July 23, 2021
De parte de Lobo Suelto
1,684 puntos de vista

Deconstruir im├ígenes arquet├şpicas con la idea de pegar un salto entre ├ępocas y sexos, perturbar y multiplicar sentidos: esto se propone Rhea Volij con su danza. Reconocida int├ęrprete de butoh, este viernes 23 estrena La trampa del para├şso perdido en codirecci├│n con Patricio Su├írez, artista multidisciplinario tambi├ęn autor de la m├║sica del espect├ículo que interpretan Popi Cabrera, Malena Giaquinta y la misma Volij. Con vestuario de Silvia Zavaglia, iluminaci├│n de Mat├şas Send├│n y escenograf├şa de Sandra Iurcovich, la obra se presentar├í en Espacio Callej├│n, Humahuaca 3759, los viernes a las 21, hasta el 13 de agosto.

Seg├║n cuentan Volij y Su├írez en la entrevista con P├ígina/12, en los primeros meses de investigaci├│n ÔÇťsobre la posibilidad de diluir ciertas fronteras identitarias entre g├ęneros, pero tambi├ęn entre lo humano, lo animal y la m├íquinaÔÇŁ, surgi├│ la necesidad de referirse al mundo cyborg y al universo cyberpunk, influenciados tambi├ęn por la m├║sica del grupo alem├ín Neubauten que estaban usando en los ensayos. En cuanto a las lecturas que la dupla tom├│ a modo de gu├şa, destacan Calib├ín y la bruja de Silvia Federicci, El g├ęnero en disputa de Judith Butler, Simbolismo del cuerpo humano de Annick de Souzenelle y Manifiesto Cyborg, de Donna Haraway.

Si bien ambos artistas rechazan la idea m├ştica de para├şso perdido, luego de releer el libro del G├ęnesis pensaron en el mundo actual en relaci├│n a los primeros seres humanos que vivieron sobre la faz de una tierra hoy convertida en ÔÇťcampos desertificados por el monocultivo de soja transg├ęnica, tierras ├íridas regadas de bolsas pl├ísticas enredadas en los alambres de p├║a o flotando sin rumbo por el vientoÔÇŁ, seg├║n describen.

-┬┐C├│mo comenzaron este trabajo ?

Rhea Volij: -En la larga sucesi├│n de ensayos que tuvimos con Patricio, filmando mis improvisaciones, los disparadores iban desde Ad├ín en el Para├şso, pintado por el Bosco, a Amy Winehouse condenada a ser estrella pop. Esto m├ís toda una serie de im├ígenes en torno al car├ícter indecible de las fuerzas sexuales, las luchas en los propios cuerpos entre la coerci├│n y el goce. Todo ese mundo se vio expandido y enriquecido al integrar el universo creativo de Popi Cabrera y Malena Giaquinta.

-┬┐La expresi├│n ┬źpara├şso perdido┬╗ est├í utilizada en forma ir├│nica o hace alusi├│n a un universo que verdaderamente se hace extra├▒ar?

R. V.: -De ning├║n modo extra├▒amos alg├║n universo. Es una trampa sostener el mito de una p├ęrdida.

Patricio Su├írez: -No pensamos el para├şso de forma nost├ílgica, como una p├ęrdida o desde el mito de la ca├şda, sino que creemos que la idea de para├şso funciona justamente como cierre del presente hist├│rico, en el sentido que nos enclaustra en un esquema donde el sentido estar├şa siempre en un pasado revolucionario o en una teleolog├şa progresista, hacia el futuro de una tierra prometida augurada antes por la religi├│n, ahora por la ciencia.

-┬┐La obra habla acerca de los espejismos que entra├▒a un estado de cosas instituido?

R. V.: -Absolutamente. De hecho, la escenograf├şa podr├şan ser espejos/pantallas creando constantemente cuerpos ilusorios.

P. S.: -Por un lado, la obra indaga sobre la asfixia que produce la codificaci├│n casi total de la vida que el neoliberalismo actual pregona y expande. Intentamos atravesar con nuestros cuerpos esos problemas para poner en escena las contorsiones, transformaciones, dolor y risas que ese medio instituido nos produce, para poner el acento en la posibilidad de una autonom├şa no purista, sino compleja, contradictoria, promiscua.

-┬┐Cu├íl es el mundo representado en escena, poblado por esos tres seres a medio camino entre lo natural y lo cibern├ętico?

R. V.: -Estos cuerpos pujan por salir de su t├ęcnica de domesticaci├│n sin conseguirlo plenamente. Hay entonces un sesgo constante entre el terror y el humor.

P. S.: -La dramaturgia interna de la obra avanza a saltos por distintos universos. A nivel est├ętico, la obra intenta hibridar el mundo cyborg con la est├ętica cyberpunk y los m├írgenes de lo org├ínico y lo inorg├ínico, como tambi├ęn los m├írgenes normados de g├ęnero y sexualidad.

-Ustedes hablan de domesticaci├│nÔÇŽ

P. S.: -Domesticaci├│n racial, heteronormativa, libidinal, econ├│mica, pol├ştica, que una y otra vez nos dice qu├ę podemos ser y qu├ę no, y nos empuja a asumir una delegaci├│n de nuestro poder a otros: Estado, ciencia, redes, par├ímetros de ├ęxito o fracaso como sentido ├║ltimo de la voluntad de vivir. Creemos que los que sentimos incomodidad o imposibilidad de adecuaci├│n a estos par├ímetros, estamos obligados a dar un paso m├ís, siempre con otros, para ver qu├ę otras posibilidades de vivir juntos se nos abren.

* La trampa del para├şso perdido, Espacio Callej├│n (Humahuaca 3759), los viernes a las 21, hasta el 13 de agosto.




Fuente: Lobosuelto.com