December 4, 2020
De parte de Lobo Suelto
1,623 puntos de vista

Par铆s, enero de 1994

驴En qu茅 sentido Gilles Deleuze asume el marco postmoderno y, en el mismo momento, se sit煤a m谩s all谩 de 茅l? Es decir, se opone a toda forma de debilitamiento del ser, de relativismo鈥

Creo que, en efecto, Deleuze va m谩s all谩 de lo postmoderno en el sentido en que el concepto mismo de 鈥減ost鈥, es decir, la transgresi贸n de la cr铆tica de lo moderno, es empujada hasta el redescubrimiento o la construcci贸n de una imagen productiva del ser. Esto quiere decir que en Deleuze no hay s贸lo realizaci贸n cr铆tica de lo moderno 鈥揷omo estado o situaci贸n- sino tambi茅n descubrimiento, la insistencia en una clave productiva que es irreductible. En el fondo, lo postmoderno es un modelo de subsunci贸n general del ser en la circulaci贸n del ser, en la circulaci贸n de la significaci贸n. En Francia, en particular, donde la concepci贸n de lo postmoderno es definida por primera vez, lo postmoderno es estructuralismo sin sujeto. Y es cierto que el pensamiento de Deleuze se mantiene en el cuadro del estructuralismo, los bordes del pensamiento de Deleuze est谩n completamente enraizados en la visi贸n estructuralista del mundo, pero este estructuralismo es un estructuralismo sin estructura, es decir, sin post-moderno. Existe en Deleuze una idea de productividad del ser, del deseo, que es verdaderamente el elemento que rompe con lo postmoderno en el mismo instante en el que lo plantea. 脡sta es la caracter铆stica fundamental del pensamiento de Deleuze. Ser justamente, por un lado, un postmodernismo sin postmodernismo, un estructuralismo sin estructura, y por otro lado, la completa identificaci贸n de este impulso 鈥搚 digo impulso porque no olvido nunca las fuentes bergsonianas del pensamiento de Deleuze- que convierte a este desarrollo de la dimensi贸n del ser  en algo siempre abierto, siempre productivo. Yo no dir铆a que en Deleuze no existe un cierto relativismo. Hay relativismo en el pensamiento de Deleuze, pero es un relativismo epistemol贸gico que es siempre superado por lo absoluto 鈥搖tilizo el t茅rmino 鈥渁bsoluto鈥 en el sentido de Spinoza- por el car谩cter absoluto del ser, del acto, que es completamente 茅tico. En el 煤ltimo libro de Deleuze 鈥淐ritique et clinique鈥 hay un cap铆tulo verdaderamente extraordinario en el que se reinterpreta el lenguaje de la 鈥溍塼ica鈥 de Spinoza. Por primera vez, Deleuze habla del lenguaje del amor, del lenguaje del 鈥減ercepto鈥 como algo eterno. Y esto es, en mi opini贸n, lo esencial de Deleuze. El hecho de que acepta el horizonte en el que todas las posibilidades de la dominaci贸n se han realizado y que, sin embargo, es capaz de resaltar en todos los lugares y en el doble sentido 鈥揷omo elemento cr铆tico y como elemento productivo- esta pasi贸n del ser, de Dios, del Absoluto.

Que la obra de Deleuze es una obra directamente pol铆tica est谩 fuera de duda. 脡l mismo lo expresaba en una entrevista que le hiciste cuando afirmaba: El Antiedipo es una obra de filosof铆a pol铆tica.  Pero su obra es esencialmente otro modo de pensar en el que la diferencia ocupa el lugar del ser, el acontecimiento el lugar del sentido. La pregunta es: 驴hasta qu茅 punto esta innovaci贸n en el pensar se traduce en un modo diferente de hacer pol铆tica? O, de otra manera: 驴qu茅 uso has hecho t煤 de ella?

