December 12, 2020
De parte de Grup Antimilitarista Tortuga
185 puntos de vista


Eva Saiz

Las armas no son un buen reclamo para la imagen de una ciudad. Esta es la razón que ha llevado al Ayuntamiento de Sevilla a cancelar la feria de armas electrónicas Electronic Warfare Europe que iba a celebrarse en la capital andaluza el próximo mayo. La ciudad hispalense sigue la estela de Liverpool, que fue la que iba a albergar en un primer momento este evento el pasado noviembre, y que también decidió suspenderlo ante la presión ciudadana.

“Este evento viene precedido de una importante polémica y ya ha llegado a ser suspendido en otra ciudad. Hemos evaluado la situación y los detalles y hemos decidido que no es conveniente su celebración en Sevilla y que va a tener un efecto negativo sobre el posicionamiento de la ciudad y su imagen como gran capital de congresos y eventos”, ha explicado el delegado de Hábitat Urbano, Turismo y Cultura, Antonio Muñoz. La decisión ha sido comunicada en las últimas horas a los organizadores del evento, la asociación estadounidense The Old Crows. Este diario se ha puesto en contacto con la entidad para conocer su reacción a la suspensión de la feria —que no aparece anunciada en la página web―, pero no ha recibido ninguna respuesta.

La feria, que iba a celebrarse en el Palacio de Exposiciones y Congresos de Sevilla entre el 25 y el 27 de mayo de 2021 tenía previsto congregar a 1.200 asistentes de 30 países. El Ayuntamiento hispalense, que dirige el socialista Juan Espadas, ha hecho de la celebración de eventos y congresos uno de los pilares estratégicos para la atracción de inversiones y su desarrollo económico. La controversia que rodea la Electronic Warfare Europe no encaja con esa línea de actuación y el consistorio no ha querido ligar la imagen de la ciudad con esta feria al entender que “tendría consecuencias negativas”, según ha señalado Muñoz.

Más allá de la repercusión sobre la imagen internacional de Sevilla, o de los condicionantes que podrían derivarse de la incidencia de la pandemia —se hubiera celebrado en pleno proceso de vacunación― en la decisión también ha incidido la presión del movimiento pacifista, que también fue determinante para la cancelación de Liverpool, admite el propio Muñoz .

“Es muy positivo que el Ayuntamiento de Sevilla haya entrado en razón, porque no conviene que la ciudad aparezca como la retaguardia bélica del sur de Europa, esta no es la imagen que necesita”, subraya Cristóbal Orellana, miembro de la Red antimilitarista y no violenta de Andalucía, una de las organizaciones que hace un mes y medio se integró en la plataforma Stop Feria de Armas con el objetivo de impedir que este evento tuviera lugar.

A la presión del movimiento pacifista se ha sumado Adelante Sevilla, que introdujo un ruego sobre la posición final del Ayuntamiento en la comisión de Fiscalización. Susana Serrano, edil de este grupo ha pedido también al consistorio que introduzca nuevos elementos en la gestión de los espacios públicos en colaboración con los agentes sociales, como hizo la ciudad de Liverpool precisamente tras tomar la decisión de cancelar la feria de armas. Su alcalde aprobó un código ético para regular los eventos que debe impulsar el consistorio.


El País




Fuente: Grupotortuga.com