June 16, 2022
De parte de Oveja Negra
200 puntos de vista

Ante los malos augurios del Futuro catastr贸fico algunos dirigentes y expertos parecen haber encontrado una f贸rmula para prolongar un poco m谩s la vida del cad谩ver andante que es nuestra sociedad. Y es la noci贸n de Desarrollo sostenible: de entre todas las nociones y teorizaciones expertas que ha habido en los 煤ltimos a帽os, es, desde luego, la que mayor calado ha tenido en las instituciones del Poder. Como ya el propio t茅rmino indica de lo que en 煤ltima instancia se trata es de hacer del Desarrollo, de la sociedad capitalista, algo que se pueda sostener en el tiempo. Se pretende con ello hacer todos los cambios necesarios en la producci贸n y en el consumo, en la pol铆tica y en la econom铆a, en la educaci贸n y en los h谩bitos, para que este monstruo que se est谩 viniendo abajo se mantenga de pie. Para poner un ejemplo muy sencillo: para que la gente siga, por ejemplo, conduciendo autom贸viles, pero de una manera menos t贸xica para lo que ellos llaman el medio ambiente. De esta manera es como el Estado y el Capital, o para ser m谩s concretos, unas fracciones que est谩n a su servicio, pretenden que el futuro sea el que ellos nos quieren imponer.

En algunos lugares esta noci贸n verde y ecol贸gica del Desarrollo avanza m谩s r谩pido que en otros. Pero ya desde hace tiempo en cualquier rinc贸n del mundo ya se viene escuchando la terminolog铆a sostenible y verde e incluso se viene hablando sobre la necesidad de 鈥榯ransici贸n鈥 (claro est谩, garantizada por el propio Estado) hacia econom铆as circulares, limpias y energ铆as renovables. Tambi茅n en este sentido se dejan de extrapolar la Modernidad y la Tradici贸n, por lo que tambi茅n se empieza a hacer espacio para los restos de pueblos 鈥榯radicionales鈥 o 鈥榠nd铆genas鈥, de los que se espera tambi茅n un aporte, aunque sea simb贸lico, a una Modernidad inclusiva e intercultural. En verdad, el Desarrollo sostenible no viene a interrumpir la marcha embrutecedora del Progreso, sino hacerla m谩s t茅cnica y cient铆fica, para que no se estrelle tan r谩pido contra el muro de cemento y hormig贸n que es divisado en el horizonte gracias al c谩lculo cient铆fico.

Como toda hija del Poder establecido, se ocupa del futuro, porque pretende garantizar la supervivencia de lo existente. Evidentemente, es una idea progresista: adem谩s de garantizar dicha supervivencia, la sostenibilidad y toda la ret贸rica ecologista en su torno buscan un perfeccionamiento t茅cnico, pol铆tico, econ贸mico, ecol贸gico y social del orden impuesto y del dominio que ejerce. No vienen a interrumpir la marcha de las cosas, no vienen a detener la continuidad de lo dado, aunque a alguno tal vez lo parezca a primera vista. No: buscan perfeccionar los mecanismos que reproducen el orden estatal y capitalista, buscan asegurar su futuro.

Hay cr铆ticas notables y muy atinadas al desarrollismo (y a un cierto ecologismo) que no pretendemos aqu铆 volver a repetir. Solo indicaremos un peque帽o aspecto de este: que toda la noci贸n de Desarrollo sostenible[1] es esencialmente hija de la sociedad de masas, es una respuesta de la ciencia y de la t茅cnica a lo que ambas son capaces de calcular y establecer como futuro probable. Sus soluciones (tipo la de la sostenibilidad o la ecolog铆a integrada en el circuito econ贸mico), por tanto, consisten fundamentalmente en la expansi贸n de la sociedad t茅cnica y en el mayor dominio de la cuantificaci贸n cient铆fica pero a un nivel superior. Con el Desarrollo Sostenible la vida seguir谩 reduci茅ndose a lo que la ciencia puede cuantificar y medir, hasta los niveles que exija la administraci贸n del poder.

Con la palabra 鈥榮ostenibilidad鈥 quieren pasar por sostenible aquello que no se sostiene si no es con la mentira. Solo hace falta encontrar una palabra adecuada: una vez encontrada, la explicaci贸n de la realidad que proporcionan los expertos en nueva materia tender谩 a lo que esta expresa. La sostenibilidad pronto encontrar谩 forma y contenido. Y si la realidad es bien tozuda y desmiente lo que expresa el concepto (incluso por la boca de los mismos expertos o sirvientes del Poder), este f谩cilmente puede defenderse por un tiempo contra las cr铆ticas proclam谩ndose un ideal: una sociedad sostenible en el futuro. Si no somos sostenibles hoy, lo seremos ma帽ana. Una vez declarada la palabra 鈥榮ostenibilidad鈥 como absolutamente indisoluble de la imagen del futuro perseguido, ya poco importa cu谩n de veras sostenible sea el orden o cu谩n circular llegue a ser la econom铆a. Cualquier revelaci贸n de su mentira no bastar谩 para descarrilar la maquinaria puesta ya en marcha, hasta que no se produzca un agotamiento extremo y se vuelva imprescindible buscar nuevos conceptos y disfraces para salvar lo que se hunde. Conceptos y teor铆as que ya est谩n siendo elaborados desde hace un tiempo, pretendiendo superar la noci贸n del desarrollo sostenible, y que est谩n esperando sus oportunidades (post-desarrollo, decrecimiento, teor铆as de la econom铆a circular, etc.). En muchas universidades, al menos en Europa, ya tienen su lugar. Hay que entender que el sistema social actual necesita volver constantemente una mirada cr铆tica hacia s铆 mismo justamente para superar los momentos en que sus bases parecen tambalearse y amenazan con venirse abajo con el fin de realizar cambios precisos que permitan mantenerlas, aunque bajo apariencias nuevas. Una cr铆tica radical del orden estatal y capitalista, mientras tanto, no puede basarse en ninguna teor铆a que de entrada est茅 construida sobre los mismos fundamentos que el propio orden.

La tierra, con sus montes, 谩rboles, lagunas y r铆os, pide a gritos una interrupci贸n del desarrollo. La humanidad (una abstracci贸n de las tantas que hay), creyente en ser la due帽a del mundo y casi ya del universo entero, no se detendr谩 por buena voluntad. Entender los gritos de la tierra y traducirlos al lenguaje humano es una tarea subversiva que hay que hacer en contra de esa pretensi贸n de dominio.


[1] Con esto, evidentemente, no defendemos el Desarrollo a secas ni mucho menos. Simplemente, denunciamos el concepto del Desarrollo sostenible como un cambio que solo busca asegurar la continuidad de lo que ya existe.




Fuente: Ovejanegrarevista.wordpress.com