January 7, 2022
De parte de CGT Transportes Madrid
341 puntos de vista


Desde el Sector Federal de Telemarketing de la CGT saludamos la lucha ejemplar que están manteniendo desde el Call Center de Almaviva en Roma.

Esta multinacional de Contact Center, con sede en Italia, pero con presencia en Brasil, Bélgica, China, Colombia, Estados Unidos, Rumanía y Túnez, está abusando de su posición dominante en las relaciones laborales con la adjudicación del servicio público de GSE – Energy Services Manager -, en su centro de trabajo de Roma, organismo controlado al 100% por el antiguo Ministerio de Economía y Finanzas italiano, el cual gestiona una facturación de aproximadamente 14.000 millones de euros anuales. La externalización de este call center se produjo en el año 2010, siendo desde entonces el único punto de contacto entre clientes y empresa, sucediéndose las empresas adjudicatarias, los convenios colectivos, las quiebras y la subcontratación de servicios a otras empresas. Sin embargo, y esto es muy importante, las personas trabajadoras siempre son las mismas, al igual que el lugar donde prestan servicios.

Hace pocos meses veíamos cómo la plantilla de esta misma empresa, Almaviva, inició una movilización por la pérdida del servicio de Alitalia, que tenía 621 personas trabajadoras y por el que se perdieron derechos laborales por el cambio de empresa por culpa del cliente (Alitalia), como de Almaviva y también de la empresa que ganó el servicio (Covisian, en España Grupo GSS).

Tanto en el caso actual como en el de hace pocos meses, como si fueran muñecas rusas, las empresas privadas saqueaban el dinero público sin invertir en este servicio, mientras la plantilla ha permanecido con una precariedad constante y sin tener el reconocimiento de su labor profesional.

En esta ocasión, de nuevo evidenciamos que los problemas que tiene la clase obrera de estos centros de trabajo de Roma son muy similares a los que aquí vivimos, y desde la CGT de España queremos apoyar y enviar todo el ánimo y la solidaridad para llevar a buen puerto las justas reivindicaciones de esta huelga indefinida en el servicio que Almaviva presta para GSE. Su lucha es nuestra lucha.

La directiva europea establece que es necesario mantener los derechos de las plantillas en caso de cambio de empresario, y esto se vulnera de forma flagrante en las empresas de Contact Center de todo el mundo, como está ocurriendo en esta ocasión y que denunciamos públicamente.

Desde CGT recibimos con aliento esta huelga indefinida y nos ponemos a disposición de los compañeros y compañeras para denunciar esta situación. Viva la lucha de las teleoperadoras de Almaviva.




Fuente: Cgt-transportesmadrid.org