July 24, 2021
De parte de Red Nacional De Medios Alternativos
292 puntos de vista


Esta semana, la Autoridad Interjurisdiccional de las Cuencas de los ríos Limay, Neuquén y Negro pidió la declaración de la “emergencia hídrica” en la región, anticipando la continuidad de una gran sequía. Sabrina Calfunao, mapuce wariace, dijo a El Zumbido que es consecuencia del proyecto  extractivista “Vaca Muerta”, brindó una reflexión desde la cosmovisión mapuce y enfatizó en la urgencia de organizarse “para pensar entre todes un kvme felen, un buen vivir”.

Con el pedido de declaración de emergencia hídrica por parte de las autoridades de la AIC, vuelve a quedar en evidencia el saqueo permanente al que los proyectos extractivistas someten el territorio. “Es el momento de que renovemos el compromiso con la mapu, de que renovemos nuestro compromiso con los guardianes del territorio para que dejemos de sentir las consecuencias nefastas que están sintiéndose”, reflexionó Sabrina Calfunao, mapuce wariace integrante de la Asamblea Permanente del Comahue por el Agua de Neuquén y de la colectiva feminista Wvñelfe, en diálogo con El Zumbido.

Calfunao relató: “cuentan nuestras ancestras, nuestros ancestros, que hace mucho mucho tiempo, cuando estuvieron los primeros mapuce, hubo una gran batalla entre dos serpientes, XegXeg y KayKay. KayKay buscaba eliminar a les humanes y por eso hacía que las aguas subieran para poder ahogar a las personas y XegXeg hacía uso de sus poderes para lograr que los cerros subieran y las personas pudieran subirse y salvarse. En el medio de esa feroz batalla hubo un gran xawvn, un encuentro, entre pu Logko, pu Maci, entre muchas personas, y dentro de las voces y opiniones que sonaron en aquel xawvn, todavía pervive en la memoria de nuestros mayores la palabra de un Maci que dijo lo siguiente: ‘los guardianes de la mapu muy airados están con los mapuce porque hemos roto el equilibrio que desde el comienzo de los tiempos existía. Los guardianes del bafken muy enojados están con los mapuce porque el orden que existía desde el comienzo de los tiempos no supimos respetar. Los guardianes de la mawiza ira nos guardan porque los mapuce no fuimos capaces de cuidar la armonía que desde el principio del Wajmapu había. Todos los newen rencor nos tienen porque los mapuce quisimos ignorar el acuerdo que celebramos cuando los tiempos tuvieron origen. Los guardianes de la mapu ofendidos están porque la lastimamos para que los frutos vengan de acuerdo a nuestra voluntad y no a la suya. Los mapuce teníamos que cuidar a la mapu, pero en vez de eso quisimos hacerla nuestra’”.

“Justamente dentro de la cosmovisión del pueblo mapuce, las personas tienen el mismo derecho de ser y de habitar que las demás vidas”, explicó la mapuce wariace: “conformamos esto que se llama Ixofij mogen, en el cual todas las vidas son importantes y ninguna está por sobre la otra, y cuando hablamos de vida, de newen, de Gen, estamos refiriéndonos no solo a las personas, también a los animales, a las plantas, a las montañas, a los ríos, a los cerros, a las bardas, a todo lo que nos rodea que podemos comprender, tiene vida” y “cuando uno de los elementos que conforman el Ixofij mogen se enferma, los demás elementos también se enfermarán pronto, porque lo que le pasa a uno afecta a les demás”.

La integrante de APCA y la colectiva feminista Wvñelfe  refirió que “Neuquén está en un tiempo crítico, como provincia se está declarando en emergencia hídrica porque llevamos una sequía de cuatro años y no es casual, ya que es cuando más fuerte se está sintiendo el impacto de las consecuencias de este proyecto enorme que está asesinando a nuestros ríos, que está contaminando la tierra, el aire, que es Vaca Muerta”.

“Los pozos petroleros, que para poder extraer de la mapu el petróleo la hieren con la hidrofractura, se roban toneladas de agua de nuestros ríos y la devuelven contaminada, las quemas que contaminan el aire, como así también el daño que causamos las personas que vivimos en la ciudad y que nuestros desechos van a parar al río, o los proyectos que en el nombre del progreso se están estableciendo, como por ejemplo el proyecto multipropósito Nahueve, que busca crear una serie de represas en el norte neuquino”, señaló: “todo eso está lastimando al río y hace que este Gen ko que le llamamos, el espíritu del agua, se enferme y nos manifieste su enfermedad a través de la sequía”.

Calfunao detalló que “si el agua no tiene la fuerza suficiente para curarse a sí misma, las demás personas, las demás vidas también vamos a ir enfermando de a poco, vamos a empezar a sentir las enfermedades en nuestro cuerpo, también los animales, las plantas; por eso es importante que tomemos conciencia de este cuidado que tenemos que tener para con el  Gen ko, que es tan fundamental para todas las vidas, como así también cuidar a la mapu, cuidar todo lo que está pasando” y enfatizó en la urgencia de “que nos podamos organizar para poder pensar juntos otras transiciones a otros modelos que no sean dañinos con el ambiente, para pensar entre todes un kvme felen, un buen vivir, en el cual podamos vivir armoniosamente con los demás elementos del ixofij mogen y que no tengamos que sobrevivir, sino, justamente, que vivamos bien”.

“En palabras de nuestros ancestros, de nuestras ancestras, de nuestros mayores, es el momento de que renovemos el compromiso con la mapu, de que renovemos nuestro compromiso con los guardianes del territorio para que dejemos de sentir las consecuencias nefastas que están sintiéndose en el territorio”, concluyó y aseguró que los recurrentes temblores en Sauzal Bonito, una zona que no tenía características sísmicas hasta la llegada de la hidrofractura, reflejan “el despertar de los guardianes del territorio”.

@ximaginaria




Fuente: Rnma.org.ar