October 4, 2021
De parte de Briega
357 puntos de vista


Sobre los botellones, simplificar la realidad, culpar a quien convenga y todo en orden

Hay que rebuscar en la memoria para ver que nos dice sobre lo que se presenta como nuevo, cuando ha ocurrido siempre. Por supuesto que con matices y diferencias que lo hacen diferente.

La historia de la raves, de las fiestas populares no normalizadas. Las campa帽as de denuncia 芦Ser joven no es delito禄. La normativa c铆vica. Son estrategias para intentar poner orden en el desorden. Para hacer entrar en el mercado y sacar de la calle, las expresiones festivas, autoorganizadas de la gente.

No se sabe muy bien como lo hacen, como se organizan pero es evidente que miles de personas durante varios d铆as, se junten y hagan las fiestas, no es cualquier cosa y hay que intentar ver y entender.

Los medios, tertulianos, expertos y pol铆ticos se lanzan a opinar, juzgar como si todo fuera simple. Son v谩ndalos, drogadictos, violentos, incivicos. La mayor铆a se porta bien pero una minor铆a los manipula y se aprovecha para su lucro personal.

Finalmente es el esperpento. Administraciones se echan la culpa de forma pat茅tica, vuelve a salir el adn anarquista catal谩n como responsable de la violencia.

El caso es que miles de personas son capaces de organizarse y montar fiestas en pocas horas. Cada cual con su altavoz, su m煤sica. Lo dicen gritando que no ir谩n a las discotecas, que lo quieren hacer en la calle y de forma libre. Utilizan las playas y grandes espacios como alternativa a las no fiestas populares.

Se enfrentan a la polic铆a cuando hace acto de presencia para disolver la fiesta, parece que han perdido el miedo y el respeto a la autoridad. Son muy j贸venes y no han tenido posibilidad de disfrutar en la pandemia.

Son muy diversos, parece tambi茅n, que est谩n los de siempre, antisistema, j贸venes del extraradio, pijos, gente de la calle m谩s las j贸venes generaciones. Multitudes ingobernables y eso es lo que asusta.

No hay que mitificarlos, no hay que despreciarlos. Son producto de su 茅poca y de las luchas de siempre por la calle y la fiesta.

Habr谩 que intentar escuchar, entender, conocer y ver que ocurre. Es muy importante. La preocupaci贸n de las autoridades es un s铆ntoma de que no lo pueden controlar. Habr谩 que saber distinguir y aprender pues seguir谩n d谩ndose.

Salud y 谩nimos.




Fuente: Briega.org