January 20, 2022
De parte de A Las Barricadas
76 puntos de vista

Una biograf铆a de un guerrillero antifranquista que se convirti贸 en el principal historiador de la Resistencia espa帽ola, Antonio T茅llez Sol脿. 

Por Stuart Christie

Antonio T茅llez Sol脿

Nacido el 18 de enero de 1921 en Tarragona, Espa帽a, fallecido el 27 de marzo de 2005 en Perpignan, Francia.

El Herodoto del maquis antifranquista

Antonio T茅llez Sol脿, fallecido en su domicilio de Perpi帽谩n a los 84 a帽os, fue uno de los 煤ltimos supervivientes de la resistencia anarquista que luch贸 para derrocar la dictadura franquista. Tambi茅n fue uno de los primeros historiadores de la resistencia guerrillera urbana y rural de la posguerra al r茅gimen fascista. En sus acciones y sus escritos, T茅llez personific贸 el rechazo a la rendici贸n ante la tiran铆a.

Hijo de un obrero ferroviario, naci贸 en Tarragona y se radicaliz贸 con la insurrecci贸n de octubre de 1934 en Asturias, que fracas贸 cuando los sindicatos de fuera de la regi贸n minera no dieron su apoyo. El 19 de julio de 1936, cuando los trabajadores, esta vez unidos, contuvieron la rebeli贸n de la mayor parte de la oficialidad espa帽ola contra la naciente Rep煤blica de izquierdas, T茅llez se encontraba en L茅rida, donde se incorpor贸 a la organizaci贸n juvenil anarquista Juventudes Libertarias, sumergi茅ndose en la lucha para combatir el fascismo y preservar la revoluci贸n social con la que las bases sindicales hab铆an respondido al intento de golpe de los generales.

A los 18 a帽os se alist贸 en el ej茅rcito, en la fase final del derrumbe de la Rep煤blica, y entr贸 en acci贸n en varios frentes hasta que en febrero de 1939, junto con otros miles de refugiados antifranquistas, se vio obligado a exiliarse en Francia. All铆 pas贸 un a帽o en el campo de concentraci贸n de Septfonds y luego otros seis meses en el campo de Argeles sur Mer, dos de los muchos lugares en los que el gobierno franc茅s intern贸 a las personas que hab铆an mantenido a raya al fascismo durante casi tres a帽os. Escapando a finales de 1940, se uni贸 a una banda de guerrilleros espa帽oles que operaba en el departamento de Aveyron, formando parte de la IX Brigada (Fuerzas Francesas del Interior), resistiendo a la ocupaci贸n hasta la Liberaci贸n en 1944.

En octubre de 1944, T茅llez particip贸 en la desacertada invasi贸n de 10 d铆as de la Espa帽a franquista por parte de unos 6.000 guerrilleros republicanos espa帽oles de la Uni贸n Nacional Espa帽ola (UNE), dirigida por el PC, a trav茅s de los valles de Ar谩n y Ron莽al, en los Pirineos, una de las primeras operaciones montadas por los maquis contra el r茅gimen de Franco. Tras la derrota de la UNE en la batalla de Salard煤, se traslad贸 a Toulouse, donde instal贸 dep贸sitos clandestinos de armas para la campa帽a guerrillera.

Durante dos a帽os, T茅llez form贸 parte del segundo comit茅 peninsular de la Federaci贸n Ib茅rica de Juventudes Libertarias (FIJL), realizando misiones clandestinas de enlace entre el movimiento anarquista de Francia y Espa帽a. En abril de 1946, tras renunciar a la actividad organizativa, viaj贸 durante tres meses a Espa帽a para establecer contactos con la guerrilla y con lo que quedaba del movimiento anarquista ilegal. T茅llez no pudo generar apoyo financiero u organizativo para la Resistencia debido a la hostilidad del Comit茅 Nacional del sindicato anarcosindicalista en el exilio, la Confederaci贸n Nacional del Trabajo (CNT), con sede en Toulouse, a la lucha armada. Frustrado por las tensiones olig谩rquicas y el politiqueo interesado, se traslad贸 a Par铆s, donde trabaj贸 como reportero para la Agence France Presse desde 1960 hasta su jubilaci贸n en 1986, cuando se traslad贸 a Ceret, en los Pirineos, y despu茅s a Perpi帽谩n.

En Par铆s, T茅llez sigui贸 colaborando con la prensa anarquista, pero a partir de 1954 tuvo claro que el trabajo de su vida era escribir las historias de los nombres legendarios de los grupos de acci贸n anarcosindicalista: Francisco Sabat茅 Llopart, Jos茅 Luis Facerias, Wenceslao Gimenez Orive, Francisco Denis, Raul Carballeira, Marcelino Massana Bancells – y muchos m谩s, desde las monta帽as y sierras de Catalu帽a, Arag贸n, Asturias y Galicia en el norte hasta el Levante y Extremadura en el oeste y este, hasta Andaluc铆a en el sur.

