November 21, 2021
De parte de CNT
101 puntos de vista


SINDICAL | Barcelona (Catalunya) | Fotos de CNT Barcelona | Extra铆do del cnt n潞 428.

En mayo de 2019 cinco trabajadoras y trabajadores de Mediapro decidimos organizarnos y formar una secci贸n sindical de CNT. Nos llev贸 a ello las particularmente precarias condiciones de trabajo en una multinacional del audiovisual que fundada el a帽o 1994 por, entre otros, el magnate Jaume Roures y controlada por el grupo Joye Media, declaraba el a帽o 2019 el doble de beneficios que el a帽o anterior. Tambi茅n invert铆a cifras r茅cords en la obtenci贸n de derechos de emisi贸n de ligas como la francesa o la creaci贸n de la productora audiovisual Mediapro Studio. La intenci贸n de conseguir mejoras como el pago de la nocturnidad, la turnicidad, el fin de la temporalidad y unas tablas salariales dignas.

Para ello nos ponemos en contacto con el SOV de Barcelona al que nos afiliamos y donde se nos ofrecen las herramientas y primeros conocimientos necesarios para conformar la secci贸n. Desde el primer momento sabemos que estamos ante un modelo sindical diferente; la insistencia en nuestra propia capacidad decisoria junto a la prevalencia del apoyo mutuo, la solidaridad y el compromiso responsable hacen que nos sintamos capacitados/as para conseguir los objetivos marcados, sin necesidad de profesionales del sindicalismo ni liberados.

El convenio sectorial de Producci贸n Audiovisual (t茅cnicos) es un caj贸n desastre que no contempla la mayor铆a de las tareas desempe帽adas en una cadena de televisi贸n. No contempla nocturnidad, turnicidad y tiene una tabla salarial congelada desde 2017 con sueldos irrisorios (y por debajo del SMI actual).

La secci贸n crece en menos de un mes hasta los 30 miembros en las diferentes empresas del centro de trabajo de avenida Diagonal de Barcelona. La necesidad de mejoras es flagrante, pero la represi贸n no se hace esperar en forma de modificaci贸n sustancial de las condiciones del trabajo en el departamento que origin贸 la secci贸n. Tampoco la respuesta se posterga, la secci贸n y el sindicato responden inmediatamente. Este primer conflicto se salda con victoria sindical despu茅s de denunciar la modificaci贸n y llegar a acuerdo de mejora tras semanas de presi贸n por la v铆a de la acci贸n directa. Se consiguen mejores horarios que los que se ten铆an previo a la modificaci贸n. Esto hace que se acerquen m谩s personas a la secci贸n y que urja una soluci贸n a la problem谩tica real: el convenio sectorial.

El convenio sectorial de Producci贸n Audiovisual (t茅cnicos) es un caj贸n desastre que no contempla la mayor铆a de las tareas desempe帽adas en una cadena de televisi贸n. No contempla nocturnidad, turnicidad y tiene una tabla salarial congelada desde 2017 con sueldos irrisorios (y por debajo del SMI actual). La empresa ha aceptado en numerosas ocasiones que el convenio no es bueno, pero que se est谩 negociando otro. No nos sorprendi贸 averiguar que esa negociaci贸n a la que aluden est谩 realmente paralizada gracias a la aparici贸n de un nuevo actor, la patronal PATE de la que forma parte Mediapro.

Ante esta situaci贸n en la secci贸n decidimos negociar con la empresa un convenio propio, a lo que esta responde en un primer momento aceptando a desgana la negociaci贸n. La idea que se pone en marcha es conseguir unas condiciones decentes de trabajo sin esperar que nadie pacte por nosotras/os.

Y entonces lleg贸 la pandemia y los ERTES

La secci贸n est谩 presente en la negociaci贸n de los ERTES que afectan a las empresas en las que tiene afiliaci贸n y consigue por ello mejoras sustanciales como que no se descuenten d铆as de vacaciones o se adelante dinero del SEPE a la gente que lo solicite. La Organizaci贸n horizontal de la plantilla consigue minimizar los efectos perjudiciales de la situaci贸n.

Los ERTES finalizan en septiembre y se retoman las negociaciones del convenio presentando un proyecto de convenio colectivo.

Pero despu茅s de un a帽o de pandemia la empresa encuentra la excusa perfecta y aduce reducci贸n de ingresos y el cierre del canal franc茅s Telefoot para desatender las justas demandas de los trabajadores y trabajadoras. Cerr谩ndose en banda a cualquier negociaci贸n. Sin embargo, Mediapro no menciona que tambi茅n negocia a la baja sus contratos, que ha pedido un cr茅dito ICO por valor de 60 millones de euros o la dudosa viabilidad de los movimientos realizados para su salida a bolsa que se vio truncada por la pandemia.

