November 18, 2021
De parte de Grup Antimilitarista Tortuga
2,162 puntos de vista

Coincidiendo con el D铆a Global sobre el Gasto Militar (GDAMS en Ingl茅s), el pasado mes de Abril, el International Peace Bureau y el Centra Delas de estudios por la Paz, dieron a conocer algunos datos que resultan espeluznantes. Vayan aqu铆 como muestra algunas pinceladas:

El Gasto Militar Mundial asciende a 1,98 billones de d贸lares (fuente SIPRI, Stockholm International PeaceResearchInstitute). Un Gasto claramente en aumento (un 50% m谩s alto que al final de la guerra fr铆a y un 2,4% m谩s alto en 2020, en plena pandemia).

Con el 9% de ese Gasto, se podr铆a financiar en 10 a帽os la adaptaci贸n al cambio clim谩tico que propone la ” Global Comisi贸n OnAdaptati贸n”.

Con el 7% del Gasto Militar mundial, bastar铆a para cubrir el gasto de vacunaci贸n universal contra la pandemia (Oxfam).

Con 26 horas sin gastar dinero en armas a nivel mundial, se podr铆a salvar del hambre a 34 millones de personas鈥

Terror铆fico sin duda. Solo el hecho de pensar que los dirigentes que rigen el destino de la humanidad prefieren hacer negocio que salvar vidas humanas. Porque a estas alturas creo que poca gente habr谩 que piense que la finalidad de la guerra sea la paz, sin lugar a dudas, la finalidad de la guerra es el negocio. Un negocio regido por lo que se denomina ” El Complejo Industrial Militar “.

En el libro Econom铆a ( de guerra), Pere Ortega del Centre Delas nos lo define as铆: ” conjunto de organizaciones y personas empresariales, pol铆ticos y altos mandos militares que rodean los Ministerios de Defensa, con el deseo de influir en las decisiones sobre pol铆tica militar relacionadas con las adquisiciones de armamentos. Este entramado es el beneficiario directo de las decisiones adoptadas por los gobiernos sobre los presupuestos militares de los estados, la industria de armas y su comercio; como tambi茅n influyen en las decisiones sobre intervenciones militares o en las guerras fuera de sus fronteras, que ineludiblemente conducir谩n al consumo de armamentos y a una mayor producci贸n de estos en las empresas”.

En una de sus conferencias, el mismo investigador del Del谩s, nos puso un peque帽o pero gr谩fico ejemplo, para entenderlo muy bien: ” Al d铆a siguiente de que Trump decidiera atacar Siria, en Wall Street, la empresa fabricante Tomahawk sub铆a un 3% en las acciones y ganaba 3000 millones de d贸lares. Esto es el Complejo Militar Industrial”.

Ya en 1960, al dejar el cargo, el Presidente Eisenhower alertaba de que ” en los consejos de gobierno, tenemos que protegernos de la influencia injustificada, sea buscada o no, del complejo militar industrial “, y a帽ad铆a de que ” cada arma que se fabrica, cada buque de guerra que se bota, cada misil que se lanza, significa, en 煤ltima instancia, un robo a aquellos que pasan hambre, a aquellos que pasan fr铆o y no tienen con qu茅 vestirse. “

3 de cada 4 armas que se fabrican en el mundo no existir铆an si no fuera por el apoyo de la Banca. La Banca Armada Espa帽ola ha destinado 8686 millones de d贸lares a 9 compa帽铆as que han fabricado armamento exportado a Arabia Saud铆 y Emiratos 脕rabes Unidos. BBVA y Banco de Santander, son los Bancos Espa帽oles que m谩s financiaci贸n han destinado a las empresas de armas suministradoras de los principales ej茅rcitos involucrados, en la Guerra de Yemen, con 5201 millones de d贸lares durante el periodo 2015-2019.

Y luego claro est谩, las consecuencias son nefastas. Seg煤n datos del ACNUR, en Yemen, el 80% de la poblaci贸n necesita ayuda humanitaria para sobrevivir, hay cerca de 4 millones de desplazados internos y m谩s de 7 millones de personas necesitan asistencia nutricional. La ONU afirma que m谩s de 233.000 personas, en su inmensa mayor铆a civiles, han perdido la vida en Yemen.

La industria militar es una industria estrat茅gica que existe por decisi贸n pol铆tica, igual que lo son las exportaciones de armas. Esas decisiones pol铆ticas, son las que hacen posible que por ejemplo, la venta de armas en Espa帽a a Pa铆ses involucrados en guerras en las que se cometen cr铆menes contra la poblaci贸n civil, se ocultan de manera sistem谩tica por parte de los aparatos del Estado, y se incumple de esa manera, tanto la legislaci贸n Espa帽ola como la Europea, que proh铆ben expresamente enviar material b茅lico cuando existan ” indicios racionales” de que pueda ser usado para ” perturbar la paz” o ” exacerbar tensiones o conflictos latentes”. La guerra del Yemen, es un ejemplo claro de esto, y las exportaciones de material b茅lico a la coalici贸n que lidera Arabia Saudi, han sido denunciadas por numerosas organizaciones de todo tipo.

