December 19, 2020
De parte de Amor Y Rabia
447 puntos de vista

por Yasha Levine

1 de abril, 2019

Lo que un anuncio de Western Electric de 1944 puede ense帽arnos sobre Google y Facebook

Recientemente, estaba en la Biblioteca P煤blica de Nueva York investigando en los archivos cuando encontr茅 un panfleto de 1944 de Western Electric, el viejo monopolista estadounidense de tecnolog铆a telef贸nica. Se titula Circuits for Victory (Circuitos para la victoria) y sus 40 p谩ginas brillantes y h谩bilmente producidas est谩n dedicadas a una cosa: elogiar todas las formas en que la tecnolog铆a de telecomunicaciones de la compa帽铆a ayuda al gobierno de los Estados Unidos a luchar y ganar guerras.

El folleto es un documento hist贸rico, pero si lo mira bien y reemplaza “Western Electric” por, digamos, “Facebook” o “Google” o “Amazon”, tendr谩 una idea precisa de lo que son hoy los monopolios de Silicon Valley: extensiones privatizadas del Imperio Americano.

Desde el auge de las empresas puntocom, Silicon Valley se ha presentado al mundo como una nueva generaci贸n de corporaciones globales: plataformas neutrales que se encuentran en la cima del mundo, indiferentes y totalmente alejadas de los intereses geopol铆ticos y de la seguridad nacional de EEUU. El p煤blico se lo crey贸. Incluso la gente de Silicon Valley se lo crey贸. Fue el amanecer de un nuevo internacionalismo corporativo despolitizado. Se trataba de una revoluci贸n tecnol贸gica ut贸pica que conectar铆a y empoderar铆a a las personas, independientemente de su nacionalidad o idioma. De hecho, se supon铆a que Silicon Valley har铆a obsoleta a 鈥渓a naci贸n鈥.

Por supuesto, esto siempre fue una farsa evidente.

Y quiz谩s lo 煤nico positivo que ha surgido del esc谩ndalo del RussiaGate, y la rid铆cula creencia generalizada de que Rusia atac贸 la democracia estadounidense mediante memes de Internet, es que ya nadie cree en este utopismo global de Silicon Valley.

El RussiaGate oblig贸 a Silicon Valley a admitir p煤blicamente algo que he estado diciendo durante a帽os,  algo que est谩 en el centro de la tesis de mi libro, Surveillance Valley: que las empresas estadounidenses de Internet no son plataformas globales abstractas, sino instrumentos privatizados del poder geopol铆tico estadounidense.

Ahora est谩 a la vista. Incluso el director ejecutivo de Google, Sundar Pichai, lo admite, y Donald Trump lo dice abiertamente al mundo:

En nuestros d铆as, el internacionalismo ut贸pico corporativo de la industria est谩 siendo reemplazado gradualmente por algo mucho m谩s cercano a la pol铆tica que siempre ha estado en segundo plano: una pol铆tica de patriotismo y militarismo.

Y nuestra clase pol铆tica y medi谩tica est谩 a su lado impulsando ese cambio:

Dem贸cratas, republicanos, diplom谩ticos, funcionarios de inteligencia, periodistas y ide贸logos de think tanks de todo tipo est谩n ahora totalmente de acuerdo: Internet es un arma peligrosa que debe restringirse. Es demasiado peligrosa para no estar regulada por un r茅gimen de seguridad nacional.

No hace mucho tiempo, la senadora Dianne Feinstein reprendi贸 a los abogados de Google, Facebook y Twitter por permitir que “los rusos” hayan convertido Internet en un arma anti-estadounidense: “Estamos hablando es de un cambio catastr贸fico. Estamos hablando de que haya una gran potencia extranjera con la sofisticaci贸n y la capacidad de influir en unas elecciones a la presidencia de EEUU… Es su responsabilidad. Ustedes han creado estas plataformas… y deben ser ustedes quienes hagan algo al respecto”. Y sigui贸 con una amenaza: o Silicon Valley encuentra una soluci贸n voluntariamente o el gobierno lo har谩.

