May 15, 2022
De parte de Asociacion Germinal
256 puntos de vista

El actual director del instituto de salud USA (sustituy贸 al hombre de Fauci, Collins) admite ante una comisi贸n del Congreso que las empresas farmac茅uticas pagan 350 millones de d贸lares en royalties a miembros de ese instituto, y que ello es un conflicto de inter茅s, puesto que son ellos los que deciden qu茅 medicamentos se aprueban y cu谩les no.

Est谩 admitiendo que las farmac茅uticas mandan sobre el organismo regulador de la salud!

La corrupci贸n ya es oficial.

El Dr. Lawrence Tabak, quien asumi贸 el cargo de director de los NIH tras la renuncia en diciembre de 2021 del l铆der de la agencia, el Dr. Francis Collins, le dijo a un subcomit茅 del Comit茅 de Asignaciones de la C谩mara de Representantes de EE.UU que la ley federal permite el pago de regalos, pero admiti贸 que no parecen 茅tico.

El representante John Moolenaar (R-Mich.) le dijo a Tabak que 鈥 en este momento, creo que los NIH tienen un problema de credibilidad y esto solo alimenta esto, y apenas estoy aprendiendo sobre esto. La gente en mi distrito dice 鈥榖ueno, fulano tiene un inter茅s econ贸mico, o no les gusta la ivermectina porque no se est谩n beneficiando de esa regal铆a鈥

鈥淓s posible que tenga razones cient铆ficas muy s贸lidas para recomendar o no un medicamento, pero la idea de que las personas obtengan un beneficio financiero de ciertas investigaciones que se han realizado y las subvenciones que se otorgaron, para m铆 es el colmo de la apariencia de un conflicto de intereses. .鈥

En respuesta, Tabak dijo que los NIH no respaldan medicamentos en particular, sino que 芦apoyamos la ciencia que valida si una invenci贸n es eficaz o no, no decimos que esto es bueno o malo鈥 Ciertamente puedo entender que podr铆a parecer un conflicto de intereses鈥.

Moolenaar pareci贸 desconcertado por la respuesta de Tabak y, mientras se帽alaba a Fauci, quien tambi茅n estaba testificando, dijo: 鈥 Honestamente, dir铆a que los l铆deres de los NIH han dicho que ciertos medicamentos no son buenos. 

Tabak dijo que tales declaraciones de los NIH se basan en ensayos cl铆nicos respaldados por la agencia.

Desconcertado, Moolenaar luego le pregunt贸 a Tabak, 芦pero si la agencia est谩 otorgando qui茅n es el beneficiario de la subvenci贸n, qui茅n est谩 haciendo la prueba, y de alguna manera hay finanzas involucradas, hay un beneficio financiero que podr铆a acumularse si la patente o la invenci贸n de alguien se considera validado, 驴no lo ve como un conflicto o al menos la apariencia de un conflicto de intereses? 

Despu茅s de admitir que existe la apariencia de un conflicto de intereses, Tabak le sugiri贸 a Moolenaar que 芦tal vez este es el tipo de cosas en las que podemos trabajar juntos para poder explicarles los cortafuegos que tenemos, porque son sustanciales禄.

La referencia de Moolenaar a Fauci se debi贸 a que le dijo a Associated Press en un art铆culo de 2005 que trajo por primera vez a los titulares los problemas de regal铆as de los NIH de que hab铆a donado sus regal铆as a organizaciones ben茅ficas.

Pero el tema se desvaneci贸 de los titulares despu茅s de 2005, y solo ahora est谩 recibiendo atenci贸n renovada como resultado de las revelaciones reportadas por primera vez  el 9 de mayo por The Epoch Times de que los documentos obtenidos en una demanda de la Ley de Libertad de Informaci贸n presentada por un organismo de control del gobierno sin fines de lucro muestran un estimado $ 350 millones en pagos de regal铆as no revelados de empresas farmac茅uticas y otras empresas privadas a altos ejecutivos de los NIH, as铆 como a cientos de cient铆ficos e investigadores de la salud de la agencia.

