December 28, 2021
De parte de Grup Antimilitarista Tortuga
1,765 puntos de vista

Parece ser que si gobierna la derecha se puede imponer una reforma laboral sin consenso y sin los sindicatos. Pero si gobierno la 鈥渋zquierda鈥 no se puede aprobar sin el visto bueno de la CEOE. En los 煤ltimos procesos electorales millones de votantes, votaron a partidos con programas que promet铆an la derogaci贸n de la reforma laboral, y que ahora gobiernan. Finalmente no han cumplido. La nueva reforma laboral, presentada como un 茅xito, de forma exageradamente triunfalista por sus defensores en 鈥渓a izquierda鈥 se caracteriza por incumplir lo pactado y por estar repleto de renuncias que favorecen a la CEOE. (…) Aunque la nueva reforma laboral recupera derechos, 驴qu茅 ocurre con los que da por perdidos? 驴Si no se deroga ahora con una mayor铆a parlamentaria m谩s que suficiente, cuando se derogar谩?


El c煤mulo de mentiras y falsas promesas a lo largo de nuestra historia reciente en materia laboral es escandaloso. La nueva reforma laboral, presentada como un 茅xito, de forma exageradamente triunfalista por sus defensores en 鈥渓a izquierda鈥 se caracteriza por incumplir lo pactado y por estar repleto de renuncias que favorecen a la CEOE.

Ra煤l Navas

delegado sindical de CGT en Correos

En las 煤ltimas d茅cadas se han aprobado distintas reformas laborales que conten铆an duros ataques contra el mundo del trabajo, basadas en abaratar y/o facilitar los despidos, aumentar las causas de los despidos, introducir contratos precarios, endurecer el acceso a las prestaciones por desempleo, etc. En 1994 se legalizaron las ETT y se crearon nuevas causas de despido como las organizativas y de producci贸n. En 1997 se aprob贸 una reforma laboral, esta vez pactada con UGT y CCOO, que aumentaba las causas del despido, y lo abarataba. Entonces hubo un giro importante en los sindicatos mayoritarios, al aceptar lo que hab铆an considerado inaceptable durante a帽os. La CEOE mostraba su satisfacci贸n, y a su vez extra帽eza, dado que consideraban que UGT y CC OO hab铆an convocado una huelga general en 1994 por una reforma laboral menos agresiva.

Se nos prometi贸 que ese abaratamiento del despido era temporal, aunque se consolid贸 en la reforma laboral de Jos茅 Luis Rodr铆guez Zapatero de 2006, y en las sucesivas. En la segunda legislatura del Gobierno de Zapatero, la CEOE insisti贸 en la necesidad de aprobar una nueva reforma laboral para 鈥渃rear empleo y salir de la crisis鈥. Zapatero critic贸 como l铆der del PSOE en 2002 que Aznar aprobara una reforma laboral sin consenso. Prometi贸 en reiteradas ocasiones que 茅l jam谩s aprobar铆a una reforma sin acuerdo y sin consenso. El gobierno del PSOE nos asegur贸 que la crisis no la pagar铆an los trabajadores, y que no era necesaria ninguna reforma laboral debido a que la crisis no ten铆a un origen laboral.

Pero Zapatero cambi贸 de parecer y se mostr贸 partidario de una reforma laboral, asegurando que no reducir铆a el coste del despido. Por el contrario, en junio de 2010, fue aprobada una reforma que abarataba el despido, sin consenso con los sindicatos y sin votos en contra del PP en el congreso. El c煤mulo de mentiras y falsas promesas a lo largo de nuestra historia reciente en materia laboral es escandaloso.

Hubo una huelga general contra la reforma el 29 de septiembre de 2010. Hablamos de una norma que facilitaba los descuelgues salariales, abarataba y aumentaba las causas del despido, legalizaba las ETT en sectores anteriormente prohibidos, etc. Despu茅s se aprob贸 una reforma dr谩stica del sistema de pensiones, que elevaba la edad de jubilaci贸n a los 67 a帽os, endurec铆a el acceso a la pensi贸n, as铆 como el c谩lculo para su acceso.

Con la reforma, cada a帽o es m谩s dif铆cil jubilarse, exigiendo m谩s a帽os cotizados y m谩s edad, a帽o tras a帽o hasta el 2027. UGT y CC OO pactaron la reforma, lo cual era sorprendente, dado que ambos sindicatos hist贸ricamente defend铆an la jubilaci贸n a los 60 a帽os, recordando que se opusieron a la reforma de pensiones de 1985 que era mucho menos agresiva, llegando en el caso de CC OO a convocar una huelga general. Adem谩s, UGT y CC OO criticaron que Felipe Gonz谩lez incumpliese su promesa de rebajar la edad de jubilaci贸n a 64 a帽os. En definitiva, a nadie le sorprendi贸 que el PSOE con este tipo de pol铆ticas de Zapatero, que no estaban incluidas en su programa electoral, sufriera un descalabro electoral en 2012.

