April 19, 2021
De parte de Briega
307 puntos de vista


Notadebriega; Dado que la campa帽a antiokupaci贸n por parte de los medios de comunicaci贸n contin煤a de manera notable, mientras que empresas como “Desokupa” toman los medios para alzar su voz con una comodidad absoluta, parece oportuno rescatar este art铆culo de hace unos cu谩ntos meses (Septiembre 2020) por  su contenido informativo.

Art铆culo original de Eulixe: Securitas Direct y el negocio del medio

En mitad de la peor pandemia del 煤ltimo siglo, con una crisis clim谩tica a punto de convertirse en cat谩strofe global, los pa铆ses de medio mundo en peligro y una crisis econ贸mica y social sin precedentes que acaba de comenzar, parece que a la sociedad espa帽ola solo ha tenido una gran preocupaci贸n: que un okupa entre en su casa y se apodere de ella. Pero, 驴es cierta esta preocupaci贸n?驴O es lo que intentan vender los medios de comunicaci贸n y las fuerzas pol铆ticas conservadoras?驴Hay razones para preocuparse o todo es una elaborada estrategia de marketing? Se expone un repaso de esta problem谩tica a trav茅s de uno de los implicados m谩s directos a nivel nacional: la empresa de seguridad y vigilancia Securitas Direct.

El miedo es sin duda una de las emociones que m谩s influyen en el comportamiento y toma de decisiones de los seres humanos. Esto no es nada nuevo. Los grandes l铆deres y dictadores de la historia siempre lo han tenido en cuenta a la hora de planificar sus estrategias de dominaci贸n. Buena parte de la clase pol铆tica, especialmente la derecha radical, maneja a la perfecci贸n su uso en la poblaci贸n.

Y, como no pod铆a ser de otra manera, las empresas tambi茅n son buenas conocedoras de las ventajas de saber moldear y utilizar el miedo para conseguir aumentar sus beneficios. Y m谩s todav铆a si la empresa se dedica a la seguridad, como es el caso de Securitas, 鈥渆l grupo de servicios de seguridad m谩s grande del mundo鈥, tal y como se definen y que, a la vista de los 煤ltimos acontecimientos, quiz谩s se hayan excedido un poco en su 鈥済esti贸n del miedo鈥. 

El mism铆simo director financiero de Securitas Direct, Rafael Miranda, afirma p煤blicamente y sin rubores en una entrevista que su empresa es experta en gestionar el miedo para posteriormente vender tranquilidad. El entrevistador le dice que Espa帽a es uno de los pa铆ses m谩s seguros del mundo y que, sin embargo, es el cuarto en el r谩nking mundial de n煤mero de alarmas instaladas. Lleno de orgullo y satisfacci贸n, Don Rafael contesta: esto es as铆 porque Securitas Direct ha sido capaz de 鈥渃rear una categor铆a, que es la necesidad de estar tranquilos鈥. Es decir, Securitas Direct no vende protecci贸n o seguridad, sino la ilusi贸n de tranquilidad. 

Un ejemplo evidente de esta inmoral utilizaci贸n del miedo como estrategia de venta se puede observar en la siguiente charla de formaci贸n ofrecida por la empresa a sus futuros comerciales:

VER V脥DEO

Este audio al que tuvo acceso ElDiario.es evidencia la rudimentaria pero efectiva t谩ctica que utilizan los comerciales de este tipo de empresas: se infunde miedo en un vecindario para posteriormente 鈥vender tranquilidad鈥. Esto sucedi贸 en 2016. Hoy en d铆a, la t茅cnica es similar, solo que est谩 mucho m谩s desarrollada. Ahora ya no se va casa por casa llamando al telefonillo asustando a la gente, sino que se utiliza una herramienta mucho m谩s eficaz: los medios de comunicaci贸n. 

Tal y como se describe en este art铆culo, a lo largo de este verano se ha dado una aterradora campa帽a a trav茅s de todos los grandes medios de comunicaci贸n estatales cuyo objetivo es asustar a la gente con una nueva amenaza: la okupaci贸n de viviendas. La realidad dice que no es un problema para el com煤n de los ciudadanos, puesto que la okupaci贸n de viviendas habituales o de segunda vivienda simplemente no existe o es muy minoritaria (ser铆a en todo caso allanamiento de morada).

Sin embargo, todas las televisiones y peri贸dicos de relevancia se han dedicado a crear un grave estado de paranoia con este tema, ocupando las mentes de todas aquellas personas que todav铆a conf铆an en su profesionalidad period铆stica a trav茅s del bombardeo informativo continuo y la manipulaci贸n, que ha incluido la promoci贸n de empresas de desalojo como Desokupa. Aunque parezca incre铆ble, este acoso psicol贸gico ha venido acompa帽ado de un importante crecimiento de las empresas de seguridad y alarmas. Y resulta que los consejos de administraci贸n de las mayores empresas de comunicaci贸n, las de seguridad y las de los mayores propietarios de inmuebles tienen muchos intereses comunes.