Los $ 350 millones en pagos de regal铆as se realizaron entre 2010 y 2020, seg煤n Open the Books, la organizaci贸n sin fines de lucro que llev贸 a los NIH a los tribunales cuando se neg贸 a reconocer la solicitud de documentos de la FOIA del grupo.

Collins recibi贸 14 pagos, Fauci recibi贸 23 pagos y su adjunto, Clifford Lane, recibi贸 ocho pagos, seg煤n Open the Books.

Adam Andrzejewski, fundador y presidente de Open the Books, le dijo a The Epoch Times el mi茅rcoles que los NIH contin煤an reteniendo informaci贸n importante sobre los pagos de regal铆as, incluidos los nombres de los pagadores particulares y los montos espec铆ficos de las personas en los NIH.

鈥淐on decenas de miles de millones de d贸lares en subvenciones en los NIH y decenas de millones de d贸lares en regal铆as de terceros pagadores que regresan a la agencia cada a帽o, los NIH deben sincerarse con el pueblo estadounidense y abrir los libros. Necesitamos poder seguir el dinero 鈥, dijo Andrzejewski.

鈥淐reemos que la transparencia revolucionar谩 la pol铆tica p煤blica estadounidense. No hay mejor ejemplo de esto que los pagos de terceros (piense en las compa帽铆as farmac茅uticas) a los cient铆ficos de los NIH. Cada pago externo a un cient铆fico del gobierno podr铆a ser un conflicto de intereses鈥, agreg贸.

El intercambio Moolenaar-Tabak tuvo lugar durante una audiencia sobre la solicitud de presupuesto de la administraci贸n Biden para 2023.

El representante Neal Dunn (R-Fla.), quien tambi茅n es cirujano, dijo a The Epoch Times que 鈥渘o es ning煤n secreto que la agencia necesita una reforma. Sus muchos problemas se vieron exacerbados y resaltados por la pandemia de COVID-19. Proporcionar al p煤blico un acceso transparente a c贸mo los NIH gastan el dinero de los contribuyentes y toman sus decisiones es una responsabilidad b谩sica, y deben rendir cuentas. Ahora m谩s que nunca, debemos comprometernos a reformar nuestras agencias federales de salud y restaurar la confianza de Estados Unidos en la salud p煤blica鈥.

En su comparecencia Tabak tambi茅n confirm贸 a los legisladores que los funcionarios de salud de Estados Unidos ocultaron secuencias gen贸micas tempranas de COVID-19 a petici贸n de cient铆ficos chinos, pero insistieron en que los datos permanecen en el archivo.

Tabak dijo al subcomit茅 de Asignaciones de la C谩mara de Representantes que los NIH 鈥渆liminaron de la vista p煤blica鈥 los datos del epicentro de la pandemia en Wuhan, China, antes de agregar que los investigadores a煤n pueden acceder a ellos a trav茅s de una arcaica 鈥渦nidad de cinta鈥.

Vanity Fair inform贸 recientemente que la informaci贸n se ocult贸 en respuesta a una solicitud de cient铆ficos chinos, a pesar de resolver potencialmente si el virus se 鈥渇iltr贸鈥 del Instituto de Virolog铆a de Wuhan o pas贸 鈥渘aturalmente de animales a humanos鈥.

El representante Jaime Herrera Beutler (R-Wash.) le pidi贸 a Tabek que explicara por qu茅 los funcionarios estadounidenses cumplir铆an con tal solicitud.

鈥淣o hay duda de que la comunicaci贸n que ten铆amos sobre el archivo de secuencias, Sequence Read Archive, podr铆a haberse mejorado. Lo admito libremente鈥, dijo Tabek. 鈥淪i se me permite, el archivo nunca elimin贸 la secuencia, simplemente no la puso a disposici贸n para interrogaci贸n鈥.

鈥淎s铆 que espera, 驴todav铆a tienes la informaci贸n?鈥 Beutler hizo un seguimiento.

