificando es dar mayor visibilidad y coordinación con los denominados “influencers” para darle mayor seguimiento.

Para lograr este fin recomiendan: “Sigue a todos estos chilenos en redes sociales para conocer sus opiniones acerca de los temas más importantes. Esta es gente de buena voluntad, de todo tipo y origen, independientes, razonables, lógicos, honestos, divertidos, trabajadores, buscadores de la verdad con el genuino interés de mejorar el país para todos”, destacando a canales, comentaristas, organizaciones, blogs, virales, tuiteros, artistas, activistas.

También señalan: “Chile está en peligro mortal. Marxistas y globalistas quieren robarlo y destruirlo. No lo dicen los políticos traidores y lo ocultan los grandes medios de comunicación. Aquí encontrarás esa información censurada, lo que está prohibido escuchar: la VERDAD”.

Grupos vinculados al pinochetismo, al neoliberalismo, ex uniformados e incluso, hasta grupos defensores de empresas forestales, son algunos de los que aparecen destacados por “Salvar Chile”

A continuación, una selección de imágenes de las cuentas que promueve la campaña “Salvemos Chile”:

Fase news, desinformación, los bots y las campañas de odio

A través de redes sociales se viene promoviendo una serie de noticias falsas, campañas de odio, amplificados por numerosos bots que amplifican sus mensajes.

El Equipo de trabajo por derechos colectivos señaló a El Ciudadano en julio de este año,  que “estos ataques no son al azar ni coyunturales. Hay un comportamiento público de figuras políticas de este sector que asumen un rol y detrás, hay una acción orquestada que reúne a grupos formados que pretenden generar influencia en redes sociales, una distribución masiva de manera tendenciosa, con posicionamientos que confrontan y polarizan, lo que es engrosado con bots automatizados que muchas veces, al marcar tendencias e interacciones, les permite el acaparamiento de medios, es decir, la agenda pública. Por ello, responder a los discursos de odio bajo sus lógicas y superficialidades, sólo contribuyen a amplificar más las pautas de estos grupos neofascistas, ya que su objetivo no es el debate, sino una escalada saboteadora”.

Si bien, la mayoría de la campaña ha estado situada en el uso y manejo de rrss, también han adelantado intervenciones en la calle. Aunque no directamente se refiere a la constituyente, Sebastián Izquierdo participó en la transmisión del 20 de diciembre en el denominado “Primer encuentro patriota”, en donde hizo la siguiente declaración: “Hay que hacer una politización total, desde lo más cotidiano a lo más trascendente. Mensajes, un objetivo, acción política y concreta contra el enemigo, que no descarte el uso de la violencia en caso de ser atacados (…) Debemos recuperar y reposesionarnos en todos los espacios que la derecha gremialista ha cedido al enemigo”. }

Todas estas campañas de odio que se vienen articulando y de ataques sistemáticos a constituyentes y al proceso de la Convención se están realizando ante la pasividad (o complicidad) del gobierno de Sebastián Piñera.

En Chile aún no se avanza en la regulación normativa de los denominados fask news y los denominados bots, que son programas informáticos que efectúan automáticamente tareas reiterativas mediante Internet a través de una cadena de comandos o funciones autónomas previas para asignar un rol establecido que busca amplificar contenidos, usados en innumerables veces para campañas maliciosas.

Sin embargo, si ha suscrito una serie de tratados internacionales vinculantes referidos a sancionar los discursos de odio, que son prácticas sociales sistemáticas, estructuradas y estructurantes de la subjetividad y no como manifestaciones aisladas o fugaces, que buscan realizar actos de hostigamiento, discriminación, negación de derechos y –en sus casos más extremos– violencia.


Fuente: https://www.elciudadano.com/chile/salvar-chile-la-operacion-de-la-extrema-derecha-contra-el-proceso-democratico-constituyente/09/03/




Fuente: Argentina.indymedia.org