November 24, 2021
De parte de Nodo50
261 puntos de vista


Por Luna Izquierdo

El ámbito de actuación de Hazte Oír va bastante más allá de sus autobuses del odio y de sus campañas contra personas transexuales, contra el derecho al aborto y a favor de la simbología franquista. El grupo de presión ultraderechista mantiene a día de hoy el carácter de ONG con estatus especial consultivo ante Naciones Unidas, una concesión que había estado precedida de otro hecho relevante en España: en mayo de 2013, el Gobierno del PP reconoció a Hazte Oír como asociación de «utilidad pública», lo que garantizaba una serie de privilegios fiscales.

Los escándalos surgidos en el invierno de 2017 con el denominado «autobús del odio» y sus permanentes campañas de odio tuvieron efecto en España: el Gobierno del PSOE retiró en 2018 la declaración de utilidad pública, una decisión posteriormente ratificada por la Audiencia Nacional. Sin embargo, en Naciones Unidas no ha habido repercusión y, de esta manera, el lobby ha logrado llevar a distintas instancias internacionales sus habituales reivindicaciones ultracatólicas.

Hazte Oír y su brazo exterior Citizen Go tienen conexiones tanto en Europa como en América Latina y Estados Unidos, ha señalado el investigador Juan Francisco Albert. Junto a Citizen Go, el ultracatolicismo español es prominente en redes internacionales como One of Us, presidida por Jaime Mayor Oreja, que integra a 49 organizaciones de 19 países europeos y 17 grupos son españoles; Political Network of Values, valedor del modelo de Viktor Orbán y la internacional antifeminista Women of the World.

A finales de octubre, tal y como indica infoLibre, One of Us celebró en Lisboa su V Foro Europeo, en cuya jornada inaugural participó Jaime Mayor Oreja. En la capital portuguesa se reunieron representantes de instituciones como la Federación Portuguesa por la Vida; la Fundación Jérôme Lejeune, de cuyo comité de expertos es miembro Nicolás Jouve, miembro del Comité de Bioética de España; el European Center of Law and Justice, con base en Francia; el Instituto Mária Kopp (Hungría); el Movimiento Italiano por la Vida; Africa Life Youth; y HeartBeat International (Estados Unidos), entre otras.

El programa incluía figuras políticas como el maltés Tonio Borg, excomisiario europeo, ferviente antiabortista; la eslovaca Anna Zsáborská, exeurodiputada, del Partido Unión Cristiana; y Alojz Peterle, exprimer ministro de Eslovenia, entre otros. Junto a figuras de Portugal, Francia, Italia, Polonia, Hungría, Eslovenia, Austria y Eslovaquia, España estuvo representada a través del obispo de San Sebastián, José Ignacio Munilla, del ala dura del episcopado; Julio Tudela, director de Observatorio de Bioética Universidad Católica de Valencia, y Alejandro Macarrón, director de la Fundación Renacimiento Demográfico, de la que ha sido colaboradora la líder de Vox en Madrid Rocío Monasterio.

En 2018, el informe «Restaurar el orden natural» elaborado por el Foro Europeo sobre Población y Desarrollo, una red de parlamentarios de la UE contra la intolerancia religiosa, ya puso el punto de mira sobre la organización fundada por Ignacio Arsuaga por su contribución al despliegue a nivel continental de la agenda antiabortista, antifeminista y contraria a los derechos LGTBI, tal y como recoge infoLibre.

Hazte Oír al nivel de las organizaciones La Manif pour Tous, In the Name of the Family y Ordo Iuris

El estudio situaba a Hazte Oír al nivel de otras tres organizaciones punteras: La Manif pour Tous, In the Name of the Family y Ordo Iuris. Además, integraba a Arsuaga entre las figuras destacadas de la llamada Agenda Europa, un entramado «informal» de asociaciones, iglesias, académicos y políticos que «trabajan en red, debaten y elaboran estrategias sobre cómo hacer avanzar la cosmovisión religiosa dentro de Europa», en palabras del secretario del Foro Europeo sobre Población, Neil Datta.

En 2013, nació el brazo internacional de Hazte Oír, Citizen Go, también presidido por Arsuaga, y cuyas iniciativas se dirigen ya a instituciones y partidos de unos 50 países. Citizen Go presume de contar con más de 16 millones de «ciudadanos activos» y, aunque pueden exagerar, lo seguro es que Citizen Go ha conseguido una fuerza innegable y tiene conexiones tanto en Europa como en América Latina y Estados Unidos, al igual que Vox», señala Albert trazando un paralelismo entre la expansión del partido de ultraderecha y de Hazte Oír-Citizen Go.

Román Cuesta, autor del capítulo sobre radicalismo religioso del informe «De los neocón a los neonazis. La derecha radical en el Estado español», ha explicado a infoLibre que Vox y Hazte Oír «comparten estrategia» y «van de la mano» en su expansión desde el nacimiento en 2013 del partido de ultraderecha y Citizen Go.

Ese mismo año, Arsuaga recibió el premio al «Hombre del Año en Defensa de la Familia» en el Congreso Mundial de Familias celebrado en Sidney y Viktor Orbán recibió el premio Hazte Oír por aprobar una Constitución «que reconoce las raíces cristianas de Europa y, en consecuencia, defiende el derecho a la vida y protege el matrimonio». Arsuaga ya admiraba el modelo húngaro, hoy convertido en referente para Vox. Una investigación de Open Democracy, ha desvelado nexos entre Citizen Go y partidos de extrema derecha no sólo en España, sino también en Italia, Alemania y Hungría.

