May 24, 2022
De parte de A Las Barricadas
177 puntos de vista

Siguiendo con el tema de prisiones, y por noticias aparecidas en prensa por las que se quejan los funcionarios de las agresiones que recibe por parte de presos, algunos datos m谩s. Comentaba en el anterior articulillo, que en 2009 se hab铆a producido una masificaci贸n de las prisiones (78.000 presos), llegando a un punto que oblig贸 a los poderes p煤blicos a legislar de una forma menos carcelaria, y ello a pesar de la campa帽a hist茅rica y podr铆amos decir fascista de los medios de comunicaci贸n, que ejercen un terrorismo informativo de cara a crear p谩nico en la poblaci贸n, mostrando el pa铆s como un criadero de delincuentes que en cualquier momento te pueden entrar en casa, cortarte el cuello y robarte la vajilla de Navidad鈥 Conviene recordar que la criminalidad de Espa帽a es baja. Pero no de ahora: ha sido baja siempre, desde el siglo XIX a la actualidad. Compar谩ndola con otros pa铆ses de Europa con fama de avanzados y progresistas, Espa帽a es un pa铆s muy seguro, aunque a muchos tertulianos y vocingleros les gustar铆a que esto fuese una distop铆a con el Juez Dreed dando hostias.

As铆 que en 2010 cambian el C贸digo Penal y se van excarcelando peque帽os delitos de menudeo de drogas, seguridad vial y violencia de g茅nero, adaptando las condenas a r茅gimen abierto. Tambi茅n baja la poblaci贸n carcelaria a trav茅s de la expulsi贸n de extranjeros. Hasta llegar a los 46.000 presos/as actuales. 

En fin. Hace un par de a帽os Interior nombr贸 a Miguel 脕ngel Vicente Cuenca como Director General de Ejecuci贸n Penal y Reinserci贸n Social de Instituciones Penitenciarias, que es un nombre largo e impresionante, y este se帽or dice intentar que todos los presos posibles vayan a tercer grado (r茅gimen abierto) siempre que se den las circunstancias legales, faltar铆a m谩s. Actualmente seg煤n la oficialidad, en tercer grado se encuentran entre el 18-20% de los presos y presas. Ah鈥 Un factor importante en esto fue el COVID. Por una parte en las prisiones se quitaron los locutorios, los vis a vis, la interacci贸n entre personas y en resumen, absolutamente todo. Lo cual fue crear otra c谩rcel dentro de la c谩rcel. A modo de reflexi贸n: quienes sentisteis que el confinamiento en casa, con televisi贸n, internet, tel茅fono, cocina propia, pudiendo salir a comprar y a pasear el perro, fue un infierno, una tortura鈥 驴Hab茅is pensado en lo que puede percibir un preso en una condena de cinco, diez a帽os? Pero yendo a la 芦parte positiva禄 de la pandemia, hubo gente que estaba en tercer grado entrando y saliendo, y que era un riesgo de contagio, que le pusieron la telem谩tica y/o la dejaron cumpliendo en su casa. Lo cual ha sido un avance y a ver si perdura. 

Y luego tenemos a un colectivo de presos de largu铆sima duraci贸n, unos 500, que est谩n en una especie de cadena perpetua. Ah铆 hay de todo, incluidas personas que han acumulado condenas por hechos que de por s铆 no tendr铆an que conllevar condenas tan largas, y los que se les ha complicado la vida, y tambi茅n gente que no se callan una en un mundo en el que el silencio es una virtud.

Bueno, pues diversos sindicatos y asociaciones de funcionarios denuncian que sufren en Espa帽a una agresi贸n cada 36 horas. Es decir: 243 agresiones al a帽o, para los 165.000 funcionarios de prisiones de Espa帽a. O sea, que la posibilidad de que un funcionario o funcionaria reciba una agresi贸n con lesi贸n, es inferior a la posibilidad de morir en los alba帽iles. Se quejan adem谩s los funcionarios de que desde 2017 s贸lo se les deja denunciar las agresiones con lesi贸n, y que les gustar铆a que se les considerase agentes de la autoridad para que las condenas por agresi贸n a funcionarios fuesen m谩s severas (m谩s trullo), y poder denunciar aquellas que no produzcan lesi贸n, como las miradas atravesadas, o que el preso masculle entre dientespor ejemplo. 

Y es cierto que la prensa comenta ese drama tremendo de los funcionarios y funcionarias adosados a la n贸mina y al cargo, que afirman que necesitan m谩s funcionarios y formaci贸n para lidiar con la cantidad de presos psiqui谩tricos que hay, que cuando les entra el chungo no les detiene nada. Es cierto que pasan esas cosas. No s茅鈥 驴300.000 funcionarios ser铆an suficientes?

Lo que no te cuenta la prensa y los sindicatos es que tras la visita del Comit茅 Europeo para la Prevenci贸n de la Tortura (CEPT) dicho comit茅 ha echado una buena bronca a Espa帽a por las agresiones y palizas que proporcionan los funcionarios a los presos y presas. Dichas agresiones, palizas, vejaciones, desatenciones, malos tratos en general, que les cuentan los presos, son para el CEPT cre铆bles en buena medida, ya que los investigan y proponen medidas de mejora. Golpes con porras de goma, pu帽etazos, bofetadas, inmovilizaci贸n dolorosa en cama, con correas, con esposas, vejaciones sexuales a presas鈥 Un tema interminable. Tambi茅n los presos y presas manifiestan que denunciar esos abusos a la autoridad competente, es completamente in煤til, y que adem谩s, suele empeorar la situaci贸n porque los funcionarios de inmediato acusan al preso de agresor, con lo cual impiden la progresi贸n de grado o la p茅rdida del obtenido. Con la complicidad de m茅dicos, asistentes, sic贸logos, terapeutas, jueces de vigilancia y dem谩s que miran a cualquier parte. Como ser铆a largo explicarlo, os dejo el informe que por provenir de un comit茅 completamente reformista deber铆a ser poco sospechoso de radicalidad.

https://rm.coe.int/1680a47a78

En resumen: que las prisiones son lugares de exclusi贸n, marginaci贸n, ocultamiento, tortura (pensad en el covid), donde los poderosos encierran a los dominados (pensemos en los presos ilustres y pudientes) para mejor controlar a la poblaci贸n de ley y orden鈥 Cada preso cuesta unos 23.181鈥15 euros al a帽o, pensad en si se podr铆a emplear ese dinero de otra manera, en lugar de dedicarlo a ejecutar el castigo, la represalia, la venganza鈥 Pensemos a d贸nde est谩n llevando al mundo esos sentimientos que exacerba el fascismo sociol贸gico (misoginia, aporofobia, homofobia, xenofobia, y otras fobias, miedos y temores)鈥 Las alternativas a las prisiones existen, permitir铆an echar a la calle al 90% de los presos y presas, dejando el encierro para casos raros. Esto desde una perspectiva meramente reformista, que recomiendan organismos internacionales y comit茅s bienintencionados, a la espera de un cambio social en condiciones que elimine las prisiones eliminando la desigualdad. Que llegar谩 sin duda, aunque no s茅 cuando.




Fuente: Alasbarricadas.org