November 12, 2020
De parte de La Haine
198 puntos de vista

El estado piensa que el estallido fue demanda de una nueva constituci贸n, pero la poblaci贸n busca nuevos caminos

SERVICIOS COMERCIALES Y ESTATALES O COMPARTIR LAS FORMAS DE VIDA EN LA SALUD, LAS OLLAS COMUNES Y LAS HUERTAS COMUNITARIAS

OMNIA SONT COMUNIA: TODO ES COM脷N, TODO ES DE TODOS. Mientras el estado chileno piensa que el estallido social es una demanda desordenada que debe ser encauzada hacia una nueva constituci贸n, nosotros pensamos que representa el cansancio y rabia de la poblaci贸n que busca nuevos caminos que no est茅n poblados de mercaderes y partidos pol铆ticos, mientras por todos lados surgen iniciativas vecinales, asambleas territoriales, brigadas 鈥淪贸lo el pueblo ayuda al pueblo鈥, ollas comunes, huertas comunitarias y una multiplicidad de iniciativas barriales que pasan por encima del individualismo y la soledad que antes resolv铆an los problemas de forma particular y aislada debido a que las soluciones eran 鈥渟ervicios鈥 externos a los que recurr铆amos haciendo filas o reuniendo dinero para enredarnos en la mara帽a estatal o comercial, en tanto los j贸venes universitarios eran atra铆do para ser profesionales en el mundo de fantas铆a de bilz y pap, que obtendr铆an su ingreso lejos de la pobla limpiando sus conciencias meti茅ndose en masa al Frente Amplio transform谩ndose en los principales clientes de departamentos en la especulaci贸n inmobiliaria y gentrificaci贸n, adem谩s de autom贸viles cero kil贸metros, ropa y zapatos de moda adecuada a su nuevo nivel de ingreso. Eso no significa menosprecio por esas capas medias de la sociedad donde muchos de ellos desarrollan fuertes principios 茅ticos, ecol贸gicos, anti-patriarcales, afectivos y espirituales que ya evolucionar谩n al aprecio de las formas compartidas de vida comunitaria que se est谩n sembrando y creciendo en la poblaci贸n de los barrios m谩s carentes, aunque durante alg煤n tiempo sigan atados al estado, al mercado y a la deuda.

Las cifras m谩s suaves del empleo a nivel de todos los pa铆ses nos hablan de varios millones de nuevos cesantes por pa铆s, lo que dice claramente que la cesant铆a mundial ha dado saltos extraordinarios desde el inicio de la pandemia y del recrudecimiento de la guerra tecnol贸gica de Estados Unidos con China, lo que ha provocado que los grandes empresarios con las burocracias pol铆ticas endurecen los estados como Brasil, Estados Unidos, Turqu铆a, Ir谩n y Colombia por la derecha, y Argentina, Venezuela y Nicaragua por la izquierda, en tanto las izquierdas en general se quedan entrampadas en las disputas electorales, las derechas hacen avanzar los fascismos y sectores medios para que les saquen las casta帽as del fuego.

Cap铆tulo1 La salud

Cap铆tulo 2 La producci贸n de alimentos

Cap铆tulo 3 Elaboraci贸n y distribuci贸n comunitaria de esos alimentos

Cap铆tulo 4 y final Otras iniciativas barriales

Cap铆tulo1 La salud

Las enfermedades y pandemias de los 煤ltimos a帽os han demostrado que la tecnolog铆a y la industrializaci贸n han tenido gran parte de causa en el deterioro de la salud, la obesidad y el crecimiento demasiado fuerte de enfermedades como la diabetes y la hipertensi贸n, que en Chile alcanza al 44% de los adultos de 45 a 64 a帽os y es una de cada tres muertes generando adem谩s el deterioro que abre paso a otras enfermedades que la salud p煤blica no evita ni cura, sino s贸lo mantiene a medias con una inmensa carga de remedios artificiales que junto a las alimentos transg茅nicos y el deterioro del ambiente acostumbran al organismo y lo van modificando con la consiguiente expansi贸n de las alergias que han avanzado grandemente en los ni帽os a los que se 鈥渆ntretiene鈥 ofreci茅ndoles golosinas de comida chatarra.Entre los j贸venes y adultos aumenta el cigarrillo, el alcohol, el caf茅, las grasas y las drogas m谩s diversas, -tambi茅n para 鈥渆ntretenerse鈥-, haciendo abstracci贸n del da帽o que hacen en la sangre que al cambiar su densidad con elementos fuertes, afectan el cerebro y los ri帽ones.Durante el a帽o 2016 hubo en Chile un total de 104.026 defunciones, que correspondieron en promedio a 285 defunciones diarias. A nivel pa铆s, seg煤n esta 煤ltima medici贸n el 69% de las defunciones totales se concentraron en cuatro grupos de causas de muerte, la primera en enfermedades del sistema circulatorio con el 27,1%, luego los tumores malignos con un alcance del 25% en la poblaci贸n, junto con las enfermedades del sistema respiratorio y causas externas (como accidentes) con un 9,5% y 7,5% respectivamente.

