March 3, 2021
De parte de El Libertario
352 puntos de vista


Jos茅 M. Dom铆nguez D.
 
La ecolog铆a social que propone el pensador americano Murray Bookchin  es,  como  su  propio  nombre  indica,  una  corriente  que  defiende que la crisis clim谩tica es, ante todo, una crisis social. 鈥淓l mensaje  m谩s  fundamental  que  aporta  la  ecolog铆a  social  es  que  la  idea  misma  de  dominar  la  naturaleza  nace  de  la  dominaci贸n  del  humano  por  el  humano鈥  (Bookchin,  2009:  73).  Y,  por  ende,  las  soluciones no pueden pasar por la tecnociencia, ni por el crecimiento verde,   sino   solamente   por   un   cambio   estructural   del   sistema   socioecon贸mico.  Se  trata,  por  tanto,  de  modificar  un  sistema  socioecon贸mico existente en la actualidad por el cual algunos seres humanos  ejercen  opresi贸n  a  otros  y  ven  a  la  naturaleza  como  territorio de conquista. As铆 lo describe el profesor Alfredo Marcos, 2001:
<<Para la ecolog铆a social y el ecofeminismo, las causas de la  crisis  ecol贸gica  son  principalmente  de  car谩cter  pr谩ctico.  Hay que buscarlas m谩s en las incorrectas relaciones sociales que en una incorrecta visi贸n del mundo. Son las relaciones de  dominaci贸n  que  se  dan  en  nuestras  sociedades  las  que generan problemas ambientales>> (P. 141).

El ecologismo social buscar铆a una v铆a de soluci贸n a la terrible situaci贸n actual en la que se re-armonice la naturaleza y la sociedad, alcanzando una ecosociedad que se rija por una serie de principios que  tambi茅n  podemos  encontrar  en  la  propia  naturaleza:  no  jerarqu铆a,  mutualismo,  unidad  en  la  diversidad…  Unos  principios  que  supondr铆an  un  cambio  total  de  perspectiva  y  una  aut茅ntica  revoluci贸n   que,   como   ya   hemos   dicho,   cambie   el   sistema   socioecon贸mico vigente (Cfr. Bookchin, 2019: 33 y ss.)

La Ecolog铆a Social es, por ende, una filosof铆a hol铆stica con una perspectiva  interdisciplinar  que  pone  en  juego  el  estudio  de  la  naturaleza  y  la  puesta  en  pr谩ctica  de  los  principios  que  de  ella  se  derivan. Se  trata  pues,  no  solo  de  una  propuesta  te贸rica  acad茅mica  sino,  ante  todo,  un  llamamiento  a  la  acci贸n  que  mira  y  pone  en  di谩logo  el  pasado,  presente  y  futuro  para  lograr  -dial茅cticamente- una sociedad m谩s justa y rearmonizada con la naturaleza a la que pertenece, tal y como la presenta el propio Bookchin, 2019:
<<En t茅rminos generales, la ecolog铆a trata del balance de la  naturaleza.  En  tanto  que  la  naturaleza  incluye  a  la  humanidad,   es   la   ciencia   que   trata   b谩sicamente   de   la   armonizaci贸n entre la naturaleza y la humanidad>> (P.11).

Uno de los mayores problemas existentes en la actualidad es que  la  relaci贸n  entre  sociedad  y  naturaleza  es  vista  de  manera  jer谩rquica: la sociedad por encima y dominando a la naturaleza. Y, de manera an谩loga, algunos miembros de la sociedad se imponen por encima de otros: hombres dominando a las mujeres, clases altas dominando  a  las  clases  bajas,  etc.  Hasta  tal  punto  que  estas  jerarqu铆as son institucionalizadas y llevadas al extremo en el actual sistema capitalista.Sin  embargo,  la  ecolog铆a  social  lleva  a  cabo  una  propuesta  dial茅ctica  en  la  que  la  sociedad  humana  se  rearmonice  con  la  naturaleza,   logrando   una   ecosociedad   y   terminando   con   las   dominaciones internas y externas existentes.

