July 26, 2021
De parte de Briega
194 puntos de vista


Seg煤n explican desde Stop Desahucios, los afectados viven en un piso de Santander desde hace varios a帽os como consecuencia de una cesi贸n de la vivienda bajo la forma de alquiler social por parte del antiguo propietario, Liberbank. La entidad bancaria obtuvo el inmueble en 2014 despu茅s de un proceso de ejecuci贸n hipotecaria a trav茅s de su empresa inmobiliaria instrumental, Beyos y Ponga. Tres a帽os despu茅s, el inmueble fue adquirido por el fondo inmobiliario Desarrollos Las Pe帽铆cas SL. un fondo que  fue inicialmente una sociedad unipersonal cuyo titular 煤nico era Liberbank. Posteriormente, fue comprada por dos sociedades que mantienen v铆nculos con Oceanwood, que es actualmente el principal accionista de Liberbank.

Fue precisamente el fondo Desarrollos Las Pe帽icas quien en 2018 denunci贸 por usurpaci贸n, lo que vulgarmente se denomina 鈥榦cupaci贸n鈥 a dos de los moradores actuales de la vivienda. Pero la sentencia fue favorable a los afectados y el juez dictamin贸 que las personas que viv铆an all铆 lo hac铆an legalmente y que contaban con la autorizaci贸n del propietario en su momento, Liberbank.

Posteriormente, el fondo buitre volvi贸 a la carga y present贸 demanda de desahucio por precario (procedimiento civil). A finales de 2019 hubo sentencia en primera instancia a favor de Desarrollos Las Pe帽icas. En 2020, los afectados presentaron recurso ante la Audiencia Provincial y en este momento est谩n a la espera de dicha sentencia en segunda instancia.

VIOLENCIA Y AMENAZAS 

Seg煤n el comunicado enviado por la plataforma STOP Desahucios, 芦A pesar de todas estas circunstancias, el 28 de mayo de 2021 un empresario vallisoletano adquiri贸 la vivienda sin ni siquiera haberla visto. Pocos d铆as despu茅s, el 18 de junio de 2020, dos individuos asaltaban la vivienda, destrozando la puerta de la entrada y entrando en el interior del inmueble. De hecho, cuando un vecino se acerc贸 a ver qu茅 pasaba, le indicaron que aquello era un recado del nuevo propietario. Un par de semanas despu茅s volv铆an de nuevo para arrancar el contador de la luz despu茅s de forzar el armario del cuadro de contadores, adem谩s de da帽ar el buz贸n de los afectados禄.

A帽aden que 芦durante todo el mes de junio y de julio, el propietario se puso en contacto con los afectados, amenaz谩ndolos en varias ocasiones con medidas violentas para que abandonaran la vivienda. Posteriormente, llev贸 las 鈥榥egociaciones鈥 un abogado de un conocido bufete de abogados de Valladolid, que actuaba en representaci贸n del supuesto nuevo propietario禄.

Seg煤n explican en un comunicado, fue este abogado quien les comunic贸 hace dos semanas que les daban hasta el 1 de agosto para abandonar el piso y, seg煤n sus explicaciones, lo hizo en estos t茅rminos: 禄 Y vais a iros de all铆, ya sea por las buenas o por las malas. La gente que va a ir es de fuera, de ServiOkupas. Y si os tienen que dar dos hostias os las van a dar. Y por 300 euros, que es la multa por desalojaros, os las dan. Que a esa gente no se la pone nada por delante.鈥

As铆 las cosas, los actuales inquilinos han presentado denuncias contra los responsables, tanto en la polic铆a como en el juzgado de guardia. La 煤ltima  ya se dirige a personas concretas, con nombres y apellidos, ya que, seg煤n informan,  conocen la identidad de varios de ellos, concretamente, del propietario, del abogado y del titular de la empresa Serviokupas. En las denuncias acusan a los individuos mencionados de una larga lista de delitos: amenazas, coacciones, descubrimiento y revelaci贸n de secretos, allanamiento de morada, extorsi贸n, da帽os y delitos relativos a las organizaciones y grupos criminales.

