February 16, 2021
De parte de La Haine
173 puntos de vista


La sentencia no solo es aplicable en Ceuta y Melilla, sino tambi茅n a la situaci贸n de las personas solicitantes de protecci贸n retenidas en las Islas Canarias.

Nuevo varapalo al Ministerio del Interior en lo relativo a los derechos de las personas solicitantes de asilo. La segunda sentencia del Tribunal Supremo (TS) al respecto en los 煤ltimos seis meses viene a consolidar la jurisprudencia que ya sent贸 el tribunal en julio de 2020, cuando determin贸 que 鈥渓os solicitantes de asilo, una vez que su solicitud es admitida a tr谩mite, tienen derecho a la libre circulaci贸n por Espa帽a鈥.

鈥淭odo ciudadano extranjero que haya solicitado una protecci贸n internacional o asilo en las ciudades aut贸nomas de Ceuta y Melilla tiene derecho a la libertad de movimiento, y a fijar su residencia en cualquier otra ciudad del territorio nacional, sin que pueda limitarse dicho derecho por la Administraci贸n por su condici贸n de solicitante de la protecci贸n internacional y siempre con la obligaci贸n del solicitante de comunicar a la Administraci贸n dicho cambio de domicilio鈥, resuelve en esta nueva sentencia el Alto Tribunal.

El SJM denuncia la vulneraci贸n de derechos en Melilla

PABLO ‘PAMPA’ SAINZ

Ambas demandas han sido promovidas por el Servicio Jesuita Migrante (SJM) y se trata de dos sentencias firmes y con alcance general. 鈥淔irmes porque ya no son recurribles en instancias superiores y con alcance general porque en la medida que se dictan sobre un recurso de Casaci贸n no viene a resolver sobre un caso concreto, sino que es un proceso cuya finalidad es depurar el ordenamiento jur铆dico鈥, explica la abogada de la entidad, Mar铆a Vieyra.

鈥淟a sentencia dictamina que el Ministerio de Interior ha venido actuando en contra de la legalidad鈥, denuncia Mar铆a Vieyra

En tal sentido, la letrada afirma que con esta sentencia el TS dictamina nuevamente 鈥渜ue el Ministerio de Interior ha venido actuando en contra de la legalidad en Ceuta y Melilla cuando limita de forma generalizada el derecho a la libertad de movimiento de las personas solicitantes de asilo que ten铆an admitida su petici贸n a tr谩mite鈥.

鈥淐onsideramos que se trata de dos sentencias muy importantes porque vivimos en un Estado de Derecho y por lo tanto el Ejecutivo debe asumir los pronunciamientos del Poder Judicial y en este caso lo que supone es que debe cesar la pr谩ctica de limitar el derecho a la libertad de movimiento a los solicitantes de asilo tanto en Ceuta como en Melilla鈥, exigen desde la organizaci贸n.

Han pasado poco m谩s de seis meses desde la sentencia anterior, pero el Gobierno ha actuado en todo este tiempo como si aquella resoluci贸n judicial no hubiera existido, continuando con su pr谩ctica de no dejar pasar a la pen铆nsula a las personas solicitantes de protecci贸n.

El Supremo confirma que los solicitantes de asilo pueden circular por todo el Estado

PABLO ‘PAMPA’ SAINZ

1

鈥淓s un tiempo prudencial el transcurrido desde aquella primera sentencia. Sin demora, la Comisar铆a General de Extranjer铆a y Fronteras debe impartir instrucciones a las Jefaturas Superiores de Polic铆a, tanto en Melilla como en Ceuta, para que asuman el contenido de la sentencia e indiquen el nuevo proceder a los funcionarios. Es decir, que se materialice la sentencia, y esto supone que los solicitantes de asilo en Ceuta o Melilla que tienen admitida a tr谩mite la solicitud de protecci贸n internacional y est谩n debidamente documentados como tales, puedan de motu propio trasladarse desde las ciudades aut贸nomas al resto del territorio nacional鈥, asevera Vieyra.

La sentencia, de ser aplicada por el Gobierno, cambiar铆a la situaci贸n vital de miles de personas que viven provisionalmente en Ceuta o Melilla, pero tambi茅n de muchas de las que se encuentran en las Islas Canarias sin posibilidades de continuar su ruta migratoria.

鈥淓l contenido de la sentencia es plenamente aplicable a la situaci贸n de los solicitantes de protecci贸n internacional que se encuentran en las Islas Canarias”, asegura Vieyra

鈥淓l contenido de la sentencia es plenamente aplicable a la situaci贸n de los solicitantes de protecci贸n internacional que se encuentran en las Islas Canarias. El TS ha sido claro: todo ciudadano extranjero que haya solicitado protecci贸n internacional, tiene derecho a la libertad de movimiento y en tanto que titulares de ese derecho pueden ejercerlo sin que se les pueda limitar por la administraci贸n p煤blica, es independiente de que la haya solicitado en una u otra comunidad aut贸noma鈥, concluye Veyra.

Tras el fallo del Supremo, el Ministerio de Interior deber铆a ahora revertir estas pr谩cticas y permitir la libre circulaci贸n de las personas solicitantes de protecci贸n internacional, as铆 como prever una ampliaci贸n de plazas en los dispositivos de acogida, atendiendo a que, previsiblemente, con un sistema de asilo en permanente colapso, se vea desbordado en su obligaci贸n de dar respuesta al reconocimiento integro de los derechos que competen a estas personas como demandantes.

Fuente




Fuente: Lahaine.org