April 20, 2021
De parte de La Haine
257 puntos de vista


‚ÄúNetanyahu juega un juego peligroso con Ir√°n, y Biden podr√≠a ayudarlo pol√≠ticamente, como hozo desde hace a√Īos EEUU con el r√©gimen sionista

El 11 de abril, despu√©s de semanas de ataques israel√≠es contra barcos iran√≠es (presuntos intentos de incitar a represalias, con el objetivo obvio de descarrilar las conversaciones entre la Rep√ļblica Isl√°mica de Ir√°n y las potencias nucleares 5 + 1), Israel recurri√≥ a lo que las autoridades iran√≠es han descrito como ‚Äúterrorismo nuclear‚ÄĚ, provocando deliberadamente una explosi√≥n en el sitio de enriquecimiento de uranio de Natanz en Ir√°n, provocando un apag√≥n temporal.

Ali Akbar Salehi, director de la Organización de Energía Atómica de Irán, dijo:

‚ÄúLa acci√≥n de esta ma√Īana contra el sitio de enriquecimiento de Natanz muestra la derrota de quienes se oponen al desarrollo nuclear y pol√≠tico de nuestro pa√≠s y los avances significativos de nuestra industria nuclear … El incidente muestra el fracaso de quienes se oponen a Ir√°n en las negociaciones para el levantamiento de las sanciones‚ÄĚ.

El momento fue significativo: fue un d√≠a despu√©s de que Teher√°n pusiera en marcha centrifugadoras avanzadas de enriquecimiento de uranio en esta instalaci√≥n, al tiempo que afirmaba que hab√≠an sido trasladadas bajo tierra, bajo las monta√Īas, para mantenerlas a salvo de posibles ataques a√©reos.

Por supuesto, este no es el primer ataque israel√≠ y no ser√° el √ļltimo. El a√Īo pasado, un misterioso incendio destruy√≥ otra secci√≥n de la instalaci√≥n de Natanz, utilizada para el montaje de las centrifugadoras, esta en la superficie. M√°s tarde, en noviembre de 2020, el f√≠sico Mohsen Fakhrizadeh Mahabadi, un alto funcionario que supervisaba el programa nuclear del pa√≠s, fue asesinado a plena luz del d√≠a cerca de Teher√°n. Ir√°n afirm√≥ primero que el ataque fue realizado por hombres armados y una bomba, pero luego las autoridades cambiaron su versi√≥n de lo que hab√≠a sucedido, diciendo que estaba involucrado un arma aut√≥noma israel√≠ operada por sat√©lite. Una estaci√≥n de televisi√≥n israel√≠ afirm√≥ que la agencia de inteligencia israel√≠, Mossad, hab√≠a introducido de contrabando poco a poco una bomba que pesaba 1.000 kg en Ir√°n para ensamblarla all√≠.

Independientemente de que versi√≥n sea verdadera, es evidente que alguien de las fuerzas de seguridad iran√≠es hab√≠a proporcionado al Mossad informaci√≥n detallada sobre el movimiento de Fakhrizadeh ese fat√≠dico viernes. El 12 de abril, la Rep√ļblica Isl√°mica afirmaba haber identificado a la persona responsable de interrumpir el flujo de energ√≠a a Natanz gracias a una operaci√≥n de sabotaje. Pero es dif√≠cil tomar en serio las afirmaciones de Ir√°n: claramente, alg√ļn sector del sistema de seguridad del pa√≠s, as√≠ como la industria nuclear, tiene infiltrados israel√≠es.

Mientras escribo, no ha habido ning√ļn comentario oficial israel√≠ sobre el √ļltimo ataque. Sin embargo, como se esperaba, funcionarios de inteligencia israel√≠es an√≥nimos lo calificaron como una operaci√≥n llevada a cabo por su pa√≠s. En el pasado, Israel se ha apoyado en ataques cibern√©ticos organizados por el Mossad, mientras que una estaci√≥n de televisi√≥n israel√≠ ha afirmado que el incendio fue resultado de una explosi√≥n de material enterrado (presumiblemente desechos nucleares) como parte de un plan a largo plazo. Seg√ļn Ha’aretz , “fuentes israel√≠es de alto nivel” y “fuentes de inteligencia” han estado utilizando los t√©rminos “escalada controlada” y “escalada gradual”, en los √ļltimos d√≠as. El ataque se produjo la ma√Īana en que el secretario de defensa estadounidense, Lloyd J. Austin III, estaba de visita en Israel.

