December 8, 2020
De parte de SAS Madrid
422 puntos de vista


Una trabajadora de Madrid explica que será trasladada hasta las nuevas instalaciones de Ayuso “dejando huecos que no serán cubiertos en mi actual centro”. Sanitarios preparan una concentración para el viernes 11 de diciembre a las 12 horas en el 12 de Octubre, centro que perderá 52 trabajadores.

“Me avisarán con 24 horas de antelación y me tendré que ir a un centro que está a dos horas en transporte público desde mi casa”. Carolina —nombre ficticio— es trabajadora sanitaria de un hospital de Madrid. Ella será uno de los 563 sanitarios trasladados forzosamente hasta la nueva apuesta hospitalaria de la presidenta de la comunidad, Isabel Díaz Ayuso, y así se lo comunicaban el pasado viernes. El Hospital de Emergencias Isabel Zendal, que nace sin plantilla propia, arranca su andadura con 106 voluntarios llegados de otros centros. Tendrá que llegar hasta 669 trabajadores destinando a los contratos covid, personas que están en situación temporal.

“Yo llevo encadenando contratos covid de mes en mes”, se queja Carolina, quien por sus condiciones laborales se siente vulnerable y, por ello, ha sido carne de cañón para los traslados. Durante buena parte de la pandemia ha ocupado su puesto en un hospital del sur. Por el momento 14 hospitales perderán a parte de su plantilla en favor de las nuevas instalaciones sanitarias. Instalaciones que arrancan con un solo pabellón, de los tres planteados, y que por el momento funcionarán con los voluntarios para atender a 240 camas.

“No tenemos fecha de entrada, nos llamarán cuando vayan llegando más pacientes. No sabemos si vamos a pasar las Navidades en nuestro hospital o en el Isabel Zendal. No sabemos planillo, ni horarios, ni qué servicio daremos. No tenemos planificación absoluta de nuestras vidas, nos avisarían con 24 horas de antelación”, manifiesta esta trabajadora, miembro de la Plataforma Independiente Técnicos Sanitarios C1.

Tal y como adelantaba El Salto el pasado viernes comenzaban a llegar a los diferentes hospitales los traslados previstos a cuenta gotas. Hospitales como el Doce de Octubre perderán a 52 activos y otros como el Severo Ochoa a 16 profesionales. En total ya se habrían requerido a 297 trabajadores de 14 centros hospitalarios, según confirman desde la Federación de Sanidad de Comisiones Obreras Madrid. “Está quitando gente de un sitio para vaciar otro y además esta persona —en referencia a Ayuso—no está pensando en nuestra vida diaria. Yo tendré 11 horas de jornada laboral, entre la ida y la vuelta. Vivo en el sur”, se queja Carolina.

Tanto sindicatos como trabajadores se oponen a estos traslados forzosos que implican el “vaciado” del resto de centros, ya que sus plazas no serán repuestas. Así, el próximo 11 de diciembre, a las 12 horas desde el Hospital 12 de Octubre se prepara una protesta a las puertas del centro para intentar frenar estos planes.

Además de la ausencia de plantilla, otra polémica llama a las puertas del nuevo centro, construido con una inversión de 100 millones de euros y un sobrecoste del 50%. Sus instalaciones, compuestas de espacios diáfanos de camas contiguas separadas por filas de paneles simulando el modelo IFEMA, carecen de habitaciones y quirófanos.

“Las infraestructuras están fatales. No veo lógico que no haya quirófanos y que no haya intimidad para los pacientes. Para pasar a un paciente hasta el baño tienes que atravesar el resto de camas y tardas un rato. Lo vería lógico en la primera oleada en el IFEMA cuando no había donde meter a la gente. Pero no entiendo que ahora haya hecho esto en un hospital que es nuevo”, se queja Carolina. “¿Qué pasa con la intimidad del paciente? ¿Qué pasa si hay que hacer una traqueotomía de urgencias y no hay quirófanos?”, se pregunta.

Así el Hospital Isabel Zendal ve la luz con diversas polémicas en la mochila. Además, durante su acelerada construcción de apenas 100 días, CCOO denunció la muerte de dos trabajadores que faenaban en las obras. “Los pacientes serán trasladados solo de manera voluntaria y si deciden no ir… Esto puede ser un hospital de abrir y cerrar. No quisiera que ningún familiar mío pasara por su puerta”, sentencia esta trabajadora.

Enlace relacionado ElSaltoDiario.com 07/12/2020.




Fuente: Sasmadrid.org