Las empresas de seguridad hacen su agosto

El miedo creado a trav茅s de las televisiones respecto al tema de la okupaci贸n servir谩 sin duda para que los fondos buitre y bancos (los grandes propietarios de inmuebles del estado espa帽ol) intenten forzar al Gobierno a aprobar una legislaci贸n m谩s favorable a sus intereses ante la oleada de impagos que se prev茅 en pr贸ximas fechas, debido principalmente a la complicada situaci贸n econ贸mica y los exorbitantes precios de los alquileres (la famosa ley de desalojo expr茅s). Pero adem谩s tiene otro claro efecto secundario: el crecimiento de las cuentas de beneficios de las empresas de seguridad. 

Tal y como explica con orgullo en El Espa帽ol Jos茅 Gonz谩lez Osma, director de la Unidad de Negocio Residencial de la multinacional norteamericana Johnson Controls, su empresa ha incrementado las ventas en Espa帽a entre un 10 y un 15% 鈥exclusivamente por el tema de la okupaci贸n. Y esto en el mes de julio. A buen seguro ese tanto por cien ha crecido desde entonces. Este publireportaje disfrazado de noticia es bastante curioso, una especie de oda al miedo al okupa que sirve como claro ejemplo de c贸mo los medios de comunicaci贸n est谩n al servicio de quien pague. En este caso las empresas de seguridad.

Algunos p谩rrafos destacables son, por ejemplo: 鈥el sistema jur铆dico espa帽ol es casi m谩s proteccionista con el okupa que con el propietario, entonces hay un sentimiento de que te vas de casa y que cuando vuelvas puede estar okupada y encima no le puedes tocar鈥. Si uno tiene o busca los m铆nimos y esenciales conocimientos jur铆dicos al respecto, se dar谩 cuenta enseguida de que esto est谩 muy lejos de ser cierto. Sin embargo mucha gente conf铆a en lo que dicen estos medios de comunicaci贸n, antiguamente habitados por periodistas y no por comerciales. 

Llevo 27 a帽os en los juzgados y creo que no he visto en mi vida, que yo recuerde, un caso de ocupaci贸n de vivienda de un particular, todos son de bancos o entidades. Es mentira que no se pueda actuar. Si el due帽o presenta el t铆tulo de propiedad, es en el acto, desalojo cautelar y en el juicio ya se ver谩 鈥 Juez Adolfo Carretero, magistrado titular del juzgado de instrucci贸n n煤mero 47 de Madrid, en declaraciones a El Pa铆s.

Tan evidente es el crecimiento econ贸mico de las empresas de seguridad en Espa帽a que incluso diversos fondos internacionales est谩n empezando a interesarse. El fondo sueco EQT Value, por ejemplo, en tan solo dos d铆as se ha hecho con el 85% de las acciones de Idealista (web  inmobiliaria) y ha adquirido el 2,7% de Securitas, convirti茅ndose en su cuarto m谩ximo accionista.

No queremos ser malpensados, pero este fondo sueco tiene en sus manos una gallina de huevos de oro. A trav茅s del mayor portal inmobiliario de Espa帽a, pueden maniobrar para subir los precios de los alquileres. Con estos alquileres por las nubes y una situaci贸n econ贸mica muy compleja, muchos no podr谩n pagar. Esto genera desahucios, conflictividad y miedo. Y los que tienen miedo contratan una alarma. Menos mal que los grandes fondos de inversi贸n tienen sentimientos y jam谩s utilizar铆an estas sucias t谩cticas para aumentar sus beneficios鈥

Si bien la crisis del coronavirus provoc贸 una ca铆da en bolsa de Securitas (empresa que, aunque no es la misma que Securitas Direct ni tienen relaci贸n accionarial, s铆 las unen contratos) de hasta el 20%, a lo largo de este verano ha ido remontando imparable:

Estado en bolsa de Securitas Direct.

A principios de este mismo a帽o, Telef贸nica y Prosegur completaron la operaci贸n de compra-venta del 50% del negocio de alarmas de la empresa en Espa帽a. El objetivo de esta alianza es 鈥capturar la oportunidad de crecimiento que presenta el mercado de alarmas en Espa帽a, apoy谩ndose en el gran encaje estrat茅gico y la complementariedad de ambos socios鈥. Un movimiento que podr铆a parecer extra帽o, pero que en el fondo es muy l贸gico: se trata de controlar el negocio del hogar conectado a trav茅s de la seguridad.

