December 5, 2021
De parte de La Haine
425 puntos de vista


Presentaci贸n de la 2da. edici贸n del libro “Obreros, colonos y motilones”, de Ren谩n Vega y Mario Aguilera

PRESENTACION DE LA SEGUNDA EDICION

1

Este libro, que fue escrito hace treinta a帽os y cuya primera edici贸n apareci贸 en octubre de 1995, surgi贸 de manera accidental. Mario Aguilera me coment贸, creo que fue en 1989, que ten铆a un amigo en el Centro de Investigaciones Socioecon贸micas de Fedepetrol (Cisf) y ese amigo estaba interesando en que se escribiera un libro sobre los trabajadores petroleros de El Catatumbo, tema sobre el cual estaban recopilando informaci贸n y hab铆an entrevistado a algunos veteranos obreros de la regi贸n. Mario me pregunt贸 si estaba interesado en participar en la recuperaci贸n de esa historia, junto con 茅l, a quien le parec铆a una idea interesante. Yo le dije que s铆, que la propuesta me llamaba la atenci贸n.

De esa manera, Mario me present贸 al amigo del que me hab铆a hablado, Oscar Jaimes, un profesor de matem谩ticas que dirig铆a el Cisf. 脡l nos coment贸 de qu茅 se trataba el asunto, las fuentes que hab铆an recopilado y nos se帽al贸 que no hab铆a dinero de por medio para escribir el libro. A nosotros nos pareci贸 bien y empezamos a integrarnos a algunas actividades que realizaba el Cisf, tal como la publicaci贸n de una peque帽a revista, en la que colaboramos con algunos art铆culos en el per铆odo 1991-1992. Yo particip茅 en otras actividades, charlas y conferencias promovidas por Oscar Jaimes y tuvimos la ocasi贸n de viajar al municipio de Sabana de Torres y estuvimos presentes, en febrero de 1991, en una audiencia p煤blica de dos d铆as sobre la reversi贸n de unas concesiones petroleras, tema sobre el que yo escrib铆 una peque帽a cartilla informativa. En ese evento, lo recuerdo n铆tidamente, habl贸 Diego Monta帽a Cuellar, en lo que ser铆a una de sus 煤ltimas presentaciones en p煤blico, pues muri贸 dos meses despu茅s.

En cuanto al libro, fuimos acopiando la informaci贸n que los compa帽eros del Cisf hab铆an reunido y a mi particularmente me sorprendi贸 la calidad y riqueza de la informaci贸n que ten铆a entre mis manos, por lo que pens茅 que podr铆amos escribir un texto llamativo sobre los trabajadores petroleros de El Catatumbo. Un hecho que me llam贸 la atenci贸n desde el primer momento, e influy贸 en mi de manera duradera, fue la existencia de un importante material visual, unas doscientas fotograf铆as, rescatado por los trabajadores de la regi贸n. As铆 las cosas, con Mario Aguilera empezamos a escribir el libro en nuestros ratos libres y a finales de 1992 ten铆amos la versi贸n que hoy se reedita.

El Cisf entr贸 en crisis y Oscar Jaimes se fue a trabajar a un colegio del Departamento de C贸rdoba y el libro qued贸 engavetado durante casi tres a帽os. Nunca pens茅 que se fuera a publicar alg煤n d铆a, pero fui sorprendido cuando a finales de 1995 me lleg贸 un ejemplar a Paris, donde me encontraba estudiando.

El Cisf lo hab铆a logrado publicar en homenaje a los cincuenta a帽os de la Federaci贸n de Trabajadores del Petr贸leo (Fedepetrol), lo cual result贸 hist贸ricamente significativo ya que al poco tiempo Fedepetrol desapareci贸 cuando se creo el Sindicato de Industria del sector petrolero y energ茅tico. De esta forma, el libro qued贸 como un testimonio bibliogr谩fico de la existencia de Fedepetrol.

Desafortunadamente, la edici贸n del libro fue bastante descuidada, con muchos problemas de dise帽o y de diagramaci贸n. Lo m谩s lamentable radic贸 en que no se aprovech贸 el abundante material fotogr谩fico que se ten铆a. Adem谩s, nunca supe qu茅 paso con el libro, a d贸nde se distribuy贸, si lleg贸 o no a manos de los trabajadores petroleros y habitantes de El Catatumbo, sujetos protag贸nicos de esa investigaci贸n.

Cuando a finales de 1996 regres茅 a Colombia fui a solicitar otros ejemplares del libro y me entregaron uno o dos. El Cisf ya no exist铆a, la sede del nuevo sindicato de Industria se hab铆a traslado de lugar y al hacerlo, se perdi贸 gran parte de su archivo, incluyendo las fuentes con las que se hab铆a escrito Obreros, colonos y motilones, junto con el material fotogr谩fico. Centenares de documentos de los trabajadores (las entrevistas transcritas, por ejemplo) y sobre ellos (informaci贸n period铆stica y de archivo) y unas doscientas fotograf铆as se perdieron irremediablemente. Como consuelo ya se hab铆a escrito y publicado el libro, que se convirti贸, por lo menos, en un testimonio bibliogr谩fico del naufragio documental que signific贸 el cierre del Cisf, algo as铆 como la botella que se env铆a al mar esperando que alguien la descubra.

