November 9, 2020
De parte de La Haine
387 puntos de vista


Historiadores israel铆es, como Shlomo Sand, hablan en sus obras no s贸lo de la invenci贸n de lo jud铆o, sino tambi茅n de la invenci贸n de la tierra de Israel

A 103 a帽os de la Declaraci贸n Balfour, reflota con m谩s fuerza a煤n el traer para conocimiento general uno de los grandes mitos del sionismo, que para justificar su presencia colonizadora y ocupante en tierras palestinas, apela a que cierta divinidad, por considerarlos elegidos, les habr铆a prometido una tierra. Ello, en una idea m谩s propia de una concepci贸n del protestantismo evang茅lico que del juda铆smo.

Resulta inveros铆mil asignarle alg煤n grado de seriedad a este tipo de argumentos, sobre todo si consideramos que esa tierra, Palestina, estaba habitada hace miles de a帽os por diversos pueblos, entre los que destacaba, mayoritariamente y en forma permanente, el pueblo palestino. Los hebreos fueron uno de los pueblos, que en sus incursiones militares estuvieron en la zona, donde en un periodo de tres siglos desarrollaron el poblamiento de ciertos sectores, para luego desaparecer hist贸ricamente en el trasiego de guerras, invasiones, destrucci贸n y asimilaci贸n. Lo significativo es que los actuales colonizadores y ocupantes de Palestina no tienen relaci贸n alguna con esos habitantes, ya que se trata de extranjeros, gran parte de ellos europeos, tanto de Europa central como oriental y que en el transcurso de la colonizaci贸n posterior a mayo del a帽o 1948, cuando se funda la entidad sionista bajo la denominaci贸n de Israel, generaron una inmigraci贸n con et铆opes, 谩rabes y hasta latinoamericanos de creencia jud铆a.

Historiadores israel铆es, como Shlomo Sand, hablan en sus obras no s贸lo de la invenci贸n de lo jud铆o, sino tambi茅n de la invenci贸n de la tierra de Israel, en la idea de desmontar esos mitos que suelen cubrir la presencia de extranjeros de creencia jud铆a y hasta ateos sionistas en Palestina, con toda esa carga de prejuicios, supremacismo y racismo con que suele ir acompa帽ada. Shlomo Sand destroza en su libro 鈥淟a Invenci贸n de Israel鈥 el concepto de cierto derecho hist贸rico-religioso esgrimido para justificar la usurpaci贸n de tierras palestinas en una mezcla entre concepciones evang茅licas (en lo religioso) y el sionismo (en el marco pol铆tico oportunista que tal hecho genera) Para Sand 鈥渆sta invenci贸n hizo posible la colonizaci贸n de Oriente Pr贸ximo y la creaci贸n de Israel pero constituye tambi茅n la m谩s seria amenaza a su propia existencia como hogar nacional jud铆o鈥.

Una conceptualizaci贸n del concepto patria, que pasa por encima de los derechos de millones de seres humanos. Creando una amalgama de ideas, mitos, relatos, f谩bulas, narraciones religiosas para ir formando una idea de etnicidad, que contar谩 con el apoyo invaluable, primero de potencias como el Imperio brit谩nico y posteriormente, el mundo occidental y sus crisis de conciencia tras el fin de la segunda guerra mundial y el papel activo del imperialismo estadounidense. Apoyo, que va a fijar la obra de las potencias occidentales, de enquistar una punta de lanza hegem贸nica, en el Levante Mediterr谩neo en general y Palestina en particular. Ello permitir铆a sentar las bases para la geopol铆tica de un sionismo, que con avidez, incrementa un proceso de instalaci贸n interna, generando una pol铆tica de rapacidad en base a objetivos de expansi贸n concordados con el aval y apoyo de las potencias occidentales, no s贸lo en Palestina, sino que en el conjunto de Oriente Medio. Una pol铆tica destinada a la apropiaci贸n de recursos naturales, v铆as de distribuci贸n y comercializaci贸n de recursos energ茅ticos y el control de las rutas mar铆timas que permitieran el dominio general: Estrecho de Ormuz, Bab al Mandeb y el Canal de Suez.

Todo lo mencionado, bajo la fabulaci贸n de contar 鈥渃on un hogar nacional jud铆o鈥 en una tierra prometida, que hiciese posible establecer esa tierra de promisi贸n a un ficticio pueblo jud铆o. Y hablo de imaginario, a partir de las propias ideas desarrolladas por Shlomo Sand y otros m煤ltiples investigadores de la vertiente de los 鈥渘uevos historiadores israel铆es鈥 que escapa de los mitos y se adentra en la expresi贸n de hechos, acciones, realidades y no f谩bulas. En un p谩rrafo brillante sobre esta afirmaci贸n del libro de Sand 鈥渓a Invenci贸n de lo jud铆o鈥 se se帽ala que 鈥淭odo moderno Estado-naci贸n cuenta con una narraci贸n de sus or铆genes, transmitida tanto por la cultura oficial como por la popular; entre tales historias nacionales, sin embargo, pocas han sido tan escandalosas y controvertidas como lo es el mito nacional israel铆. El muy conocido relato de la di谩spora jud铆a del siglo I d.C. y la reivindicaci贸n de una continuidad cultural y racial del pueblo jud铆o hasta el d铆a de hoy, resuenan m谩s all谩 de las fronteras de Israel. Pese a su abusivo empleo para justificar el asentamiento de jud铆os en Palestina y el proyecto del Gran Israel, se han realizado muy pocas investigaciones acad茅micas sobre su exactitud hist贸rica鈥.