Las promesas del PP

El PP nos prometi贸 que cuando llegasen al Gobierno no subir铆an el IVA, ni abaratar铆an el despido. Pero muy pronto vimos que fueron algunas de sus primeras medidas. Gonz谩lez Pons llego a prometer que crear铆an 3,5 millones de puestos de trabajo en cuatro a帽os. El entonces responsable de comunicaci贸n del PP dijo tambi茅n: 鈥淣o vamos a abaratar el despido鈥. Entonces, la reforma laboral de 2010 era ya un hecho consumado. El nuevo Gobierno de Mariano Rajoy nos advirti贸 de la dureza de la reforma laboral que iban a aprobar. Recordemos que antes de aprobarse, el ministro De Guindos dijo ante las c谩maras a un comisario europeo que la reforma laboral seria 鈥渆xtremadamente agresiva鈥. D铆as antes ya hab铆amos visto en la tele a Rajoy diciendo al primer ministro finland茅s en Bruselas que 鈥渓a reforma laboral me va a costar una huelga general鈥. En realidad, fueron dos huelgas generales: el 29 de marzo y 14 de noviembre de 2012.

Recordemos que la nueva norma supon铆a numerosos ataques al mundo del trabajo, tal como estaba exigiendo el gran capital. En el propio pre谩mbulo se hac铆a referencia textual: 鈥淧resiones de los mercados financieros [鈥 hacen imprescindible abordar las deficiencias estructurales del mercado laboral espa帽ol鈥. La reforma eliminaba la necesidad de autorizaci贸n administrativa de los ERE, aumentaba las causas de los despidos, se abarataba el despido, etc.

En 2012 y en los a帽os siguientes se repitieron los pronunciamientos entre dirigentes de PSOE, UGT, CC OO, IU, y m谩s tarde, de Podemos tras su fundaci贸n, sobre la necesidad de derogar esta reforma laboral. El PSOE dio muestras de apoyo a las huelgas generales de 2012, y llamaron a la participaci贸n en un video. Presentaron un recurso de inconstitucionalidad contra la reforma, al considerar 鈥渜ue atenta contra los valores constitucionales y ataca el estado de derecho鈥. Pedro S谩nchez, cuando fue elegido secretario general del PSOE en 2014 afirm贸: 鈥淟as nefastas consecuencias que est谩 teniendo la reforma laboral, tanto por el intolerable recorte de los derechos de los trabajadores, como por la constante devaluaci贸n de sus condiciones salariales, lo que est谩 agravando la situaci贸n econ贸mica de las familias y dificultando la salida de la crisis鈥. Nos aseguraba que no iba a permitir que se consolidasen los recortes laborales e incluso que 鈥渓a primera medida que tomar谩 el pr贸ximo Gobierno socialista ser谩 la de derogar la reforma laboral de Rajoy, para recuperar cuanto antes los derechos de los trabajadores鈥.

En 2015, el PSOE se present贸 a las elecciones prometiendo que derogar铆an la reforma laboral por completo y por decreto. En el debate electoral entre Pedro S谩nchez y Mariano Rajoy, el l铆der del PSOE dijo por televisi贸n ante millones de personas: 鈥淣osotros lo que vamos a hacer es derogar su reforma laboral鈥. En el programa electoral del PSOE de 2016 se puede leer lo siguiente: 鈥淟os y las socialistas derogaremos con car谩cter inmediato toda la reforma laboral del PP, que estableci贸 un modelo de empleo precario, de bajos salarios, de despidos baratos y un sistema de relaciones laborales sin equilibrio de poder entre trabajadores y empresarios. Un modelo que ya ha sido desautorizado en muchos de sus contenidos por la jurisprudencia del Tribunal Supremo. Un modelo que preocupa a la OIT y a la OCDE por las consecuencias que origina en el nivel de pobreza de nuestra ciudadan铆a y en el deterioro de nuestro clima social. Y la sustituiremos por una norma dialogada con los agentes sociales鈥.

