January 24, 2022
De parte de El Miliciano
230 puntos de vista
La empleada pidi贸 que retirasen las im谩genes sin 茅xito. La AEPD recuerda que retrasarse en atender la reclamaci贸n agrava la sanci贸n
Es frecuente que algunas empresas utilicen en p谩ginas web y redes sociales fotograf铆as en las que aparecen im谩genes de sus empleados, con fines publicitarios o de apoyo a su imagen. Sin embargo, llevar a cabo esa pr谩ctica sin el consentimiento de los trabajadores, no es una buena idea, pues puede ser contrario a la normativa sobre protecci贸n de datos y acarrear sanciones. Unas sanciones que, por a帽adidura, pueden verse agravadas si la empresa no atiende el requerimiento de los trabajadores para que retire esas im谩genes.
As铆 ha sucedido en el caso de una empresa dedicada a la formaci贸n, que difundi贸 a trav茅s de su p谩gina web corporativa y de sus perfiles en Facebook e Instagram, unas im谩genes en las que aparec铆a una persona que hab铆a trabajado en la misma, sin su consentimiento de esta y, posteriormente, sin atender a su solicitud de que fuesen retiradas. La consecuencia: una sanci贸n de 6.000 euros por tratar los datos sin el consentimiento de su titular y otra de 3.000 euros por no responder al ejercicio del derecho de oposici贸n que solicit贸 la afectada.
Sin consentimiento
La reclamante, solicit贸 la eliminaci贸n de 鈥渓as fotos de la p谩gina web, Instagram, Facebook鈥, en las que aparec铆a, sin que la empresa atendiera su petici贸n, por considerar que las fotos se hab铆an utilizado con el consentimiento de la afectada.
Tras reiterar, sin 茅xito, su petici贸n en diversas ocasiones la interesada acab贸 presentando reclamaci贸n ante la Agencia Espa帽ola de Protecci贸n de Datos (AEPD), en noviembre de 2020.
Pese a que este organismo intent贸 trasladar la reclamaci贸n a la empresa en diversas ocasiones, tanto mediante la puesta a disposici贸n del expediente, como por v铆a postal y por notificaci贸n electr贸nica, no lo consigui贸. Igualmente, qued贸 acreditado que la empresa no atendi贸 el derecho de supresi贸n de datos de la reclamante ni que hubiera retirado las fotos en cuesti贸n.
Como consecuencia, la Agencia considera, en primer lugar, que se ha producido un tratamiento de datos personales de la reclamante, acreditado que el hecho positivo de haberlas subido a su p谩gina web y a sus redes sociales. A continuaci贸n, el 贸rgano de control, aprecia que, al no constar que la exposici贸n de esas fotograf铆as contara alguna de las bases legitimadoras que se帽ala el art铆culo 6 del Reglamento General de Protecci贸n de Datos (RGPD), como ser铆a el consentimiento de la interesada, queda acreditada la comisi贸n de la infracci贸n imputada.
Derecho de oposici贸n
Seguidamente la AEPD explica que el derecho de supresi贸n es el derecho de la interesada a exigir del responsable del tratamiento, en este caso al reclamado, que excluya del tratamiento sus datos de car谩cter personal. Es decir, a obtener del responsable del tratamiento la supresi贸n de los datos personales que le conciernan.
De darse tal petici贸n, el responsable estar谩 obligado a suprimir esos datos, sin dilaci贸n indebida, en particular cuando el interesado retire el consentimiento en que se basa el tratamiento y este no se base en otro fundamento jur铆dico.
En este caso, la agencia considera que el hecho de no atender el derecho de supresi贸n de fotograf铆as expuestas por el reclamado en su p谩gina web y redes sociales supone la infracci贸n del art铆culo 17 del RGPD.
Agravantes
La AEPD considera igualmente que, a la hora de determinar el importe de la sanci贸n que corresponden por dichas infracciones, en la conducta de la empresa concurren determinadas circunstancias agravantes, que revelan una mayor antijuridicidad y/o culpabilidad, como son:
En cuanto al tratamiento de datos sin consentimiento, su duraci贸n, pues que se trata de unos tratamientos que vienen del a帽o 2017, perduran en 2018 y se prolongan hasta 2020; su cantidad, que no es escasa y, su alcance, como pone de relieve, que figuran en dos redes sociales y la propia web.
En cuanto a la ausencia de atenci贸n del derecho de supresi贸n de datos, se aprecia que se solicit贸 hasta en dos ocasiones, sin obtener respuesta alguna, lo que denota una especial fala de diligencia en el cumplimiento de los deberes que le corresponden.



Fuente: Elmilicianocnt-aitchiclana.blogspot.com