Funcionarios israel√≠es an√≥nimos han descrito la operaci√≥n como clasificada, alegando haber asestado un duro golpe a la capacidad de Ir√°n para enriquecer uranio, lo que significa que podr√≠a tomar casi un a√Īo restaurar la producci√≥n en Natanz. El Ministerio de Relaciones Exteriores de Ir√°n inform√≥ al mundo que el pa√≠s se ha embarcado en un proceso de enriquecimiento nuclear de uranio al 60% (una bomba nuclear requiere un 90%) tras las sanciones impuestas por Donald Trump. Esto est√° muy por encima del nivel acordado en el acuerdo nuclear de 2015-16 con Ir√°n. [Pero el tiro le sali√≥ por la culata al r√©gimen sionista: el Organismo Internacional de Energ√≠a At√≥mica ha certificado que, pocos d√≠as despu√©s del atentado, Ir√°n ya estaba enriqueciendo al 60%].

Amigos

El objetivo israel√≠ es doble: provocar una respuesta militar iran√≠ que pueda utilizarse como excusa para una guerra total; y condicionar las conversaciones reiniciadas por la administraci√≥n Biden para restaurar el acuerdo nuclear.

En declaraciones a la televisi√≥n iran√≠, Javad Zarif, el ministro de Relaciones Exteriores de Ir√°n, dijo: ‚ÄúLos sionistas quieren vengarse por nuestro progreso en el camino para levantar las sanciones … han dicho p√ļblicamente que no lo permitir√°n. Pero nos vengaremos de los sionistas”.

No debemos olvidar que estas escaramuzas entre Ir√°n e Israel se han estado produciendo durante al menos dos a√Īos y medio. Varias docenas de petroleros iran√≠es [y otros tantos israel√≠es] han sido atacados “misteriosamente”, causando un da√Īo acumulado estimado de miles de millones de d√≥lares. Algunos dir√≠an que Israel ha logrado afectar seriamente los flujos navieros de Ir√°n.

El ataque m√°s reciente de este tipo tuvo lugar el 8 de abril, cuando un carguero iran√≠, que Israel afirm√≥ ser “una base para los paramilitares de la Guardia Revolucionaria”, anclado durante a√Īos en el Mar Rojo frente a Yemen, fue atacado. Javad Zarif, al confirmar el ataque al carguero MV Saviz, acus√≥ a Israel como posible culpable. El ataque se produjo cuando Ir√°n y las potencias mundiales se preparaban para las conversaciones en Viena sobre la posible reincorporaci√≥n de EEUU al acuerdo nuclear.

En los √ļltimos a√Īos, Israel ha invertido considerables medios de comunicaci√≥n y propaganda en las redes sociales contra la rep√ļblica isl√°mica, as√≠ como en ciberataques a las plantas nucleares y llevado a cabo asesinatos en suelo iran√≠. Mientras tanto, varios cantantes, actores y m√ļsicos mon√°rquicos exiliados iran√≠es han viajado a Israel y han sido exhibidos en los medios de habla persa financiados por Israel y Arabia Saud√≠ como “amigos de Israel”.

Ha habido decenas de ataques a barcos iran√≠es en el Mediterr√°neo y el Mar Rojo atribuidos a Israel. Algunos ten√≠an como objetivo lo que Israel afirma ser env√≠os de petr√≥leo de Ir√°n a Siria; en otros casos, Israel afirm√≥ que los barcos atacados eran parte de los planes de Ir√°n de suministrar como contrabando armas a sus aliados en Siria y L√≠bano.