Cabe recordar que Mediapro se ha servido del convenio sectorial firmado en 2009 (previo a la reforma laboral de 2012) para aplicar unas condiciones laborales indignas del sector y unos sueldos muy por debajo de mercado. La empresa siempre ha esgrimido su car谩cter integrador de j贸venes al mercado laboral ofreci茅ndoles su primer trabajo. Dicha afirmaci贸n oculta acuerdos de pr谩cticas con universidades y la explotaci贸n de j贸venes 谩vidos por conseguir un sitio en la industria audiovisual que se ven abocados a la precariedad salarial. No en vano estamos hablando de trabajadores y trabajadoras que tienen en sus manos la emisi贸n de encuentros futbol铆sticos de mucha trascendencia y con contratos de publicidad de millones de euros.

Es por estos motivos que la plantilla no puede esperar m谩s, no cree en los motivos de la direcci贸n y decide iniciar acciones para retomar la negociaci贸n, conseguir un convenio digno, no cerrando la puerta a la huelga en cualquier jornada de liga en caso de no llegar a un acuerdo satisfactorio.

En una maniobra burda, la empresa intenta diluir el conflicto y monta reuniones con todos los departamentos de la empresa. Pretenden crear grupos de trabajo ignorando que quien ha generado el conflicto y con quien negociaban es con la Secci贸n Sindical. la empresa se salta dos conceptos muy b谩sicos: Que la organizaci贸n sindical de trabajadores y trabajadoras es competencia 煤nica de los propios trabajadores y trabajadoras. Y que la negociaci贸n colectiva tiene sus mecanismos y garant铆as y que son los sindicatos los que tienen potestad de llevarla a cabo. No obstante, este nuevo intento de sindicalismo vertical no hace sino reforzar la postura de la secci贸n, que ve como se ampl铆a sus efectivos. En esta situaci贸n la secci贸n decide confirmar lo que hasta entonces hab铆a sido una advertencia ante la actitud de la empresa y hace efectiva la convocatoria de huelga.

Finalmente, la empresa acepta las condiciones de la secci贸n para desconvocar la huelga y se abre un nuevo proceso en el que estamos inmersos actualmente. La negociaci贸n del convenio.

La alternativa se plantea clara para la empresa: o hay convenio o no hay liga

Tras varias acciones frente a la sede de la empresa denunciando sus torticeras maniobras, a la par que varios departamentos de la empresa se suman a la convocatoria de huelga y ante la constataci贸n del fracaso de sus intentos por suplantar a la secci贸n, la empresa pide una reuni贸n a dos semanas del inicio de la huelga.

Y aqu铆 empiezan a cambiar cosas. Nuevos portavoces de la empresa se disculpan por el 芦malentendido禄 y se reconoce a la secci贸n como interlocutora v谩lida. Se ofrecen para empezar a negociar el convenio, pero a la plantilla organizada en CNT no le parece suficiente este ofrecimiento; es necesario gestos efectivos con los que poder constatar esta nueva actitud de la empresa. As铆, adem谩s del compromiso de negociaci贸n del convenio se propone un aumento del salario m铆nimo de la empresa de 18.000 euros anuales frente a los 13.300 concedidos legalmente, as铆 como la conversi贸n de los contratos temporales en indefinidos.

Finalmente, la empresa acepta las condiciones de la secci贸n para desconvocar la huelga y se abre un nuevo proceso en el que estamos inmersos actualmente. La negociaci贸n del convenio.

Sabemos que no va a ser un camino f谩cil. Pero ahora contamos con la ventaja que da el sabernos conscientes de nuestra fuerza. Si algo tenemos claro es que ha sido la inmensa capacidad que proporciona una forma de organizaci贸n horizontal, con procedimientos de decisi贸n asamblearios y sin privilegiados del sindicalismo lo que ha posibilitado llegar a la situaci贸n actual.

Por 煤ltimo, y no menos importante, debemos destacar la solidaridad mostrada tanto por otras secciones del SOV de Barcelona como por el resto de la CNT. Una vez m谩s esta solidaridad ha sido un elemento fundamental para mantener el pulso a la empresa y conseguir las mejoras que nos propon铆amos. Una organizaci贸n obrera fuerte y cohesionada es imprescindible para poder parar la ofensiva capitalista en las empresas y pasar a la conquista de nuevos derechos laborales.

Y seguimos, porque como se suele decir: en las luchas sociales todo lo que no avanza retrocede.




Fuente: Cnt.es