En 2016 Pedro S谩nchez dec铆a que 鈥淢ientras Rajoy lo 煤nico que hace es intentar sumar esca帽os para perpetuarse en el poder, nosotros vamos a hablar de las pol铆ticas progresistas, si as铆 lo quieren el resto de partidos de izquierdas. Se tratar铆a de un Gobierno que derogue la reforma laboral鈥. En febrero de 2018, la portavoz del PSOE de Servicios Sociales, Elvira Ram贸n, aseguraba en el parlamento que era 鈥渋ndispensable derogar la reforma laboral鈥. En junio de ese a帽o Pedro S谩nchez era investido presidente tras una moci贸n de censura. Una vez en el poder todo cambio.

La nueva ministra de Trabajo del gobierno del PSOE, dos d铆as despu茅s de su nombramiento indicaba en La Raz贸n: 鈥淟a reforma laboral no se pude derogar alegremente鈥. Entonces comprobamos que la reforma no se derog贸 en el primer consejo de ministros de Pedro S谩nchez, ni en los siguientes. A finales de 2019, PSOE y Podemos llegaron a un acuerdo de Gobierno que se plasma en un documento en cuya pagina 3 pon铆a: 鈥淒erogaremos la reforma laboral. Recuperaremos los derechos laborales arrebatados por la reforma laboral de 2012鈥. Pasaron los meses y no se derog贸, pese a que nos promet铆an desde Podemos que se derogar铆a por completo.

En enero de 2020, Rafa Mayoral planteaba que 鈥渄e la reforma laboral del PP no van a quedar ni los palos del sombrajo鈥. El 20 de mayo de 2020 se publica un acuerdo entre los grupos parlamentarios del PSOE, Unidas Podemos y EH Bildu en el que se expon铆a que 鈥淟as fuerzas pol铆ticas que suscriben este acuerdo se comprometen a derogar de manera 铆ntegra la Reforma Laboral del a帽o 2012 impulsada por el Partido Popular鈥.

Pero en una de las p谩ginas m谩s surrealistas de la historia pol铆tica reciente, el paco tuvo una duraci贸n de dos o tres horas. El PSOE se desdice del acuerdo que acababa de firmar, lo que provoc贸 el enfado en Podemos. Pablo Iglesias respond铆a 鈥淓n el acuerdo de Unidas Podemos con el PSOE para la legislatura, para la investidura y para el Gobierno de coalici贸n, no se habla de derogaci贸n parcial, se habla de derogaci贸n de la reforma laboral. Eso es un acuerdo de gobierno de coalici贸n鈥.

Mentiras, mentiras y mentiras

Hace tan solo dos meses, Pablo Echenique criticaba en twitter la ambig眉edad respecto al presidente del Gobierno sobre la derogaci贸n de la reforma laboral. Podr铆amos hacer una enciclopedia con todo lo que se ha dicho desde entonces. Comprobaremos que se nos ha mentido, es un hecho irrefutable. Se lleg贸 a un punto en el que solo se hablaba de lo que NO se iba a derogar de la reforma laboral. Las tibiezas del PSOE al respecto eran criticadas por dirigentes de Podemos, hasta que esas tibiezas dejaron de ser monopolio del PSOE.

En octubre de 2021, la ministra Yolanda D铆az aseguraba en el Congreso de CC OO que iba a 鈥渄erogar la reforma laboral a pesar de todas las resistencias鈥. Pero d铆as despu茅s dec铆a que t茅cnicamente no era posible derogar la reforma laboral, y que no se iba a derogar el abaratamiento del despido aprobado en la reforma laboral de Rajoy. Es decir, se advert铆a de que no se iba a recuperar la indemnizaci贸n por despido previa a la reforma de 2012. Era algo que ya hab铆a dicho anteriormente desde el PSOE, y que hab铆a sido criticado desde Podemos. Por tanto, se dejaba intacto uno de los aspectos m谩s lesivos de la reforma, sin olvidar que el despido ya se hab铆a abaratado previamente al a帽o 2012 en m谩s de una ocasi贸n. Este cambio de parecer, provoc贸 las cr铆ticas de Mas Pa铆s. I帽igo Errej贸n tras conocer el acuerdo entre sindicatos, Gobierno y CEOE plante贸 que esperaba que la reforma no fuera 鈥渄escafeinada鈥. En este sentido, finalmente se present贸 un acuerdo pactado entre CC OO, UGT y la patronal que no derogaba por completo la reforma laboral, tal y como nos hab铆an prometido desde el gobierno, y tambi茅n hab铆an exigido los sindicatos mayoritarios.