Para aquellos, que en la versi贸n castellana del libro tuvieron la valent铆a de publicarlo a pesar de las presiones del sionismo resulta evidente que 鈥淓n este valiente y apasionado libro, Shlomo Sand demuestra que el mito nacional de Israel hunde sus or铆genes en el siglo XIX, no en los tiempos b铆blicos en los que muchos historiadores jud铆os y no jud铆os reconstruyeron un pueblo imaginado con la finalidad de modelar una futura naci贸n. Sand disecciona con la minuciosidad de un forense la historia oficial y desvela la construcci贸n del mito nacionalista y la con颅siguiente mistificaci贸n colectiva鈥.

Resulta a todas luces una contradicci贸n hablar de una divinidad dadivosa, derechos de propiedad entregados por esta seg煤n criterios de preferencia 茅tnica, junto a objetivos pol铆ticos de 鈥渞etornar鈥 a una tierra a una tierra, que ni siquiera pueden demostrar que se tiene alg煤n v铆nculo con ella, m谩s all谩 de mitos, fabulas y cuentos propios de la filmograf铆a sionista 鈥 lo que denominar茅 de ahora en adelante Sioniswood, que ha tenido una enorme expansi贸n de la mano de los grandes conglomerados cinematogr谩ficos, televisivos y medios impresos. Todos ello en ayuda de la consolidaci贸n de esta visi贸n 鈥渟ionista-jud铆a鈥 del mundo apoyada por un protestantismo evang茅lico, que sirve de soporte a esta verdadera puesta en escena de hacernos creer que colonizadores y ocupantes de palestina lo hicieron porque se trataba de 鈥渦na tierra sin pueblo para un pueblo sin tierra鈥. Falacia vergonzosa y que se consolida en virtud de una historiograf铆a dominada por ese sionismo, que invisibiliza al pueblo palestino, su historia, cultura, comidas, vestuario, arqueolog铆a, su desarrollo como pueblo que durante miles de a帽os ha poblado el Levante Mediterr谩neo.

Un documento destructivo

Es en este conjunto de argumentos y ejemplos dados, el que permite afirmar que la Declaraci贸n Balfour, cuya carta original cumple 103 a帽os, ha sido una herramienta pol铆tica, que ayud贸 a consolidar una idea falsaria sobre el territorio y sobre las aspiraciones de dominio de un sionismo europeo junto a los afanes de dominio del imperio brit谩nico primero y el imperialismo estadounidense, con posterioridad al fin de la segunda guerra mundial. Esta declaraci贸n, expresada en forma de una carta va a fortalecer en forma gigantesca, el plan sionista de colonizar Palestina y avanzar en la idea de crear un 鈥渉ogar nacional jud铆o鈥 que ser谩 realidad a costa de los derechos de millones de palestinos, poblaci贸n nativa de este territorio. Balfour y su apoyo al sionismo es un antecedente ominoso y que expresa la injerencia europea en la determinaci贸n de dar manga ancha a multimillonarios alemanes, ingleses, franceses y europeos orientales de ideolog铆a sionista, que va a servir de punta de lanza y defensor de los intereses occidentales en Oriente Medio.

La Declaraci贸n Balfour constituye la manifestaci贸n escrita de intenciones que refiere, en espec铆fico, a una misiva enviada por el Secretario de Relaciones Exteriores brit谩nico Arthur James Balfour al Bar贸n Lionel Walter Rothschild, l铆der de la comunidad jud铆a de Gran Breta帽a e Irlanda, el d铆a 2 de noviembre del a帽o 1917, para que el contenido de ella fuera conocida y discutida en el seno de la Federaci贸n Sionista. Dicha carta se帽ala 鈥淓stimado Lord Rothschild. Tengo el placer de dirigirle, en nombre del Gobierno de Su Majestad, la siguiente declaraci贸n de simpat铆a hacia las aspiraciones de los jud铆os sionistas, que ha sido sometida al Gabinete y aprobada por 茅l. El Gobierno de Su Majestad contempla favorablemente el establecimiento en Palestina de un hogar nacional para el pueblo jud铆o y har谩 uso de sus mejores esfuerzos para facilitar la realizaci贸n de este objetivo, quedando bien entendido que no se har谩 nada que pueda perjudicar los derechos civiles y religiosos de las comunidades no jud铆as existentes en Palestina ni los derechos y el estatuto pol铆tico de que gocen los jud铆os en cualquier otro pa铆s. Le quedar茅 agradecido si pudiera poner esta declaraci贸n en conocimiento de la Federaci贸n Sionista. Sinceramente suyo, Arthur James Balfour鈥.