Queda claro que la industria armament铆stica es una cuesti贸n de Estado que ha contado en Espa帽a con el apoyo de los Gobiernos del PP y del PSOE y con la intervenci贸n directa de la Casa Real.

En la 煤ltima d茅cada, las exportaciones de armas espa帽olas crecieron un 300%.

Siguiendo con el ejemplo del Estado Espa帽ol, vemos como m谩s de una treintena de militares y pol铆ticos utilizaron las llamadas ” puertas giratorias” para aterrizar en empresas armament铆sticas, dichas empresas valoran de manera muy positiva el poder contratar a personal que cuente con influencia en los aparatos del Estado, ya que en 煤ltima instancia, ser谩 este qui茅n deba autorizar las operaciones en el exterior. Asimismo pueden ser una pieza clave a la hora de vender sus productos armament铆sticos tanto al ministerio de defensa como al de exterior. Pedro Morenes y Eduardo Serra, ambos ministros de defensa en gobiernos del PP y que despu茅s han pasado a formar parte de consejos de direcci贸n de f谩bricas de armas, son un claro ejemplo de estas ” puertas giratorias “. Como es de imaginar, este no es un problema solo a nivel estatal,” en Estados Unidos, en 2016, un 80% de generales que hab铆an abandonado el servicio activo en las fuerzas armadas se incorporaron como consejeros en las industrias militares.”( Econom铆a de guerra, Pere Ortega ).

En plena pandemia, el gobierno espa帽ol anunci贸 que iba a poner en marcha nuevos programas especiales de armamento que alcanzaban la cifra de 13.356 millones de euros. He de mencionar aqu铆 que el Gasto Militar del Estado Espa帽ol para 2021 ser谩 de 21623 millones de euros, m谩s de 59 millones de euros al d铆a, un aut茅ntico desprop贸sito.

Un Estado este, que ocupa el S茅ptimo puesto como exportador de armas a nivel mundial y el puesto diecisiete en cuanto a Gasto Militar se refiere.

Algunas comparaciones sobre el Gasto Militar y el Gasto en Seguridad Humana, son muy ilustrativas:

Frente a los 861 millones de euros que se invierten en I+D Militar, se invierten 287 millones en I+D Sanitaria y 24,52 millones en I+D Medioambiental.

En 2021 se destinar谩n 2341 millones de euros a realizar los Pagos Especiales de Armamento y 2378 millones a la ayuda oficial al Desarrollo.

Se emplear谩n 514 millones de euros a la compra de helic贸pteros militares, una cifra similar a la del presupuesto anual del Hospital Cl铆nico de Barcelona.

Con los 245 millones que cuesta el Blindado 8脳8 Drag贸n, se podr铆a contratar a 6485 profesionales m茅dicos durante un a帽o.

Desde las organizaciones pacifistas se nos advierte de que los gobiernos tienden a minimizar al m谩ximo posible el Gasto Militar para evitar posibles cr铆ticas de la opini贸n p煤blica y tienden a intentar camuflarlo mediante partidas en otros ministerios y organismos.

Cada vez que se presentan los presupuestos de defensa de los estados ( que son los verdaderos financiadores de todo el ciclo econ贸mico militar),los ministros de defensa correspondientes, intentan argumentar sin ninguna consideraci贸n de tipo 茅tico, que la inversi贸n en Gasto Militar, ” genera empleo”….

Un estudio elaborado por Heidi Garre-Peltier y publicado por el Watson Institute de la Brown University, asegura que por cada mill贸n de d贸lares de inversi贸n en el sector militar, se generar铆an 6,9 puestos de trabajo. En cambio si la misma inversi贸n se realizar谩 en el sector de las energ铆as renovables, se crear铆an un total de 8,4 puestos de trabajo en el caso de la energ铆a e贸lica y de 9,5 en el caso de la energ铆a solar. La modernizaci贸n para mejorar la eficiencia energ茅tica reportar铆a 10,6 puestos de trabajo.

La creaci贸n de empleo en los sectores de educaci贸n y sanidad es a煤n mayor. As铆, por cada mill贸n de d贸lares de inversi贸n se generar铆an 14,3 puestos de trabajo en el caso de que la inversi贸n fuese dirigida a la sanidad y de 19,2 si la inversi贸n se realizar谩 en ense帽anza primaria y secundaria.

Es decir, una determinada inversi贸n realizada en el sector sanitario, genera un empleo 2,8 veces superior( casi el triple), a la misma cantidad invertida en el sector militar.

Como se sabe, despu茅s de la Segunda Guerra Mundial, a Alemania y a Jap贸n se les prohibi贸 realizar investigaci贸n en I+D Militar, de esta manera pasaron a ser las 2 industrias m谩s competitivas de la segunda mitad del siglo XX.

