February 10, 2022
De parte de La Haine
320 puntos de vista

Despu茅s de ocho a帽os de injusticia, los movimientos sociales est谩n decididos a llegar a los organismos nacionales e internacionales competentes para poner un calificativo jur铆dico a las 15 personas que murieron en El Tarajal.

Todo comenz贸 en la madrugada del 6 de febrero de 2014. Unas 200 personas migrantes de origen subsahariano intentaron entrar en Ceuta. 90 de ellas llegaron a la zona fronteriza de la playa del Tarajal con el objetivo de bordear a nado el espig贸n que separa Espa帽a de Marruecos. Para evitar su entrada, la Guardia Civil se empleo a fondo lanzando 145 balas de goma y 15 botes de humo como reconocer铆a poco despu茅s. Nana, Ousman, Daouda, Samba, Keita y diez personas m谩s murieron en el intento, aunque los supervivientes de aquella tragedia aseguran que fueron muchos m谩s. Las 23 personas migrantes que lograron llegar a la zona espa帽ola fueron devueltas a Marruecos sin la posibilidad de acceso al procedimiento formal obligado por las leyes. Desde entonces, los movimientos sociales y las familias de las v铆ctimas piden justicia, reparaci贸n y depuraci贸n de responsabilidades penales y pol铆ticas.

Lo que vino inmediatamente despu茅s de las muertes de El Tarajal fue la negaci贸n rotunda de la utilizaci贸n de material antidisturbios por parte del entonces director general de la Guardia Civil, Arsenio Fern谩ndez de Mesa, y la criminalizaci贸n de las ONG que exig铆an responsabilidades. Ante la evidencia que proporcion贸 el material audiovisual, el ministro del Interior por esas fechas, Jorge Fern谩ndez D铆az, se vio obligado a reconocer, d铆as despu茅s, el uso de pelotas de goma en el agua por parte de los guardias civiles presentes, aquella madrugada, en el espig贸n fronterizo entre Espa帽a y Marruecos. Y as铆, se fueron sucediendo mentiras y versiones contradictorias hasta acercarse un poco m谩s a lo que sucedi贸 realmente, pero nada de eso provoc贸 dimisi贸n alguna. Nadie pudo entender por qu茅 no estuvieron presentes Cruz Roja y Salvamento Mar铆timo mientras mor铆an 15 personas en el mar. Como tampoco se pudo entender la explicaci贸n del Director de la Guardia Civil llamando 鈥渞echazo鈥 a las devoluciones 鈥渆n caliente鈥 de 23 personas, porque no hay cuerpo legal que sostenga ese concepto.

OCHO A脩OS DE LA MASACRE DE EL TARAJALTarajal: los muertos sin nombre, sin rostro, sin retorno

MAR脥A PALAU

Estamos hablando de un Ministerio Fiscal que asumi贸 la versi贸n del ministro del Interior cuando dijo que todas las muertes se hab铆an producido en el lado marroqu铆, de un caso que se cerr贸 tres veces en los tribunales sin tomar declaraci贸n a todas las v铆ctimas y sin tener en cuenta pruebas fundamentales de autopsias, de la denegaci贸n de visados a las familias para poder identificar a sus hijos fallecidos y presentarse como acusaci贸n particular, de la no aceptaci贸n por parte de la jueza de un informe de Caminando Fronteras con la descripci贸n de lo sucedido por los propios afectados por ser 鈥減oco consistente鈥.

La lucha jur铆dica de la sociedad civil

De las 15 personas fallecidas, cinco cuerpos se recuperaron en suelo espa帽ol y los diez restantes se encontraron en zona marroqu铆. El 11 de febrero de 2015, un a帽o despu茅s de los hechos, la jueza del Juzgado de Instrucci贸n n煤mero 6 de Ceuta cit贸 a declarar a 16 guardias civiles presentes aquella madrugada en el espig贸n que separa Espa帽a de Marruecos. El 15 de octubre de 2015, la misma jueza dict贸 el sobreseimiento provisional del caso y el archivo de las actuaciones por delito de homicidio y lesiones imprudentes. En cuanto a las devoluciones en caliente que se produjeron, la jueza entend铆a que era una pr谩ctica habitual y, por ello, no se pod铆a sancionar a la Guardia Civil. 