Es totalmente cierto que esta otra manera de pensar es fundamental en Deleuze. Pienso en el hermoso art铆culo de Foucault sobre 鈥淒iff茅rence et R茅p茅tition鈥 que se llama 鈥淭heatrum Philosophicum鈥 que es absolutamente decisivo como interpretaci贸n del pensamiento de Deleuze. 鈥淒iff茅rence et R茅p茅tition鈥 es el discurso del m茅todo de Deleuze sobre el cual se insertan despu茅s las grandes 鈥渟ignatures du monde鈥 como llama Eric Alliez en un libro reciente muy interesante 鈥損ero en mi opini贸n con algunas limitaciones aunque esto es secundario- a los grandes libros 鈥淟鈥橝ntioedipe鈥, 鈥淢ille Plateaux鈥 y quiz谩 鈥淨u鈥檈st-ce que la Philosophie?鈥. Hay pues esta otra manera de pensar que se quiere profundamente antiplat贸nica, en la que el sentido del acontecimiento y de la singularidad, de la 鈥渉aecceidad鈥 se hacen centrales.

El cuadro que tenemos ante nosotros es el mismo al que antes me refer铆a, es decir, esta imagen postmoderna de lo real que es animada por esa irreductibilidad de los procesos de subjetivaci贸n. Por tanto, hay una pr谩ctica de los procesos de subjetivaci贸n, lo que significa que el mismo modo en que se plantea la cuesti贸n es muy importante. Deleuze rechazar铆a el hecho de hablar, por un lado, de un modo de pensar y, por otro, de un modo de actuar. Porque la imagen del pensamiento en Deleuze es ya un actuar, dado que justamente no existen estas mediaciones plat贸nicas ideales y representativas entre acci贸n y pensar. Lo que es absolutamente fundamental es la presencia del actuar en la definici贸n del pensamiento. No se puede definir un acontecimiento si no tenemos en cuenta su singularidad. Si se piensa el acontecimiento es necesario que la subjetividad est茅 ya en su interior, o que este acontecimiento se haya formado en el proceso de constituci贸n permanente y continua de la subjetividad. La interacci贸n o intercambio entre los niveles de conocimiento y de la pr谩ctica es total. En tre actuar y pensar existe una interfase activa. Desde este punto de vista, la concepci贸n del mundo de Deleuze es una concepci贸n maqu铆nica que establece fundamentalmente una idea continua de hibridaci贸n del mundo de la subjetividad pensante y de la subjetividad actuante, de la cultura y de la naturaleza, de la historia y de la m谩quina f铆sica, del significante y del significado. Una gran parte del trabajo hecho por Deleuze y Guattari es precisamente un intento constante de definici贸n de esta especie de materia viva, jam谩s primordial, siempre organizada seg煤n niveles crecientes de complejidad y, en cuyo interior, la relaci贸n entre pensar y actuar se hace un continuo. 驴En qu茅 sentido todo esto puede servir a la pol铆tica? 驴O en qu茅 sentido me puede haber servido a m铆 y a mis compa帽eros? Yo creo que, en realidad, hoy es imposible definir lo pol铆tico si no es como la forma en que la integralidad de la vida humana se da. Y cuando digo vida humana me refiero a la historicidad, a los complejos maqu铆nicos que unen la historicidad a la naturaleza, hablo de la metamorfosis continua que re煤ne la humanidad en una transformaci贸n y en una consolidaci贸n. Todo esto es lo pol铆tico. Pues bien, hay que gestionar este proceso. La pol铆tica no es ni m谩s ni menos que el proceso de subjetivaci贸n en tanto que proceso global, colectivo. Por tanto, desde este punto de vista, si se piensa la pol铆tica como representaci贸n est谩 claro que nos separamos del pensamiento de Deleuze. Si se piensa la pol铆tica como consecuencia del pensamiento, incluso cuando es una consecuencia un铆voca o directa, tambi茅n estamos fuera de Deleuze. La 煤nica manera de pensar la pol铆tica para Deleuze ser铆a pensarla como englobando todos los procesos de subjetivaci贸n. Procesos de subjetivaci贸n que son individuales, colectivos, que viven siempre en el interior de una complejidad productiva e interaccionante. Y eso es lo pol铆tico. Lo pol铆tico es el momento m谩s alto de la 茅tica. Lo pol铆tico, en Deleuze, es la capacidad de afirmar la singularidad en tanto que absoluta.