Como vemos, el de la seguridad es un negocio en auge en Espa帽a, y la campa帽a de miedo con la okupaci贸n a trav茅s de los medios de comunicaci贸n, el empujoncito que necesitaba. 

驴Qui茅n gana con el miedo?

Siguiendo el hilo de los intereses en juego, todas las pistas llevan a pensar que la campa帽a de miedo a la okupaci贸n tiene varios ejes que la hacen rodar. Por un lado, las empresas de seguridad que aumentan sus beneficios; por otro, los bancos y fondos buitre que buscan una legislaci贸n m谩s 煤til para sus intereses; adem谩s de las fuerzas pol铆ticas de derecha y de extrema derecha, acostumbradas en mayor o menor medida a fabricar problemas donde no existen (o donde no lo son tanto) distrayendo a la poblaci贸n de las problem谩ticas realmente preocupantes. Siguiendo dicho hilo, finalmente aparecen los medios de comunicaci贸n.

El periodismo, al menos el m谩s tradicional, ha pasado de ser independiente a ser cada vez m谩s dependiente de sus inversores, especialmente a medida que los grandes grupos medi谩ticos han ido concentrando la aparente diversidad informativa en unas pocas manos. Como dijo el expresidente de Ecuador, Rafael Correa, 鈥desde que se invent贸 la imprenta, la libertad de prensa es la voluntad del due帽o de la imprenta鈥.

Y el due帽o de la 鈥imprenta鈥 en Espa帽a es due帽o de muchas otras herramientas, as铆 que la utiliza para obtener beneficios en todo lo que puede. Como ejemplo est谩 uno de los mayores conglomerados de comunicaci贸n existentes: Mediaset (Telecinco, Cuatro). De hecho, sus canales de televisi贸n han sido de los m谩s concienzudos en este bombardeo estival con los okupas. Y, casualmente, los principales accionistas de Mediaset son fondos buitre con amplios intereses en el mercado inmobiliario espa帽ol tal y como hemos comentado.

Principales accionistas de Mediaset. Autor: Candelita Rock, 27/07/2020. Fuente: La 脷ltima Hora (Licencia especial)

El otro gran grupo de comunicaci贸n que opera en el estado espa帽ol es AtresMedia (Antena 3, LaSexta), cuya situaci贸n es similar. Grupos como The Windacre Partnership, Invesoc Limited o BlackRock, con intereses en diversos frentes, entre ellos el inmobiliario y la seguridad. 驴Se puede confiar en la informaci贸n de un medio de comunicaci贸n que pertenece a fondos de inversi贸n con m煤ltiples intereses, especialmente si dicha informaci贸n hace referencia precisamente a la cuesti贸n inmobiliaria? Como m铆nimo, es para replante谩rselo.

TWITTER SALVA GARC脥A

Ha pasado por mi casa y el resto del barrio una chica d security direct, lo primero q me ha soltado, ‘venimos por el tema d los okupas’, por si quieres instalar alarma y dem谩s, le digo a q okupas se refer铆a, y me dice, es q no ves la tele. Se entiende ahora todo o hago un crokis

 

Por lo tanto, a los due帽os de la 鈥渋mprenta鈥 a la que hac铆a referencia Rafael Correa en su analog铆a les interesa y beneficia que el miedo se adue帽e de la ciudadan铆a. Y no solo porque las dem谩s empresas de las que participan se beneficien, sino que directamente tambi茅n lo hacen. Y esto es as铆 a trav茅s de la inversi贸n publicitaria. Ambos, Mediaset y AtresMedia, son obviamente los que m谩s ingresos por publicidad generan. Y una de las empresas m谩s activas este verano en inversi贸n publicitaria ha sido Securitas Direct.

TWITTER JONATHAN MARTINEZ

Atresmedia y Mediaset lideran el ranking de presi贸n publicitaria de agosto. Securitas Direct ha protagonizado la tercera campa帽a m谩s activa del mes. No son noticias sobre okupaci贸n, son publirreportajes. Dime qui茅n te llena el bolsillo y te dir茅 ante qui茅n te arrastras.

 

Securitas Direct: una, grande y libre

Corporaci贸n Financiera Alba realiz贸 en abril de 2019 su mayor inversi贸n del a帽o, dej谩ndose 557 millones de euros para hacerse con una importante tajada del pastel de Securitas Direct. Este holding empresarial es propiedad de la familia March, una de las m谩s poderosas que ha visto Espa帽a en el 煤ltimo siglo. Sus participaciones empresariales legales est谩n valoradas en m谩s de 2.200 millones de euros y est谩n presentes en numerosas empresas de diferentes sectores. Entre las m谩s destacadas est谩n: Naturgy (5,1%), BME (12%), Parques Reunidos (21%), Indra (10%), Acerinox (19%), Dominion (5%), Euskaltel (11%), Viscofan (13%) o Ebro Foods (14%). Y todo este imperio se origin贸 gracias a una sola persona: el dictador Francisco Franco. 
 