El Gobierno, que llevaba dos a帽os anunciando y prometiendo la derogaci贸n de la reforma laboral, finalmente no la ha derogado. Esto no quiere decir que el acuerdo tenga cuestiones positivas. Todo cambio a mejor bienvenido sea. Se suprimen facilidades que implement贸 el PP para hacer ERE en el sector p煤blico. Se incide en causalizar con precisi贸n los motivos de la contrataci贸n temporal. Aumentan las sanciones por contrataci贸n temporal fraudulenta. Se elimina el contrato de duraci贸n determinada por obra y servicio, se introduce el derecho a la informaci贸n al trabajador temporales sobre vacantes fijas, etc. Pero recordemos que en esta materia el Ministerio de Trabajo defend铆a introducir un porcentaje m谩ximo del 15% de temporalidad en las empresas. Hubiese sido mejor recuperar una normativa muy positiva para prohibir la temporalidad abusiva en las empresas. Estos topes fueron suprimidos en la reforma laboral de 1984. Ha habido una oportunidad hist贸rica para recuperarlos, pero a 煤ltima hora se ha renunciado a ello, y por tanto no podemos estar contentos.

En su lugar se ha aprobado que se puedan establecer l铆mites m谩ximos en los convenios. Medida mucho m谩s ambigua, e infinitamente menos efectiva que la propuesta anterior. Adem谩s, se crea una nueva modalidad de contrato temporal para situaciones imprevisibles y ocasionales con una duraci贸n m谩xima de 90 d铆as en un a帽o. En los pr贸ximos meses tendremos que valorar c贸mo incide la nueva norma y evoluciona la contrataci贸n indefinida y temporal. Por otro lado, aunque hay algunas mejoras respecto a la subcontrataci贸n, el Ministerio de Trabajo propon铆a prohibir que las empresas subcontratasen trabajadores para realizar la misma actividad, algo que hubiese sido positivo, pero que tampoco se ha incluido. Por otro lado, sigue vigente la normativa que permite aplicar un ERE incluso en empresas con beneficios. Contin煤an vigentes numerosas causas para aplicar despidos colectivos, as铆 como la referente a modificaciones sustanciales de las condiciones de trabajo reflejadas en el art铆culo 41 del Estatuto de los Trabajadores.

Hay avances en la recuperaci贸n de la ultraactividad, aunque ya exist铆an sentencias favorables al respecto. En todo caso la nueva redacci贸n es demasiado compleja. Tampoco se recupera el nivel de cantidades a pagar a los trabajadores que anteriormente asum铆a el FOGASA, y el recorte aprobado anteriormente, se mantiene. Pero reiteramos que el abaratamiento en las indemnizaciones se deja tal como quedo en la reforma laboral de 2012, y tampoco se recuperan los salarios de tramitaci贸n. No se recuperan los 45 d铆as por a帽o con tope de 42 mensualidades, y nos quedamos con los 33 d铆as y 24 mensualidades de tope. El abaratamiento del despido se refuerza, consolida y se presenta como intocable, pese a que nos prometieron derogar lo m谩s 鈥渓esivo鈥. 驴El abaratamiento del despido no era un aspecto lesivo?

Es una pregunta muy oportuna, ante los defensores acr铆ticos de este acuerdo. Una vez m谩s, UGT y CC OO aceptan, lo que hasta ahora consideraban inaceptable. En definitiva, lo que se ha pactado no es la derogaci贸n de la reforma laboral, que era el compromiso y promesa de este Gobierno. Por tanto, pese a que se han aprobado algunas mejoras laborales, no podemos alegrarnos de que una vez m谩s un Gobierno 鈥渄e izquierdas鈥 incumpla una promesa electoral. La normativa anterior a 2012 ya era extremadamente precaria, y se mire por donde se mire, no se recuperan todos los derechos que nos arrebat贸 la reforma de Rajoy. El despido sigue siendo muy f谩cil para las empresas, e igual de barato que con el PP. Parece ser que si gobierna la derecha se puede imponer una reforma laboral sin consenso y sin los sindicatos. Pero si gobierno la 鈥渋zquierda鈥 no se puede aprobar sin el visto bueno de la CEOE. En los 煤ltimos procesos electorales millones de votantes, votaron a partidos con programas que promet铆an la derogaci贸n de la reforma laboral, y que ahora gobiernan. Finalmente no han cumplido. La nueva reforma laboral, presentada como un 茅xito, de forma exageradamente triunfalista por sus defensores en 鈥渓a izquierda鈥 se caracteriza por incumplir lo pactado y por estar repleto de renuncias que favorecen a la CEOE. La excusa de la 鈥渃orrelaci贸n de fuerzas鈥, esta hist贸ricamente demasiado gastada y usada para justificar el incumplimiento de promesas, y cuestiones que son del todo injustificables.

