March 20, 2021
De parte de Rojo Y Negro
1,305 puntos de vista

Casi 20 000 litros de aceite mineral de uso industrial, son los que se vierten directamente al medio ambiente Aragon茅s, por la empresa p煤blica SARGA cada a帽o. Tanto en espacios naturales protegidos como en los montes, o en reservas de biosfera de todo Arag贸n. Cada a帽o que pasa se suman miles de litros m谩s vertidos, por quienes tienen encomendados los trabajos forestales p煤blicos destinados a la protecci贸n de la naturaleza.

Y es que el aceite de engrase de la cadena de la motosierra, lleva un sistema de lubricaci贸n denominado “a p茅rdida total”, que vierte la totalidad del aceite a la cadena de corte, y de ah铆 se dispersa por el aire, por las personas trabajadoras y por el medio cortado, hasta depositarse en el medio ambiente. Existen alternativas de aceites biodegradables, provenientes de aceites vegetales y que desde CGT llevamos planteado desde hace a帽os, pero Sarga sigue dilatando en el tiempo su implantaci贸n.

Los aceites usados por Sarga ademas de ser da帽inos para la salud de quienes trabajan expuestos a ellos, son claros contaminantes sobre las aguas, suelos, vegetaci贸n, fauna y atm贸sfera.

Cuesti贸n aparte es la mala o nula gesti贸n de los envases de estos aceites, que acaban en cualquier contenedor, sin las garant铆as de estar libres de restos de aceite. Sarga carece de un control exhaustivo como deber铆a, para recogerlos y gestionar la totalidad de estos envases.

Los compromisos y fotos que el Gobierno de Arag贸n se hace contra el cambio clim谩tico son pura propaganda, cuando vemos como problemas diarios y graves como 茅ste no son afrontados conscientemente.

El 21 de marzo d铆a internacional de los bosques, nos gustar铆a celebrar su conservaci贸n. Pero desde CGT las personas que trabajamos en ellos, nos vemos en la obligaci贸n de denunciar y seguir luchando para cambiar estas practicas. El capitalistalismo y los gobiernos tienen hoy como nuevo relato, la protecci贸n del medio ambiente y la lucha contra el cambio clim谩tico. Somos conscientes de que estos objetivos no llegaran a aplicarse sin la presi贸n necesaria de la clase trabajadora.

No hay excusas que le valgan a Sarga y al Gobierno de Arag贸n para no solucionar este problema, cuando incluso empresas forestales privadas ya utilizan aceites biodegradables y en el resto de Europa su uso es generalizado.

Secci贸n sindical de CGT en Sarga.




Fuente: Rojoynegro.info