鈥淭enemos la informaci贸n(鈥) Cualquiera que se env铆e al Archivo de Lectura de Secuencia puede solicitar que se elimine鈥, explic贸 Tabak. 鈥淵 ese investigador hizo eso. Pero nunca lo borramos鈥.

鈥溌縀ntonces ya no tienes la informaci贸n?鈥 Pregunt贸 Beutler.

鈥淟o hacemos. Nunca borramos la informaci贸n. Lo mantenemos鈥, aclar贸 Tabak.

鈥溌縀ntonces pudieron retirar la visualizaci贸n p煤blica de la misma?鈥, sigui贸 la congresista.

鈥淓so es correcto鈥, dijo.

鈥淓st谩 bien, 驴para que los investigadores puedan solicitar al NIH y obtener la informaci贸n de usted?鈥 Pregunt贸 Beutler.

鈥淓n la forma en que originalmente se elimin贸 de la vista p煤blica, se retir贸, y eso es lo m谩s dif铆cil de acceder para las personas鈥, respondi贸 Tabak. 鈥淓l error que se cometi贸, y lo descubrimos despu茅s de una revisi贸n de todos nuestros procesos, fue que deber铆a haber sido suprimido. La distinci贸n es que si se retira, se mantiene archiv铆sticamente en una unidad de cinta, tecnolog铆a antigua, pero as铆 es como se hace. Pero cuando se retira, todav铆a se puede acceder a 茅l por n煤mero de acceso, por lo que los investigadores pueden acceder a esa informaci贸n鈥.

鈥溌縀ntonces la informaci贸n todav铆a est谩 all铆?鈥 Beutler resumi贸.

鈥淓so es correcto. La informaci贸n nunca se perdi贸鈥, repiti贸 Tabak.

En un art铆culo del 31 de marzo, Vanity Fair inform贸 que el bi贸logo evolutivo Jesse Bloom descubri贸 el a帽o pasado que las secuencias tempranas de COVID-19 hab铆an desaparecido de un repositorio de datos administrado por el gobierno federal.

Cuando Bloom plante贸 el tema, seg煤n los informes, fue atacado por un grupo de investigadores reunidos por el entonces director de los NIH, Francis Collins, y el director del instituto de enfermedades infecciosas, el Dr. Anthony Fauci.

Bloom comparti贸 un borrador de documento acad茅mico con Collins y Fauci, quienes supuestamente se opusieron en una videoconferencia de Zoom de junio de 2021 a la descripci贸n de Bloom de cient铆ficos chinos que eliminaron 鈥渟ubrepticiamente鈥 las secuencias. Fauci dijo que la palabra estaba 鈥渃argada鈥 e implicaba un encubrimiento, seg煤n el informe.

El bi贸logo evolutivo Kristian Andersen, quien fue seleccionado para participar en la llamada de Collins, supuestamente le dijo a Bloom que el equipo de Wuhan ten铆a derecho a recuperar informaci贸n temprana sobre la pandemia y que no era 茅tico que Bloom la cuestionara.

Andersen supuestamente fue tan lejos como para ofrecer eliminar el art铆culo de Bloom de un servidor de 鈥減reimpresi贸n鈥 鈥渄e una manera que no dejar铆a constancia de que esto se hubiera hecho鈥.

El gobierno de China se ha negado a cooperar con una investigaci贸n internacional sobre los or铆genes de la pandemia.

La comunidad de inteligencia de Estados Unidos dijo en un informe de agosto que es posible que el virus 鈥渟e filtrara鈥 del Instituto de Virolog铆a de Wuhan.

Los documentos publicados en septiembre por The Intercept revelaron que los funcionarios de salud de Estados Unidos financiaron indirectamente la llamada investigaci贸n de 鈥済anancia de funci贸n鈥 en el laboratorio de Wuhan, incluida la modificaci贸n de tres coronavirus de murci茅lago distintos de COVID-19 y el descubrimiento de que se volvieron mucho m谩s infecciosos entre los ratones 鈥渉umanizados鈥 cuando se les agregaron receptores de tipo humano.

Fuentes

zerohedge.com

new york post

Share



Fuente: Asociaciongerminal.org