2

El libro que ahora se edita en su segunda edici贸n es una rareza bibliogr谩fica, dif铆cilmente se encuentra y ni siquiera est谩 en bibliotecas p煤blicas. Muy poca gente sabe de su existencia, lo cual es una raz贸n que justifica esta nueva edici贸n. Al margen de este hecho, este libro tiene para m铆 un profundo significado. Para empezar, en el momento en que particip茅 en su escritura no ten铆a la m谩s m铆nima idea de que era el comienzo de una obra amplia y diversa sobre los trabajadores colombianos, labor a la que he dedicado gran parte de mis energ铆as en los 煤ltimos treinta a帽os, y sobre lo que he escrito y publicado una decena de libros. En este escrito ya se plasmaban, y eso lo he visto claro al preparar esta segunda edici贸n, los grandes temas que me han preocupado sobre los trabajadores: el intento de escribir una 鈥渉istoria total鈥 de 铆ndole social, en la que se interconectan cuestiones econ贸micas, sociales, culturales, pol铆ticas, simb贸licas en un esfuerzo de integrar m煤ltiples miradas y de escuchar diversas voces del mundo del trabajo.

Cuestiones que despu茅s he reconstruido en otras obras ya est谩n presentes en Obreros, colonos y motilones. Entre esas cuestiones est谩n el impacto de los enclaves y las inversiones de capital extranjero en la vida de pobladores locales y en las diversas generaciones de trabajadores, la destrucci贸n ambiental y humana que generan esos enclaves, las formas de lucha y resistencia de los trabajadores, entre ellas las huelgas, la relaci贸n de los obreros con su entorno social y cultural, la vida cotidiana y el uso del tiempo libre, destacando el papel que desempe帽an las mujeres en un medio machista, lo que llevo a indagar sobre la funci贸n desempe帽ada por la prostituci贸n en esos enclaves patriarcales.

Igualmente, con este libro entend铆 la importancia de las fuentes generadas por los mismos trabajadores en la reconstrucci贸n de su historia, una idea que despu茅s la he mantenido como una obsesi贸n permanente en mi quehacer investigativo. En esa misma direcci贸n, al examinar ese extraordinario material fotogr谩fico 鈥抣amentablemente perdido鈥 empec茅 a entender, de una parte, la importancia de usarlo como fuente para entender diversos aspectos de la vida laboral y privada de los trabajadores y, de otra parte, la urgencia de incorporar ese material visual en los libros de historia para ilustrarlos, hacerlos gratos y llamativos y acercar a los lectores a una 茅poca determinada mediante la presentaci贸n de algunas im谩genes visuales.

Adem谩s, con este libro entend铆 la importancia de una labor investigativa independiente y artesanal, no sometida al canon mercantil ni sujeta a los intereses de las factor铆as de investigaci贸n que, es evidente, cuentan con grandes recursos econ贸micos y con gran cantidad de personal subalterno. Con este libro comprend铆 lo que significa investigar con y para los trabajadores, sin pensar ni en dinero, ni en reconocimientos acad茅micos y burocr谩ticos.

En esa medida, y en concordancia con los aspectos se帽alados, este libro deline贸 la agenda investigativa que ha guiado mi labor intelectual en los 煤ltimos veinticinco a帽os.

3

Una peque帽a clarificaci贸n de vocabulario. En este libro se utiliza el t茅rmino gen茅rico de motilones, cuando nos referimos a los ind铆genas que fueron sometidos en los territorios de la Concesi贸n Barco. Ahora se habla de Los Bar铆 y, aunque desde hoy somos conscientes que a esas comunidades se les debe llamar con este nombre, no lo hacemos por dos razones: porque estamos editando un libro que utiliza ese vocabulario hoy desueto de motilones, porque en el momento en que se redact贸 todav铆a ten铆a alg煤n peso 鈥抋unque reconocemos que varios investigadores que conoc铆an de cerca y sobre el terreno a las comunidades ind铆genas de El Catatumbo ya hablaban de los Bar铆鈥 y no queremos desnaturalizar el escrito original; segundo, lo que puede parecer una raz贸n trivial y sin fundamento, porque en el t铆tulo del libro rima y suena con mas ritmo el t铆tulo original de Obreros, colonos y motilones, lo que no sucede con el de Obreros, colonos y Bari. Adicionalmente, ese fue el t铆tulo original de esta obra y a la hora de reeditarla no creemos que deba modificarse.

De antemano, nos disculpamos con los investigadores especializados en los Bari, como con las comunidades ind铆genas por usar un vocablo impreciso y que, por supuesto, tiene connotaciones euroc茅ntricas, pero no se ha querido escribir un nuevo libro, sino recuperar un texto que se escribi贸 hace tres d茅cadas y en el que se relata la historia de la Concesi贸n Barco y el papel desempe帽ado por los trabajadores, los colonos y los habitantes ancestrales de la zona de El Catatumbo.

4

Esta segunda edici贸n se corrigi贸 y ampli贸, pero eso no quiere decir que sea un libro esencialmente diferente. No lo es, porque se conserva la estructura original, con los cinco cap铆tulos inicialmente previstos. Lo que se ha hecho es enmendar los problemas de dise帽o y diagramaci贸n, reducir el tama帽o de las notas a pie de p谩gina e incorporar parte de ese material en el cuerpo del texto. Asimismo, se incluyen ilustraciones que no aparecieron en la primera edici贸n y se agrega una Antolog铆a Documental, donde se publican importantes piezas informativas sobre los trabajadores e ind铆genas de la regi贸n.

Esperamos que esta segunda edici贸n pueda ser conocida por un p煤blico m谩s amplio que el de la primera de 1995 y ojal谩 llegue a los trabajadores petroleros de Tib煤 y El Catatumbo, a quienes se brinda este modesto esfuerzo de recuperar una parte de su amplia historia de lucha y dignidad.

Bogot谩, septiembre 1 de 2021
El Colectivo




Fuente: Lahaine.org