Y mencion贸 lo falsario de su contenido 鈥 como lo he hecho cada vez que me refiero al papel de Balfour 鈥 pues precisamente, el mismo Arthur James dos a帽os despu茅s, en enero del a帽o 1919 se帽ala, con toda la hipocres铆a que se manifiesta en dichas cartas, las verdaderas intenciones del sionismo y los intereses estrat茅gicos del imperio brit谩nico. La realidad demostr贸 que los deseos manifestados por Balfour en la carta de noviembre del a帽o 1917, respecto a que 鈥渟e respetar铆a y no se perjudicar铆an los derechos civiles y religioso de las comunidades no jud铆as existentes en palestina鈥 eran simple impostura y un apoyo decidido al Movimiento sionista, para comenzar un proceso de colonizaci贸n de tierras en Palestina. El mismo Balfour, que hablaba de respeto y no perjudicar los derechos civiles y religiosos de las comunidades no jud铆as existentes en Palestina sostuvo, en su segunda carta al gobierno brit谩nico 芦En Palestina ni siquiera nos proponemos pasar por la formalidad de consultar los deseos de los actuales habitantes del pa铆s鈥 Las cuatro grandes potencias est谩n comprometidas con el sionismo, y el sionismo, bueno o malo, correcto o incorrecto, est谩 anclado en antiqu铆simas tradiciones, en necesidades actuales y en esperanzas futuras de mucha mayor importancia que los deseos o preocupaciones de los 700.00 谩rabes que ahora habitan esta antigua tierra禄.

Deseo reiterar una idea, que no puede tener interpretaciones y lo afirm贸 con pleno convencimiento. La historia as铆 lo avala y el hecho permanente, que bajo el macro de la declaraci贸n Balfour, una ideolog铆a como la sionista, Israel ha hecho suya una pol铆tica de racismo, apartheid y cr铆menes contra el pueblo palestino. En relatos anteriores sostuve y lo reafirmo en este a帽o 2020, ciento tres a帽os despu茅s que el Sr. Balfour clavara un pu帽al en la espalda del pueblo palestino y de Asia occidental en general que 鈥淕ran Breta帽a, en un absurdo hist贸rico, en una decisi贸n abusiva y criminal prometi贸 entregar un territorio que no era de su propiedad a terceros 鈥 jud铆os europeos 鈥 cuyo v铆nculo con la regi贸n era inexistente- Ello implic贸 avalar un plan de colonizaci贸n, que en esencia llevaba el signo del racismo. Poblando con extranjeros una tierra habitada, expulsando a la poblaci贸n nativa residente y creando las bases del actual sistema de apartheid que rige en la Palestina hist贸rica y a煤n m谩s en los territorios palestinos ocupados y bloqueados de Cisjordania y la Franja de Gaza鈥

La Declaraci贸n Balfour sirvi贸 como marco para que el sionismo acrecentara su ambici贸n y apetito territorial y llevara adelante all铆 sus planes de instalaci贸n, para aquellos que se convirtieron en creyentes enajenados de un mito, que hizo pr谩ctica el control y expolio del territorio palestino. Ideolog铆a que comienza a tejer tambi茅n la falsificaci贸n hist贸rica que hiciera pensar al mundo que ellos 鈥 civilizadores occidentales con derechos de propiedad otorgados por una divinidad 鈥 lo que hac铆an en su discurso de convencimiento, no era colonizar, invadiendo tierras, segregar y usurpar, sino que, simplemente, ocupaban una tierra est茅ril, sin poblaci贸n 鈥 aunque en ella habitaran 700 mil palestinos, con tierras, cosechas, con familias que hund铆an sus ra铆ces hasta el principio de la historia. Un mito en todo el sentido de la palabra, que hasta el d铆a de hoy ense帽an como dogma de fe apoy谩ndose en excavaciones arqueol贸gicas, para demostrar su mito religioso, en procesos de aplastamiento cultural del pueblo palestino.

Todo lo mencionado tuvo su proceso catalizador con la Declaraci贸n Balfour, usada como eje de las exigencias legales y pol铆ticas sionistas que exhib铆a esta proclamaci贸n, como aquellos conquistadores espa帽oles, que mostraban en tierras que llamar铆an americanas, el denominado Requerimiento de Palacios Rubio a ind铆genas que nada sab铆an de estos extranjeros que ven铆an allende los mares a sostener que esas nuevas tierras 鈥 les pertenec铆a por derecho divino a la Monarqu铆a espa帽ola. Un requerimiento mort铆fero, tal como es esta Declaraci贸n Balfour considerado por Walid Khalili, miembro del instituto de Estudios Palestinos como 鈥淓l documento pol铆tico m谩s destructivo del siglo XX para el Medio Oriente鈥.

segundopaso.es




Fuente: Lahaine.org