February 9, 2023
De parte de CGT Murcia
2,368 puntos de vista

En Murcia estamos revueltas, no nos suelen faltar motivos, pero esta vez andamos rabiosas por la situaci贸n que enfrenta nuestra compa帽era Sandra.
Activista incansable, Sandra lleva a帽os entregando su infinita energ铆a a todas las causas que defienden la dignidad de las personas y luchan contra la injusticia. Si quieres saber c贸mo va tal o cual reivindicaci贸n, si necesitas contactar con un colectivo, preg煤ntale a Sandra.

En CGT llevamos a帽os contando con ella como militante, su predisposici贸n y saber hacer se notan en cada proceso que se vive desde aqu铆. No es raro encontr谩rsela por el local, reunida con esta o aquella asociaci贸n, ayudando a las compa帽eras de cualquier secci贸n a organizar y elaborar material para sus campa帽as en elecciones, o echando una mano en cualquier tarea que haga falta.

驴Y qu茅 es lo que pasa con Sandra? Sandra lleva cinco a帽os con un proceso judicial abierto por un delito del que no existen pruebas. Muy resumidamente os contamos lo que pas贸:

El 8 de marzo de 2018 decenas de miles de murcianas recorrieron las calles de la ciudad en la manifestaci贸n por el d铆a de las mujeres, poniendo el acento en su apoyo a las mujeres que ven铆an luchando por m谩s de 30 a帽os por el soterramiento de las v铆as del tren. 鈥淟as mujeres tenemos fuerza para parar un tren鈥 fue el lema que encabez贸 las acciones que se realizaron.

En el a帽o 2012 las vecinas de Murcia sufrieron la amenaza de un muro que dividir铆a la ciudad y marginar铆a especialmente a los barrios del sur.

En oto帽o de 2017 comienza a materializarse con el inicio de las obras, dando comienzo a una gran movilizaci贸n vecinal con manifestaciones diarias. Como s铆mbolo de ese apoyo, se decidi贸 terminar la gran manifestaci贸n del 8 de marzo en las inmediaciones de aquellas v铆as, y proceder all铆 a la lectura del manifiesto. CGT particip贸 activamente, no s贸lo con la convocatoria de Huelga General del 8 de marzo, sino tambi茅n en las acciones que se realizaron a lo largo de todo el d铆a. Entre las participantes, la compa帽era Sandra, secretaria de Feminismos de nuestra Federaci贸n Local por aquel entonces.

Pero a pesar de contar con todas las comunicaciones para ello, la polic铆a intent贸 impedir el paso de cerca de cien mil personas (Delegaci贸n de Gobierno y polic铆a reconocen la presencia de m谩s de cincuenta mil manifestantes, las convocantes y otros medios hablan de cerca de cien mil) causando el caos y haciendo un uso desproporcionado de la fuerza. Se llevaron a cabo cargas en el paso a nivel por el que las compa帽eras cruzaban, sacando a golpes a las que all铆 se encontraban. Tras la agresi贸n se impidi贸 que estas volvieran a cruzar, oblig谩ndolas a caminar hasta el siguiente paso a nivel para reunirse con la manifestaci贸n.

Esa noche no se realiz贸 ninguna identificaci贸n ni ninguna detenci贸n. Pero la historia no termina ah铆. Una semana m谩s tarde es detenida la compa帽era Sandra. La acusan de agredir a agentes de la autoridad, todo se basa en la identificaci贸n visual que realiza un agente de la UPR. Seg煤n su declaraci贸n, la ve en el lugar y sabe que es ella porque la conoce.

Este polic铆a reconoce a nuestra compa帽era Sandra, eso no nos cabe duda, la ha visto en multitud de desahucios, en el Centro de Internamiento de Extranjeros defendiendo los derechos de los internos, manifestaciones contra las fronteras y sus beneficios, por la defensa de los derechos laborales鈥 S铆, Sandra estuvo en esa manifestaci贸n, como estuvimos todas. Y como todas, es inocente y no merece ni esta acusaci贸n ni este proceso.