Algo falla, cuando defensores de la reforma laboral del PP, consideran una buena noticia el acuerdo. El editorial de ABC ha sido muy clara al respecto: 鈥淓l acuerdo entre Gobierno, sindicatos y CEOE es de m铆nimos y proviene de una cesi贸n de todos para contentar a Europa. Pero por suerte no supone la derogaci贸n de la norma del PP de 2012鈥. En la misma editorial se indica: 鈥淓n ning煤n caso se trata de la 芦derogaci贸n禄 que textualmente prometieron el PSOE y Podemos tanto en sus programas electorales como en su pacto de coalici贸n鈥. Adem谩s a帽ade que 鈥淓l acuerdo es en definitiva una buena noticia鈥. Hay m谩s art铆culos publicados en los 煤ltimos d铆as en la prensa en los que tambi茅n se indica que poco cambia con la nueva reforma laboral. De hecho, se habla constantemente de lo que NO se modifica. El l铆der de la CEOE, Antonio Garamendi, dec铆a en Antena 3 que el Gobierno 鈥減lanteaba al principio una derogaci贸n absoluta de la reforma鈥, pero se congratulaba de que al final hab铆a 鈥渜uedado una renovaci贸n bastante razonable鈥.

Un art铆culo en La Raz贸n se帽ala que 鈥渟i uno examina de cerca el contenido de la contrarreforma laboral promovida por el Gobierno y aceptada por los agentes sociales, comprobara r谩pidamente que los acuerdos alcanzados no afectan al n煤cleo de la reforma laboral de 2012鈥, a帽adiendo que 鈥渓os elementos esencial de la reforma laboral de 2012 ya forman parte del consenso pol铆tico nacional鈥. La Conferencia Episcopal tambi茅n ha considerado muy positivo el acuerdo. El responsable econ贸mico de Ciudadanos, Luis Garicano, ha valorado positivamente el acuerdo. Por otro lado, el ex ministro Jordi Sevilla ha explicado que encuentra 鈥渢otalmente reconocible la actual reforma laboral pactada鈥 con el acuerdo de gobierno que el PSOE llego con Ciudadanos en 2016. El exministro a帽ade en twitter que 鈥淵olanda D铆az lo critic贸 y se opuso. Me alegro que haya cambiado de opini贸n鈥. Hace no mucho escuch谩bamos la expresi贸n 鈥渆l miedo va a cambiar de bando鈥. Pero est谩 claro que con esta reforma, no es as铆. Por su supuesto, ya no solo no se dan por perdidos numerosas agresiones de las reformas laborales de 2010 y 2012, adem谩s reivindicaciones hist贸ricas como las 35 horas semanales, el fin del despido libre pagado, etc., ni se nombran.

Mientras tanto, sindicatos como ELA, CIG, LAB y CGT han mostrado sus cr铆ticas a esta reforma laboral, que por cierto tiene que pasar por el Parlamento, donde es previsible que partidos pol铆ticos como ERC, BNG, Mas Pa铆s o EH Bildu, hagan enmiendas que avancen en la derogaci贸n de contenidos de la reforma laboral de Rajoy que han quedado intactos. 驴Qu茅 votar谩 al respecto el grupo parlamentario de Unidas Podemos?. Es una pregunta relevante e interesante. Y para terminar el art铆culo, seguimos haciendo preguntas, porque nueve a帽os despu茅s de la reforma laboral, dos a帽os despu茅s de la formaci贸n del Gobierno de coalici贸n鈥 驴si nos prometieron derogar la reforma laboral, porque no la han derogado? Aunque la nueva reforma laboral recupera derechos, 驴qu茅 ocurre con los que da por perdidos? 驴Si no se deroga ahora con una mayor铆a parlamentaria m谩s que suficiente, cuando se derogar谩? 驴Por qu茅 esperar dos a帽os para al final no derogarla por completo? 驴Por qu茅 se mantiene el abaratamiento del despido? Si la reforma de 2012 provoco despidos masivos al eliminar la necesidad de autoridad admirativa en los ERE, 驴por qu茅 se mantiene la falta e inexistencia de control administrativo en los ERE? Si dec铆an que la reforma laboral era tan mala, por qu茅 no la han derogado 铆ntegramente tal y como nos hab铆an prometido?


Fuente: https://www.elsaltodiario.com/opini…




Fuente: Grupotortuga.com