August 15, 2022
De parte de Nodo50
204 puntos de vista

TIEMPOS DE GUERRA: DIARIO DE UNA ABUELA ASTURIANA

 Hace unos dias un amigo me enseñó el suplemento del año 2003
de uno de los diarios de mas tirada con este titular: “Tiempos de guerra.
Diario de una abuela en Bagdad. Y de subtítulo “Teresa ha encontrado sentido a
su vida en las bombardeadas calles de la capital iraquí. A sus 68  años esta profesora jubilada saca fuerzas de
noche para detallar en su diario el horror de la guerra. En Asturias   la esperan siete hijos, ocho nietos y una
biznieta”

La periodista continua con una frase expresiva de  MariaTeresa: “No
tengo miedo a la guerra porque tengo mi vida vivida. Ahora casi dos
semanas  desde el inicio de los
bombardeos con los que Estados Unidos y Gran Bretaña pretenden someter a la
antigua Mesopotamia, el temor había desaparecido por completo de la mirada de
esta brigadista española que formaba parte de un grupo de ocho compañeros que
se sumaron a la resistencia iraquí para demostrar así la solidaridad de los
españoles con una población castigada desde 
hace años por Washington”.

Hasta aquí copio literalmente la introducción que hace el
periódico El Mundo de el diario escrito por Teresa, donde describía el horror
de la invasión y de los bombardeos continuados a los barrios y centro de la
ciudad para producir terror al conjunto de la población. Copio a título de
muestra el diario del 25 de marzo del 2003

“Amanece nublado y fresco. Sonido de aviones sobre el cielo
de Bagdad, y la gente mirando hacia arriba. Salimos hacia Babilonia, como a
unos 30 Kilómetros (…)Topamos con un gran atasco. Al bajarnos del autobús,
vemos el entierro de las víctimas que un misil dejó en el barrio de Adimiya.
Dos casas destrozadas. Seis personas muertas, una de ellas un niño. Zapatos
entre los ladrillos, una máquina de coser hecha trizas, ropa, sangre,
desolación. Fue a la una de la tarde. Hombres, mujeres y niños,todos llorando,
caras serias. Nunca escondidos, todos en la calle, gritando indignados. Aparte
de los seis muertos, 27 heridos y casas de alrededor afectadas y con todos los
cristales rotos.

Visitamos el hospital Al Nouman, cercano a la zona
siniestrada Una preciosa niña, de unos siete años, con grandes ojos negros,
llena de gasas y con gotero, nos sonríe. Se llama Miel. Supongo que el resto de
su vida se preguntará por qué. Todo el petroleo del mundo no es suficiente para
pagar la vida de un ser humano”.

Teresa tiene ahora ochenta y ocho años, vive en Barcena de
Quirós, con un cáncer terminal y ha solicitado la eutanasia. Una vez más hace
de lo que resta de su vida una llamada publica, televisada,  por los derechos humanos, en este caso a una
muerte digna, en su casa y rodeada de los suyos,

 

En Asturias formaba parte de un Comité de solidaridad con el
mundo árabe. Fuimos en varias ocasiones a Irak 
primero portando ayuda sanitaria contra el embargo que afectaba a la
población mas debil, particularmente a los niños; luego fuimos como escudos
humanos contra los bombardeos. Antes de la guerra  logramos salvar a mas de cien niños de una
enfermedad cardiaca (tetralogía de falot), y de oftalmología, que fueron
operados en hospitales de Madrid y de Asturias, porque  no podían ser atendidos en Irak por falta de
productos sanitarios elementales (anestesia, gasas…) por el embargo
internacional al que fue sometido el pueblo irakí.

A Teresa le tocó participar en el grupo justo cuando
comenzaba la guerra. Los diarios que escribió, que son recogidos en el
suplemento citado, son estremecedores, y reflejan lo terrible de esa guerra
injusta, ilegal, que destrozo a la sociedad iraqui, y asentó como procedimiento
la invasión y destrucción en escalada de los paises de la zona, Afganistan,
Siria, Líbano, Libia, haciendo muy difícil recomponer unas relaciones
internacionales basadas en los principios del derecho internacional y en las
resoluciones de las Naciones Unidas.

Estos dias las informaciones sobre la invasión rusa de
Ucrania me recordaban la invasión de Irak, en este caso por el trio de las
Azores (recuérdese que asi se llamaba a la reunión de Bush, Blair y Aznar) que
contraviniendo la opinión de la inmensa mayoría de los ciudadanos (recuérdense
las enormes manifestaciones contra la guerra en los paises que gobernaban los
del trio); falsificando las causas (recuérdese lo de “las armas de destrucción
masiva,  que Irak no tenía) y con un rechazo
por las Naciones Unidas mayor que el de la actual invasión de Ucrania.

Seguro que Teresa, y mucha gente mas que rechazan la
invasión de Ucrania, son contrarios a que se vuelva a la guerra fria, templada,
con riesgo de guerra total.entre dos bloques igualmente dirigidos por intereses
de los grandes potentados del gas, petroleo, e producción de armas cada vez más
inicuas.

Teresa, tu vida ha sido un estímulo para todos los activos
por la paz y la justicia

 

 

 

 




Fuente: Causaarabeblog.blogspot.com