April 5, 2022
De parte de Nodo50
234 puntos de vista

“Si tú tienes tu tipo de familia, nadie te está diciendo que renuncias a ese. Lo único que estamos pidiendo es que tú, con tu tipo de familia, con el que escogiste, tengas derechos y garantías, y que otros que queremos otros tipos de familia, también tengamos derechos y garantías”, expresó el presidente cubano Miguel Díaz-Canel Bermúdez este domingo.

Durante un intercambio con un centenar de jóvenes luego de un trabajo voluntario en saludo a los aniversarios 60 y 61 de la Unión de Jóvenes Comunistas y la Organización de Pioneros José Martí, el primer secretario del Comité Central del Partido Comunista de Cuba coincidió con los planteamientos de Jorge González, del Movimiento Estudiantil Cristiano, quien planteó que  muchas personas con creencias religiosas sí respaldan el proyecto del Código de las Familias.

Foto: Heriberto González

Por la importancia de estos planteamientos para el actual proceso de consulta popular y posterior referendo de la futura Ley, los transcribo aquí casi textualmente:

Jorge González, presidente del Movimiento Estudiantil Cristiano. Foto: Paquito

“El Código no nos está diciendo que estamos reconociendo las garantías y derechos de un tipo de familia. Por lo tanto, si tú tienes tu tipo de familia, nadie te está diciendo que renuncias a ese. Lo único que estamos pidiendo es que tú, con tu tipo de familia, con el que escogiste, tengas derechos y garantías, y que otros que queremos otros tipos de familia, también tengamos derechos y garantías. ¿Qué es lo inclusivo? ¿Separar o darles posibilidades a todos los tipos de familia?

“Como él decía, hay una mayoría de cristianos que entienden eso perfectamente y que no entra en ninguna contradicción con sus textos sagrados, con las concepciones de la religión. Y lamentablemente, hay también corrientes fundamentalistas.

“Pero, fíjate, yo he estado en varias asambleas de esas* en provincias. Hay algunos que tú estás claro que no lo están haciendo por la convicción de defender sus preceptos religiosos. Es como si tuvieran un mandato –y todos sabemos de dónde vienen esos mandatos–, que es una agenda política.

“Además, lo dan en Whatsapp, lo dan por plecas. ¿Y tú sabes cuándo te das cuenta? Cuando van a la asamblea y lo explican sin dar argumentos: yo no estoy de acuerdo porque el matrimonio originario es la mujer y el hombre… Y tú dices, ¿bueno, y qué? Y ahí se quedaron, se quedaron en ese discurso, porque sencillamente no parte de una convicción, de una argumentación sólida. Yo creo que esas son de las cosas que debemos hablar más y reflejar más también en todo este debate”.

*Se refiere a las reuniones de la consulta popular en los barrios organizadas por las autoridades electorales desde febrero y hasta finales de abril.

Foto: Estudios Revolución



Fuente: Paquitoeldecuba.com