Conoc铆 a T茅llez por primera vez en Par铆s en 1973. Mientras yo estaba en prisi贸n preventiva en la c谩rcel de Brixton, me hab铆a enviado un ejemplar de su reci茅n publicada biograf铆a de Francisco Sabat茅, que traduje del espa帽ol al ingl茅s. Tras mi absoluci贸n, le visit茅 para hablar del libro, que 茅l actualizaba y revisaba constantemente, como hac铆a con toda su obra. Nos hicimos muy amigos. Sus archivos eran enormes y su apartamento, con vistas al cementerio de P锚re Lachaise, estaba repleto de cajas de archivos, documentos y 谩lbumes de fotos.

Sus logros en un 谩rea de estudio particularmente dif铆cil fueron bastante notables, dado que su tema eran los grupos clandestinos y los militantes secretos y altamente individualistas que eran activistas m谩s que te贸ricos, muchos de los cuales estaban marginados de sus propias organizaciones. Fui testigo de un buen ejemplo de ello en Par铆s, cuando present茅 a T茅llez a Octavio Alberola, el coordinador de Defensa Interior, el grupo anarquista clandestino responsable de organizar atentados contra Franco entre 1962 y 1966.

Los dos hombres no se conoc铆an y Alberola se sorprendi贸 cuando, desde lo alto de su armario, T茅llez present贸 los planos originales del proyecto de atentado contra Franco de 1963 en el Puente de los Franceses, cerca del Palacio de Oriente de Madrid. Nunca se supo d贸nde los adquiri贸.

La producci贸n publicada e in茅dita de T茅llez fue fenomenal, abarcando desde la victoria de Franco el 1 de abril de 1939 hasta su muerte el 20 de noviembre de 1975, y m谩s all谩. Ten铆a dos objetivos principales: registrar las vidas de hombres abnegados que no compromet铆an sus ideales ni trataban con un sistema que consideraban villano y vil, hombres que dedicaron su vida adulta a liberar a Espa帽a del 煤ltimo de los dictadores del Eje.

Su obra ha sido una importante contribuci贸n al movimiento de recuperaci贸n de la memoria hist贸rica que tanto protagonismo tiene hoy en la pol铆tica espa帽ola contempor谩nea. El otro objetivo de T茅llez era demostrar que el individuo nunca est谩 indefenso; siempre existe la posibilidad de rebelarse y defender una idea que se considera justa, incluso en las condiciones m谩s desfavorables y adversas.

A T茅llez le sobreviven su pareja, Harmon铆a, y un hijo.

Antonio T茅llez Sol脿, anarquista, guerrillero, historiador, nacido el 18 de enero de 1921; fallecido el 27 de marzo de 2005.

Obras publicadas:

1) Sabat茅: la guerrilla urbana en Espa帽a (1945-1960).

2) Facer铆as: la guerrilla urbana (1939-1957). La lucha antifranquista del movimiento libertario espa帽ol en Espa帽a y en el exilio.

3) El MIL y Puig Antich.

4) La lucha an贸nima: el complot para asesinar a Franco desde el aire, 1948.

5) La Pimpinela Anarquista : Francisco Ponz谩n Vidal (1936-1944). Los anarquistas en la Guerra Civil espa帽ola y las redes de fuga y evasi贸n en la Segunda Guerra Mundial.

6) Apuntes sobre Antonio Garc铆a Lamolla y otros andares. Recuerdo (con Jos茅 Peirats)

Fue uno de los fundadores de la publicaci贸n Atalaya (1957-1958), y colabor贸 regularmente en Ruta, Solidaridad Obrera (Par铆s), CNT, Bicicleta, Cultura Libertaria, Pol茅mica e Historia Libertaria, a la que aport贸 nuevos datos sobre el poco conocido maquis anarquista de Asturias.

Entre las obras in茅ditas destacan:

1) La guerra de guerrillas en Galicia : Mario Rodr铆guez Losada (O Pinche, O Langullo)

2) Atalaya.

3) Notas para un eventual ebozo biogr谩fico de Jos茅 Garc铆a Tella

Y muchas monograf铆as sobre personas, publicaciones desde 1944 hasta el Consejo Ib茅rico de Liberaci贸n, Defensa Interior, el Grupo Primero de Mayo, el MIL, el GARI y el derrumbe del proceso de Su谩rez en Par铆s en 1979. Cuando muri贸, estaba trabajando en varios proyectos, entre ellos una historia de la FIJL de 1935, un manuscrito incompleto sobre Action Direct, el grupo de acci贸n anarquista franc茅s, otro manuscrito incompleto sobre sus relaciones personales con la guerrilla, y un 铆ndice de los nombres e historias personales de los guerrilleros urbanos y rurales. Harmonia, su socio, ha indicado que probablemente se prestar谩n al Instituto Internacional de Historia Social de 脕msterdam como parte de una propuesta de la Fundaci贸n Antonio T茅llez.




Fuente: Alasbarricadas.org