La importancia de la alimentaci贸n en la salud de los ri帽ones

Hay que entender c贸mo influye lo que comemos en la salud renal. Los ri帽ones son 贸rganos que limpian nuestra sangre, forman orina y tienen funciones importantes. Si nuestros ri帽ones se enferman, se enferma todo nuestro organismo: coraz贸n, vasos sangu铆neos, huesos y articulaciones, cerebro y gl贸bulos rojos, entre otros.Los ni帽os adem谩s de enfermar gravemente, dejan de crecer. Si nuestra alimentaci贸n es poco saludable, con exceso de sal, de alimentos procesados o chatarras, rica en az煤cares simples y bebidas gaseosas, asociada a una vida sedentaria, se produce una sobrecarga de trabajo para los ri帽ones y as铆 van perdiendo su funcionalidad.La p茅rdida de la funci贸n renal es lenta y silenciosa, por lo que los pacientes no se chequean hasta ya avanzada la enfermedad, cuando ya es muy tarde. Las principales patolog铆as precursoras de la ERC (Enfermedad renal Cr贸nica) en adultos son la diabetes mellitus (DM) y la hipertensi贸n arterial (HTA). Ambas se relacionan en gran medida con nuestros h谩bitos alimentarios.De esa manera, el envenenamiento voluntario de la sangre por el placer de disfrutar una golosina que adem谩s va a generar ganancias a comerciantes inescrupulosos y 鈥渢rabajo鈥 precario a miles de personas, junto al envenenamiento involuntario de las medicinas qu铆mico-farmac茅uticas, de los transg茅nicos, de los alimentos regados con glifosato y de las espantosas formas industriales masivas de amontonar y alimentar animales que luego ser谩n comercializados en carnes, huevos y cecinas para 鈥渁limento鈥 de la poblaci贸n, todo ello est谩 afectando seriamente a la sangre que debe pasar por los ri帽ones para ser limpiada y expulsar en la orina toda la basura que filtra el ri帽贸n, 贸rgano muy delicado y que se ve obligado a trabajar m谩s de lo normal y por l贸gica empieza a fallar y a deteriorarse en plazos muy cortos consiguiendo que la circulaci贸n de la sangre tambi茅n se afecte con lo que se modifica notablemente la llegada de nutrientes, energ铆a, vitaminas y dem谩s al conjunto del cuerpo.

Nada conseguimos con medicar el cuerpo y llevarlo al taller de reparaciones como un autom贸vil, donde los m茅dicos que nos atienden reciben coimas de los visitadores m茅dicos que les obsequian los productos farmac茅uticos, por ejemplo de la marca Bayer que se ha fusionado con Monsanto, que es la empresa que fabrica semillas transg茅nicas y el glifosato que envenenar谩 las cosechas, o nos operan los cirujanos que reciben su 鈥渕ojada鈥 de las empresas que fabrican los materiales de implantes u otros. La silicona para operaciones delicadas de implantes de partes del ojo hace que las operaciones tengan un valor comercial exorbitante de algunos millones de pesos con enormes ganancias para los centros m茅dicos y a煤n de las redes que establecen las empresas hacia los cirujanos oftalm贸logos que operan en hospitales estatales y que se convierten en los mejores propagandistas del producto.