Indudablemente la cr铆tica que lleva a cabo Deleuze de la representaci贸n, del sujeto es esencial y definitiva. A esta cr铆tica hay que a帽adir indisolublemente su descubrimiento de la multiplicidad, de las singularidades que pululan en el plano de inmanencia. La cuesti贸n ser铆a: 驴Qu茅 destino les aguarda a estas singularidades cuando aparecen desvinculadas de toda forma de contrapoder? Esta ausencia de desarrollo pol铆tico no deber铆a conducir a privilegiar una pr谩ctica pol铆tica de minor铆as frente a una de masas. Lo digo pensando en la distinci贸n que Deleuze establece entre minor铆as y mayor铆as cuando afirma que lo que est谩 en juego no es un problema num茅rico.

Estoy bastante convencido de que en el discurso pol铆tico de Deleuze el problema fundamental es el de comprender los espacios expansivos de la resistencia. Esto quiere decir que la singularidad es definida siempre como resistencia. Los procesos de singularizaci贸n, la formaci贸n de la subjetividad, es siempre la afirmaci贸n de una potencia de resistencia incre铆ble. 驴Qu茅 es en el fondo la subjetividad? Deleuze juega siempre con la imagen de las habitaciones vac铆as, pero que son el contexto de la subjetividad. Habitaciones que est谩n delimitadas pero que pueden siempre plegarse, tomar otras formas y llenarse de este modo de s铆. Y es esta relaci贸n entre la delimitaci贸n y la resistencia que estos procesos de subjetivaci贸n determinan, la construcci贸n de estos pliegues, de estas estr铆as de subjetividad sobre el terreno liso del ser dado, lo que constituye la expansi贸n de la resistencia. Lo que quiero decir es que la resistencia no es un fen贸meno que pueda ser en Deleuze encerrado en la negatividad. La dimensi贸n del deseo, por ejemplo. La dimensi贸n positiva de la interacci贸n global de todos los elementos que viven en esta superficie del mundo determina cada vez en la resistencia una dimensi贸n positiva, una dimensi贸n agresiva, una dimensi贸n constitutiva del ser. Lo que es impresionante en el discurso deleuziano es justamente el hecho de que solamente la resistencia es constituyente. S贸lo el punto m谩s extremo de afirmaci贸n de las condiciones de los procesos de subjetividad es creativo. As铆, desde este punto de vista, yo no hablar铆a de defensa de las minor铆as y eliminaci贸n del concepto de masa o de mayor铆a. El problema consiste en que no puede haber ni masas ni mayor铆a si una y otra no est谩n llenas de resistencia. En Deleuze hay un horror al vac铆o que es tan grande como el que exist铆a en Foucault. El vac铆o no existe. Existe s贸lo lo lleno. Y este lleno puede estar delimitado por el vac铆o, pero es un vac铆o exterior y desontologizado, 贸ntico. Por tanto Deleuze no est谩 contra la mayor铆a o contra las masas. Quiere que los movimientos de masa sean movimientos de subjetivaci贸n, quiere que las masas sean como un oc茅ano del cual se puedan apreciar todas las gotas. Todas. Su trabajo no es el de negar el oc茅ano, sino de trabajar siempre por la constituci贸n y la definici贸n de los niveles de transversalidad, de las posibilidades m谩s complejas, de los dispositivos [agencements] m谩s complejos y dif铆ciles que pueden determinarse en la constituci贸n de estas masas. Desde un punto de vista filos贸fico la posici贸n de Deleuze es la de una ontolog铆a un铆voca de un ser expresivo y creativo. Es una bomba explosiva, inmanente. No hay nada diferente, tan s贸lo la negatividad de los otros.