Principios  de  la  ecolog铆a  social  que  sirven  de  marco te贸rico para las tesis de Ostrom

As铆  pues,  Bookchin  propone  una  serie  de  principios  que  descubre  patentes  en  la  naturaleza  y  que  postula  como  principios  茅tico-pol铆ticos que han de regir una nueva sociedad. No se trata de establecer una teor铆a de la ley natural como la que ha aparecido en otros momentos hist贸ricos, a trav茅s de manipulaciones, para llevar a cabo el colonialismo o establecer un darwinismo social. Lejos de ello,  la  ecolog铆a  social  se  encuentra  en  una  postura  dial茅ctica  que  descubre  factores  positivos  en  la  naturaleza  (Bookchin,  2019:  29-56):
鈥 No jerarqu铆a
鈥 Mutualismo
鈥 Evoluci贸n
鈥 Unidad dentro de la diversidad
鈥 Espontaneidad

Precisamente   son   estos   principios   observados   por   Bookchin  los  que  consideramos  que  pueden  ser  puestos  en  relaci贸n    con    los    principios    de    Ostrom,    y    servir    de    fundamentaci贸n te贸rica de los mismos:

鈥 No jerarqu铆a
Este principio supone que en la naturaleza se avanza por relaciones  simbi贸ticas:  existe  una  total  interdependencia  de  unos seres y otros, as铆 como una ecodependencia. Es  m谩s,  en  la  perspectiva  de  Bookchin,  la  jerarqu铆a  ni  siquiera  se  puede  dar  en  la  naturaleza,  ya  que  entiende  por  jerarqu铆a  un  鈥渢茅rmino  estrictamente  social鈥  (Bookchin,  1999:  45), aquel sistema institucionalizado de control y orden que, en 煤ltima  instancia,  hace  uso  de  la  fuerza  coercitiva  de  manera  f铆sica para conseguir obediencia (Cfr. Bookchin, 1999: 44-46). De  esta  manera,  descubrimos  tambi茅n  que  se  puede  aplicar  a  los  principios  de  Ostrom,  ya  que  la  organizaci贸n colectiva  de  los  RUC [recursos de uso com煤n]  es  necesariamente  no  jer谩rquica:  el  establecimiento de las leyes y sus arreglos se dan entre iguales y de forma colectiva.

鈥 Mutualismo
De   esta   manera,   las   soluciones   a   los   problemas   contempor谩neos  de  gobierno  de  los  bienes  comunes  que  encontramos  en  la  economista  americana,  m谩s  all谩  de  ideas  jer谩rquicas de privatizaci贸n o estatalizaci贸n, pueden pasar por sistemas de apoyo mutuo entre los apropiadores. As铆, son ellos mismos los que llevan a cabo la supervisi贸n y los mecanismos para la resoluci贸n de conflictos.No se trata de una vuelta al primitivismo, sino de aplicar los principios de apoyo mutuo y no jerarqu铆a (reconociendo la interdependencia    y    la    ecodependencia)    que    permiten    evolucionar,  de  manera  creativa,  sostenible  y  solidaria  (Cfr.  Bookchin, 1999: 105). Es  m谩s,  frente  a  la  competici贸n,  en  la  鈥渉istoria  de  la  evoluci贸n de la vida, la cooperaci贸n entre unidades menores ha dado  lugar  a  la  emergencia  de  estructuras  m谩s  complejas.  En  este sentido, la cooperaci贸n es esencial por generar estructuras m谩s complejas鈥 (Nowak & Sigmund, 2000: 21).

鈥 Evoluci贸n
La naturaleza est谩 en constante cambio y evoluci贸n hacia sistemas  m谩s  complejos.  De  igual  manera,  las  instituciones  de  los RUC han de revisar de manera constante sus leyes de cara a mejorar  las  condiciones  comunes  de  trabajo  y  las  relaciones  sociales que se dan dentro de la comunidad.