Para conocer mejor el da帽o de la medicina estatal y privada, bastar铆a leer el libro 鈥淣茅mesis m茅dica鈥 de Iv谩n Illich (que puede solicitar gratuitamente en unlibre@gmail.com), el cura austriaco que hizo una documentada denuncia y uno de sus seguidores, Gustavo Esteva, ha constituido la Universidad de la Tierra en M茅xico que trabaja junto a los autogobiernos ind铆genas y los municipios aut贸nomos zapatistas. Vea este art铆culo de Esteva https://clajadep.lahaine.org/?p=18643 y la colecci贸n de sus art铆culos publicados en varios a帽os en https://clajadep.lahaine.org/index.php?autman=Gustavo+Esteva&paged=2

La salud entonces no es un 鈥渟ervicio鈥 en que llevamos el cuerpo al taller o garaje para su reparaci贸n, debido a que el cuerpo es algo vivo y su 鈥渞eparaci贸n鈥 implica formas de intervenci贸n que hoy d铆a se transforman en manipulaci贸n, sino que ahora entendemos cuerpo y salud de uno y todos en el barrio como conocimiento y comprensi贸n de formas de vivir, alimentarse, cuidarnos, relacionarnos, compartir y convivir entre todos recolocando a la mujer en su papel principal y su funci贸n determinante como eje de la vida donde cada hijo sigue siendo hijo hasta el 煤ltimo, basado en las dos principales alianzas madres-hijos y mujeres-juventud en cada barrio que se estrechan como en el campo y en las formas de vida de los pueblos primeros que viv铆an en paz hasta la llegada de la civilizaci贸n de la muerte.

La ciudad nace como espacios de administraci贸n de fundo y va constituyendo barrios altos separados del centro administrativo con galpones en los alrededores para la peonada que queda lejos de los recintos y oficinas que se llenan de iglesias muy altas y pomposas con domadores de leones que se encargan de domesticar a los animales salvajes mediante la evangelizaci贸n de las encomiendas. El centro se llena de estatuas, museos, oficinas, puentes y plazas mientras los barrios de la peonada se llenan de barro. Todo ello hasta el d铆a de hoy en que los espacios intermedios se han ido llenando de graduados universitarios cuya selecta minor铆a recibe buen salario para que se apeguen ideol贸gicamente al poder y al dinero y son los que llenan las filas de la izquierda buenita de la dominaci贸n que hoy usa el uniforme de Frente Amplio y su misi贸n es engatusar a la peonada de que ejercer谩n el poder de empresarios, bancos y militares para entregar treinta monedas de plata a los que tengan hambre para que el resto sea crucificado.

En estos d铆as la peonada estall贸 y se han unido todos los partidos, las iglesias, masoner铆a, empresas y lo que encontraron por el camino, para lanzar la propuesta de que se discuta una nueva constituci贸n y el consuelo a la peonada es que podr谩n venir a esa reuni贸n de constituyentes se帽alando a un independiente que no sea miembro de un partido, por lo que se aseguran que s贸lo podr谩n venir famosos, conocidos y divulgados por los medios comerciales de la prensa escrita y televisiva. Claro que est谩 por verse el resultado del truco, al que han adherido moros y cristianos de la mitad de la poblaci贸n, mientras la otra mitad se ha negado a desnudarse y entregar su cuerpo a la voracidad del poder. La tapa se escuch贸 hasta en la China, pero los medios dicen que la victoria ha sido fabulosa y que al fin ha llegado la alegr铆a y la peonada podr谩s salir a la calle a cantar el venceremos una vez m谩s, que vamos avanzando nos gritan del fondo del abismo.

La peonada no se deja llevar por esos cantos de sirena ni por el pesimismo de los que se rinden, sino que se ha volcado en sus barrios a constituir asambleas, a aprender a administrar el barrio entre vecinos, a cuidarse entre ellos, a producir alimentos y a prepararlos fuera del encierro patriarcal del hogar para distribuirlos entre todos en com煤n, comunizando la vida.Referente a la salud que se ha sacado de las formas ancestrales de atenderse en comunidad mediante el estrecho contacto con la madre tierra y el uso de medicina y m茅todos naturales para caer en manos de la ciencia-mercado que se ha desarrollado seg煤n ha interesado al proceso de acumulaci贸n de ganancias que como hemos visto ha llegado al punto de crear nuevos virus de origen animal que provienen del maltrato y alimentaci贸n transg茅nica en hacinamiento espantoso de reses, cerdos, aves y dem谩s, que luego de tratamientos hormonales y de laboratorio se nos vende como 鈥渁limentos鈥 junto a vegetales modificados por biotecnolog铆a e ingenier铆a gen茅tica y ba帽ados en herbicidas y plaguicidas como el siniestro glifosato de Monsanto que ha matado a miles en diferentes pa铆ses, era de prever 鈥揷omo hicieron muchos cient铆ficos que han conseguido desprenderse de los lazos con el poder y la ganancia- que vendr铆an pandemias como el actual covid-19 que est谩 matando a millones en todo el mundo y que ha servido de pretexto para que el poder nos mantenga encerrados mientras transforman la econom铆a a partir de los enormes saltos tecnol贸gicos del G5 y de las primeras experimentaciones del G6, las plataformas virtuales de velocidades supers贸nicas.