Spinoza y Nietzsche son dos de los autores fundamentales en los que Deleuze se apoya. Ciertamente es dif铆cil decir cu谩l de los dos juega un papel m谩s importante en su obra. 驴Crees que la influencia de Nietzsche que produce en definitiva un concepto de cr铆tica como afirmaci贸n (鈥淎mor fati鈥︹) tiene que ver con una cierta ambivalencia, con un cierto borrarse el antagonismo que pudiera existir en Deleuze?

Nietzsche y Spinoza, con formas totalmente diferentes en su exposici贸n, han admitido lo que te dec铆a en la anterior pregunta. En Spinoza es clar铆simo y me remito de nuevo a este 煤ltimo art铆culo de Deleuze al que me refer铆a. 驴Y en Nietzsche? Hay que leer con atenci贸n a Nietzsche porque su 鈥淎mor fati鈥, su Eterno Retorno determina un desplazamiento que se convierte en singularidad. 驴Qu茅 el antagonismo se borra? Si se entiende el antagonismo como el enfrentamiento entre dos fuerzas positivas, como un antagonismo dial茅ctico 鈥揺n el fondo la clase obrera era una parte del capital, el capital variable justamente- ese antagonismo considerado como algo que se articula en un plano dial茅ctico implica obligatoriamente una soluci贸n representativa. Es evidente que en Deleuze todo esto se viene abajo. La sola posibilidad es construir sobre la resistencia, pero no hay que reducir esta idea a una idea anarquista y antigua de aislamiento. Estamos ante fen贸menos que constituyen el ser, que realizan el ser posible. Existe esta dimensi贸n  de totalidad curiosamente invertida pues la totalidad es ahora negada en tanto que concepto. Pero, en el mismo momento en que la niegas en tanto que concepto, se convierte en real, lo que quiere decir es mucho m谩s fuerte. Cuando uno piensa, por ejemplo, en el car谩cter absoluto de la democracia que defiende Spinoza. Democracia es ese car谩cter absoluto de la 鈥渕ultitudo鈥 formada por individuos que se hace real. Hay que empujar hasta el final la negaci贸n de todos los procesos de representaci贸n, de representaci贸n epistemol贸gica o metaf铆sica, para llegar a comprender este paso esencial de la construcci贸n del ser como un ser positivo. Y en este punto, en concreto, critico todas las posiciones que empujan la negatividad hasta su identificaci贸n. Consideremos el caso de Giorgio Agamben. Agamben ha publicado un peque帽o texto sobre Bartleby de Melville y Deleuze en su 煤ltimo libro tambi茅n. Es completamente evidente la diferencia que hay entre un pensamiento negativo a la Agamben, que llega con su potencia enorme a la definici贸n de esta primera fundaci贸n del ser o si quieres negaci贸n de su fundaci贸n, pues el l铆mite es sumamente ambiguo y equ铆voco, y por otro lado, la posici贸n de Deleuze, que conlleva una positividad extremadamente extra帽a y plena.

         

Deleuze como persona es poco conocido. Cuando la Guerra del Golfo fue uno de los pocos pensadores franceses que p煤blicamente se opuso a ella. 驴Podr铆as decirnos algo m谩s acerca de su vida?

Deleuze es un aut茅ntico izquierdista. Sus actividades pol铆ticas han sido siempre totalmente coherentes y continuas. Desde la Guerra de Argelia en la cual no particip贸 porque estaba enfermo y frente a la cual mantuvo una posici贸n radicalmente en contra, hasta los a帽os 60-70 en los que se pronunci贸 desde un principio a favor de los estudiantes. Posteriormente particip贸 junto a Foucault en las luchas a favor de los presos que llevaron a cabo unos comit茅s revolucionarios. Despu茅s, la posici贸n pol铆tica quiz谩 m谩s curiosa y divertida, es cuando Deleuze particip贸 en la candidatura a favor de Coluche a la presidencia de la Rep煤blica. Coluche era un payaso muy conocido que lleg贸 a recoger hasta el 30% de los votos en los sondeos. Posiblemente fue uno de los momentos m谩s 谩lgidos pol铆ticamente hablando de burla e irrisi贸n del sistema pol铆tico en Francia.




Fuente: Lobosuelto.com