December 22, 2020
De parte de Kurdistan America Latina
456 puntos de vista

Hace un par de d铆as, junto a otros 804 ciudadanos y ciudadanas de Turqu铆a firmamos una declaraci贸n, donde reiteramos nuestro deseo de vivir una vida con justicia, una paz con dignidad en esta tierra, con nuestro propio sustento y con la garant铆a de la salud.

Como signatarios de la academia, el derecho y la medicina, tratamos de expresar con palabras el anhelo y los deseos comunes de todos los que viven en este suelo, sin discriminar a nadie.

Nuestras demandas, en definitiva, fueron las siguientes:

-Se declara una amnist铆a justa, que cubre especialmente a los presos pol铆ticos, m谩s que a las liberaciones discriminatorias, arbitrarias y espor谩dicas ordenadas por el gobierno.

-Se libera a los escritores y pol铆ticos de la oposici贸n que est谩n encarcelados, desafiando los fallos del Tribunal Constitucional (turco) y del Tribunal Europeo de Derechos Humanos.

-Se asegura la independencia de los tribunales de la administraci贸n y se reorganiza el Consejo de Jueces y Fiscales.

-Miles de personas, que mediante 鈥淒ecretos de Estado de Emergencia con Fuerza de Ley鈥 (a ra铆z del intento golpista del 15 de julio de 2016), fueron destituidos sumariamente y sin debido proceso de sus puestos de trabajo, sus pasaportes incautados, mientras que algunos contin煤an cumpliendo penas de c谩rcel, se les deben restaurar los derechos.

-M谩s de 80 alcaldes electos que representan a millones de votantes, que fueron reemplazados ilegalmente por el gobierno, deben regresar a sus cargos.

-Deben cesar las amenazas a los derechos de las mujeres y entrar en vigor la igualdad de esos derechos, eliminando las violaciones que tienen lugar a pesar de la Convenci贸n de Estambul y la Constituci贸n turca.

-Debe evitarse el saqueo de los recursos naturales y del medio ambiente en aras de la obtenci贸n de beneficios.

-Las necesidades de salud, vivienda y educaci贸n de las personas deben estar garantizadas por el Estado, y los costos tienen que cubrirse con las disposiciones adecuadas del presupuesto.

-Todas las personas que viven en este pa铆s, independientemente de sus identidades, opiniones, estilos de vida, son iguales ante la ley y en el 谩mbito social.

-Para que todas y todos los ciudadanos puedan expresarse libre e igualitariamente, deben organizarse y participar en la autogesti贸n, adem谩s de salvaguardar los mecanismos de participaci贸n democr谩tica.

Despu茅s de que compartimos nuestro texto con el p煤blico, el dirigente de la alianza gobernante de Turqu铆a y el Partido del Movimiento Nacionalista (MHP, de extrema derecha), Devlet Bah莽eli, emiti贸 una declaraci贸n dirigida a las 805 personas que hab铆amos firmado.

Bah莽eli calific贸 el texto como 鈥減obres excusas para intelectuales, escribas contratados, supuestos periodistas y sin identidad, acad茅micos e individuos podridos鈥. El texto tambi茅n fue calificado por el l铆der del MHP como 鈥渄eclaraci贸n de desprecio鈥.

Bah莽eli nos declar贸 criminales a las 805 personas y lleg贸 a decir que estos cientos de ciudadanos y ciudadanas se hab铆an 鈥渁lineado para comer ante la mesa de la traici贸n鈥.

No voy a responder o rebajarme al nivel de Bah莽eli, que est谩 en cooperaci贸n con los l铆deres del crimen organizado en lugar de estar con los ciudadanos y los pol铆ticos leg铆timos de este pa铆s. Considero una degradaci贸n responder con el mismo lenguaje a una persona tan grosera y desprovista de sentimientos de cortes铆a, justicia y conciencia.

Cualquiera que mantenga un discurso tan venenoso, que siga dividiendo a la gente de este pa铆s, y se dirija a ciertos segmentos de la poblaci贸n para demonizarlos o calificarlos como criminales, debe ser un foco de atenci贸n del poder judicial del pa铆s. Nadie deber铆a poder apuntar a los ciudadanos y a las ciudadanas de este pa铆s por sus pensamientos y peticiones democr谩ticas. A trav茅s de su ret贸rica t贸xica, Bah莽eli est谩 violando la Constituci贸n del pa铆s y cometiendo un crimen.

Inmediatamente despu茅s del llamado de Bah莽eli al poder judicial para cerrar el Partido Democr谩tico de los Pueblos (HDP), el vicepresidente del MHP, Semih Yal莽谋n, hizo una declaraci贸n, refiri茅ndose al HDP y al Partido de los Trabajadores de Kurdist谩n (PKK) como 鈥渦n enjambre de plagas que necesitan ser exterminadas鈥濃.

Este llamado a la violencia me record贸 inmediatamente a Ruanda. Durante el genocidio de 1994 que tuvo lugar en ese pa铆s del este de 脕frica central, los tutsis fueron llamados 鈥渃ucarachas鈥 por Leon Mugesera, un importante pol铆tico del entonces gobernante partido hutu de Ruanda.

En un discurso que pronunci贸 en 1992, Mugesera, que luego fue encarcelado de por vida, dijo a m谩s de 1.000 miembros del partido que deb铆an matar a los tutsis y arrojar sus cuerpos al r铆o.

Conocemos el resultado final: en solo 100 d铆as, 800.000 personas murieron en el genocidio, seg煤n la ONU, mientras que las cifras oficiales de Ruanda apuntan a la masacre de m谩s de un mill贸n de tutsis y hutus.

Turqu铆a parece encaminarse en una direcci贸n similar y esto es horroroso. Los fiscales y los tribunales de este pa铆s deben tomar medidas r谩pidamente contra estas personas, que arrojan veneno y atacan a los ciudadanos, pidiendo su exterminio. Turqu铆a se encamina por un trayecto muy peligroso. Una mentalidad pol铆tica que prev茅 una matanza masiva est谩, lamentablemente, en la posici贸n de ser un socio de coalici贸n del partido gobernante.

La oposici贸n de Turqu铆a, cada segmento de la sociedad, en resumen, todos deben estar unidos y pedir el fin de esta mentalidad que ve a una parte de la sociedad como 鈥減lagas que necesitan ser exterminadas鈥. Porque estamos al borde de un desastre.

FUENTE: Nurcan Baysal / Ahval / Traducci贸n y edici贸n: Kurdist谩n Am茅rica Latina

<!–

–>




Fuente: Kurdistanamericalatina.org