SOLICITUD DE REUNIONES

En el momento actual, el juzgado n.潞 2 de instrucci贸n est谩 llevando el caso. Adem谩s, las plataformas Stop-Desahucios y la PAH tendr谩n una reuni贸n con la Delegada del Gobierno en Cantabria, adem谩s de haber tratado el asunto con el concejal de Servicios Sociales del Ayuntamiento de Santander y pr贸ximamente tendr谩n reuni贸n con la polic铆a local.

STOP DESAHUCIOS Y LA PAH

La semana pasada se celebr贸 una asamblea convocada conjuntamente por la Plataforma Stop-Desahucios y por la PAH para estudiar el problema. Ambas plataformas, adem谩s de diferentes colectivos que apoyan, han tomado medidas para evitarlo o intervenir si se intenta llevar a cabo el desalojo ilegal. 芦Hay que tener en cuenta que los afectados son personas muy conocidas por su activismo en dichas plataformas y en otras actividades sociales y pol铆ticas禄.

Roberto Mazorra es el portavoz de las personas que est谩n sufriendo el acoso y la violencia, adem谩s de ser un militante de a帽os en el movimiento antidesahucios y ser, a su vez, uno de los afectados. Explica as铆 la situaci贸n: 鈥淚nicialmente, me pareci贸 algo loco que alguien comprara una vivienda sin haberla visto y con gente dentro. Sobre todo, porque el procedimiento judicial puede ir para largo. Ha habido alguna que otra irregularidad jur铆dica por parte del fondo buitre y eso podr铆a provocar una sentencia favorable. Pero aunque no fuera as铆, tendr铆amos derecho a nuevos recursos y a las suspensiones por la pandemia o por la situaci贸n de vulnerabilidad de varios de nosotros. El nuevo propietario se quiere saltar todas las leyes, todos los procedimientos, y utilizando la violencia sin ning煤n rubor鈥.

El portavoz solo encuentra una raz贸n para que alguien comre una casa en esas condiciones:  鈥淐laro que si analizamos la ubicaci贸n del piso todo cambia. Se trata de una vivienda humilde pero que est谩 a un minuto de la playa de la Magdalena. Y parece que ha sido un chollo el precio de venta. Y si a eso a帽adimos que el nuevo propietario tiene varias empresas y una de ellas se dedica al alquiler de inmuebles, pues el tema est谩 claro. No estamos hablando de una familia humilde que compra una vivienda barata. Estamos hablando de una gente con un alto poder adquisitivo. Se trata de un negocio鈥.

Lo que no entiende Mazorra es que se permita la existencia de grupos como Serviokupas: 鈥渟on gente de gimnasio, vinculadas a la seguridad y a ideolog铆as de extrema derecha, que utilizan la violencia y la intimidaci贸n para conseguir sus fines, y que se amparan en la falta de apoyos y recursos personales de las familias vulnerables que no son propietarias de su vivienda. Confunden allanamiento con usurpaci贸n, usurpaci贸n con precarios, precarios con impagos de alquiler. No tienen formaci贸n jur铆dica de ning煤n tipo y han proliferado como setas gracias al empuje de los medios de comunicaci贸n鈥.

SERVIOKUPAS

Serviokupas es un grupo de individuos que se ocupa principalmente en la comunidad valenciana (Alicante) de desalojar viviendas, utilizando medios legales y probablemente ilegales. En realidad, SERVIOKUPAS es una marca, ya que es la empresa MIDIDESA S.L. la que firma los contratos con sus clientes. Los afectados han podido acceder al propio contrato firmado entre el titular de la vivienda y dicha empresa. En la cla煤sula 4.1 (objeto del contrato) se espefifica que no s贸lo van contra okupas (usurpaci贸n), sino contra precarios, contra impagos de alquiler, finalizaci贸n de contratos de arrendamiento o cualquier otra situaci贸n 鈥渜ue impida la posesi贸n pac铆fica y leg铆tima al propietario de un bien inmueble禄.

Explican desde Stop desahucios que cualquier persona que pueda tener problemas econ贸micos que le impidan poder pagar el alquiler o cualquier familia que no tenga t铆tulo que acredite su situaci贸n residencial, podr铆a ser v铆ctimas de este grupo y con total independencia de su situaci贸n judicial. Lo cual, consideran,  es manifiestamente ilegal.

Nota de Briega: art铆culo encontrado en elfaradio

https://www.elfaradio.com/2021/07/26/stop-desahucios-denuncia-el-asalto-…




Fuente: Briega.org