Despu茅s de eso hemos seguido sufriendo las consecuencias de la sinraz贸n pol铆tica que orden贸 aquella represi贸n contra las vecinas y no han sido pocos los procedimientos ejemplarizantes con los que se ha pretendido amedrentar a la poblaci贸n. Adem谩s del caso de Sandra, tambi茅n vivimos el proceso penal de cuatro  j贸venes a los que se intent贸 responsabilizar de la paralizaci贸n de las obras y de los da帽os sufridos en los paneles de metacrilato y catenarias que conformar铆an el muro y que la sociedad murciana decidi贸 derribar, pidi茅ndoles 8 a帽os de c谩rcel a cada uno y m谩s de ciento treinta mil euros 鈥減or da帽os鈥. Afortunadamente, tras 5 a帽os y mucha lucha, todo eso ha terminado y ellos han podido seguir adelante con sus vidas. Siguen abiertos los procedimientos de 脕ngel y Jes煤s, tambi茅n en el marco del soterramiento, sin mencionar las decenas y decenas de sanciones administrativas a las que se hizo frente gracias a la organizaci贸n y solidaridad de cientos de personas.

En CGT tambi茅n hemos vivido en primera persona el sabor amargo del despotismo y la soberbia de los poderosos. En 2020 a petici贸n del Movimiento Feminista y estudiantil, convocamos
huelga general para los d铆as 8 y 9 de marzo. Este es un sindicato peque帽o, y aquello supuso una enorme carga de trabajo. Las compa帽eras se volcaron en la organizaci贸n, con jornadas maratonianas, en las que enganchaban terminar un escrito a media noche con salir a llenar Murcia de carteles y alguna que otra pintada. Las ma帽anas se llenaban de llamadas, vueltas a la Regi贸n para hacer llegar informaci贸n y carteles al m谩ximo de lugares posibles, todo lo que nos result贸 posible para animar a todas a secundar la huelga.

Pero a pesar de que la huelga se convoc贸 en tiempo y forma, la Comunidad Aut贸noma public贸 los servicios m铆nimos con menos de 24 horas de antelaci贸n y en d铆a inh谩bil, impidiendo que se pudieran recurrir, e imponiendo en muchos centros de trabajo el 100% de presencialidad sin ninguna justificaci贸n. Adem谩s, los medios de comunicaci贸n masivos no le dieron difusi贸n. Todo esto cre贸 una gran confusi贸n y caos entre quienes quer铆an secundarla. La CGT no se call贸, y despu茅s de reunirnos con la consejera responsable sin aportar nada, presentamos un Contencioso Administrativo por vulneraci贸n de derechos fundamentales ante el TSJ de Murcia, que finalmente nos dio la raz贸n considerando que se hab铆an vulnerado los derechos fundamentales a la
huelga y a la tutela judicial efectiva, que la Comunidad Aut贸noma no hab铆a respetado los plazos y que adem谩s los servicios m铆nimos impuestos eran abusivos.

Murcia cuenta con un fuerte y diverso movimiento feminista, en el que tiene un gran peso el colectivo LGTBIQ+, las manifestaciones son multitudinarias y cuando la gesti贸n del covid se ceb贸 con 茅l, desde CGT Murcia supimos reinventarnos, organizamos nuestras primeras Jornadas Feministas que contaron con potentes mujeres murcianas, de alrededores o con un fuerte v铆nculo con esta tierra. Las actividades se centraron en lo l煤dico y divulgativo, y se enfocaron a todas las edades y gustos, aunque muchas tem谩ticas y colectivos se quedaron en el tintero (pendientes para futuras jornadas). Hubo gran afluencia y las colaboraciones estuvieron llenas de risas y cari帽o, pero tambi茅n tuvo detr谩s un gran trabajo y organizaci贸n, en la que participaron muchas compa帽eras, incluida nuestra Sandra. Todas ellas forman parte del coraz贸n de la CGT en Murcia, por eso sentimos y gritamos que cuando 隆tocan a una nos tocan a todes!

De aqu铆 a su juicio, el 14 de marzo, se prev茅n numerosas acciones y por supuesto ese d铆a tambi茅n estaremos en la puerta de los juzgados para apoyarla. Ap贸yala t煤 tambi茅n, 煤nete al movimiento #TodasConSandra, acude a las acciones en su defensa, comparte y difunde en redes sus publicaciones y las de CGT y grita #SandraAbsoluci贸n!!


Movimiento TodasConSandra:
Instagram y Facebook: @todasconsandra

CGT Murcia:
Instagram y Facebook: @cgtmurcia
Telegram: t.me/CGTMurcia
www.cgtmurcia.org

隆Basta de criminalizar la protesta!

Pod茅is leer y descargar el Rojo y Negro al completo aqu铆




Fuente: Cgtmurcia.org