January 22, 2023
De parte de Nodo50
233 puntos de vista

Una definici贸n precisa y cerrada de lo que significa defender una pol铆tica de izquierdas es un empe帽o in煤til. Adem谩s, es poco interesante. Entre otras razones, aunque no por las 煤nicas, porque distintas personas o partidos que se consideran de izquierdas pueden tener, y de hecho as铆 siempre ha sucedido, propuestas diferentes de una misma situaci贸n pol铆tica. Las izquierdas tienen distintas visiones ante el mismo problema abordado. Es un hecho. Ahora va una valoraci贸n: es bueno que haya distintas visiones. De ah铆 que socialismo y democracia son carne y u帽a. Cuando no ha sido as铆, han perdido tanto el socialismo como la democracia. Es decir, la inmensa mayor铆a de la poblaci贸n.

Constatar lo afirmado no equivale a sostener que 鈥渢odo vale鈥, que cualquier propuesta pol铆tica puede ser calificada de izquierdas. Ni cualquier cosa es democracia. Ni mucho menos equivale a mantener que todo 鈥渆s relativo鈥. El relativismo de todo tipo es mal consejero. Si en ciencia, como afirmaba Mario Bunge, los partidarios del relativismo 鈥渘iegan la existencia de verdades generales y sostienen que la ciencia no es sino una de tantas maneras de contemplar o 鈥榗onstruir鈥 el mundo鈥, en pol铆tica el relativismo vendr铆a a decir que toda la pol铆tica es igual y que las personas que se dedican a la pol铆tica son tambi茅n lo mismo. Y si bien es verdad que hay partidos pol铆ticos que a veces se hacen dif铆ciles de distinguir, como el Partido Popular y el PSOE en tantas ocasiones en la historia de las 煤ltimas d茅cadas del reino de Espa帽a, intentar hacer pasar como si fueran siempre lo mismo estos dos partidos y, para extremar el relativismo, otros a su izquierda y a su derecha, puede ser motivo de errores de bulto y en cualquier caso se trata de una simplificaci贸n est茅ril pol铆ticamente.

El caso del Partido Socialista de Catalu帽a

Todo esto viene a cuento porque hay partidos que, por mucho que intentemos evitar la simplificaci贸n a la que alud铆amos, ponen muy dif铆cil aceptar que sean pol铆ticamente lo que ellos mismos dicen que son. El Partido Socialista de Catalu帽a (PSC) se define de izquierdas. Y si miramos su larga historia no hay duda que podr铆amos poner episodios gloriosos de pol铆ticas defendidas por este partido que solo una perspectiva muy sesgada no podr铆a clasificar claramente de izquierdas. Pero desde hace algunos a帽os cada vez cuesta m谩s encontrar momentos de este partido cuya pol铆tica pueda ser clasificada de izquierdas. O, dicho con otras palabras: es realmente arduo encontrar alguna pol铆tica concreta importante del PSC que no sea m谩s cercana a las derechas que a las izquierdas. En todo caso, el PSC tiene un factor que lo salva ante muchos ciudadanos y ciudadanas, a saber: los de derechas son tan de derechas que cualquier cosa parece en comparaci贸n de izquierdas. De eso tambi茅n se alimenta el PSOE: son tan de derechas la extrema derecha fascista de Vox y la derecha extrema filofranquista del PP que en comparaci贸n ellos son de izquierdas. Recuerdo que un economista de izquierdas dijo hace pocos a帽os que Reagan y Thatcher hoy nos parecer铆an de centro izquierda si comparamos las pol铆ticas econ贸micas que se han puesto en pr谩ctica en los 煤ltimos a帽os, despu茅s de padecer sus respectivos gobiernos. 驴Reagan y Thatcher de centro izquierda? Cualquier persona bien informada negar铆a tal cosa, y podr铆a aportar profusi贸n de datos para apuntalar la negaci贸n, pero tambi茅n estar铆a obligada a aceptar que despu茅s de estos dos infames personajes las pol铆ticas econ贸micas puestas en funcionamiento en las 煤ltimas d茅cadas, con las excepciones que siempre se pueden encontrar, han estado a煤n m谩s a su derecha.

En Catalu帽a, a diferencia pongamos por caso de Extremadura o de La Rioja o de Murcia, existe un factor pol铆tico de primera magnitud: la cuesti贸n nacional. Para cualquier persona de derechas fuera de Catalu帽a lo que se precisa es una represi贸n m谩s o menos bestia para solucionar el 鈥減roblema鈥. Para una gran mayor铆a de personas de izquierdas fuera de Catalu帽a (y de Euskadi y de Galicia), se acostumbra a alegar que la cuesti贸n nacional catalana o bien ha sido inventada por la derecha, o bien la burgues铆a la utiliza para desviar los problemas sociales importantes, o bien se trata b谩sicamente de un movimiento peque帽oburgu茅s. Y la lista podr铆a continuarse con alegaciones parecidas con leves variantes. Aunque cualquier dato diga exactamente lo contrario: peor para la realidad. Solamente hace falta repasar la hemeroteca durante los a帽os de la revuelta catalana por el derecho a la autodeterminaci贸n que algunos quisieran ver muerta y enterrada, cosa que es valorativa y simplemente define la perspectiva de quien emite el juicio, y algunos lo dicen como si de un hecho se tratase (鈥渆st谩 muerta鈥), aunque los datos apunten a otras direcciones m谩s bien contrarias.

