February 8, 2022
De parte de Algrano Sembrando La Duda
1,398 puntos de vista

Tras 14 a帽os de pleitos, se cumplir谩 la ley en Valdeca帽as y se demoler谩 la urbanizaci贸n ilegal.

路 El Tribunal Supremo da la raz贸n a Ecologistas en Acci贸n, en contra del auto del Tribunal Superior de Justicia de Extremadura, y dictamina que se puede y se debe demoler Marina Isla de Valdeca帽as.

路 La organizaci贸n ecologista se felicita porque la sentencia aborta un peligroso precedente: el uso de argucias para no ejecutar sentencias de demolici贸n de obras n铆tidamente contrarias a la legislaci贸n urban铆stica y ambiental.

Hace ya 14 a帽os que Ecologistas en Acci贸n inici贸 un proceso administrativo y judicial en contra de una urbanizaci贸n, Marina Isla de Valdeca帽as, que se dise帽贸 en plena zona Red Natura 2000, un espacio te贸ricamente protegido y no urbanizable.

Resulta dif铆cil encontrar un caso tan rotundo de vulneraci贸n de la legislaci贸n ambiental y urban铆stica, europea, estatal y auton贸mica, como este: varias sentencias en contra del Tribunal Superior de Justicia de Extremadura (TSJEx), del Supremo y del Constitucional, con informes del CSIC que avalaban la necesidad de demoler esta urbanizaci贸n ilegal, etc. Por eso, result贸 tan sorprendente el auto del TSJEx de 30 de junio de 2020 en el que se declaraba la imposibilidad material de demoler los edificios ya terminados, limit谩ndose a eliminar los que estaban a medio construir, en contra de los propios estudios cient铆ficos que se hab铆an realizado en el proceso.

Para Ecologistas en Acci贸n, con aquel auto se pod铆a instaurar un peligroso precedente: ante vulneraciones palmarias de la legislaci贸n urban铆stica y ambiental, la pol铆tica de hechos consumados tirar铆a por tierra toda la normativa urban铆stica y de espacios protegidos, como la Red Natura 2000. Efectivamente, los mismos razonamientos del TSJEx ser铆an aplicables a muchas obras ilegales, declar谩ndose luego imposible su demolici贸n por el impacto socioecon贸mico que pudiera provocar. Carta blanca para construir de forma ilegal permitiendo la transformaci贸n urban铆stica de suelos especialmente protegidos.

Por eso, la organizaci贸n ecologista decidi贸 recurrir este auto en casaci贸n ante el Tribunal Supremo y se felicita ahora por esta sentencia, a煤n no notificada a Ecologistas en Acci贸n por lo que todav铆a no se conocen sus detalles, pero que sin duda supone que prevalezca el cumplimiento de la ley, el inter茅s general de la ciudadan铆a y el respeto al medio ambiente. Con tan profusi贸n de sentencias en contra lo 煤nico injustificable era la intenci贸n del TSJEx a evitar la demolici贸n, aludiendo a su imposibilidad material, algo que corrige ahora el Tribunal Supremo de manera contundente: la urbanizaci贸n debe ser demolida.

Ecologistas en Acci贸n quiere enfatizar que todo este largo proceso judicial y todos los gastos que va a acarrear se podr铆an haber evitado si el TSJEx hubiera decretado la paralizaci贸n cautelar de las obras, apenas iniciadas en 2012 cuando dict贸 su primera sentencia en contra de Marina de Valdeca帽as. Sin embargo, en lugar de proceder de ese modo, condicion贸 la paralizaci贸n a que las organizaciones ecologistas demandantes (Adenex y Ecologistas en Acci贸n en aquel momento) depositaran una fianza de 41 millones de euros, algo disparatadamente fuera de su alcance.

La organizaci贸n ecologista tambi茅n quiere destacar que siempre ha actuado con el 煤nico af谩n de que se cumpliera la legalidad y de bloquear un peligroso precedente en un pa铆s d贸nde el urbanismo salvaje ha arrasado gran cantidad de espacios naturales. Por eso renunci贸 a la indemnizaci贸n de 250.000 euros que fij贸 el TSJEx y se mantuvo firme en sus denuncias.

Del mismo modo, tambi茅n exige a la Junta de Extremadura que pida disculpas por su nefasta y cuasi prevaricadora gesti贸n de este asunto. Y desde luego, que atienda de forma especial a los habitantes de los municipios afectados por esta urbanizaci贸n, con las medidas de compensaci贸n que se consideren adecuadas.
Por 煤ltimo, Ecologistas en Acci贸n espera que est谩 sentencia sea un aviso para navegantes de cara a la proyectada construcci贸n de un complejo de ocio en La Serena, Elysium City, donde tambi茅n se pretende urbanizar varias zonas protegidas.

ANEXO:

Resumen de los principales hitos judiciales en relaci贸n a Marina Isla de Valdeca帽as

鈥 Marzo de 2009: el Tribunal Superior de Justicia de Extremadura (TSJEx) anula el decreto de ciudades mixtas (una justificaci贸n para poder instalar determinadas infraestructuras sanitarias en la isla de Valdeca帽as).

鈥 Marzo de 2011: el TSJEx anula el Decreto que permit铆a el PIR de Marina Isla de Valdeca帽as, destacando 鈥渓a m谩s absoluta falta de motivaci贸n de la justificaci贸n del inter茅s regional, de la utilidad p煤blica y, lo que es m谩s decisivo a los efectos de la naturaleza del Proyecto aprobado鈥, por lo que la isla no era urbanizable. Sin embargo, a causa de la desproporcionada fianza de 41 millones de euros, las organizaciones denunciantes (Ecologistas en Acci贸n y Adenex) no pudieron paralizar cautelarmente las obras de urbanizaci贸n.

鈥 Enero de 2014: el Tribunal Supremo confirma la sentencia del TSJEx.

鈥 Enero de 2019: el rotundo informe de la Estaci贸n Biol贸gica de Do帽ana determina que la mejor opci贸n ambiental es el desmantelamiento de lo construido, y destacan la 铆nfima calidad de la evaluaci贸n ambiental realizada.

鈥  Noviembre de 2019: el Tribunal Constitucional declara inconstitucional el cambio de la Ley de Suelo extreme帽a, que intentaba legalizar la urbanizaci贸n a posteriori. La Red Natura 2000 no es urbanizable.

鈥 Junio de 2020: el Tribunal Superior de Justicia de Extremadura dicta ejecuci贸n de sentencia: se demoler谩 todo lo que est谩 a medio construir y se mantendr谩 lo terminado por 鈥渋mposibilidad material鈥 de demolerlo.

鈥 Febrero de 2022: el Supremo dicta la demolici贸n de todo lo construido en el complejo tur铆stico.

Ecologistas en Acci贸n es una confederaci贸n de m谩s de 300 grupos ecologistas distribuidos por pueblos y ciudades. Forma parte del llamado ecologismo social, que entiende que los problemas medioambientales tienen su origen en un modelo de producci贸n y consumo cada vez m谩s globalizado, del que derivan tambi茅n otros problemas sociales, y que hay que transformar si se quiere evitar la crisis ecol贸gica.




Fuente: Algranoextremadura.org