May 25, 2023
De parte de Briega
1,098 puntos de vista

Sobre ser mujer y la comisi贸n 8 de Marzo

Hace unos d铆as tuve la maravillosa suerte de toparme con una publicaci贸n de nuestras vecinas pero no amigas de la Comisi贸n 8 de Marzo Cantabria. En este escueto comunicado agradecen a Najat El Hachmi la publicaci贸n de un texto tr谩nsfobo. Es una suerte, como digo, porque siempre es positivo que se vayan cayendo las caretas. Hay que tener muy claro cu谩l de las ovejas es el lobo disfrazado porque si no te comen y no lo ves venir. Un poco m谩s adelante me centrar茅 en la Comisi贸n y en c贸mo cualquier feminista que entienda lo que significa serlo considerar铆a una verg眉enza publicar y aplaudir un texto como el que escribe nuestra querida Najat. Pero hablemos del texto en s铆 mismo, que si ha sido publicado es que aporta algo interesante a la cuesti贸n, 驴no?

Se titula 鈥se traspasa g茅nero鈥 lo que de primeras es curioso viniendo de alguien que en anteriores art铆culos ha expresado su disconformidad con la diferencia de sexo y g茅nero considerando 鈥渙bvio鈥 el ideario TERF.

El texto comienza con la frase 鈥Yo a los hombres que dicen ser mujeres鈥, lo que es una muestra de transfobia flagrante y que, al ser aplaudido por la comisi贸n 8 de Marzo, nos lleva a pensar que, como plataforma, no son lo que se dice amables con la comunidad LGBTQ. Y contin煤a: 鈥…les traspaso con gusto todo lo que ellos creen que es la feminidad鈥. Generosamente, procede a hacer una lista de lo que Najat considera que nosotras consideramos la feminidad. Es un listado de treinta y nueve conceptos, que se dice pronto, (隆Treinta y nueve en el mismo p谩rrafo!) y que parecen sacados de la gu铆a de la buena mujer que escribi贸 la secci贸n femenina de la Falange Espa帽ola unos cuantos a帽itos de que Najat y yo hubi茅semos nacido.

No s茅 en qu茅 momento ha llegado a la conclusi贸n nuestra querida escritora de que todo esto es de obligado cumplimiento para las mujeres trans pero de las casi cuarenta cosas que opina que consideramos la feminidad solo cumplo cuatro. (隆Al final va a tener raz贸n y me tienen que quitar el carn茅 de mujer!) Y bueno, igual ni siquiera cuatro porque a mi los tangas que uso no se me clavan en la carne, es cuesti贸n de acertar con la talla.

Las mujeres trans, al igual que el resto de mujeres, somos cada una un mundo. Las habemos princesas de cuento delicadas, contoneantes y et茅reas; y tambi茅n las habemos m谩s burras que tirar de un arado con los dientes. Y entre esos dos extremos cabemos todas y eso es lo bonito de la diversidad. Todas somos mujeres, cis o trans, sea cual sea nuestra orientaci贸n sexual o nuestro color de piel, y este abanico de posibilidades genera un mundo mucho m谩s
interesante y completo, lejos de la uniformidad gris y mediocre que persiguen ciertas ideolog铆as. Pero dejemos eso para m谩s adelante porque tenemos otro p谩rrafo que comentar.

En el segundo p谩rrafo nuestra escritora nos lista las cosas que ella considera que son parte de la feminidad y que, tambi茅n generosamente (aunque detecto cierta inquina, igual ten铆a Marte en retr贸grado) nos traspasa. En esta lista hay cosas tan variopintas como: 鈥cocinar gratis鈥, 鈥parir un hijo detr谩s de otro鈥, 鈥hacer las tareas m谩s ingratas por salarios miserables鈥, 鈥que te mutilen para que no tengas orgasmos鈥, 鈥ser desheredada por la ley鈥 y muchas m谩s lindezas que, desgraciadamente sufrimos las mujeres. Este segundo listado est谩 compuesto por un total de treinta y dos actos horribles a los que el sistema heteropatriarcal somete a las mujeres a lo largo y ancho del mundo. Dos de estos deleznables actos consisten en parir. Es cierto que las mujeres trans no tenemos 煤tero, no podemos dar a luz. Aunque tampoco pueden las mujeres que tienen 煤tero hostil, ovarios poliqu铆sticos graves, les han extirpado el 煤tero por c谩ncer u otras enfermedades, etc茅tera. As铆 que voy a obviar estas dos cosas.

