May 8, 2021
De parte de CNT-AIT Albacete
226 puntos de vista



Este pasado 1º de Mayo el Sindicato de Oficios Varios de Albacete de CNT-AIT convocaba una concentración en la Plaza Mayor de Albacete, con el fin de recordar los sucesos de Haymarket y la ejecución de los cinco militantes anarquistas condenados por estos sucesos, así como denunciar la situación actual en la que nos encontramos, poniendo en nuestro punto de mira no solo la explotación laboral, sino la represión que desde el Estado se ejerce a diario y con mayor atención en estos últimos meses.

A las 11:00hrs., daba comienzo la concentración, colocándose una mesa informativa y propaganda anarquista y anarcosindicalista. Al poco de desplegar pancartas y hacer oír algunas de las consignas de nuestro sindicato, comenzaron las intervenciones de los compañeros.

En la primera intervención se expuso la situación generalizada que se dan en los centros de trabajo, los conflictos que se generan entre trabajadores y empresarios y que a causa del silencio, de la timidez y el desconocimiento, acompañados de los procesos judiciales que dejan la solución de los problemas en manos ajenas a los afectados no se dan a conocer, cuando estos constituyen un suceso común en todos los puestos, en todos los centros, en todos los sectores.

La explotación laboral sacude con fuerza a toda la clase trabajadora, y como siempre reiteramos que ésta solo podrá mejorar mediante la organización anarcosindicalista. Para reflejar la capacidad de acción de la clase trabajadora organizada pusimos como ejemplos los conflictos que el Sindicato de Oficios Varios de Albacete de la CNT-AIT ha ganado estos últimos años. Todos ellos, conflictos, que mediante la acción directa, la solidaridad, el apoyo mutuo y la autogestión han conseguido la victoria de los trabajadores imponiendo victoriosamente sus fuerzas frente a las de la patronal, que frente a la asociación, pocas veces han conseguido resistir el pulso.

La segunda intervención, en memoria de los Mártires de Chicago, asesinados en 1887 en EEUU, recalcaba la importancia del Primero de mayo, poniendo el foco en el hecho de que este día no es ninguna fiesta de la clase trabajadora, ni ningún simple «día del trabajo» , pues nada de ello es cierto ni nunca ha sido ni será, sino que este es un día de carácter revolucionario, internacionalista y que busca romper con la paz social que nos condena a una vida de conflictos laborales, pobreza, explotación de todo tipo, de enfrentamiento fútil y sin sentido en todo el mundo.

Como conclusión se resaltó el valor que para la clase trabajadora de todo el mundo tiene y debe tener la AIT como un organismo de acción y organización a través de nosotros y nuestros medios,que persigue nada mas que hacer uso pleno de nuestras capacidades y herramientas para alcanzar la liberación.

La última intervención fue dedicada a la represión que desde hace meses se ha desatado por todas las ciudades del territorio español, sacudiendo con fuerza e impunidad a cualquier sector de la clase trabajadora. Los sucesos de Linares, las detenciones y torturas a menores de edad en Madrid, la represión en las manifestaciones, la caza de brujas de Barcelona, los policías infiltrados que agreden durante marchas y revientan las convocatorias, los detenidos y encarcelados por las manifestaciones de la libertad de expresión. La lista se ha ido ampliando con el paso del tiempo, a la que debemos añadir los actos de brutalidad y abuso policial protagonizados por la policía durante la pandemia. El estado ejerce su represión a diario, desde actos cotidianos como multas por sentirse ofendidas las fuerzas del estado hasta los mutilados, torturados e incluso asesinados en prisión. A la represión no cabe esperar un final, pues ésta solo busca el nuestro a toda costa, de manera que tampoco sirve la mediación pacífica, ni mucho menos podemos esperar nada de dirigentes políticos ni de líderes sociales pues todos estos la dejan pasar o la orquestan.

Solo con la asociación de los trabajadores desde los principios del anarquismo se puede afrontar los golpes que recibimos y seguiremos recibiendo, ya sea arbitraria o intencionada por parte del estado.

Tras la concentración se realizó un piquete en uno de los restaurantes de la empresa Burger King, con la que mantenemos un conflicto sindical en Albacete. Durante cerca de una hora estuvimos en la puerta informando del conflicto sindical y denunciando las políticas de contratación y las condiciones de explotación que existen en la empresa.

Tras el piquete en Burger King, la militancia del sindicato se replegó, y se organizó una comida confederal, en un ambiente distendido y asambleario se dio paso a una mesa redonda sobre las perspectivas locales del anarcosindicalismo, nuestro desarrollo en el futuro y nuestra reflexión sobre presente y pasado, todo con la vista puesta en seguir avanzando en nuestra lucha como sindicato anarquista, de clase, solidario y federado en la AIT.

Este Primero de Mayo terminó como otra muestra de la unidad de la clase trabajadora con consciencia revolucionaria para conquistar un mundo mejor, uno en el cual este día pueda pasar a ser uno de verdadera celebración de la victoria sobre toda injusticia que emana del Capitalismo, el Estado y el Patriarcado, pero todo esto solo lo conseguiremos una vez nos organizemos bajo los principios del anarcosindicalismo y nos sacudamos finalmente la opresión.

!Viva el 1° de Mayo Anarcosindicalista!

!Viva la CNT-AIT!




Fuente: Cntaitalbacete.es