January 7, 2021
De parte de Nodo50
1,987 puntos de vista

<br /> Seguidores de Trump asaltan el Capitolio durante tres horas | Mundua | Naiz<br />

Ongi etorri harpidedunentzako albisteetara

Ordaindu beharreko albiste batean sartu zara eta zure kontu pertsonaleko klik bat kontsumitu duzu.

2021 URT. 06 – 20:34h

Azken eguneraketa: 2021 URT. 07 – 01:15h

Los seguidores de Trump han llevado hasta el final su pulso a la legalidad asaltando el Capitolio. La Policía ha ordenado la evacuación del edificio, en el que se validaba la victoria de Biden. Hay una persona fallecida por un disparo y múltiples policías heridos.

Seguidores de Trump en el interior del Capitolio.
Seguidores de Trump en el interior del Capitolio. (Saul LOEB / AFP)

Lo nunca visto en Washington. Seguidores del presidente saliente de EEUU, Donald Trump, han asaltado el Capitolio durante tres horas para expresar que no reconocen la victoria de Joe Biden y que piensan tensar la cuerda al máximo.

La Policía ha ordenado la evacuación de dos edificios aledaños y el cierre de emergencia del Capitolio, lo que no ha evitado la entrada de algunos manifestantes, que han llamado «traidores» a los agentes.

Se han oído disparos en el interior del Capitolio, donde se ha confirmado que hay una mujer fallecida por disparos, sin que pasada la medianoche se conocen las causas ni de quién se trata. La Policía reporta datos de numerosos agentes heridos.

Los partidarios de Trump han atravesado el perímetro del Capitolio a las 13.00 horas, poco después de que haya comenzado la sesión conjunta del Congreso para certificar la victoria del candidato demócrata, Joe Biden, en las elecciones del 3 de noviembre.

Algunos de ellos se han enfrentado a la Policía, mientras que varios agentes han hecho uso de gas pimienta para intentar dispersar a la multitud, según ha informado la cadena de televisión CNN.

También se ha utilizado gas lacrimógeno, pero por el momento no está claro si lo han usado los agentes o los manifestantes, que portan banderas en las que puede leerse «No me amenaces».

Cierre del Capitolio

Esta situación ha llevado al cierre del Capitolio, edificio que alberga las dos cámaras del Congreso de Estados Unidos. Asimismo, la Policía ha hecho sonar la alarma de emergencia, que se ha acompañado con un mensaje en el que se pedía a las personas que están dentro de las instalaciones que buscaran refugio y permanecieran en silencio debido a una «amenaza interna».

La Policía del Capitolio, que ya ha pedido refuerzos, también ha bloqueado el paso a todas las personas que pretendían ingresar desde el edificio de las oficinas del Senado a través de los túneles subterráneos que unen ambas instalaciones, utilizados habitualmente por los senadores o los periodistas.

Los portavoces demócratas y republicanos en la Cámara de Representantes y el Senado han sido evacuados del Capitolio para ser trasladados a Fort McNair, una base militar a menos de un kilómetro de la sede del Legislativo.

La alcaldesa Muriel Bowser ha declarado el toque de queda en la ciudad ante el caos generado, con miles de manifestantes en las calles de Washington. A punto de iniciarse ese toque de queda se ha logrado finalmente desalojar el Capitolio y pasada la medianoche en Euskal Herria parecía recuperarse la calma.

Trump carga contra Pence

Por su parte, Trump ha culpado a su vicepresidente, Mike Pence, del caos en Washington por no haberse arrogado poderes que no le otorga la Constitución; y ha pedido a sus seguidores que «permanezcan en paz» y «sin violencia».

En una enigmática declaración la víspera, Trump había dicho que ponía toda su confianza en Pence para que encontrarse alguna solución (obviamente extralegal) que le mantuviera en el cargo.

Trump, que ha vuelto a insistir en el supuesto fraude electoral, ha autorizado el despliegue de la Guardia Nacional en Washington. El Pentágono ha activado a todos los reservistas de la Guardia Nacional del Distrito de Columbia, alrededor de 1.100 soldados.

«Ataque sin precedentes»

En plena ocupación del Capitolio, el presidente electo de Estados Unidos, Joe Biden, ha pedido Donald Trump que se dirija a la nación para «cumplir su juramento y defender la Constitución», lo que pasa por «pedir el fin del asedio» al Congreso.

Biden ha hablado de «insurrección» en su primera reacción al asalto y se ha mostrado apenado e impactado. «No representan lo que somos. Lo que estamos viendo es un pequeño número de extremistas dedicado a saltarse la ley. No es disidencia, es desorden. Roza la sedición y debe terminar», ha lamentado.

«Nuestra democracia está bajo un asalto sin precedentes, esto es algo que no se parece a nada que hayamos visto en los tiempos modernos. Un asalto al alcázar de la libertad, el propio Capitolio», ha apuntado desde Wilmington (Delaware).

Otros líderes demócratas, como Nancy Pelosi y Chuck Schumer, también han reclamado a Trump que pida a los manifestantes que se vayan «inmediatamente».




Fuente: Naiz.eus