February 4, 2022
De parte de SAS Madrid
1,294 puntos de vista

Si queremos contextualizar la situaci贸n, habr谩 que recordar tanto que el Estado como forma pol铆tica del Capital dispone de todos los recursos posibles econ贸micos, militares, judiciales y propagand铆sticos, como que la estrategia pol铆tica-militar del Capital se centra en crear las condiciones propicias para la obtenci贸n de los m谩ximos beneficios, para la acumulaci贸n de capital. Para esto necesitar谩 mantener un m铆nimo de estabilidad social y apaciguar a las clases m谩s castigadas por la crisis, de modo que el proceso de explotaci贸n asalariada se desarrolle sin muchos conflictos.

Un caso flagrante de esta estrategia es el Ingreso M铆nimo Vital (IMV), una especie de renta m铆nima que hace meses puso en marcha el Ministerio de la Seguridad Social, calific谩ndolo y present谩ndolo como 鈥渕edidas sociales鈥 que acababan con la pobreza.

La propaganda super贸 todos los l铆mites, entusiasmando a los sectores reformistas y socialdem贸cratas que, en sus ensue帽os sin fronteras, retrocedieron a esas ideas propias del socialismo ut贸pico de que con reformas en el interior del Capitalismo era posible acabar con la pobreza y la precariedad vital.

Pero sucede que esas pol铆ticas socialdem贸cratas, que abandonan la socializaci贸n de los medios de producci贸n y la construcci贸n de un Estado socialista al servicio de las clases trabajadoras no han conseguido nunca mejorar las bondades del capitalismo, ya que encuentran las barreras objetivas e inconciliables de una sociedad dividida en clases.

Algunas personas perceptoras del IMV est谩n recibiendo escritos en los que se les informa de que se les reducen las cantidades a cobrar mensualmente en proporciones importantes, sin justificaciones entendible

Como ejemplo del fracaso de las pol铆ticas reformistas: el Ingreso M铆nimo Vital. En muchas ocasiones nos hemos referido a 茅l, poniendo de manifiesto que viene a ser una renta m铆nima m谩s que mantiene las estructuras sociales de la pobreza. No obstante, queremos se帽alar algunos detalles concretos m谩s de su implementaci贸n que, con el tiempo, van saliendo a la luz y muestran c贸mo el Estado, a trav茅s de sus ministerios y administraciones p煤blicas, persiste de muchas formas posibles en el castigo y en la violencia contra los sectores sociales econ贸micamente m谩s d茅biles.

Yendo a lo concreto, algunas personas perceptoras del IMV est谩n recibiendo escritos en los que se les informa de que se les reducen las cantidades a cobrar mensualmente en proporciones importantes, sin justificaciones entendibles. En otros casos, reciben escritos donde se les se帽ala que cobrar谩n una cantidad determinada y los ingresos que perciben son diferentes en cantidades muy inferiores.

Otro hecho que est谩 ocurriendo: los perceptores comunican con la antelaci贸n suficiente al INSS que est谩n trabajando para que durante ese per铆odo no les paguen el IMV. No obstante, el INSS contin煤a ingresando la ayuda para, unos d铆as despu茅s, solicitar urgentemente su devoluci贸n con amenazas de embargos y cobro de intereses.

La criminalizaci贸n de la pobreza no s贸lo se reduce al caso anterior, hay otro m谩s flagrante que se justifica en la propaganda de que los pobres son irresponsables y gastan lo que no tienen que gastar. En concreto, nos referimos a que la lentitud en la tramitaci贸n del IMV lleva a que la persona perceptora reciba la ayuda correspondiente unos meses despu茅s de haberla solicitado. Lo m谩s probable es que durante algunos meses de esa tardanza haya estado cobrando la renta garantizada extreme帽a, por lo que la Direcci贸n General de Servicios Social le solicitar谩 la devoluci贸n de esos meses en los que coinciden ambos ingresos. Ejemplo: si se les paga en septiembre y la solicit贸 en febrero, los ingresos totales atrasados que recibir谩 son los que corresponden a los meses que van desde febrero hasta septiembre; adem谩s, suponemos que finaliz贸 el cobro de la renta garantizada extreme帽a a primeros de junio. Hay tres o cuatro meses en los que esa persona o familia no tuvo ingresos, no cobra absolutamente nada, y mientras tanto tiene que vivir. Todo concluye con que la esperable dificultad en la devoluci贸n de lo cobrado conduce a una criminalizaci贸n social y, posiblemente, a un castigo econ贸mico a esa persona por parte de los gobiernos de esas administraciones p煤blicas, verdaderos responsables de la situaci贸n, no s贸lo por el atraso en la tramitaci贸n correspondiente de esta ayuda social sino por permitir que las familias permanezcan en la m谩s absoluta precariedad, incapaz de generar las condiciones econ贸micas y sociales para que puedan vivir dignamente.

