October 28, 2022
De parte de Cultura Y Anarquismo
171 puntos de vista

Por doquier se libran batallas en
las que resuena est谩 misma idea: el bosque no es un yacimiento de
biomasa, una zona de desarrollo futuro, una reserva de la biosfera ni un
sumidero de carbono; el bosque es un pueblo que se subleva, una defensa
que se organiza, imaginarios que se intensifican
鈥.

La
civilizaci贸n occidental se ha construido, piedra a piedra, sobre las
cenizas de los bosques. Pero, adem谩s de ser devastados para obtener
materias primas, los bosques tambi茅n han sido arrasados porque, desde
que hay memoria, fueron refugio de personas libres, herejes y
resistentes, de todos aquellos que no se dejan gobernar.

Hoy en
d铆a, esa din谩mica pol铆tica y econ贸mica que sigue asolando las masas
arb贸reas se denomina 芦ordenaci贸n territorial禄, pero debe entenderse como
una guerra de baja intensidad: contra los bosques, pero tambi茅n contra
los animales y las comunidades humanas que los habitan. Y que los
defienden, muchas veces con su vida, pues no olvidemos que, m谩s all谩 de
los bulldozers, los gases lacrim贸genos y las pelotas de goma de nuestras
democracias, el asesinato de activistas medioambientales se ha
duplicado en la 煤ltima d茅cada.

Para todas esos activistas, y para
la parte de la sociedad a la que representan, el bosque es asiento de la
comunidad, refugio temporal, lugar sagrado, amparo de lo salvaje. Por
ello los campesinos mexicanos de Guerrero llevan quince a帽os luchando
contra la explotaci贸n industrial de aquel territorio; los tramperos del
pueblo cree, en Canad谩, defienden el bosque boreal contra la
deforestaci贸n; los penan de Borneo se arman de cerbatanas contra las
compa帽铆as de palma aceitera; en Renania, la resistencia se organiza para
bloquear la extracci贸n de lignito en uno de los 煤ltimos bosques
primarios de Europa; la ZAD de Notre-Dame-des-Landes se enfrenta al Estado franc茅s y sus leyes, etc.

Porque
eso es lo 煤nico que hace esta 茅poca: gestionar. Gestiona los
ecosistemas, gestiona las poblaciones, gestiona los cuerpos, del mismo
modo que gestiona una red el茅ctrica, que gestiona una sala de control,
que gestiona una cabina de mandos.
[鈥 Desde tan arriba, a
trav茅s de los datos satelitales, 驴qu茅 se ve? Desde luego, no las formas
de vida del bosque, ni la profusi贸n de plantas ni la bulliciosa vida del
suelo. Si en los mitos hab铆a 芦signos禄 que traduc铆an el mundo a gestos,
en las pantallas t谩ctiles ya no hay m谩s que 芦se帽ales禄.

[鈥 Hay
lugares as铆, que cristalizan v铆nculos irreductibles, v铆nculos que no se
pueden traicionar. Habitarlos es tambi茅n habitar una historia, con un
pasado insurrecto
鈥.

 

Autor: Jean-Baptiste Vidalou. 

Traducci贸n: Silvia Moreno Parrado. 

Editorial Errata Naturae. 2020. 280 p谩ginas

 




Fuente: Culturayanarquismo.blogspot.com