La importancia de Estados Unidos

Estados Unidos es clave. En primer lugar, por el dinero. En 2019, los medios integrantes del proyecto periodístico European Investigative Collaborations (EIC), entre ellos infoLibre, detectaron el envío de 17,2 millones de euros entre 2012 y 2017 desde organizaciones estadounidenses a filiales y entidades con agenda provida y antifeminista en la UE.

En segundo lugar, EEUU es importante por defender el antiabortismo beligerante que  condiciona severamente a todo el Partido Republicano, del mismo modo que Hazte Oír y otros grupos de la derecha católica española intentan hacer con el PP de Pablo Casado, dando por descontada la adhesión de Santiago Abascal y los suyos. Que en 2021 haya podido aprobarse en 2021 en Texas una ley que restringe el aborto incluso en casos de violación se explica solo por el  trabajo constante del lobby ultra en Estados Unidos durante años.

También el informe «La punta del iceberg» del Foro Europeo sobre Derechos Sexuales y Reproductivos acaba de cifrar la financiación del movimiento religioso radical europeo en diez años en más de 600 millones de euros, provenientes de organizaciones y think tanks estadounidenses, europeos y rusos.

Hazte Oír adquiere un cada vez más pronunciado relieve mundial. Esto pudo observarse, por ejemplo, en el Congreso Mundial de Familias, celebrado en Verona en 2019 para «defender la familia natural como la única unidad fundamental y sostenible de la sociedad» y cuyos patrocinadores fueron: National Organization for Marriage, Americans United for Life, Australian Family Coalition, SOS Ragazzi… y Citizen Go, cuya estructura también obedece a una estrategia de despliegue internacional.

En 2019, una investigación del European Investigative Collaborations desveló que de 21 organizaciones dedicadas al lobismo ultracatólico en Bruselas, tres eran netamente españolas: Asociación de Abogados Cristianos, Profesionales por la Ética y Enraizados y otras diez tenían representación, delegaciones o sede en España, entre ellas One of Us.

Ana del Pino, coordinadora de One of Us, ha declarado a infoLibre que España se encuentra entre los países cuyas organizaciones más peso tienen, junto a la Fundación Jérôme Lejeune de Francia, y países como Italia, Portugal, Hungría, Polonia y Eslovaquia.

Los líderes del lobby ultracatólico colocados en cargos importantes en una red internacional

Jaime Mayor Oreja no solo se encuentra al frente de One of Us sino que ostenta el cargo de presidente de honor de Political Network for Values, una plataforma de representantes políticos de 17 países de toda América, Europa y África.

En Hungría, preside el club Katalin Novák, la ministra de Familia del Gobierno de Viktor Orbán. El vicepresidente es Rodrigo Iván Cortés, a su vez líder del Frente Nacional por la Familia de México, otro país donde Vox está haciendo un especial esfuerzo de implantación.

España está abundantemente representada en Political Network for Values. Y no sólo con Mayor Oreja sino también con su directora ejecutiva Lola Velarde. Ignacio Arsuaga forma parte de la junta directiva, además de su compañero en Citizen Go Brian Brown.

Luis Peral, exsenador y exconsejero en Madrid con el PP, uno de los impulsores de la iniciativa para forzar al Tribunal Constitucional a dictar la sentencia de la Ley del Aborto, forma parte del consejo asesor. En el «comité de expertos» de Political Network for Values figura Luca Volonté, fundador de Terra Novae y miembro también del patronato de Citizen Go.

Según informaciones de infoLibre, Political Network for Values tiene prevista para noviembre una «cumbre transatlántica» en Budapest donde están confirmados, junto a Mayor Oreja y Arsuaga, las ministras de Familia de Hungría, Polonia y Eslovaquia, la secretaria nacional de Familia de Brasil, el secretario de Estado para la Ayuda a los Cristianos Perseguidos y del Programa Hungría Ayuda y las líderes de Family Watch International y el International Centre on Sexual Exploitation.

Asimismo, estaba prevista la participación de Alejandro Chafuén, director del Acton Institute, «influyente dentro de Atlas Network», vinculado con la FAES de José María Aznar, que finalmente no podrá acudir.

Citizen Go aparece entre los patrocinadores de esta cumbre, que reserva a Vox un espacio privilegiado, con la confirmación de ponencias del eurodiputado Hermann Tertsch y la diputada en el Congreso Lourdes Méndez Monasterio.

Junto a Hazte Oír, forma también parte de One of Us la asociación Profesionales por la Ética, ligada a su vez al conglomerado de Arsuaga. Profesionales es fundadora, junto a la belga Woman Attitude y la francesa Femina Europa, de Women of the World (WoW), red internacional dedicada al combate contra el «feminismo radical» y el lobby LGTBI y a la defensa del rol maternal de la mujer.

Su coordinadora general es Leonor Tamayo, expresidenta de Profesionales. Women of the World cuenta con asociaciones en 15 países de Europa, América, África y Asia. De España, figuran Citizen Go, el Instituto de Política Familiar, Cidevida, Enraizados, Actúa Familia y Temp de Dones.

Profesionales está además integrada en Euthanasia Prevention Coalition, Life is Beautiful y Family Rights Caucus.

Otro referente del despliegue internacional del movimiento provida español es Jorge Soley, que fue fundador y presidente de la organización belga European Dignity Watch, a quien se atribuye la creación de una «red de expertos que se reúnen con los eurodiputados y los funcionarios de la UE para proporcionarles análisis e investigaciones científicas desde el punto de vista de la lucha contra el aborto». Soley, que se presenta aún como presidente de European Dignity Watch, asegura que «fue disuelta y ya no existe». Soley es hoy patrono de la Fundación Pro Vida de Catalunya.

Fuente Original: Contrainformacion.es

Fuente secundaria: Laicismo.org




Fuente: Kaosenlared.net