La lentitud en la tramitaci贸n del IMV lleva a que la persona perceptora reciba la ayuda correspondiente unos meses despu茅s de haberla solicitado. Lo m谩s probable es que durante algunos meses de esa tardanza haya estado cobrando la renta garantizada extreme帽a, por lo que la Direcci贸n General de Servicios Social le solicitar谩 la devoluci贸n de esos meses

As铆, a pesar de las declaraciones del gobierno, es suficientemente conocido que el IMV es un verdadero fracaso por toda una serie de factores que van desde los requisitos, su burocracia, ocultismo, falta de transparencia, cantidades rid铆culas, etc.

En contradicci贸n con la euforia mostrada por algunos miembros del Gobierno y pol铆ticos pr贸ximos a 茅l que sosten铆an que 鈥渃on el IMV nadie tendr谩 dificultades para tener la nevera llena y disponer de una alimentaci贸n saludable y adecuada鈥, los 煤ltimos datos publicados por el mismo Ministerio de Inclusi贸n, Seguridad Social y Migraciones manifiestan que tres de cada cuatro solicitudes del Ingreso M铆nimo Vital, el 75%, han sido denegadas y s贸lo llega al 8 % de la poblaci贸n que vive bajo el umbral de la pobreza.

Son los 煤ltimos datos publicados por el Ministerio de Inclusi贸n, Seguridad Social y Migraciones, que registran casi 100.000 solicitudes pendientes de resolver y una cuant铆a media de la prestaci贸n por beneficiario de 172 euros mensuales y de 436 por hogar. Hasta el momento actual se ha concedido el IMV a 800.000 personas, cerca de la tercera parte de los beneficiarios previstos por el Gobierno, que era 2.300.000 personas.

En Extremadura, las declaraciones realizadas por la directora general de servicios sociales aseguran que estima 鈥渜ue el IMV llega a unas 9.000 personas complementadas con unas 5.678 que cumplen los requisitos para acceder a la Renta Garantizada Extreme帽a鈥.

La referencia para el c谩lculo suele ser el Indicador P煤blico de Renta de Efectos M煤ltiples (IPREM), que en el a帽o 2022 ser谩 de unos 579 euros, siendo el IMV para una persona el 80 % aproximadamente de aqu茅l, unos 470 euros. No obstante, como hemos se帽alado anteriormente la aplicaci贸n de requisitos por el INSS conduce a que lo que realmente se perciba sean cantidades rid铆culas que en la mayor铆a de los casos no llegan a esa cantidad. De este modo es imposible mejorar la vida de la gente.

La referencia para el c谩lculo suele ser el IPREM, que en el a帽o 2022 ser谩 de unos 579 euros, siendo el IMV para una persona el 80 % aproximadamente de aqu茅l, unos 470 euros. No obstante, como hemos se帽alado anteriormente la aplicaci贸n de requisitos por el INSS conduce a que lo que realmente se perciba sean cantidades rid铆culas

Seg煤n el informe 鈥淓l Estado de la Pobreza. Seguimiento del indicador de pobreza y exclusi贸n social en Espa帽a 2008鈥2020鈥, elaborado por la Red Europea de Lucha contra la Pobreza y la Exclusi贸n Social en el Estado Espa帽ol (EAPN-ES), en Extremadura unas 411.000 personas estaban en riesgo de la pobreza o exclusi贸n social en el a帽o 2020, mientras que unas 124.000 personas estaban en pobreza severa.

Seg煤n los 煤ltimos datos disponibles de la Encuesta de Condiciones de Vida (julio 2021), el umbral de riesgo de pobreza para los hogares de una persona se sit煤a en unos 9.600 euros anuales, mientras que el umbral de renta para considerar que un hogar est谩 en pobreza severa se cifra en 6.417,3 鈧 por unidad de consumo al a帽o, unos 535 euros; es decir, que con el IMV cada persona debe sobrevivir con menos de 281 鈧 mensuales si fuera el caso de una familia con dos adultos.

Por encima de todos los datos, el evidente: la imposibilidad material de que una persona, y en muchos casos una familia, pueda vivir con 500 euros al mes, de los que tendr谩 que pagar alquiler, luz y una larga lista de gastos ineludibles.

Enlace relacionado ElSaltoDiario.com (03/02/2022).




Fuente: Sasmadrid.org