La salud tambi茅n ha sido el pretexto para acrecentar el papel del estado, que ha generado extensas redes de profesionales y trabajadores de la salud que atrincherados en consultorios y hospitales van anotando los detalles del comportamiento de la pandemia y dem谩s registros de enfermedades para preparar el terreno de las operaciones pol铆ticas y econ贸micas que van haciendo para el sometimiento de la poblaci贸n, como el cambio del fascista Trump por el ultraderechista Biden, la sacada del presidente de Per煤, la vuelta de la falsa esperanza de Evo Morales en Bolivia, el plebiscito y la 鈥渘ueva鈥 constituci贸n en Chile, etc.El ej茅rcito de la salud de los estados ya ha dejado en el camino centenares de miles de muertos por esta pandemia, lo que ayuda a justificar el estado de guerra de los estados centralizados donde la peonada de las ciudades es cada vez m谩s arrinconada y los tienen como ganado a la espera de la vacuna que salvar谩 la situaci贸n.

El tema es que la peonada es la inmensa mayor铆a de los habitantes de las ciudades y en el caso de la destituci贸n del presidente del Per煤 las comunidades amaz贸nicas llaman a crear los autogobiernos siguiendo el ejemplo de los municipios aut贸nomos zapatistas en M茅xico y las formas del autogobierno en el Cauca, Colombia, ejemplos que se est谩n estudiando y replicando en muchas otras partes.En el caso nuestro ya se vislumbran brotes e iniciativas de salud propia del barrio en diferentes partes como comit茅s o 谩reas de trabajo de asambleas vecinales, o brigadas 鈥淪贸lo el pueblo ayuda al pueblo鈥, pero es necesario que los vecinos convenzan a los profesionales privados, independientes y p煤blicos de los servicios de salud, que acompa帽es o asesoren tareas del barrio sin hacerlas depender o derivar de las instituciones, sino desarrollando ritmos propios que puedan ser asumidos por mujeres, juventud y desempleados,Para ello ser谩 necesario que la asamblea o un par de vecinos por su cuenta, se autoconstituyan en algo como 鈥渃omit茅 de salud barrial鈥 que avance con la tarea haciendo abstracci贸n de los gritos y propaganda de los constituyentes o de los municipios, que si los atrapan los van a envolver por l贸gica en su campa帽a. Esas tareas pueden ser:

1.Catastro y conocimiento de los trabajadores y estudiantes de salud del barrio. Con ellos elaborar un programa de primeros pasos para la salud compartida o salud de todos.

2.Elaboraci贸n del catastro de la salud de los vecinos. Cantidad de gente en cada casa, edades, enfermedades y tratamientos que siguen.

3.Catastro de las 谩reas cercanas o alternativas de la salud, como medicina natural, flores de Bach, reiki, yoga, yerbas y tantos otros.

4.Intercambiar ideas y experiencias entre las dos medicinas sin intentar que una sea la verdadera, pues esa discusi贸n debe quedar para m谩s adelante y aqu铆 no se trata de disputar clientela. Sino de encontrar puntos en com煤n o acuerdos m铆nimos que permitan a los vecinos conocer y usar ambas, especialmente en las actividades preventivas considerando que las curaciones o tratamientos no pueden ser considerados un 鈥渟ervicio鈥. Sino un mayor conocimiento y relaciones con el cuerpo propio y de los otros inmediatos como familia, parientes y vecinos, as铆 como con los vegetales y animales del sector:

La Medicina Alop谩tica se basa fundamentalmente en tratar enfermedades a trav茅s de drogas que act煤en por el mecanismo de 鈥渓os contrarios鈥. Esto es: si hay gripe, se suministra un antigripal; si hay fiebre, se receta un antifebril; si hay inflamaci贸n, se medica con un antiinflamatorio. La medicina oficial basa su tratamiento principalmente en la dolencia que aqueja al paciente. Se enfoca m谩s en la enfermedad y no tanto en el enfermo. En ese sentido, se considera que es mecanicista y regionalista (hace foco en la regi贸n anat贸mica del conflicto). Frente a una dolencia determinada plantea prescribir tratamientos consensuados para esa patolog铆a, prescindiendo del enfoque individual que ata帽e al paciente en un contexto integrativo. Por ende, en la medicina alop谩tica, podr谩 haber 10 pacientes asm谩ticos que son tratados todos con el mismo esquema terap茅utico.Por otro lado, est谩n las Medicinas Tradicionales, Alternativas y Complementarias, conocidas con la sigla de MAC. Seg煤n la Organizaci贸n Mundial de la Salud (OMS) son la Medicina Tradicional China, la Medicina Ayurveda, la Homeopat铆a, La Fitoterapia, la Medicina Unani, la Medicina Naturista y determinadas T茅cnicas Manuales (Tuina, Osteopat铆a, Nuad Thai). Las MAC plantean un enfoque m谩s integrista y sostienen que no hay enfermedades, sino enfermos. Por eso, en un abordaje m茅dico de cualquiera de las MAC podremos ver que para 10 pacientes hipertensos, o diab茅ticos, o asm谩ticos, habr谩 seguramente 10 tratamientos diferentes.El consultante: pasivo o activoLas MAC trabajan en los aspectos preventivos del paciente, orientado en las dietas, la calidad de vida, la actividad f铆sica y la estabilidad emocional. El paciente pasa a ser 鈥渉aciente鈥 porque deja de ser pasivo (de ah铆 deriva la palabra paciente) y empieza a ser activo, a construir desde lo personal para evitar la enfermedad. Lo bueno de las MAC es que al no estar acreditadas o nomencladas en obras sociales (en su mayor铆a) permiten al m茅dico trabajar una hora o m谩s en las consulta con su paciente. Las MAC suelen tratar enfermos que no tuvieron buenos resultados con la alopat铆a.De dudas y mitosExisten mitos y dudas respecto a las Medicinas Alternativas. Uno de los principales es el que considera que las MAC 鈥渘o cuentan con suficiente sustento cient铆fico鈥. Este es un gran error. Las plantas y fitomedicamentos cuentan con prestigiosas revistas especializadas en la tem谩tica para la publicaci贸n de sus trabajos.A su vez, habitualmente la gente cree que, 鈥渟i no las comercializan los laboratorios m谩s importantes, es porque estas medicinas no act煤an鈥. Este es otro error, puesto que los laboratorios m谩s importantes suelen no comercializar estos productos porque no se pueden patentar. Una planta es patrimonio de la naturaleza y, por ende, no la puede apropiar un laboratorio. Por eso, los laboratorios comercializan productos que puedan sintetizarse, ya que eso equivale a una patente m茅dica y las regal铆as que ello conlleva.Tambi茅n hay otro mito que sostiene que 鈥渓as plantas se emplean en problemas triviales (patolog铆as simples) solamente鈥. Si bien es un mito, puede tener algo de verdad, ya que muchas plantas (en forma de infusi贸n) son indicadas en problemas o patolog铆as menores (c贸licos digestivos, tos, sedantes menores). Sin embargo, en forma de fitomedicamentos ya se encuentran en primer o segundo lugar de la opci贸n terap茅utica (pr贸stata, v谩rices, dermatitis, circulaci贸n cerebral, hepatoprotecci贸n, etc.). Asimismo, de las 10 drogas para el c谩ncer m谩s empleadas por la medicina oficial, 5 derivan del reino vegetal (vincristina, vimblastina, etoposide, tenop贸sido, taxol, como otras m谩s).Por otro lado, una de las dudas fundamentales tiene que ver con el nivel de eficacia de la MAC para curar. Muchos fitomedicamentos son primera elecci贸n en patolog铆as convencionales. Quiz谩s a modo de generalizar el panorama, podemos decir que los medicamentos fitoter谩picos tienen una alta eficacia en procesos cr贸nicos y no tanto en situaciones agudas. En cambio, los productos qu铆micos suelen ser muy eficaces en patolog铆as agudas (un antibi贸tico, un analg茅sico) pero no lo son tanto en enfermedades cr贸nicas (donde su prescripci贸n puede generar efectos colaterales importantes). De modo que ambos tratamientos deben ser complementarios. A los Nutrigen贸micos, que son mol茅culas presentes en alimentos de origen vegetal (fitoqu铆micos) capaces de modificar genes que expresan determinadas enfermedades, podr铆amos orientarlos como remedios 鈥減reventivos鈥 de enfermedades, y llegado el caso, como complemento de otros tratamientos cuando la enfermedad est谩 ya instalada.

Con eso ya podemos avanzar y podemos intercambiar ideas y aprender de diferentes experiencias en https://www.facebook.com/groups/SaludComunitariaydelBarrioAutoorganizado/

Seguimos esta serie de reflexiones en los pr贸ximos d铆as




Fuente: Lahaine.org