 

Reconstrucci贸n del 谩rbol geneal贸gico de la familia March. Autor: Eulixe. Fuente: Eulixe.com

El patriarca de este clan es Juan March Ordinas, un afamado contrabandista de tabaco y armas, empresario y financiero, que es considerado uno de los espa帽oles m谩s influyentes del siglo XX鈥. Su financiaci贸n del golpe de Estado de 1936 contra el gobierno leg铆timo de la Rep煤blica fue clave para el 茅xito de los golpistas durante la Guerra Civil Espa帽ola (1936 鈥 1939).

Todav铆a en 1931, el ministro de Hacienda de la II Rep煤blica. Jaime Carner, inici贸 una investigaci贸n de un a帽o sobre sus actividades irregulares. Lleg贸 a la siguiente conclusi贸n en un famoso discurso: 鈥淥 la Rep煤blica somete a March, o March someter谩 a la Rep煤blica鈥. March fue detenido, pero no sometido. Los libros de cuentas de March ardieron misteriosamente. Finalmente, fue encarcelado en junio de 1932 en la c谩rcel Modelo de Madrid acusado de llevar a cabo actividades econ贸micas irregulares y de financiar a Jos茅 Antonio Primo de Rivera, l铆der de la Falange Espa帽ola (que posteriormente ser铆a el 煤nico partido del r茅gimen franquista) consiguiendo a cambio el monopolio del tabaco en Ceuta y Melilla. En 1933 fue trasladado a la c谩rcel de Alcal谩 de Henares, de la que se fug贸 sobornando al oficial de guardia.

“La conclusi贸n de Jaime Carner se convirti贸 en una tr谩gica premonici贸n: Juan March acab贸 apoyando financieramente el golpe de Estado de julio de 1936. A cambio, Franco le concedi贸 el monopolio bancario y financiero del pa铆s, algo que hizo que su fortuna creciera de manera notable durante el franquismo.”

De este modo, la familia March comenz贸 su imperio, que se traduce hoy en el multimillonario holding empresarial Corporaci贸n Financiera Alba, heredera directa del franquismo.

Adem谩s de tener como accionista a una afamada familia franquista, Securitas Direct tambi茅n ha hecho caja en la 煤ltima d茅cada gracias al conservador Partido Popular (PP). Adem谩s de ser part铆cipe activo en la campa帽a de miedo actual, el PP adjudic贸 a Securitas Direct m谩s de 130.000 contratos durante el a帽o 2014. Tal y como afirma Miguel 脕ngel M茅nedez en el peri贸dico digital Vozp贸puli, 鈥la crisis en la seguridad privada era un hecho y en 2013 el Gobierno de Rajoy acudi贸 en ayuda de un sector en el que han estado relacionados desde la familia Mayor Oreja hasta el actual ministro de Defensa, Pedro Moren茅s, en Segur Ib茅rica, pasando por otros antiguos ministros populares con Aznar, como Arias Salgado o dirigentes como Mart铆n Villa y numerosos nombres m谩s鈥. 

Los m谩s de 250.000 contratos de vigilancia y protecci贸n de las instalaciones de la Administraci贸n General del Estado (AGE) que el Gobierno del PP suscribi贸 o renov贸 autom谩ticamente en 2013 con cincuenta empresas de seguridad ha vuelto a poner de relieve la fuerte apuesta por la privatizaci贸n de una funci贸n que la Constituci贸n encomienda en exclusiva a las autoridades p煤blicas. Algunas empresas favorecidas incumplen los convenios colectivos, en otras se sientan exministros y familiares de dirigentes del PP, y otras aparecen en la trama G眉rtel o como donantes de dinero al partido 鈥 Luis D铆ez, Cuartopoder

Por todo lo expuesto, parece l贸gico pensar que el miedo a los okupas (al igual que el miedo a la poblaci贸n migrante o cualquier otro miedo infundado) no es m谩s que una estrategia puesta en marcha desde diferentes sectores que sacan diversos beneficios de esta.

Sin duda todo el mundo tiene derecho a que nadie le quite la vivienda. Pero ese derecho ya existe y est谩 bien protegido. As铆 que parece sensato identificar r谩pidamente estas estrategias e inutilizarlas del mejor modo posible: no haciendo caso. Sin duda, hay muchas cuestiones m谩s importantes de las que preocuparse como sociedad que de la okupaci贸n, como que sea tu banco el que termine quit谩ndote la casa.

21 septiembre 2020 Al Descubierto




Fuente: Briega.org