November 30, 2021
De parte de Antagonismo
303 puntos de vista


Movilizaciones de mujeres en México

Sin embargo las estadísticas en cuanto al aumento de la militarización, corrupción, ejecuciones, desapariciones forzadas, feminicidios, asaltos y la violencia en general en el país no cesa y al contrario va en aumento.

En los medios nacionales es cotidiano ver la figura del presidente de la región mexicana Andrés Manuel López Obrador hablando de programas sociales y justicia social, vemos a la Jefa del Gobierno de la Ciudad de México Claudia Sheinbaum vociferar sobre ideales democráticos en esta era en la que gobierna su partido MORENA.

Cada gente perteneciente al gobierno asegura que en la “Cuarta transformación” no hay represión ni persecución a las distintas manifestaciones opositoras o protestas políticas, sin embargo, el día a día para los luchadores sociales es una realidad aterradora; tan solo en 2020 fueron asesinados 30 defensores ambientales a lo largo del país y la lista de asesinatos y desapariciones no para.

En lo correspondiente a las luchas por la exigencia del respeto a la vida, libertad y dignidad de las mujeres, la escalada represiva avanza con los mismos criterios de todos los gobiernos sean estos dictatoriales o democráticos; las mujeres continuamos sobreviviendo a la miseria, a la violencia cotidiana como el acoso, los secuestros, violaciones, feminicidios, la cárcel por defendernos, o por defender a nuestras hijas, la muerte por buscar justicia como el caso de Maricela Escobedo y tantas más que merecen vivir en nuestros recuerdos y en nuestras consignas de lucha.

Ante estas condiciones miserables en las que nos pretenden seguir sometiendo por una creencia absurda de superioridad y poder que posee el hombre con fundamento en el patriarcado y las relaciones capitalistas, mujeres en cada rincón del mundo han decidido salir a las calles con la exigencia más básica que un ser humano puede tener: el derecho a la vida, a la dignidad.

Las que sobrevivimos cada día en México, uno de los 10 países a nivel mundial con la tasa más elevada de feminicidios, hemos decidido luchar por mantenernos con vida, nuestra lucha es con flores y con piedras, con llantos y con gritos, con sonrisas y fuego, con consignas, con ideas, con corazones rotos y atravesados por la violencia que hemos logrado sobrevivir hasta ahora. Nuestra lucha es con miedo, pero con mucha dignidad y mucha rabia, estamos furiosas, estamos envueltas en el llanto, en las llamas y en los abrazos de quienes se animan a luchar junto a nosotras; nuestras abuelas, madres, hermanas, tías, amigas, hijas, vecinas, personas que han sobrevivido a la violencia igual que nosotras y pretenden acabar con ella, personas que no creemos más en la justicia patriarcal que emana de las leyes del Estado y que en muchos casos ha decidido liberar y absolver a nuestros agresores, aquella justicia que deja libres a los asesinos y violadores, esa justicia que en estos momentos está siendo usada para acosar, presionar e infundir miedo en las mujeres que luchan.

A la fecha se sabe de procesos abiertos en contra de varias mujeres que han asistido a movilizaciones donde las exigencias principales son reivindicar la vida digna; policías de investigación de la Ciudad de México han irrumpido en las casas de varias compañeras con citatorios y ordenes de presentación, policías han acudido a los lugares de trabajo, a los centros de recreación e incluso a los hogares de personas cercanas a las mujeres con procesos abiertos a mostrar ordenes de aprensión, fotografías que extraen de las redes sociales, mencionan nombres de familiares y amigos cercanos, llegan en coches y camionetas ostentando todo el poder de la 4T para intimidar a las mujeres señaladas y usadas para una cacería de brujas de la que no hablan las noticias porque intentan ocultar que sus organismos policiales siguen acosando, persiguiendo y castigando a la disidencia política.

Desde este medio exhortamos y hacemos un llamado a todas las personas que lucha a que pese a la persecución policial no claudiquemos y que sigamos adelante, que cada paso que demos este acompañado de determinación y fuego, de empatía, de anhelos y deseos porque este mundo sea mejor no solo para nosotras con cuerpos de mujer, sino para cada persona y cada criatura que sobrevive a la voracidad del capitalismo.

Llamamos también a aglutinarnos a manera de acompañar y dar seguimiento a este acoso hacia nuestras compañeras, que no estemos solas, que no volvamos a caminar en senderos llenos de luz u obscuridad con la sensación de encontrarnos solas y vulnerables, que nos acompañemos para afrontar estas y todas las represalias que nos esperan en el camino de la lucha por la vida.

Desde esta pequeña trinchera donde también hay compañeras con citatorios judiciales, así como acoso policial constante en nuestros espacios, les gritamos que aquí seguimos.

Fuimos todas!

Anarquía o barbarie capitalista!

Proletarias Antidemocráticas




Fuente: Antagonismorp.wordpress.com