Entre la apertura y el cierre del caso, hab铆a entrado en vigor la nueva Ley de Seguridad Ciudadana, tambi茅n conocida como 鈥淟ey Mordaza鈥, con una disposici贸n adicional referida a las 鈥渄evoluciones en caliente鈥 que Espa帽a practica, de forma habitual, en las fronteras de Ceuta y Melilla. Organizaciones sociales como Andaluc铆a Acoge, APDHA, CEAR, El铆n, Federaci贸n SOS Racismo e Iridia instaron al Gobierno del PP a eliminar la Disposici贸n que daba cobertura legal a unas pr谩cticas denunciadas por organismos de Naciones Unidas por vulnerar los derechos de las personas migrantes. 

Las organizaciones sociales presentes como acusaci贸n entendieron, entonces, que el Juzgado de Ceuta no investig贸 informaci贸n b谩sica para el caso, incluido el informe pericial presentado por las ONG afirmando que las autopsias realizadas a los cinco cad谩veres recuperados en Espa帽a presentaban defectos tales como la ausencia de pruebas toxicol贸gicas. Al mismo tiempo, denunciaron la inacci贸n de la jueza en la investigaci贸n, hasta que varias ONG emprendieron acusaciones legales.

Pero existen m谩s anomal铆as desde que sucedieron las dram谩ticas muertes aquella madrugada de hace ahora ocho a帽os, como explica la letrada de la Asociaci贸n Coordinadora de Barrios, Patricia Fern谩ndez: 鈥淩esulta extra帽o que se encomiende la investigaci贸n de los hechos al propio cuerpo de la Guardia Civil鈥. Fern谩ndez argumenta que, dados los indicios desde el principio de que la Guardia Civil hab铆a participado en el dispositivo, lo apropiado hubiese sido encomendar la investigaci贸n a la Polic铆a Nacional u otro cuerpo distinto al de la Guardia Civil, 鈥減ara asegurar una buena investigaci贸n sobre los hechos con independencia del resultado de esa investigaci贸n鈥. 

SARAH BABIKER

Todav铆a es 6 de febrero

Cierre del caso por segunda vez

No obstante, el movimiento social no se dio por vencido y el 13 de enero de 2017, la Audiencia Provincial de Ceuta admiti贸 los recursos de apelaci贸n, presentados por CEAR, la Coordinadora de Barrios y Observatori DESC, y argument贸 que 鈥渆xisten diligencias acordadas y no practicadas por el Juzgado鈥, refiri茅ndose a las comisiones rogatorias enviadas a Marruecos y que este pa铆s no hab铆a contestado en el momento de cerrar el caso. Un a帽o despu茅s, la titular del Juzgado n煤mero 6 de Ceuta volvi贸 a cerrar el caso por segunda vez, considerando que 鈥渄e lo actuado, no aparece debidamente justificada la perpetraci贸n de los diferentes delitos que han dado motivo a la formaci贸n de la causa鈥. Los movimientos sociales denunciaron, en aquel momento, que el caso se cerr贸 sin tomar declaraci贸n a dos v铆ctimas que resid铆an en Alemania ni se esper贸 el informe de las autopsias de Marruecos. 

Patricia Fern谩ndez considera que estos dos sobreseimientos del caso por parte del Juzgado 鈥渄ificultaron y prolongaron excesivamente el procedimiento鈥. Por otra parte, explica que 鈥渉a habido muchas dificultades para recabar el testimonio de los supervivientes, dificultades que se refieren a establecer videoconferencias con lugares como Alemania, que en principio no parece que pueda haber dificultad o d茅ficits en la interpretaci贸n鈥, pero tambi茅n a la poca confianza de los supervivientes de la tragedia en que la justicia les pudiera proteger frente a eventuales procedimientos de deportaci贸n. Otro d茅ficit en la investigaci贸n que la letrada se帽ala se refiere a las autopsias: las practicadas por Marruecos nunca llegaron a Espa帽a y 鈥渓as autopsias efectuadas en Espa帽a fueron determinadas por una pericial aportada por nosotros como marcadamente deficientes鈥.

La Audiencia Provincial de Ceuta volvi贸 a reabrir el caso

El 31 de agosto de 2018, este organismo consider贸 que el Juzgado de Ceuta encargado de la instrucci贸n no hab铆a agotado la investigaci贸n, no se llevaron a cabo las pruebas solicitadas ni se hab铆an escuchado a los testigos y supervivientes. La Audiencia Provincial se refer铆a a la decisi贸n, por parte del Juzgado n煤mero 6 de Ceuta, de descartar el testimonio de la v铆ctima localizada en Alemania. Tambi茅n entendi贸 que 鈥渁nte un supuesto de calado humano, social y jur铆dico como el que nos ocupa no deb铆an escatimarse esfuerzos de cara a agotar las diligencias indagatorias necesarias para la comprobaci贸n de esto 煤ltimo y as铆 logar llevar a cabo la investigaci贸n suficiente y eficaz que era requerida鈥.