鈥nidad dentro de la diversidad
Vemos c贸mo los organismos tienen su propia autonom铆a y  su  funcionamiento.  A  pesar  de  que  los  componentes  de  los  organismos  sean  tan  diversos,  dependen  unos  de  otros  y  evolucionan conjuntamente, autorregul谩ndose. De esta manera las comunidades de los RUC, m谩s all谩 del individualismo que se les quiere imponer desde las visiones de la econom铆a cl谩sica, parten de ese mutualismo que se puede dar solo   si   hay   una   unidad   dentro   de   la   diversidad   de   los   apropiadores.   A pesar de tener una pluralidad de opiniones y de formas de actuar, los apropiadores se re煤nen y deciden un modus operandicom煤n que llevan a cabo de forma unitaria. De  igual  manera,  cuando  los  RUC  forman  parte  de  sistemas   m谩s   amplios,   Ostrom   advierte   que   deben   darse   diversas  entidades  escalonadas  que  tengan  sus  propias  reglas  internas  pero  que  act煤en  de  forma  com煤n,  como  una  gran  comunidad cooperativa (Ostrom, 2011: 163).

鈥spontaneidad
Al igual que la naturaleza no sigue reglas, sino que crece y se  desarrolla  de  manera  impredecible,  鈥渓a  variedad  emerge  espont谩neamente鈥 (Bookchin, 2019: 45); las instituciones de los bienes  comunes  no  siguen  patrones  impuestos  por  ning煤n agente  externo,  sino  que  sus  leyes  internas  surgen  de  manera  espont谩nea   entre   los   apropiadores,   y   atendiendo   a   las   necesidades  de  la  localidad  en  que  se  encuentren  y  de  sus  propias potencialidades.

En definitiva, la cuesti贸n que propone Bookchin es  ir  hacia  sociedades donde se lleven a cabo estos principios y sirvan como punto  de  orientaci贸n.  La  ecolog铆a  social  es  la  creaci贸n  de  una  utop铆a, es decir, un lugar al que dirigirse, un proyecto colectivo.

Para ponerlo en pr谩ctica son necesarios:
a)Aumentar los grupos y movimientos sociales que protesten y conciencien a la gente sobre los injusto y da帽ino que es el sistema actual (Cfr. Bookchin, 2019: 221-281).
b)Crear  alternativas  al  sistema  que  reflejen  los  nuevos       principios:       municipios       colaborativos,       cooperativas,   vecindarios   de   apoyo   mutuo,   grupos   colectivos de gesti贸n de los bienes comunes y recursos naturales   de   uso   com煤n,   federaci贸n   global   de   los   comunes, etc. (Cfr. Bookchin, 2019: 139-156).

Muchas son las v铆as a explorar de cara a un gran cambio socio-econ贸mico,  y  las  propuestas  de  Murray  Bookchin,  que  pueden  servir  de  base  filos贸fica  a  la  teor铆a  econ贸mica  de  Ostrom,  son  urgentes dado el estado avanzado de la crisis medioambiental-social en la que estamos inmersos.

Referencias:
 

BOOKCHIN, M., 1999. Ecolog铆a de la libertad. Madrid: Nossa y Jara.
_____ 2019. Ecolog铆a y pensamiento revolucionario. Mallorca: Calumnia.

_____2019. La pr贸xima revoluci贸n. Barcelona: Virus.

MARCOS,   A.,   2001.   脡tica   Ambiental.   Valladolid:   Ediciones   Universidad de Valladolid.

OSTROM, E., 2011.El gobierno de los bienes comunes. Ciudad de M茅xico: Fondo de Cultura Econ贸mica.

 

[Secci贸n tomada del art铆culo “Las tesis de la ecolog铆a social comunalista de Murray Bookchin como marco te贸rico de los principios de gesti贸n de los bienes comunes de Elinor Ostrom”, que en versi贸n completa es accesible en  http://www.ridaa.es/ridaa/index.php/ridaa/article/viewFile/232/228.]




Fuente: Periodicoellibertario.blogspot.com