Los cinco Pa铆ses que m谩s gastan en gasto militar son EEUU, China, India, Rusia y Reino Unido. Estados Unidos es por mucho la naci贸n con mayor Gasto Militar del mundo, con 649.000 millones de d贸lares, y como dijo el Ex-Presidente Jimy Carter, ” la naci贸n m谩s predispuesta a la guerra, dado que solo ha tenido 16 a帽os de Paz, de los 242 de su historia como naci贸n”.

En el libro ” Gasto Militar y seguridad global”, coordinado por Jordi Calvo del Centre Del谩s y en el que participan diversxs investigadorxs, se nos cuenta c贸mo funciona el sistema: ” En 2018, el contribuyente medio envi贸 3456 d贸lares al Pent谩gono y s贸lo 39 d贸lares a la agencia de Protecci贸n Medioambiental鈥., los ciudadanos Estadounidenses est谩n pagando los incrementos del Gasto Militar de la Administraci贸n Trump con un recorte del 36% de los programas medioambientales, un 35% de los programas de vivienda y comunitarios, un 41% en el Departamento de Estado y ayuda exterior y 700.000 familias han perdido ayudas para la alimentaci贸n”.

Y seguimos leyendo al equipo comandado por Jordi Calvo cuando hace referencia al Gasto Militar y su impacto en el Cambio Clim谩tico: ” Las actividades militares tienen un impacto significativo en el Cambio Clim谩tico. Siendo el mayor usuario mundial de petr贸leo y el principal productor de gases de efecto invernadero en todo el mundo, el ej茅rcito es una causa determinante del calentamiento global…, en este contexto, consideramos que una reducci贸n mundial de los Gastos Militares, junto con una reorientaci贸n de esos fondos para cubrir las necesidades humanas y mejorar la seguridad humana mundial, ser铆a una herramienta para reducir el calentamiento global y mitigar los efectos del cambio clim谩tico”.

Interesante asimismo, la reflexi贸n que hace este grupo de investigadorxs cuando hablan sobre la relaci贸n entre el comercio de armas y los conflictos: “….a medida que aumenta el Gasto Militar, las exportaciones de armas tienden a aumentar en una proporci贸n similar鈥., cuanto mayor la intensidad de un conflicto, m谩s elevado el Gasto Militar el a帽o anterior a la observaci贸n del conflicto鈥, cuanto mayor el volumen de importaciones de armas de un gobierno, mayor la intensidad del conflicto en el que interviene el a帽o posterior”.

El mercado armament铆stico a nivel global mueve 640 millones de armas y cada a帽o se fabrican 8 millones m谩s.

A nivel mundial, m谩s de 500.000 cient铆ficos realizan investigaci贸n militar.

Cada a帽o se fabrican m谩s de 12.000 millones de balas鈥

Cada minuto muere una persona como consecuencia de la violencia armada.

Solo las guerras de Afganist谩n e Irak han producido m谩s muertos que el Covid 19 a nivel mundial.

Desde 1989, mueren una media de 250.000 personas cada a帽o v铆ctimas de los conflictos armados y cientos de miles son desplazados, heridos, lisiados鈥

Cada d铆a miles de personas refugiadas se hacinan en las fronteras o se echan al mar, huyendo de las guerras y de las miserias que estas producen.

En la actualidad existen m谩s de 14.000 armas nucleares en el mundo, aunque son suficientes para destruir nuestro planeta m谩s de 50 veces, parece que esto no ser谩 un impedimento para que se gasten al a帽o m谩s de 125.000 millones de d贸lares.

Seg煤n el informe ” The Military Balance 2017 “, en el mundo exist铆an 19,8 millones de soldados. Para la ONU, para realizar labores de ” Paz Mundial”, ser铆an suficientes entre 400.000 y 500.000 soldados.

En el 2020, 88.000.000 de personas sufr铆an de hambre aguda como consecuencia de conflictos e inestabilidad.

Con el dinero empleado en Gasto Militar a nivel Mundial, habr铆a suficiente dinero como para terminar con el hambre en el mundo 32 veces.

El rechazo al Gasto Militar nos llevar铆a sin duda hacia otra distribuci贸n mucho mas justa de los servicios p煤blicos y har铆a que estos ir铆an destinados en much铆sima mayor medida, a la sanidad, al medio ambiente, a la educaci贸n, a la lucha contra la pobreza y la desigualdad, a la construcci貌n de la Paz鈥, en definitiva har铆an posible que comenzaramos a dar forma a otro mundo bien distinto, uno que se pareciera mucho m谩s al que llevamos en nuestros corazones…

” A lo largo de la Historia, los ej茅rcitos s贸lo han servido para oprimir a los pobres en favor de los ricos, y el 煤nico soldado que merece un aplauso es el desertor.”

( Arcadi Oliveres )

*Bernard Lopez Uranga es miembro de Bake-Ekintza Antimilitarista


Fuente: https://vientosur.info/sin-gasto-mi…




Fuente: Grupotortuga.com