O, como dijo Fred Kaplan, el hombre de seguridad nacional de Slate : “Nuestra apertura a nuevas ideas permite su libre intercambio y la expresi贸n de ideas disidentes, pero tambi茅n hace que al sistema, y 鈥 todos los que participan en 茅l, sean presa de criminales, terroristas y, en este caso, extranjeros. esp铆as y propagandistas: todos ellos envueltos en el anonimato… Puede que sea hora de imponer algunas regulaciones a este sistema”.

Censurar Internet porque es demasiado libre y no nos protege de “los rusos”: esta es la opini贸n aceptable de la 茅lite en la pol铆tica estadounidense actual.

Y Silicon Valley ha hecho exactamente eso.

Adem谩s de acumular contratos militares, han empezado a autorregularse de manera opaca y a vigilar sus plataformas como las herramientas geopol铆ticas que son. Han aumentado la cooperaci贸n con los servicios secretos y ahora se est谩n asociando con todo tipo de grupos de expertos y equipos de seguridad nacional turbios, incluidos New Knowledge, Atlantic Council y German Marshall Fund. Ellos se dedican a censurar y “moderan” las plataformas para defender la “seguridad nacional” de EEUU, lo que, en la realidad pol铆tica actual, significa perseguir a “los rusos” y silenciar las voces que se oponen al poder corporativo y militar de Estados Unidos. Eso incluye a los grupos antifascistas estadounidenses:

Ah铆 es donde nos encontramos actualmente.

Est谩 bastante claro que por la forma que est谩n tomando las cosas, no tardar谩 mucho hasta que Facebook y Google comiencen a publicar materiales de relaciones p煤blicas cada vez m谩s llenos del orgulloso militarismo que muestra el panfleto “Circuitos de la victoria” de Western Electric. Y deber铆an hacerlo. Ser铆a lo m谩s honesto que podr铆an hacer.

Hoy, en plena marea de victoria, los hombres y mujeres de Western Electric est谩n comprometidos en su trabajo m谩s importante: producir las armas de comunicaci贸n de guerra, las radios, el radar, las centralitas, los tel茅fonos y los cables que ayudan a nuestros combatientes a ganar batallas, ayudar a salvar vidas estadounidenses y ayudan a mantener la vital red de comunicaci贸n dom茅stica… Este libro le cuenta algo de como nosotros, Western Electric, hemos contribuido a la victoria en esta guerra.

鈥擟larance G. Still, presidente de Western Electric

脡chele un vistazo:

“Comunicaciones: una de las herramientas militares m谩s importantes”

Sustituya 鈥淐OMUNICACIONES鈥 por 鈥淚NTERNET鈥 y b谩sicamente obtendr谩 Google, Amazon y Facebook.

“El tel茅fono: armas b谩sicas de comunicaci贸n para la guerra”

Cuando entrevist茅 al ex director de ARPA Stephen J. Lukasik, que supervis贸 la construcci贸n de ARPANET en la d茅cada de los 70, me explic贸 el significado de un sistema de mando y control militar: “Mando significa que har谩s lo que yo digo. Control significa que no hagas lo que no quiero que hagas”. 隆Y no puedes hacer ninguna de esas cosas sin un tel茅fono! Ahora, no puede hacer nada de eso sin Internet.

“C贸mo funcionan las comunicaciones militares”

En realidad, se trata de comunicaciones por radio y tel茅fono, pero bien podr铆a ser un gr谩fico de la Internet segura que el Pent谩gono usa hoy para conectarse convirti茅ndose en una 煤nica fuerza de combate. Al observar este gr谩fico, puede ver por qu茅 los militares comenzaron a desarrollar redes digitales no mucho despu茅s de la Segunda Guerra Mundial y por qu茅 Internet finalmente se construy贸 e implement贸. 驴De qu茅 otra manera vas a dirigir una compleja fuerza de combate moderna?

“Cables – Portadores de palabras de guerra de alta resistencia”

Hoy en d铆a son la columna vertebral de Internet junto a los sat茅lites.

“Centralitas: centros neur谩lgicos para los mensajes de guerra”

As铆 era un Router en la 茅poca anterior a Internet. Dos reclutas sin camisa apretando cables.

“Radio: en el aire… en tierra… en el mar”

Una pista de por qu茅 Estados Unidos est谩n luchando contra China por el despliegue de la tecnolog铆a 5G.




Fuente: Noticiasayr.blogspot.com