July 13, 2021
De parte de La Haine
290 puntos de vista


Nuevamente, el Estado de Chile protagoniza un episodio de represi贸n y asesinato. Esta vez, durante la madrugada del s谩bado 10 de julio de 2021, el weichafe Pablo Marchant Guti茅rrez fue ejecutado a manos de Carabineros con un disparo en la cabeza.
El joven mapuche, ex estudiante de Antropolog铆a de la Universidad de Concepci贸n, era miembro de la Coordinadora Arauco Malleco (CAM), grupo activista implicado en la lucha contra las grandes multinacionales madereras que durante d茅cadas han destruido el Wallmapu, territorio ind铆gena del sur de Chile. Su muerte no fue producto del azar, ni por accidente. El joven combatiente hab铆a dedicado los 煤ltimos a帽os de su vida a la acci贸n ecologista de los pueblos milenarios del sur del continente americano, por ello, no dud贸 en formar parte de una serie de acciones que se estaban efectuando en el interior del fundo Santa Ana Tres Palos, actual propiedad de la forestal Mininco.

Las “Fuerzas Especiales” no s贸lo consideran como una victoria la ejecuci贸n de Pablo Marchant, sino que adem谩s, supuestamente, cometen un error al notificar su muerte y confundirlo con Ernesto Llaitul Pezoa, hijo del vocero de la CAM, H茅ctor Llaitul Carrillanca, qui茅n tuvo que acudir al Servicio M茅dico Legal de Temuco a reconocer el cuerpo de su hijo. Como el rostro qued贸 completamente desfigurado por culpa de los balazos que recibi贸 en la contienda, era dif铆cil de identificar a la v铆ctima, hasta que H茅ctor LLaitul descarta que sea su hijo y reconoce a Pablo.

Sin duda que esta falta de tacto y de empat铆a hacia el l铆der comunero fue un acto intencional para desmoralizar a煤n m谩s a los militantes y a sus familias, para que se rindan a los intereses del capital y abandonen los objetivos autonomistas de los 脫rganos de Resistencia Territorial. La Fiscal铆a argumenta que los polic铆as cumpl铆an “labores de seguridad” basadas en una medida cautelar que existe sobre la explotaci贸n agr铆cola y que est谩n autorizados para “repeler” cualquier tipo de acci贸n contra la propiedad forestal. Por este motivo, no dudamos en acusar al Estado como asesino y c贸mplice del genocidio 铆ndigena. Desde CNT Iru帽a queremos dar nuestro apoyo a lxs compa帽erxs que han ca铆do en combate, a Ixs que contin煤an en lucha y a las familias de lxs ejecutadxs por el Estado de Chile. Asimismo, exigimos la desmilitarizaci贸n del Wallmapu y de todos los territorios ind铆genas, junto con la expulsi贸n de las multinacionales que destruyen el bosque nativo y sus recursos naturales.

Salud y Anarqu铆a!

Marichiweu!

IRU脩EA




Fuente: Lahaine.org