Tampoco es un hecho que 鈥渘acionalistas鈥 sean 煤nicamente los que reivindican el derecho a la autodeterminaci贸n en Catalu帽a (o en Euskadi o en Galicia), y los que lo niegan en defensa de la unidad de Espa帽a no lo sean. Unos son en todo caso nacionalistas sin Estado (y se puede defender el derecho a la autodeterminaci贸n sin ser nacionalista, pero ahora no se entrar谩 en ello) y otros con Estado, con todo lo que implica de diferencia cuando un ej茅rcito, una monarqu铆a, un poder judicial no est谩n aleatoriamente distribuidos, por decirlo con palabras muy neutrales. La asimetr铆a deber铆a hacer saltar las alarmas de toda persona defensora de la democracia, pero la realidad es la que es y no la que nos gustar铆a que fuese.

Un partido mon谩rquico y con propuestas sociales 驴de izquierdas?

Y el PSC (33 esca帽os) en la cuesti贸n nacional catalana no se diferencia del PP (3 esca帽os), partido marginal en Catalu帽a, y no excesivamente de Vox (11 esca帽os).

Bueno, podr铆a objetarse, el PSC en el tema nacional catal谩n es claramente mon谩rquico borb贸nico y unitario espa帽ol, de acuerdo, pero socialmente tiene propuestas claramente de izquierdas. Ser铆a algo que podr铆a efectivamente darse. Pero no se da. Vayamos a los hechos de las 煤ltimas semanas para no ir m谩s lejos. El PSC present贸 sus propuestas para pactar los presupuestos que presenta el gobierno catal谩n de Esquerra Republicana de Catalunya (ERC) antes de acabar el 2022. Sabido es que hace algunas semanas el partido de la derecha catalana que cogobernaba con ERC, Junts (32 esca帽os), abandon贸 el gobierno. Este hecho obliga a ERC (33 esca帽os) a tener que pactar con otras fuerzas pol铆ticas los presupuestos. Hace algunas semanas, ERC lleg贸 a un acuerdo con En Com煤 Podem (ECP) relativo a los presupuestos, pero entre ERC y ECP (8 esca帽os) no suman suficiente n煤mero de diputados y diputadas para aprobarlos. Junts o el PSC son imprescindibles para obtener esta mayor铆a. Junts est谩 en actitud de no acordar nada con ERC con lo que el PSC obtiene un papel protagonista evidente. Y en un documento hecho p煤blico poco antes de finalizar el a帽o el PSC public贸 sus propuestas. Propuestas que se han ido concretando m谩s si cabe por distintas declaraciones en estos 煤ltimos d铆as por parte de dirigentes de este partido. Algunas de las m谩s destacadas propuestas son conocidas: 1) Ampliaci贸n del aeropuerto del Prat (una propuesta pol茅mica a la que se han opuesto los partidos de izquierda y muchos colectivos ecologistas y del que ya hemos dedicado alg煤n an谩lisis en estas p谩ginas). 2) El llamado Hard Rock o el centro recreativo y tur铆stico de Vila-Seca y Salou, un complejo con hoteles, salas de juego, casinos, campos de golf, parques tem谩ticos restaurantes, piscinas鈥 Una propuesta que Artur Mas e Isidro Fain茅 han defendido en su momento con fervor. 3) El llamado cuarto cintur贸n de Barcelona. 4) Ampliar la dotaci贸n de los mossos d鈥檈squadra en 600 polic铆as m谩s para todo el territorio.

Pero quiero referirme espec铆ficamente a un punto quiz谩s no tan espectacular como los citados, pero que tiene su retranca. Es la propuesta del PSC de suprimir el plan piloto sobre la renta b谩sica que el gobierno de la Generalitat viene dise帽ando desde hace m谩s de un a帽o y cuyo inicio est谩 previsto para mediados de 2023. Un plan piloto que es producto del acuerdo entre la candidatura de izquierda independentista CUP (9 esca帽os), que hizo de la RB un tema central en la 煤ltima campa帽a electoral de las elecciones catalanas, y ERC. Se trata de uno de los planes piloto de la renta b谩sica m谩s ambiciosos del mundo, como hemos tenido la oportunidad de explicar en ocasiones anteriores. Un plan piloto que est谩 despertando la curiosidad, y la admiraci贸n vamos a decirlo, de muchos acad茅micos de todo el mundo. El prop贸sito del PSC para suprimir este plan piloto es ahorrar 40 millones. No hay duda de que los 40 millones de ahorro no son el objetivo de la liquidaci贸n de esta propuesta (sobre un presupuesto de unos 30.000 millones, 40 millones es algo insignificante), el objetivo es cargarse un plan piloto de una propuesta molesta para un partido que apoya en cuerpo y alma el Ingreso M铆nimo Vital (IMV), que si algo significa es la ant铆tesis de una propuesta como la renta b谩sica universal e incondicional, como tambi茅n hemos explicado muchas veces. Que un plan piloto fuera un 茅xito podr铆a suponer un rev茅s para la pol铆tica de pobres por la que apuestan el PSC y el PSOE. Especialmente si los resultados del plan piloto aportan algunas indicaciones adicionales sobre las virtudes comunitarias de una RB. El PSC apuesta por otras cosas muy distintas: el IMV y la Renta Garantizada de Ciudadan铆a (la versi贸n catalana de otro subsidio para pobres). Una pol铆tica, la del IMV y de la RGC, harto opuesta a una pol铆tica para garantizar la existencia material de toda la ciudadan铆a como es la de la RB.