Nos queda el redondito n煤mero de treinta desgracias que sufren, en teor铆a, s贸lo las mujeres 鈥biol贸gicas鈥 (lo pongo entre comillas porque aunque algunas tengamos pene seguimos siendo organismos biol贸gicos, que yo sepa). Bueno, pues todas y cada una de las treinta torturas que nos expone la buena de Najat las sufrimos tambi茅n las mujeres trans.

S铆, tambi茅n nos violan. S铆, tambi茅n cobramos menos. S铆, tambi茅n nos vemos abocadas a la prostituci贸n para sobrevivir muchas veces. S铆, tambi茅n nos mutilan y nos pegan, nos cosifican y nos esclavizan. S铆, tambi茅n estamos desheredadas por la ley en casi todo el mundo y personas como Najat intentan que nos deshereden tambi茅n aqu铆 nada m谩s ser incluidas en la ley. S铆, somos madres y esposas y hermanas e hijas. Y s铆, sufrimos el patriarcado como cualquiera de nuestras hermanas cis.

S铆, a nosotras no s贸lo nos consideran infrahumanos desde el patriarcado sino que tambi茅n quienes deber铆an luchar a nuestro lado, algunas que se denominan feministas pero solo luchan por las mujeres que les interesan, tambi茅n nos consideran inferiores. Me gustar铆a decirle a mi querid铆sima Najat, si alg煤n d铆a me lee, que tenga cuidado con qui茅n apoya porque primero van a por nosotras, despu茅s a por las lesbianas y las bisexuales pero las siguientes son las mujeres migrantes. Y a esas personas que tanto apoyo log铆stico y econ贸mico est谩n dando al movimiento TERF no les importa lo que ponga en tu DNI, mirar谩n el color de tu piel, tu nombre y el de tus padres y har谩n lo 煤nico que saben hacer: atacar lo diferente y lo minoritario para sentirse grandes siendo muy peque帽os.

Pero hablemos de la Comisi贸n 8 de Marzo que me he ido un poco por las ramas. La comisi贸n no es una organizaci贸n sino una plataforma aglutinadora de colectivos tanto pol铆ticos como del tejido asociativo de Cantabria que se consideran feministas. Esto incluye partidos pol铆ticos, sindicatos y asociaciones feministas de Cantabria. Es decir que la plataforma en realidad no tiene valor por s铆 misma sino por qui茅nes la forman. Lo que nos lleva a preguntarnos: 驴Est谩n en Podemos, en Izquierda Unida, en el PSOE, en CC.OO y en todas entidades y las asociaciones que forman parte de la Comisi贸n de acuerdo y alineados con este mensaje tr谩nsfobo? Porque igual a estos partidos, sindicatos y asociaciones no les interesa que se les asocie con este mensaje o peor a煤n, que se lance este mensaje en su nombre.

Aparentemente quienes est谩n al volante de la comisi贸n son marcadamente transodiantes y est谩n orgullosas de mostrarlo p煤blicamente en sus redes pero todos estos partidos, sindicatos y asociaciones que est谩n tras ellas quiz谩 no est茅n al tanto de lo que supuestamente est谩n apoyando. Har铆an bien en controlar lo que apoyan y lo que no porque cuando la comisi贸n termine de radicalizarse les va a salpicar a todos los que est谩n dentro y no han hecho nada para frenar la deriva tr谩nsfoba y ultraderechista que est谩 tomando una plataforma que deber铆a luchar por los derechos de todas las mujeres y no solo de algunas.

Como conclusi贸n, y para no terminar con un tono pesimista, aparte de recordar a los partidos que estar铆a bien que supiesen con quien se acuestan, quiero hacer hincapi茅 en que las terfas no son m谩s que cuatro gatos reaccionarios que hacen mucho ruido. De alguna manera consiguen estar en puestos de aparente poder pero que en realidad lo 煤nico que tienen son atalayas desde las que gritar sus penosas consignas a una multitud a la que dan igual. Pero su mensaje es da帽ino sobre todo para les j贸venes trans que perciben el entorno
como hostil y tienen que encerrarse en si mismes y mentir como hemos tenido que hacer tantes de nosotres. Ya vieron el 8M que podemos presentar batalla y lo seguir谩n viendo hasta que dejen sus posturas retr贸gradas.

Toda persona que abogue por quitarnos derechos se encontrar谩 con que no somos ni tan delicades ni tan tontes.

 




Fuente: Briega.org