April 10, 2021
De parte de Red Nacional De Medios Alternativos
344 puntos de vista


Este sábado, a todos los cortes en la provincia de Neuquén por un gobierno que ningunea el trabajo de la primera línea, se sumó un corte a la altura de las cerámicas en Parque Industrial. Sin previo aviso dejaron sin luz a Zanón, un día después de que la justicia avanzara en la amenaza del desalojo a Cerámica Neuquén.

Alejandro López, del Sindicato Ceramista, remarcó en la conferencia de prensa de lxs trabajadorxs autoconvocadxs de salud del viernes que hace años vienen denunciando que “con las altas tarifas que nos cobran en la luz y en el gas es imposible que la gestión obrera pueda pagar”. Explicó que “manejamos una economía de 4/5 millones de pesos por mes, donde 1,5 se va para salario y el resto se va para materia prima y para arreglar alguna que otra máquina, entonces es imposible pagar la luz si la factura llega de 1 o 1,5 millones mensual y las de gas son de 10 millones”.

López señaló que “hemos hecho reuniones en el Ministerio de Industria a nivel nacional con el gobierno, el gobierno sabe que nuestra debilidad es la cuestión energética, y hoy nos cortaron la luz sin previo aviso en una situación que para nosotros no es casual y tiene que ver con cómo está la lucha de salud, nos quieren partir, dividir y el gobierno quiere demostrar su relación de fuerza”, aseguró: “no es casual que también ayer salió una notificación donde quieren avanzar con el remate de Cerámica Neuquén y que en Zanón nos corten la luz”.

El dirigente del sindicato contó que tuvieron una reunión con el directorio del Ente Provincial de Energía del Neuquén, organismo responsable de ejecutar el corte, y como respuesta recibieron que “son una empresa donde si no entra plata ellos también están en crisis, les dijimos que no es la misma realidad la de ellos que la nuestra, pero dicen que nos cortaron la luz para que vengamos a negociar, nos pusieron la pistola en la cabeza”.

“Necesitamos que nos larguen la luz sí o sí porque está toda la fábrica parada, es una cuestión de un par de horas, no puede estar la fábrica parada porque es la inversión que hacemos todos los meses para poder comprar la materia prima, el esmalte, eso gira en unos cilindros enormes con electricidad y ahora están parados, si ese esmalte líquido se asienta, nosotros no podemos producir”, explicó: “el horno está con el grupo electrógeno, si no se larga la luz se nos parten todos los rulos donde se trasporta el cerámico, los rulos salen más de un millón de pesos y eso lo tenemos que comprar en Brasil y por el tema de la pandemia está todo cerrado en la frontera”.

Alejandro López concluyó que se trata de “un ataque a la gestión obrera y tiene que ver con el ataque que están sufriendo ustedes (lxs trabajadorxs de salud)”.




Fuente: Rnma.org.ar