Adem谩s, en declaraciones al respecto de algunas destacadas dirigentes del PSC como es el caso de Al铆cia Romero en la televisi贸n p煤blica catalana el pasado 18 de enero, son una muestra de despiste oce谩nico. O ignorancia o mala fe, puesto que datos y estudios est谩n a la disposici贸n de quien quiera leerlos, o, para qu茅 vamos a enga帽arnos, una combinaci贸n de ambas. Dec铆a esta se帽ora en televisi贸n que el coste de una renta b谩sica en Catalu帽a ser铆a de 50.000 millones. S铆, tan pimpante se qued贸, 隆50.000 millones! 驴Ha le铆do algo de lo mucho que hay escrito de c贸mo se financiar铆a una renta b谩sica en Catalu帽a y en cualquier parte del mundo? Si lo ha hecho, no lo ha entendido. Si lo ha entendido, lo tergiversa. Si no lo ha le铆do, no puede hablar, pero habla dictando sentencia.

Veamos su error, por otra parte muy com煤n entre las personas que hablan de la RB sin haber le铆do m谩s que alg煤n t铆tulo de la abundant铆sima producci贸n acad茅mica, alguna buena y alguna otra mala, sobre la cuesti贸n.

Esto no es el coste de la renta b谩sica: Cb = rb x p

Coste bruto (Cb) de la RB es igual la cantidad de RB (rb) por el n煤mero de personas que la reciben (p): Cb = rb x p.

Y aqu铆 se quedan: tanta cantidad de RB por tantas personas son tantos millones de euros. Economistas de servilleta, como les llama Guy Standing. Al铆cia Romero aqu铆 se queda. Pero hay mucho m谩s por delante si se quiere tratar la RB de forma seria. Al coste bruto hay que restarle lo que el Estado se ahorrar铆a, es decir, lo que ahora paga y no deber铆a pagar con una RB y a su vez hay que tener en cuenta lo que m谩s cuesta de entender a algunas personas ejemplificadas por esta dirigente del PSC. 驴Qu茅 les cuesta entender? Se trata de lo siguiente. Si yo recibo una RB de 1000 euros al mes libre de IRPF y en un plan de reforma del IRPF que permitiese financiar la RB me descuentan porque formo parte del 20% m谩s rico en renta de la poblaci贸n 1000 euros m谩s, es obvio que al Estado mi RB no le cuesta nada: 1000 me da, 1000 me saca. Sin necesidad de alta matem谩tica, es f谩cil constatar que 1000 鈥 1000 = 0. Pero para las Alicias Romero y personas que computan el tema de forma parecida, el coste para el Estado es de 1000 euros. Error, craso error[1]. Error que se repite hasta la saciedad. Y sirve para hacer demagogia m谩s o menos efectiva, pero no conocimiento. Uno imagina que una dirigente del PSC debe tener asesores. Quiz谩s no se han esmerado en esta ocasi贸n y su asesoramiento ha sido deficiente. Se puede estar de acuerdo o en desacuerdo con la RB, pero declaraciones como la de la dirigente del PSC mencionada, pueden resultar efectivos emocionalmente entre personas que no conozcan demasiado sobre la cuesti贸n, pero no sirven para enriquecer m铆nimamente el debate. Porque no son argumentos, son falacias.

En fin, pronto habr谩 elecciones municipales, y quiz谩s auton贸micas, en Catalu帽a. Y se trata de marcar posiciones, ya sabemos. La manera de marcar estas posiciones por parte del PSC no es precisamente un modelo de pol铆tica de izquierda, por muy manga ancha que se tenga acerca de lo que es una pol铆tica de izquierda.


[1] Scott Santens lo resume as铆: 鈥淓s un malentendido habitual creer que calcular el coste de una RB pasa por la simple multiplicaci贸n de dos cifras, de manera id茅ntica a como un estudiante aprende a hacer su primera multiplicaci贸n. Calcular de manera precisa el coste de una RB exige un poco m谩s de esfuerzo, de manera id茅ntica al de un estudiante que aprende en un curso preparatorio de matem谩ticas. Es la suma de dos series aritm茅ticas finitas, en la que una es la suma de todos los valores positivos y la segunda es la suma de todos los valores negativos. Son estas dos sumas las que, juntas, responden a la pregunta, 鈥樎縔 por cu谩nto nos sale esto de una Renta B谩sica Universal?鈥欌.




Fuente: Sinpermiso.info