October 16, 2021
De parte de Grup Antimilitarista Tortuga
294 puntos de vista


Pablo Morán

Javier Bañuelos

Lucía Riera

“Hemos transformado el mundo y el mundo se ha vuelto loco”, dice Juan Carlos Tomasi. Le avala un cuarto de siglo como testigo de algunos de los escenarios y crisis más infaustos del planeta. Los peores que recuerda son aquellos en los que encontró “horror, desesperanza, tragedia y terror, sin atisbo de futuro.” En los conflictos de África, dice, “ves lo peor de la especie humana”.

Durante más de dos décadas, Juan Carlos Tomasi ha retratado los principales conflictos y desastres naturales de los últimos años de la mano de Médicos Sin Fronteras, donde trabaja como fotógrafo. Pese al paso del tiempo, asegura que todavía ve “las mismas caras que antaño, los mismos problemas”.

Los niños y los perros son su sistema de medición del desastre en estos contextos. “Si ves que no hay perros es que hay mucha hambre, y cuando los niños no sonríen y no se te acercan es que ha habido mucho horror”, asegura.


Batangafo, República Centroafricana, 2013 / Juan Carlos Tomasi, MSF

Lo que más indigna a Tomasi es ver morir a un niño de inanición, de enfermedades que se pueden curar “eso duele y te rompe”, dice, especialmente después de haber sido padre. “Veo almacenes de países africanos llenos de trigo, de mijo, y a cien metros hay campos de refugiados que se mueren de hambre”.

Su trabajo ha sido recopilado en “La memoria del olvido”, un recorrido por las historias de personas resistiendo los embates de conflictos o familias en busca de una vida mejor a través de una selección de 140 imágenes. Un libro que Médicos Sin Fronteras publica junto a la editorial Blume con motivo del 50 aniversario desde su fundación.

Un libro “de personas ayudando a personas”, como lo describe el propio autor. La capacidad de supervivencia de la gente está muy presente. “Cuando intentas ayudar a alguien lo importante es hacerlo con respeto, honestidad y mirándole siempre a la cara”, subraya.

El libro lo completan textos escritos por personal de MSF y periodistas, fotógrafos y escritores que han trabajado en el terreno junto a la organización, como Sebastião Salgado, Laura Restrepo, Sergio Ramírez o Mario Vargas Llosa.

De los viajes que el fotógrafo ha realizado uno “nunca se recupera”, confiesa, aunque trata de volver a su vida diaria. “Lo que dicen de que te acostumbras es mentira”. “Cuando ves niños que se mueren, mujeres que las matan, la violación como arma de guerra, cuando ves que, aunque estés presente, les da igual… Y ves la impunidad, eso duele”, reconoce.

SER




Fuente: Grupotortuga.com