Ir√°n tambi√©n ha tomado represalias. Hace dos semanas, un canal de televisi√≥n israel√≠ inform√≥ que un misil iran√≠ hab√≠a alcanzado un buque de carga de propiedad israel√≠ en el Mar Ar√°bigo, cuando se dirig√≠a desde Tanzania a la India. En febrero, un barco propiedad de una empresa israel√≠, MV Helios Ray, fue alcanzado por una explosi√≥n en el Golfo de Om√°n. En Israel se asumi√≥ que se trataba de una operaci√≥n iran√≠, pero Ir√°n neg√≥ su participaci√≥n y Saeed Khatibzadeh, el portavoz del Ministerio de Relaciones Exteriores en Teher√°n, declar√≥: “Rechazamos en√©rgicamente esta acusaci√≥n”.

Seg√ļn The New York Times, Israel inform√≥ a EEUU que estaba detr√°s de un ataque el mes pasado contra un barco iran√≠ en el Mediterr√°neo, alegando que fue en represalia por una operaci√≥n atribuida a Ir√°n contra dos barcos propiedad en parte de empresas israel√≠es. Seg√ļn Ha’aretz: ‚ÄúEn este sentido y en esta escala, los √ļltimos d√≠as no suponen una escalada cualitativa, sino una salida. Esta ya no es una guerra en la sombra o una campa√Īa “entre guerras”. Esto es la guerra”.

¬ŅQu√© podemos decir sobre los archienemigos involucrados en esta “guerra”, que ha culminado con el sabotaje de esta semana en Natanz?

El estado sionista sigue siendo ambiguo con respecto a su propio armamento nuclear, sin embargo, nadie en su sano juicio tiene ninguna duda de que Israel posee armas nucleares. Y sus medidas de seguridad con respecto a su propia planta no son tan buenas, por lo que si decide llevar a cabo ataques cibern√©ticos a las plantas nucleares de otros pa√≠ses, no puede descartar la posibilidad de que las plantas no se desintegren en un desastre completo, poniendo en peligro millones de vidas mucho m√°s all√° de las fronteras de Ir√°n.

Todo el mundo deber√≠a estar preocupado por este tipo de aventurerismo nuclear irresponsable, “al estilo terrorista”, por parte de Israel. ¬ŅQu√© pasar√≠a si el ataque hubiera salido mal y en lugar de un apag√≥n hubiera provocado un gran incendio? No olvidemos que las autoridades israel√≠es silenciaron el desastroso fracaso en la aplicaci√≥n de medidas de seguridad en la planta israel√≠ de Dimona hasta que fueron llevados ante los tribunales.

Seg√ļn el Dr. Dan Litai, ingeniero de seguridad radiol√≥gica de la planta, que testific√≥ en una audiencia judicial en 2011, ‚ÄúLos trabajadores del Centro de Investigaci√≥n Nuclear del Negev se sometieron a pruebas de exposici√≥n a la radiaci√≥n superficiales e inadecuadas‚ÄĚ. A√Īadi√≥ que los empleados deben ser considerados v√≠ctimas de accidentes laborales despu√©s de que se les diagnostic√≥ c√°ncer. Todo esto fue parte de una demanda por da√Īos presentada por 44 empleados en el reactor con sede en Dimona y el Centro de Investigaci√≥n Nuclear de Soreq a mediados de la d√©cada de 1990.

M√°s recientemente, seg√ļn The Times of Israel:

‚ÄúUn desastre en el reactor de Israel ser√≠a mucho menos catastr√≥fico que el colapso de Chernobyl en 1986, pero el n√ļcleo se ha mantenido en servicio mucho m√°s tiempo del previsto y, advierten los expertos, existen preocupaciones de seguridad relacionadas con Dimona, es decir, que su n√ļcleo est√° envejeciendo y no obstante contin√ļan utilizando la central, ya que es poco probable que Israel obtenga una nueva, y estos temas no se suelen discutir en p√ļblico debido a la naturaleza en gran parte clasificada de la instalaci√≥n, que produce material fisible para armas nucleares, seg√ļn informes de medios extranjeros. 1

Dado este historial de seguridad nuclear, es asombroso c√≥mo nadie en Occidente parece preocupado por el aventurerismo nuclear israel√≠ en Ir√°n. Cualquiera que sea la versi√≥n israel√≠ de los hechos que aceptemos, un pa√≠s que ni siquiera puede garantizar la seguridad de sus propios trabajadores nucleares es sin duda un riesgo para la regi√≥n.

