November 18, 2021
De parte de Indymedia Argentina
301 puntos de vista


Al t茅rmino de la Segunda Guerra muchos pa铆ses estaban destrozados. No solo Alemania, Jap贸n o Rusia: gran parte del mundo hab铆a sufrido los estragos b茅licos en su territorio, o los coletazos de sus efectos sociales y econ贸micos.

Gran Breta帽a, por ejemplo, emergi贸 de la guerra en un estado calamitoso: sus exportaciones se redujeron a un 2 % del nivel alcanzado antes de la guerra; el pa铆s no ten铆a divisas para comprar lo que no produc铆a y la deuda acumulada lo oblig贸 a desprenderse de sus activos en el exterior. Pero el laborismo, que triunf贸 en las elecciones de julio de 1945, implement贸 una bater铆a de medidas que, adem谩s de partir de la nacionalizaci贸n de los sectores b谩sicos y estrat茅gicos de la econom铆a y los servicios de inter茅s p煤blico, incluy贸 la socializaci贸n de  la medicina y un racionamiento riguroso: las cartillas eran id茅nticas para todos los ciudadanos que estuvieran en las mismas condiciones.  Las privaciones se prolongaron durante varios a帽os, pero ya en 1950 se dieron las condiciones para un relanzamiento de la econom铆a en el marco de una sociedad m谩s igualitaria.

Muchos pa铆ses atravesaron aquellos a帽os dif铆ciles en los cuales retrocedieron varias d茅cadas en su nivel de vida.  Pero no todos.

La Argentina, por ejemplo, se subi贸 a una ola empujada por otros vientos: su campechano presidente lleg贸 a decir que la situaci贸n era tan favorable para el pa铆s que no se pod铆a caminar por los pasillos del Banco Central porque estaban taponados de oro.

Hoy este mismo pa铆s tiene 铆ndices de pobreza e indigencia africanos, m谩s de la mitad de los ni帽os pasan hambre, cerca del 40 % de los trabajadores est谩n por fuera del sistema, veintid贸s millones de personas son asistidas por el Estado y, para saltar a otro plano no desde帽able, la mayor铆a de los educandos egresa de los institutos de ense帽anza con un nivel vergonzoso, cosa que en 1945 no suced铆a.

Volvamos a los pa铆ses indigentes, all谩 por el a帽o que acabamos de mencionar (por ejemplo, Noruega, Italia, Espa帽a, Jap贸n, Finlandia鈥): ellos no pueden jactarse de la abundancia de sus recursos naturales, y sin embargo tienen indicadores socioecon贸micos muy superiores a los nuestros. La pregunta 鈥攑ara los que sienten el apremio de hac茅rsela鈥 es: 驴qu茅 cat谩strofe brutal hemos padecido para que el transcurso de estos 75 a帽os nos haya sido tan aciago?

Urge buscar la respuesta con honestidad, porque si no la hallamos las consecuencias ser谩n peores. Mucho peores.

El llamado 鈥淒铆a de la Militancia鈥 nos entreg贸 hoy dos ejemplos perfectos de las negaciones en las cuales no debemos incurrir: 1) el presidente festej贸 su derrota electoral, la cual le implic贸 perder varias de las parcelas de poder logradas hace dos a帽os; 2) a su vez, muchos trabajadores celebraron haber contribuido a traer al que vino con la Triple A bajo el brazo y tronch贸 el ascenso de la clase obrera iniciado en el 68.

Extra帽o, 驴verdad? Pero, justamente, atando cabos, esa anomal铆a nos lleve a entender por qu茅, rigi茅ndonos por esa clase de l贸gica, estamos a punto de hundir del todo a una naci贸n que en 1945 parec铆a tener reservado un destino venturoso.




Fuente: Argentina.indymedia.org