As铆, el Juzgado de Ceuta volvi贸 a abrir el proceso contra los 16 guardias civiles para volverlo a cerrar el 30 de octubre de 2019 y quedando archivado por tercera vez, apoy谩ndose, la magistrada, en la doctrina Bot铆n. Este principio, establecido por el Tribunal Supremo en 2007, sentencia que la acusaci贸n popular no es suficiente para procesar a un investigado si no est谩 presente como acusaci贸n la Fiscal铆a y las v铆ctimas del delito. Sin embargo, el mismo Juzgado de Ceuta rechaz贸 en dos ocasiones la solicitud de las familias de seis v铆ctimas del Tarajal, procedentes de Camer煤n, de estar presentes en el juicio como acusaci贸n particular. Por otra parte, y a pesar del cierre del caso, la jueza argument贸 que 鈥渟i bien es cierto la protecci贸n de la frontera se activa frente a intentos de entrada ilegal, no puede dar p谩bulo a sobreentender, ni remotamente, que las fronteras o espacios entre las mismas son zonas de excepci贸n en relaci贸n a los derechos humanos鈥.

Tarajal: seis a帽os despu茅s las familias siguen sin poder identificar a las v铆ctimas

PABLO ‘PAMPA’ SAINZ

El procedimiento lleg贸 al 28 de julio de 2020, s茅is a帽os despu茅s de la muerte de 15 personas, con la desestimaci贸n por parte de la Audiencia Provincial de Ceuta de los recursos de apelaci贸n presentados por los movimientos sociales. Para la letrada de la Coordinadora de Barrios, el sobreseimiento en el que se encuentra hoy d铆a el caso Tarajal tiene mucho que ver con todas las dificultades con las que se encontraron a la hora de investigar: 鈥淓spa帽a es un pa铆s que no est谩 acostumbrado a hacer investigaciones en materia de derechos humanos. En este sentido ha faltado sensibilidad y cuerpo institucional鈥.

Pero el movimiento social, representado en la acusaci贸n popular, no se dio por vencido y presentaron un recurso de casaci贸n ante el Tribunal Supremo el 20 de agosto de 2020 del que, a d铆a de hoy, esperan respuesta. Sin embargo, la esperanza de encontrar justicia en este tribunal se reduce ya que, tal como estaba configurada la ley en 2014, cuando los hechos ocurrieron, es discutible que admita a tr谩mite el procedimiento basado en delitos imprudentes. 鈥淧ero es una cuesti贸n t茅cnica, no de insensibilidad鈥, como explica Patricia Fern谩ndez, 鈥渘o obstante, nosotros seguiremos denunciando la injusticia, reclamando al Tribunal Constitucional o en aquellos organismos internacionales que sean competentes porque tenemos el compromiso de seguir haci茅ndolo鈥. 

La acusaci贸n popular tambi茅n ha echado de menos en todo el proceso una investigaci贸n por parte de otras instituciones como El Defensor del Pueblo que, en palabras de Fern谩ndez, 鈥減odr铆an haber coadyugado a la investigaci贸n de los hechos鈥, y se帽ala que 鈥渁l final, nos encontramos con que la 煤nica investigaci贸n, distinta a la judicial, es la que realiz贸 el colectivo Caminando Fronteras el mes posterior a la tragedia鈥. La identificaci贸n de los cuerpos que est谩n en Marruecos fue realizada por esta asociaci贸n y 鈥渆sto ya es significativo y evidencia la falta de compromiso鈥, argumenta Patricia Fern谩ndez. 

Despu茅s de ocho a帽os, las familias todav铆a reclaman poder identificar a tres cuerpos enterrados en el cementerio de Santa Catalina de Ceuta. Para Fern谩ndez, 鈥渆sta situaci贸n es lo m谩s grave en t茅rminos de derechos humanos y de falta de investigaci贸n efectiva鈥, para concluir que evidencia la incapacidad para ofrecer justicia: 鈥淨u茅 menos que el consuelo de poder velar a los tuyos, pero sobre todo la crueldad de un sistema que no es capaz de ponerle nombre a los muertos鈥.

https://www.elsaltodiario.com/el-tarajal/lucha-juridica-contra-impunidad




Fuente: Lahaine.org