Futuro

Seg√ļn un art√≠culo de opini√≥n de Ha’aretz , titulado ‚ÄúNetanyahu juega un juego peligroso con Ir√°n, y Biden podr√≠a ayudarlo pol√≠ticamente‚ÄĚ:

‚ÄúLa percepci√≥n del primer ministro israel√≠ es que crear una confrontaci√≥n con la administraci√≥n estadounidense le permitir√° promocionarse a s√≠ mismo como el √ļnico actor capaz de superarla … Benjamin Netanyahu est√° intensificando deliberada y peligrosamente una confrontaci√≥n continua de baja intensidad con Ir√°n, con dos objetivos entrelazados‚ÄĚ. 2

Se trata, en primer lugar, de utilizar su obsesi√≥n por Ir√°n para ayudarlo a formar el tipo de gobierno que no ha logrado crear en los √ļltimos a√Īos; y,

‚ÄúEn segundo lugar, un objetivo diplom√°tico: socavar, interrumpir y complicar las ya complejas negociaciones entre EEUU e Ir√°n en Viena. Esto casi inevitablemente conlleva fricciones y una posible ruptura con la administraci√≥n Biden‚ÄĚ.

El comentarista de Ha’aretz se√Īala que:

‚ÄúMientras Israel inflinja da√Īos a la infraestructura nuclear de Ir√°n, pero manteni√©ndose discreto y opaco al respecto, Ir√°n podr√≠a absorber el impacto como parte de una campa√Īa rec√≠proca de baja intensidad gobernada por reglas no escritas de escalada y conducta p√ļblica‚ÄĚ.

Lo que todo el mundo sigue olvidando es que, dejando de lado sus consignas constantes contra las potencias occidentales [que apoyan a los reg√≠menes de Israel y del Golfo, invaden Siria y atacan a Yemen], no fue la Rep√ļblica Isl√°mica la que rompi√≥ relaciones con Occidente. Lo que condujo a la situaci√≥n actual fue la retirada unilateral de EEUU por parte de Donald Trump del acuerdo nuclear con Ir√°n, combinada con los temores europeos a sanciones u otras penalizaciones si continuaban los acuerdos comerciales y econ√≥micos con Ir√°n. Pero Teher√°n sin duda tomar√° represalias con operaciones de venganza menores [mientras las de Israel tambi√©n contin√ļen siendo menores], como lo hizo este a√Īo en dos ocasiones cuando barcos de propiedad israel√≠ fueron atacados por drones y misiles.

Sin embargo, en esta etapa, es poco probable que Ir√°n utilice a sus aliados en el L√≠bano o Siria para un ataque en suelo israel√≠. Su prioridad es renovar el acuerdo nuclear con la administraci√≥n Biden y lograr que se levanten al menos algunas de las sanciones en su contra [aunque con el gran acuerdo logrado con China, esto cada vez tiene menos importancia].

Las acciones de Israel revelan una mayor preocupaci√≥n, en la medida que las conversaciones en Viena est√°n avanzando [e Ir√°n sigue siendo el pa√≠s m√°s potente de la regi√≥n]. Y en muchos sentidos son esas conversaciones las que determinar√°n el futuro de las actuales escaramuzas israel√≠-iran√≠es.

—-

Notas:

1. timesofisrael.com/israels-dimona-nuclear-reactor-isnt-chernobyl-but-does-have-vulnerabilities.

2. haaretz.com/israel-news/.premium.HIGHLIGHT-netanyahu-plays-dangerous-game-with-iran-and-biden-it-could-help-him-politically-1.9705657.

weeklyworker.co.uk. Traducción: Enrique García para sinpermiso. Extractado por La Haine




Fuente: Lahaine.org