January 13, 2022
De parte de In-Formacion CGT
154 puntos de vista


El TS considera que el retorno al trabajo presencial una vez finalizado el estado de alarma no es una modificaci贸n sustancial de las condiciones de trabajo sino una manifestaci贸n del poder de direcci贸n del empresario. Por lo tanto, no existe obligaci贸n de negociar la medida con la representaci贸n legal de los trabajadores y su adopci贸n de manera unilateral no vulnera el derecho a la libertad sindical.

Como consecuencia de las medidas de contenci贸n para frenar el coronavirus, a partir de marzo de 2020 gran parte de la plantilla del departamento de seguridad del Gobierno Vasco pas贸 a realizar trabajo no presencial. Mediante Resoluci贸n de 6-5-2020 la empleadora determina la vuelta gradual y progresiva a la actividad presencial frente a lo que la representaci贸n sindical presenta demanda por considerar vulnerado su derecho a la libertad sindical al haberse adoptado la decisi贸n de manera unilateral.

La cuesti贸n que se plantea consiste en determinar si la empresa ten铆a obligaci贸n de abrir un per铆odo de negociaci贸n con los trabajadores con car谩cter previo a la adopci贸n de estas medidas.

Al contrario que el TSJ Pa铆s Vasco, que estim贸 la demanda en primera instancia, el TS considera que la decisi贸n de retorno a la actividad presencial no persigue otra cosa que volver a implementar las mismas condiciones de trabajo que rigen la relaci贸n laboral y que se vieron transitoriamente alteradas por la implantaci贸n del sistema de trabajo a distancia. Este sistema sustituy贸 de forma provisional la necesaria prestaci贸n de servicios presencial y que ahora viene a recuperarse con estas medidas una vez que la situaci贸n sanitaria lo permite.

La modificaci贸n unilateral de jornadas, horarios y sistemas de trabajo, en raz贸n de la excepcional situaci贸n derivada del estado de alarma a consecuencia del COVID-19 no constituye una modificaci贸n sustancial de las condiciones de trabajo, sino que la empresa se limita a aplicar la normativa al respecto a partir del RD 463/2020 en relaci贸n con la normativa de prevenci贸n de riesgos laborales, para preservar la vida y la integridad de los trabajadores, dentro del marco del poder de direcci贸n y organizaci贸n asignado a la empresa. Adem谩s, la medida adoptada no solo no tiene como finalidad alterar el r茅gimen de trabajo ordinario, sino todo lo contrario, reinstaurar las condiciones laborales y habituales acordadas con la representaci贸n sindical y que reg铆an hasta la crisis del COVID-19.

Por ello, el TS estima el recurso y declara que la decisi贸n unilateral de la empleadora no comporta la vulneraci贸n de los derechos de libertad sindical.




Fuente: In-formacioncgt.info